Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 17 de abril de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Magia del Caos: Uso de las creencias como herramientas

A pesar de que la magia puede ser un mundo complejo y difícil de digerir para mucho, teóricamente, se define como un aglomerado de creencias, practicas, habilidades y técnicas del ilusionismo que son utilizadas para conseguir resultados sorprendentes y extraordinarios ante los ojos de los espectadores; exponiendo una conexión sobrenatural entre la raza humana y el mundo que lo rodea. Ahora bien, se pueden encontrar numerosas ramificaciones de la magia, las cuales pueden adaptarse, o no, a dicho concepto.

Un claro ejemplo de las magias no convencionales es la magia del caos, también conocida como caoísmo, magia del éxito o magia basada en resultados. Esta se basa en que no existen restricciones de poder para llevar a cabo la magia, puesto que cada practicante posee la potestad de establecer sus propias limitaciones dependiendo de su consciente y subconsciente. De esta manera, se encuentra en total libertad de crear rituales con practicas de diferentes métodos, para así, fundamentar sus propias invenciones o rituales específicos.

¿Cómo se originó la magia del caos y en qué se fundamenta?

Podemos encontrar que representa una de las ramas más novedosas e innovadoras de la magia, puesto que no será como la mayoría de las practicas tradicionales que se guiarán en seguir reglas establecidas para lograr un objetivo definido, si no que será una filosofía que incita a sus practicantes a que recurran a la experimentación, el descubrimiento, la creatividad, la invención y las creencias personales para no seguir reglas dogmáticas establecidas.

En cuanto a sus inicios encontramos que su aparición se data dentro de los años 70’s, específicamente entre 1970 y 1978, de mano de Ray Sherwin y Peter Carrolls en el condado de Yorkshire del Oste, en Inglaterra. Bajo la filosofía de estos ocultistas, fundamentada en sus creencias y experiencias, ambos decidieron darle paso a una nueva rama de la magia, el caoísmo, donde mezclaban técnicas de la magia Ceremonial occidental y del Neochamanismo.

Para establecer esta nueva magia como una práctica verdadera, se encargaron de fundar la sociedad llamada The Iluminates of Thanateros, mejor conocida por las siglas IOT. Dicha organización, que actualmente posee un reconocimiento internacional, se encarga de que sus practicantes se centren en la práctica grupal y liberal de la magia del caos.

Para establecer los fundamentos y principios básicos, en 1978, Peter Carrolls publicó un libro titulado Liber Null donde buscó profundizar, desarrollar e instituir este nuevo dogma, donde se refiere a la magia del caos como la magia en general o el arte de la magia. Tiempo más tarde, en 1981, se dispone a redactar Psychonaut, el cual se considera uno de los libros más importantes en dicha ramificación; en él, se refiera a la brujería individual como parte de las enseñanzas que expone el IOT.

La magia del caos se encuentra influenciada por diversos ocultista, ilusionistas artistas y filósofos, como es el caso de Aleister Crowley, Israel Regardie y Robert Anton Wilson, como también influyeron movimientos como el discordianismo y la contracultura que se presentaba en los años 60’s y 70’s.

No obstante, el más relevante de todos ellos fue Austin Osman Spare, que a pesar de que este gran filosofo de la magia falleció antes de que se instaurará el caoísmo como una rama oficial de la magia, el gran legado que dejó al ser un protestante ante las técnicas de magia tradicionales mientras que predicaba la utilización de la gnosis, sirvió de base para fundamentar la magia del caos; por esta razón, se considera el padre de esta rama de la magia.

Conoce las características generales de caoísmo

A pesar de que la magia del caos hace referencia a un dogma libre sin ningún tipo de limitaciones, como toda disciplina, establece reglas y normas (también llamados principios), para poder llevar a cabo su práctica de una forma correcta y fluida. Estos logran que se conforme una hechicería práctica y pertenezca a la clasificación de la magia:

  • No va a importar el método, técnica o práctica que se lleve a cabo para conseguir el objetivo determinado o propuesto. Dentro de esos posibles, se pueden incluir diferentes mundos como la magia, la ciencia ficción, la física cuántica y hasta la fantasía.
  • Cada cosa que se ponga en práctica debe llevar al practicante a un estado elevado de conciencia, es decir, la gnosis.
  • La creencia como herramienta en el caoísmo es utilizada como una fuerza mágica activa, puesto que es denominada como una habilidad subjetiva que va a variar de practicante en práctica, sin ser igual en dos personas. De esta manera, se denomina una parte una manera de enfatizar la flexibilidad de las opiniones.
Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias