Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Abrir a todos los datos de la Administración pública

Susana Corullón 29 de Abril de 2010 a las 09:54 h

ProBono público es una asociación que intenta impulsar desarrollos tecnológicos para hacer realidad en sueño de conseguir una Administración transparente. En palabras de Álvaro Ortiz, uno de sus integrantes: "Queremos que los datos generados con el dinero de todos sean accesibles, usables, reutilizables y remezclables".

Se trata de que los datos generados por la Administración sean realmente consultables, no sólo "accesibles legalmente" desde un tablón de anuncios.

 

La liberación de datos públicos es un proceso que comienza a darse en todo el mundo, como podemos ver en los proyectos  data.gov en EEUU o el de data.gov.uk en UK.

 

Con este fin los de ProBono han organizado el Desafío AbreDatos, que se celebró el 17 y 18 de Abril, un concurso de 48 horas, en el que los candidatos al premio tenían que presentar proyectos de servicios tecnológicos para el ciudadano, basados en el uso de datos públicos.

Hasta dentro de unas semanas no se conocerá el fallo del concurso, pero mientras tanto podemos seguir en la Web del Desafío los proyectos que se han presentado.

 

Entre ellos hemos elegido Los Presus.de , un sitio Web en el que se analizan los ingresos y gastos municipales de todos los municipios de España, basándose en sus presupuestos oficiales, obtenidos del Ministerio de Política Territorial.

 

  Abrir a todos los datos de la Administración pública

Hispana

Susana Corullón 25 de Junio de 2009 a las 10:17 h

Hace unas semanas, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde anunciaba el lanzamiento de Hispana. Se trata de una base de datos que permite el acceso a los más de 900.000 recursos contenidos en  las colecciones digitales de las distintas administraciones españolas, entre las que se encuentra el Archivo Institucional E-Prints Complutense. Sigue el protocolo de la Open Archive Iniciative, y pretende establecer una estrategia común entre administraciones, entidades privadas y el Ministerio de Cultura, para participar en Europeana, la gran base de datos de las colecciones digitales europeas.

Pueden localizarse los documentos mediante búsquedas sencillas o avanzadas, y también por el nombre de las instituciones y de los proyectos de digitalización. El resultado de las búsquedas conduce a fichas desde las que podemos acceder la base de datos en la que se encuentra el documento digitalizado.

  Hispana

Funcionarios

Susana Corullón 11 de Mayo de 2009 a las 11:38 h

Ya sé que últimamente no se oye hablar muy bien de ellos , pero a los antiguos chinos les encantaban los funcionarios.

Los numerosos dioses taoístas tenían cada uno un palacio con numerosas oficinas donde  dioses y funcionarios divinos trabajaban codo con codo. Sólo en el primer palacio celeste, el de la Tenuidad Púrpura había 55.555 miríadas de funcionarios. Si una miríada equivale a 10.000, produce vértigo imaginar la cantidad de funcionarios que trabajarían en cada uno de los palacios distribuidos en los 81 niveles de los cielos. Estos dioses no gobernaban el mundo propiamente, sólo eran los empleados de una inmensa administración. Su trabajo consistía nada más sólo en mover el engranaje de una maquinaria colosal que funcionaba sola. Las cosas iban bien por sí mismas, y si alguna vez ocurría una catástrofe la culpa era toda de los hombres, que son los únicos con la competencia de meter la pata.

 Semejantes a los divinos, también los funcionarios del mundo real tenían una importancia clave en la sociedad, aunque por supuesto, no eran tan numerosos. La sociedad china antigua se estructuraba alrededor de los señoríos, muy parecidos a las polis griegas, con unas creencias religiosas basadas en la estrecha solidaridad entre los súbditos y el señor, que actuaba como intermediario entre el pueblo y los asuntos divinos.

Con el tiempo los pequeños señoríos se fundieron en otros más grandes y estos en principados, para terminar uniéndose todos en un inmenso imperio. La sociedad se volvió más compleja y entre los patricios y los plebeyos surgió una nueva clase, la de los escribas, nobles en origen pero pobres.

 En un principio, la administración de los territorios se entregaba a familiares de los príncipes, pero los resultados no eran buenos y además siempre es un peligro alimentar la ambición de los parientes. Se empezó entonces a buscar empleados dóciles, fiables, dignos de confianza y que fueran capaces de redactar documentos administrativos en una lengua extremadamente difícil. En la China de los siglos XI al V a.d.C. cada palabra se escribía con un signo especial. Los antiguos diccionarios llegan a  recoger hasta 10.000 caracteres diferentes.

Los administradores funcionarios se reclutaban entre descendientes lejanos de los señores, ahora empobrecidos, demasiado humildes para aspirar a ocupar cargos en la corte y hacer sombra a los príncipes. A esta clase pertenecieron sabios de la talla de Confucio, Mencio, Xun Zi, Mozi o Zuang Zi.

Algunos de ellos, obligados a ocuparse de asuntos administrativos, teorizaron sobre las doctrinas del buen gobierno. Los que no conseguían hacer una carrera administrativa, como fue el caso de Confucio, fundaron escuelas para enseñar a las nuevas generaciones como convertirse en consejeros del soberano mediante el cultivo de las virtudes. Soñaban con una sociedad en la que los consejeros de los soberanos fueran elegidos por sus propios méritos. El rey tenía que elegir a sus ministros mediante la prueba de las nueve virtudes: Quien practica 3 es capaz de organizar su familia, 6 el estado y 9 el mundo en su totalidad. Y para hacernos una idea de lo que entendían por virtud. El carácter que representa la palabra significa algo así como "caminar con el corazón como si diez ojos te observaran".

Susana Corullón

  Funcionarios

El taoísmo y las religiones chinas / Henri Maspero ; prefacio de Max Kaltenmark ; tradución de Pilar González España y Rosa María López

Bases de datos de libre acceso difundidas por la Administración General del Estado

24 de Febrero de 2009 a las 11:27 h

El Grupo Publidoc-UCM, dedicado a la gestión de la información en el sector público, ha publicado un directorio de bases de datos de libre acceso en Internet de la Administración General del Estado.
Al margen de su valor documental, el objetivo de esta publicación es servir de base para la identificación de los activos de información públicos, que pueden ser reutilizados por los ciudadanos.
[Seguir leyendo] Bases de datos de libre acceso difundidas por la Administración General del Estado


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]