Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 27 de enero de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

De escribir libros a escribir guiones de cine

Esta semana he descubierto un nuevo mundo. Me refiero al de la escenografía de cine. Tengo un amigo productor de cine al cual he acompañado a cerrar algunos contratos con clientes. Al principio nada me pareció extraño, acordar contratar personal para armado de estructuras, personal de maquillaje, de vestuario, etc. Sin embargo, ya cuando terminaba la jornada llegamos a un lugar el cual me dijo que era un fabricante de escenografía para cine.

Cuando ingresé al lugar quedé alucinado de todo lo que tenían. Era un grupo grande de personas trabajando en detalles que escenarios que obviamente luego se verían se usarían en películas. Desde mi punto de vista es precisamente en esos talleres donde nace la verdadera magia del séptimo arte.

Mi amigo ingresó a las oficinas mientras yo quedé fuera, aproveche para mirar todo, absolutamente todo. Me pareció increíble el esmero que los artistas ponían en cada detalle. Sí, he dicho artista porque es la palabra que define a esa gente. No se puede hablar ni de operarios ni técnicos son personas muy cualificadas en sus tareas y realizan obras de arte.

Ya cuando mi amigo finalizó los trámites le consulte sobre el trabajo que realizan en aquel lugar. Me comentó que allí creaban todo tipo de escenografías, de lo más increíble hasta lo más común del mundo.

Muchos no lo saben o lo pasan por alto pero una buena ambientación de escenografías es fundamental para conseguir una inmersión total del espectador. Nuestro cerebro reacciona mucho a los estímulos visuales y cuando detecta algo “fuera de lugar” “extraño” enciende las alarmas e inmediatamente pasa a desconfiar o a perder interés en ello. Por eso, me dijo que a él le gustaba invertir una buena cantidad de dinero en este punto.

¿Por qué hablo de cine cuando me dedico a la literatura?

Los lectores de este blog saben que mi gran pasión es la escritura. Supongo que ya se estarán imaginando que estoy por dar el salto para ser creador de guiones para cine.

Fue mi amigo quien me solicitó que armase un guión. El me brindó los datos de la trama que tenía en mente y en base a ello comencé mi trabajo.

Debo confesar que esta actividad me ha consumido mucho tiempo. No tengo facilidad ni soltura para escribir este tipo de obras pero sí me interesa la actividad en sí misma. Por ello, decidí sacrificar días de ocio y quedar en casa intentando redactar algo bonito.

Luego de un par de meses, he demorado más de sesenta días, se lo presenté a mi amigo (el productor de cine independiente) y le ha conformado. Claro que solicitó cambios pero no fueron muchos.

Ahora estoy muy expectante porque me dijo que pronto se iniciará la grabación de las escenas. En realidad no es tan inminente porque estima que recién en febrero del próximo año tendrá todo listo para comenzar el proceso.

A quienes siguen este blog les comento que no he abandonado la escritura. De hecho, lanzaré un nuevo libro a mediados del próximo año y lo anunciaré aquí.

Género al que pertenece la obra: Guión
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias