Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 2 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Obras de: francisco Varela

¿Por qué la desinfección regular es de vital importancia para la salud de la oficina en esta situación?

Con la situación de pandemia y crisis global que estamos viviendo en la actualidad, la limpieza y desinfección de la oficina pasa a ser una prioridad absoluta en la transición a la desescalada y a que se vayan produciendo los cambios de fase para la vuelta a la vida normal y que todo vuelva a su orden. Los procedimientos de limpieza de la oficina son importantes por todo tipo de razones. No sólo aseguran que el espacio de la oficina se mantenga limpio y ordenado, sino que también aseguran que los trabajadores se mantengan saludables. Hay una clara correlación entre los lugares de trabajo limpios y el número de trabajadores que experimentan algún tipo de enfermedad. 

Una encuesta encontró que un enorme 98% de los trabajadores en espacios de oficina contraen enfermedades menores o más severas que son contagiosas. Un gran factor en esto es el nivel de limpieza en la oficina.

Si los procedimientos de limpieza no son tan efectivos como deberían ser, los trabajadores en ese espacio es probable que se enfermen más a menudo de lo que lo harían de otra manera. Las ausencias del trabajo le cuestan a nuestra economía enormes sumas de dinero cada año, y muchos de esos días de enfermedad son causados por trabajadores que se contagian infecciones entre ellos como resultado de la falta de limpieza.

Por ejemplo, si una superficie que no se limpia y desinfecta regularmente es probable que vea un aumento de las bacterias presentes en alrededor del 31% cada día.  Eso es un aumento significativo de bacterias que lleva a un aumento similar en el potencial de infección de otros trabajadores que tocan esas mismas superficies. 

Está claro que un fallo en la desinfección de las superficies de trabajo podría conducir potencialmente a más casos de enfermedad dentro de una fuerza de trabajo. Por eso vale la pena invertir en un servicio de limpieza y fumigación de alta calidad, porque al hacerlo se podría ahorrar mucho dinero al reducir los días de enfermedad cada año.

fumigacion-control-de-plagas

Mantener el lugar de trabajo limpio tiene grandes beneficios

La gente pasa mucho tiempo en el trabajo. Por lo tanto, no debería sorprender que el lugar de trabajo tenga bastantes gérmenes. Según un estudio de la Universidad de Lima  de 2019, los ratones de computadora del lugar de trabajo pueden contener hasta 1.676 gérmenes, los teclados pueden tener 3.295 gérmenes y los teléfonos pueden tener la sorprendente cantidad de 25.127 gérmenes por cada pulgada cuadrada. Los trabajadores, los empleadores y los servicios de limpieza comercial comparten la responsabilidad de mantener limpio el lugar de trabajo para que todos se mantengan más saludables.

 Las personas que utilizan el transporte público para ir y volver del trabajo deben utilizar toallitas antibacterianas para las manos o un desinfectante de manos después de su viaje diario. Los trabajadores deben lavarse las manos al llegar a la oficina, antes y después de comer y usar el baño, y después de las reuniones. Casi todo lo que los trabajadores contactan puede transmitir gérmenes, por lo que deberían utilizar toallitas desinfectantes o un spray o un limpiador de superficies para limpiar diariamente los elementos que se tocan comúnmente, incluidos el teléfono y el escritorio.

 Los empleadores pueden fomentar un lugar de trabajo limpio proporcionando aerosoles de limpieza, toallitas, desinfectantes y otros suministros. Deben colocarse carteles que alienten el lavado frecuente de las manos. Según una encuesta realizada en 2001, casi las tres cuartas partes de las instalaciones y oficinas de atención al cliente no colocaban carteles que recordaran a los empleados que debían lavarse las manos. Los gerentes de las oficinas pueden llevar las cosas un paso más allá enviando correos electrónicos periódicos que fomenten las prácticas higiénicas en el hogar y el trabajo para desalentar las enfermedades laborales.

Los limpiadores profesionales deben limpiar los pomos de las puertas de las oficinas, los baños, los comedores, las salas de conferencias y las zonas de entrada y salida. Después de vaciar los cubos de basura, deben ser tratados con un spray desinfectante. Las cocinas y los baños deben tener un amplio suministro de productos de limpieza de manos y superficies para que los trabajadores puedan limpiar y desinfectar estas áreas según sea necesario a lo largo del día. Esperar a que los trabajadores de limpieza lleguen cada noche da tiempo suficiente para que los gérmenes se propaguen por toda la oficina.

La limpieza regular de la oficina hace más que remover el polvo, la suciedad y los escombros. Se deshace de los gérmenes y otros contaminantes que pueden estar al acecho en las alfombras, en los pisos, en los muebles y en las superficies de trabajo. Los limpiadores profesionales están capacitados en técnicas de fumigación y sanitizan los baños, las cocinas y otros ambientes del lugar de trabajo que son caldo de cultivo común para los gérmenes.

Cuando todos trabajan juntos, la oficina se convierte en un lugar más saludable para todos los que entran. Los trabajadores y los visitantes tendrán menos probabilidades de contraer gérmenes, lo que ayudará a prevenir enfermedades. Las empresas de limpieza juegan un papel importante en esto porque sus trabajadores conocen los mejores métodos de lucha contra los gérmenes, que también dejan el lugar de trabajo brillantemente limpio.

  ¿Por qué la desinfección regular es de vital importancia para la salud de la oficina en esta situación?
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

El marketing turístico: “El futuro de las agencias de viaje”

El turismo y el marketing digital están en constante evolución y en la última década la forma de hacer turismo a cambiado completamente. Los smartphones, los vuelos de bajo coste y la creación de nuevas rutas aéreas con una mayor conexión han provocado un incremento de los viajes.

La mayoría de los turistas ya no utilizan las agencias de viajes para programar sus vacaciones, sino que se encargan ellos mismos en comprar sus vuelos y buscar sus hoteles por las diferentes plataformas online.

Son estos los motivos por los que todo empresa turística debe saber construir una buena estrategia de marketing turístico para conseguir captar clientes y crecer a medio plazo.

¿Qué es el Marketing Turístico?

El marketing turístico se encarga de vender y promocionar los servicios turísticos como alojamientos hoteleros, visitas guiadas y cruceros.

Además, intenta satisfacer de la mejor manera posible los intereses de sus clientes de una forma más personalizada. No se trata de vender un paquete de vuelo, hotel y alojamientos, sino de que tengan una experiencia única donde puedan sentir, elegir y divertirse.

La tendencia es el turismo de experiencias, donde el cliente comienza el viaje antes de llegar al destino conociendo detalles sobre lo que va a descubrir incluso antes de hacer las maletas.

¿Cómo realizar una estrategia de marketing digital triunfadora?

Para crear estrategias eficaz en el área turístico, es muy importante conocer las tendencias del mercado. Estas dependen de los deseos y necesidades del cliente, que serán muy diferentes según el destino en el que nos especialicemos.

Por ejemplo, en un destino cultural los turistas buscarán visitas guiadas, entradas al museo y alojamientos cerca del centro histórico.

Mientras que en un destino de sol y playa, estarán más interesados en actividades o deportes acuáticos. Como por ejemplo un paseo en barco, utilizar un kayak o realizar submarinismo.

Es importante conocer el presupuesto y tipo de turista que va a cada destino para comprender mejor qué es lo que debemos ofrecer.

Casi todas las ciudades turísticas cuentan con un observatorio turístico donde hacen encuestas a los turistas sobre sus intereses, presupuesto y necesidades en sus vacaciones. Estas encuestas suelen estar disponibles de forma online y se suelen realizar cada año.

También existen diferentes claves que nos pueden ayudar a potenciar nuestra marca y que sea más conocida, vamos a especificar algunas de las más importantes.

      VÍDEO MARKETING

Se ha convertido en una de las herramientas más importantes para promocionar un destino y marcar turística. El auge de youtube está provocando que cada vez más gente quiera ver videos sobre el destino que desea visitar.

Por ejemplo Málaga Adventures, realiza visitas guiadas y free tours en Málaga. y realiza este tipo de contenido de marketing. Aquí un ejemplo:

https://www.youtube.com/watch?v=ndxMb3tmmqA

es una simple foto, sino un video en el que van recorriendo la ciudad y se puede comprobar que la gente disfruta realizando la visita y los diferentes sitios que van a ver durante el tour.

Este tipo de video acerca mucho al cliente con la marca, provocando mucha mayor confianza a las otras empresas más tradicionales que solo detallan un producto en 4 párrafos y tienen dos fotos panorámicas.

Estos videos la mejor forma de que consigan difusión es a través de la página web y las redes sociales.

      MARKETING MÓVIL

El crecimiento del uso de los smartphones es imparable, es por ellos que cada día las estrategias de marketing están más enfocadas hacia los móviles y en el turismo no es algo diferente.

En los últimos estudios todos llegan a la conclusión que más del 70% de las reservas que hacen los turistas son realizadas a través de los móviles.

Es por ello que cada vez más empresas facilitan el pago desde el móvil, con algunas plataformas como PayPal cada vez resulta más fácil pagar cualquier viaje o actividad turística.

También es muy importante la geolocalización, ya que cada vez más turistas buscan información sobre qué hacer en ese destino una vez que se encuentran en él.

      REDES SOCIALES

Hoy en día, es inconcebible una marca medianamente importante sin redes sociales. Es por ello que son un punto esencial en nuestra estrategia de marketing, además ayudará a mostrar los productos que se venden directamente al cliente.

Otro punto importante, es que no solo vale con estar en las redes sociales. sino que hace falta contar con unos objetivos y estrategia bien definida porque sino las redes sociales solo serán un pozo sin fondo donde perder dinero y tiempo, que incluso podría causar una imagen negativa para los usuarios.

Crear campañas de publicidad en las redes sociales puede ser una manera económica y muy útil para captar nuevos clientes o personas que entraron a nuestra web pero no llegaron a comprar.

Por ejemplo, con Facebook Ads, puedes crear una campaña de remarketing de un vídeo promocional de las mejores playas de ese destino para tratar de convencerlo a que haga la compra.

En resumen, las redes sociales ayudan a ampliar nuestro mercado y llevan tráfico a nuestra web.

       REALIDAD VIRTUAL

Muchas empresas turísticas han comenzado a utilizar la realidad virtual y aumentada para que sus clientes puedan vivir experiencias casi reales.

De esta manera, monumentos como Medina Azahara o en el Coliseo podrás descubrir cómo llegaron a ser en su época.

Otra utilización de la realidad virtual es para ver como son los hoteles o destinos a los que el turista irá en su viaje, para que pueda verlos y generar las emociones de cómo será su experiencia en ellos.

En resumen, el marketing turístico está cambiado rápidamente y todos los que se dedican a este sector tienen que estar en constante formación para estar a la vanguardia y poder posicionarse por encima de su competencia o no quedarse atrás.

La utilización de móviles, del video marketing, la realidad virtual y las redes sociales serán sin ninguna duda algunos de los puntos más importantes a la hora de desarrollar una estrategia de marketing efectiva.

  El marketing turístico: “El futuro de las agencias de viaje”
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Murió el cantante Sergio denis

Sergio Denis murió en la mañana de este viernes 15 de mayo en la clínica de rehabilitación Alcla, a los 71 años. El 11 de marzo de 2019 había sufrido un grave accidente en medio de un show en el Teatro Mercedes Sosa, de Tucumán, del cual nunca pudo recuperarse, hasta que llegó este desenlace que su hijo, Federico Hoffmann, terminó confirmando. “Hasta siempre viejo. Gracias por tanto. Todos los que te queremos de verdad”, escribió en las redes sociales.

El pasado 11 de marzo se cumplió un año de la terrible caída de Sergio Denis (70) en el Teatro Mercedes Sosa de Tucumán y su salud seguía complicada. Los médicos no dudaban en su diagnóstico: “Su condición neurológica no presenta cambios significativos”.

Aquella trágica noche, el artista se mostraba vital y muy agradecido por el cariño de sus fanáticas que lo vitoreaban en cada palabra que emitía. Su agenda estaba completa. Tenía previstos otros conciertos en el resto del país, pero nunca llegó.

Tras haber cosechado una importante carrera musical durante casi cinco décadas, el artista volvió a enfrentar a la muerte al sufrir una fuerte caída en el teatro Mercedes Sosa en Tucumán. Pero esta vez no pudo darle batalla y falleció a los 71 años. A pesar de su ausencia, será recordado por siempre a través de su música.

  Murió el cantante Sergio denis
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Las 5 cuestiones que debes preguntarte si quieres cambiar de trabajo

¿Estás pensando cambiar de trabajo? Si has empezado a planteártelo porque, tras la incertidumbre que se ha iniciado con la crisis desatada por el Coronavirus, tienes muchas dudas, has cambiado de objetivo profesional, has pensado en nuevos retos, tienes la posibilidad de comenzar en otro lugar porque otra empresa te ofrece nuevos objetivos, nuevos planteamientos y nuevas perspectivas, más ilusionantes que las que hasta ahora has tenido en tu actual trabajo, a continuación te ayudaremos a realizar este cambio con garantías haciéndote las preguntas más importantes para tomar la mejor decisión.

 

Para empezar, tienes que saber hacerte las preguntas adecuadas. Por ejemplo, ¿cuál es tu objetivo profesional que te empuja a querer cambiar de trabajo? O también, ¿por qué quieres cambiar de trabajo? ¿Es una idea repentina? ¿Llevas tiempo haciéndotela? ¿Tienes salidas laborales previstas? ¿Tienes una oferta de otra empresa? ¿Qué te ofrece la nueva empresa? Y sobre todo, ¿qué consecuencias tiene el cambio de trabajo en tu vida? ¿Vale la pena el cambio?

Si tras todas estas preguntas, tienes respuestas satisfactorias a gran parte de ellas, es probable que estés en el camino acertado para cambiar de trabajo. Sobre todo porque es natural que se den situaciones que nos hagan valorar un cambio laboral porque queremos que repercuta en nuestra vida personal. Buscamos ser más felices y que el trabajo no sea una carga difícil de sobrellevar. Es importante, sin duda, que el trabajo, dentro de lo posible, sea agradable y, en caso contrario, querer mejorarlo para mejorar nuestras expectativas y nuestra ilusión.

La incertidumbre de los cambios provocan, en muchas ocasiones, que aparezca el miedo y el miedo nos impide pensar. Piensa que las emociones nos impiden ser objetivos y, con ello, saber valorar todos los aspectos relevantes que pueden darse cuando tenemos ante nosotros una oportunidad laboral que nos puede ayudar a mejorar nuestro día a día.

 

1ª Pregunta: ¿Cuál es tu objetivo?

En primer lugar, debes plantearte cuáles son los objetivos profesionales que quieres conseguir. Para saber si es buena idea o no cambiar de trabajo preguntándote cuál es tu objetivo laboral y profesional. ¿Lo tienes? ¿Llevas tiempo trabajando en ello? ¿Crees que tu actual trabajo es un tapón que te impide progresar?

Las preguntas pertinentes que te pueden ayudar a saber cuáles son los objetivos son: ¿quieres cambiar de sector profesional? ¿Quieres dejar de trabajar para otros? ¿Quieres ser jefe de algún departamento? ¿Buscas mejorar tu sueldo? Define tus objetivos y, en base a ello, busca alrededor de las respuestas que tú mismo quieres conseguir. Por ejemplo, pregúntate en qué punto estás, si el trabajo actual cumple con alguno de estos objetivos que te estás marcando y si te ayudaría a conseguirlo. A lo mejor la empresa nueva tampoco entra dentro de estos objetivos, pero puede que sí te ayude a acercarte más a ellos que la actual, por lo que puede que, al fin y al cabo, sea una buena idea el cambio.

 

2ª Pregunta: ¿Por qué cambiar?

Una vez lo hagas, estás en disposición de responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué cambiar? Cambias porque no te satisface, porque quieres nuevos retos, nuevas responsabilidades, nuevas condiciones laborales o dejar atrás unas carencias que no te satisfacen suficientemente?

Por ello, una buena idea es analizar, preguntar y descubrir si en tu actual compañía ofrecen esos cambios y esos nuevos retos que persigues y que, sin saberlo, tienes muy cerquita. Muchas veces, el desconocimiento te puede llevar a querer cambiar cuando la solución está al lado, en la empresa donde estás trabajando. Descubrirlo, en muchos casos, supone una satisfacción suficiente como para no querer cambiar de trabajo porque, entre otras cosas, no tienes que exponerte a los cambios y la incertidumbre de una empresa y unos compañeros de trabajo desconocidos.

Dirígete al departamento de recursos humanos y plantéales tus disposiciones, tus retos y tus preguntas. Háblales de lo que te gustaría conseguir y hazlo de forma honesta y con respeto. Probablemente sea una buena idea que te informes antes de las disposiciones legales, de cómo está organizada la empresa, para saber qué puedes ofrecerles y conocer mejor sus propios objetivos de empresa.

Si lo que quieres, simplemente, es que te mejoren las condiciones laborales, también es una buena idea que te asesores profesionalmente. Es posible que te encuentres en una situación mejorable y tampoco lo sepas. Un abogado te ayudará en muchas más cosas que un simple problema en el trabajo, como puede ser un despido improcedente, puedes encontrar en uno en buscador de abogados.  Te puede ayudar a resolver multitud de dudas, cuestiones técnicas que no sabes o como prevención (despidos, acoso laboral, modificaciones de las condiciones de trabajo, reducciones de jornada laboral, etc.).  Piensa que un profesional te puede aportar mucha información clave para saber tomar la mejor decisión. Del mismo modo, te puede ayudar a conseguir tus objetivos legalmente, por lo que es posible que un abogado te ayude con el actual trabajo o para cuando tengas que valorar las condiciones del nuevo.

Existen multitud de puntos que tienen que estar claros antes de firmar un nuevo contrato, en caso de mantenerte en la empresa y negociar otro mejor. Hablo del calendario laboral, de los descansos, de los turnos de trabajo, de las rotaciones o de las vacaciones anuales y las horas extraordinarias. Infórmate bien de todo ello y asesórate si hace falta, con profesionales o buscando bien toda la información antes de firmar o tomar una decisión. Estos pequeños epígrafes marcan la diferencia y pueden hacer que el nuevo trabajo o el nuevo contrato no sea tan jugoso ni tan bueno como pensabas.

 

3ª Pregunta: ¿Qué te ofrecen?

Por todo ello, es importante que si quieres cambiar de trabajo te informes bien de lo que te ofrece la nueva empresa. ¿Se ajusta a tus necesidades? ¿Es lo que buscas? ¿El horario, el sueldo y la cantidad de horas que te plantean te interesan más que las que haces ahora? ¿Cumple con tus expectativas? ¿Se adecua a tus capacidades y a tus necesidades las nuevas funciones que te ofrecen? Y algo también muy importante, ¿los compañeros con los que te vas a ver día a día son de tu agrado? ¿Tienen que ver contigo, con tu forma de plantearte el trabajo, con tu forma de plantearte tu oficio? Puede parecer una tontería, pero ellos formarán parte de una gran cantidad de horas diarias que pueden hacer del nuevo trabajo algo bueno y agradable de realizar o lo contrario.

Antes de plantearte un cambio, asegúrate si en tu compañía pueden ofrecerte el cambio que estás buscando. Un nuevo salario u horario, un cambio de departamento o asumir nuevas funciones, entre otros. Muchas veces, el desconocimiento por parte de la empresa de tus inquietudes puede conllevar a la no satisfacción del trabajador. Ahora será el momento para hablar con el departamento de recursos humanos. Plantéale los cambios que te gustaría obtener. Eso sí, siempre con respeto, honestidad y confidencialidad.

Todo ello tienes que saber resolverlo antes de tomar la decisión, de la misma manera que ellos también lo hacen cuando realizan la entrevista laboral. Aprovecha esta oportunidad y haz también tú todas las preguntas que puedas. Haz las que te ayuden a resolver este tipo de dudas, no sólo porque te lo hayan recomendado para “quedar bien” con la empresa, es importante para ti porque tienes que tomar una decisión que se ajuste a tus expectativas. Pregunta sobre la distribución de las secciones, de las responsabilidades, cómo son los espacios de trabajo, cómo son los compañeros, qué objetivos tienen y qué esperan de ti. No tengas miedo, nunca sean prudente a la hora de preguntar, pásate antes de quedarte corto.

Hoy en día, además, se puede conseguir mucha información por internet. Por ejemplo, a través de las redes sociales como LinkedIn se puede conocer mucho acerca de la empresa donde vas a trabajar, así como de sus trabajadores. Échale un vistazo, mira quién trabaja y mira la experiencia que tienen. Pregúntales, su opinión es tan valiosa como la que puedas llevarte tú mismo de la entrevista laboral.

Por todo ello, prepárate para realizar una buena entrevista laboral. Prepara también toda la información que necesitas. Es bueno que lleves un currículo claro, conciso y que esté orientado a la nueva empresa. No pongas toda la información sobre toda tu vida laboral. Sé específico y dirígete a ellos. Dales la información que necesitan. Que la vean de un tirón, sin tener que pasar páginas buscando lo que quieren saber. Que todo esté en una página, en una cara a poder ser. Si tienes que preparar tu vida laboral, piensa que son trámites que se realizan por internet y que no demoran más de 5 minutos. Coge toda la documentación, júntala en una carpetita y lleva todo en ella: currículo, vida laboral, fotografías y una libreta con un bolígrafo para apuntarte todo lo que veas que es importante. Si te ven aplicado y preocupado por los detalles, sumarás puntos y, probablemente, el puesto de trabajo que tanto ansías.

 

4ª Pregunta: ¿Qué cambiará?

Una vez tengas estas dudas resueltas, piensa en las consecuencias que tiene cambiar de trabajo. Es una tarea que no es sencilla. Pensar en todo lo que conlleva un cambio de este tipo no es fácil. Es una decisión que no se puede tomar de un día para otro, como aquel que dice. Conseguir una rutina laboral es difícil y es agradecido. Saber que, cuando llegas al trabajo, no tienes la incertidumbre ni las dudas sobre dónde tienes que ir para conseguir tal cosa, a quién tienes que consultarle tal otra, cómo se hace esto, como se hace lo otro. Se agradece mucho la experiencia de llevar un tiempo y conocer las especificidades y secretos de cada empresa. Ayuda a trabajar más rápido y más eficiente.

Por lo tanto, si quieres cambiar de trabajo, piensa que todo esto va a cambiar. No sólo tus compañeros, tus rutinas, tus responsabilidades y las formas de hacer las cosas. Existen muchos riesgos que uno no espera cuando hay cambios. La estabilidad se tambalea y lo que en principio era una oportunidad laboral puede convertirse en una pesadilla. Por eso es muy importante que valores los pros y los contras del cambio. Intenta reflexionar a fondo sobre todo lo que significa cambiar de trabajo, tanto positivamente como negativamente.

 

5ª Pregunta: ¿Vale la pena?

Y para finalizar, si has hecho todo este camino, podrás responderte mucho mejor a la pregunta de si vale la pena cambiar de trabajo o no. Si el balance final es que, aún así, es mejor cambiar, sin duda, hazlo. Si has considerado que tus objetivos laborales están en otro lugar porque el actual no cumple con lo que buscas, cambia de trabajo. Si crees que las oportunidades son mayores y más potenciales en otro lugar, toma la decisión. Analiza aquello que tiene que ver con tu felicidad, es decir, de lo que te llena, al margen del tiempo que lleves en el actual trabajo o de las personas que dejes atrás. Ellos pueden ayudarte a mejorar tu día a día, pero tu vida profesional no puede verse anclada a uno o unos compañeros de trabajo. Las relaciones laborales pueden seguir en forma de relaciones de amistad, sin tener que eclosionar con tus objetivos vitales.

 

Conclusión

En definitiva, analiza todos los aspectos relevantes, anótalos en una hoja, repásalos, piénsalos y valóralos las veces que sean necesarias. Y, si decides cambiar de trabajo, comunica esta decisión con antelación. Colabora con la empresa para que puedan resolver tu situación de la forma menos traumática posible. Del mismo modo que es bueno entrar con buen pie en una empresa, debes cuidar cómo sales de ella. Uno nunca sabe dónde y cómo estará en un tiempo. Además, el respeto y el buen hacer deben ir siempre contigo, para que nadie pueda nunca decir de ti nada negativo que te pueda perjudicar en tu carrera profesional. Por ello, es posible que tengas que poner de tu parte y formar al trabajador que te supla. Sé agradecido y valora todo lo que has aprendido antes de adentrarte en nuevos retos y nuevas oportunidades laborales.

 

 

[Poner comentario] Las 5 cuestiones que debes preguntarte si quieres cambiar de trabajo
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Mediación Familiar. Cómo resolver conflictos organizando las tareas del hogar

La mediación es un camino alternativo a la tradicional vía judicial. Tiene multitud de ventajas que los ciudadanos deberían conocer porque, entre otras cosas, permite resolver conflictos, en este caso familiares, que un proceso judicial nunca abordaría.

Tenemos a nuestro alcance la posibilidad de solicitar una mediación familiar ante casi cualquier circunstancia, situación difícil o problema cotidiano. Además, no sólo a nivel familiar, puede ayudarte en problemas vecinales, en una asociación, en las relaciones económicas derivadas del trabajo, en un centro educativo, etc.

Una alternativa a los procesos judiciales

Al ser una alternativa voluntaria a la vía judicial, las partes se comprometen a llegar a un acuerdo que beneficie no sólo a una de las partes, por lo que la comunicación y el acuerdo son claves para el éxito del proceso mediador. Si consultas con un abogado especialista en resolución de conflictos a través de la figura de un mediador, éste te asesorará sobre este tipo de procesos alternativos y te explicará que tienen la misma validez que un proceso judicial.

La figura del mediador, en este caso, sólo aparece como aglutinador de propuestas, actuando de forma neutral, imparcial y facilitando el diálogo para que los acuerdos sean duraderos, sólidos y ventajosos de forma global.

En una situación familiar de estrés, problemas derivados de la cotidianeidad, una separación, un divorcio o, simplemente, diferencias que aparecen en el día a día, una mediación es una herramienta para resolver los conflictos que puede ayudarte a, no sólo resolver los problemas, sino a organizar un plan de actuación integral que mejoraría aspectos tan interesantes como tu economía familiar.

Ejercicios para resolver problemas presentes y futuros

Vemos algunos ejemplos de por qué una mediación familiar puede ayudarte a ahorrarte quebraderos de cabeza y mucho dinero.

Las tareas del hogar en muchas familias es un foco de problemas, disputas y despilfarro. La mediación nos puede ayudar a identificar dónde están los problemas a través del diálogo y la comunicación. Por lo tanto, la mediación dispone a las partes para que se expresen de forma directa y dirigida hacia la comunicación de las emociones. Se trata de expresar lo que sentimos con respecto a los conflictos, poniendo palabras a nuestras emociones.

Por ejemplo, un ejercicio para resolver y comunicar las emociones que hay detrás de un conflicto familiar es el de crear un listado de emociones. Cada una de las partes define y comunica alguna de las emociones que siente respecto al problema principal. Luego las explica y se apuntan todas las claves. Por ejemplo, emociones como la ansiedad, la desconfianza, el odio, la envidia o la impaciencia, pueden ser focos de problemas emocionales familiares que deriven en otros como la preocupación, la frustración, el aburrimiento o el rencor.

Si somos capaces de expresar por qué sentimos angustia, indiferencia, culpa o resignación ante problemas cotidianos, es posible que nuestra pareja y nuestros hijos nos ayuden a reconducirlos hacia la felicidad, la satisfacción y la paciencia.

Además, la mediación es muy útil para resolver y organizar un planning de tareas en casa que nos puede ayudar a, no sólo resolver problemas del presente, también para ahorrarte problemas en el futuro.

Las tareas del hogar suelen ser una de las fuentes de mayor conflicto familiar. A diario, las parejas tienen que realizar tareas que no son del agrado de ninguno y, por lo tanto, se convierten en un foco de problemas.

La mediación puede ayudarte a organizar ese planning y convertirse en una herramienta útil para resolver y organizar tu día a día con satisfacción y, de paso, ahorrándote problemas y dinero.

Elabora una lista con todas las tareas que se suelen hacer en tu hogar. Apunta las más frecuentes y, también, las menos frecuentes. Desde las más fáciles y sencillas, como tirar la basura, a las más complejas y difíciles, como la organización de los periodos vacacionales, planes de ahorro económico a llevar a cabo o el arreglo de desperfectos que requieren contratar profesionales.

Muchas familias descuidan la parte del ahorro familiar. Organizar las tareas también supone organizar los gastos y plantear ideas que puedan suponer ahorros familiares. Por ejemplo, busca formas de ahorro. Existen multitud de propuestas y descuentos para familias de todo tipo. Un ejemplo son los planes que el Gobierno diseña para familias vulnerables. Si investigas un poco, podrás descubrir que podrías ahorrarle a tu familia una parte importante de, por ejemplo, tus gastos energéticos. Si tienes una familia que cumple con las especificaciones, los planes de ahorro familiar del Bono Social pueden suponer el ahorro de entre el 25 y el 40% de las facturas de luz y gas. Son ahorros que pueden ayudarte a conseguir un alivio económico importante y, con ello, un ahorro de problemas familiares significativo. Es una tarea que puede parecer compleja, pero existen multitud de iniciativas orientadas a la familia que te pueden ayudar a resolver problemas tanto económicos como familiares.

Especifica cuántas veces hay que realizar cada una de las tareas que diariamente han de resolverse. Dos veces por semana, mensuales, semanales o anuales. Hay muchas que requieren un cuidado más constante, mientras que otras como el de la contratación de profesionales, sólo requiera una vez anual.

Reparte las tareas. Es quizá una de las partes más delicadas porque normalmente las tareas recaen siempre en los mismos, convirtiéndose en un foco de frustración para el que las lleva a la práctica. Lo habitual es que se distribuyan en función de lo que cada uno hace mejor. Sin embargo, no siempre es tan fácil. Por ello, una de las soluciones que se pueden llevar a cabo es el sorteo.

También es importante especificar qué pasa si no se cumple. Es decir, las sanciones que hay detrás de la no realización de una tarea que se ha acordado realizar. Todo esto tiene que estar apuntado en una hoja donde que, de una forma clara y responsable, se tiene que cumplir.

  Mediación Familiar. Cómo resolver conflictos organizando las tareas del hogar
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

5 Trucos para conseguir entrevista de trabajo

Para optar por un cargo o puesto de trabajo primero que nada debéis enviar un buen curriculum que sea competente y presentable, para luego clasificar y que os llamen a una entrevista. Y para ello nada mejor que poder descargar plantilla curriculum vitae gratis

plantilla curriculum

Ya después de obtener una entrevista de trabajo tienes que enfocarte en varios aspectos para que esta sea exitosa y consigas que el cargo te lo den a ti. Aquí dejaré unos trucos para que vuestra entrevista sea la mejor:

 

1-Prepárate para el día de la entrevista Debes tener en cuenta que antes de que te presentes en la entrevista, la empresa para la que estás optando el cargo ha visto tu curriculum, tu presencia en redes sociales o quizás también hayan buscado información con amistades cercanas. Tienes que asegurarte de que vuestro aspecto sea profesional, tanto en lo digital como en lo personal, ya que eso será lo que vais a transmitir al empleador. Prepara las preguntas que quieras hacer en la entrevista, evitando de que sean preguntas que puedes conseguir en la página de la empresa.

2-Conoce sus temas ganadores Como estarás en la parte de venderte a ti mismo, debes saber los temas que te harán ganar en la entrevista, es decir, los temas a la que la empresa se enfoca. Si es una empresa de venta de productos, de atención al cliente o trabajo en oficina. Siempre que el empleador te haga una pregunta y tus respuestas te lleven de nuevo a uno de sus temas ganadores estarás ganando puntos para el cargo. Se darán cuenta que estás enfocado y concentrado en el tema, además de que demostrarás seguridad.

3- Prepárate bien para la prueba Algunas empresas en su proceso de reclutamiento colocan una prueba práctica para los candidatos, y así se les hará más fácil elegir al que tenga mejores aptitudes para el cargo ofertado. Debes prepararte para la prueba práctica, mostrar tus mejores habilidades en la misma, ser proactivo, creativo y participativo. Esto hará que marques la diferencia ante los demás candidatos, ya que estas pruebas se llevan a cabo en aquellas empresas con un alto volumen de reclutamiento.

4- Siempre con honestidad Normalmente una de las preguntas más comunes en la entrevista de trabajo es: "¿Cuál es tu debilidad?". Al responder debes hacerlo con honestidad diciendo en lo que eres menos apto, pero al mismo tiempo diciendo una posible solución para mejorarlo. Esto demostrará que eres capaz de mejorar tus detalles negativos para así ayudar a la empresa a crecer en el cumplimiento de sus objetivos.

 

5- Saber escuchar las señales del entrevistador Debéis escuchar con atención lo que el empleador de dice, si habla de un tema en específico o si habla sobre los objetivos de la empresa, lo que debes hacer es concentrarte en seguir con el tema reforzándolo con tus habilidades. Añadiendo lo que hayas hecho en vuestro trabajo anterior o mencionando alguna anécdota que os ayude a seguir con el tema sin cortarlo o quedándote callado. Si entre tú y el empleador existe una diferencia de edad es más importante que estés muy atento, debido a que si te quedas callado sin opinar demostrarás que estáis nervioso o que el empleador os tiene intimidado porque te dé miedo responder algo que parezca fuera de lugar. Es importante que en la entrevista seas tú mismo, demostréis seguridad y de reflejarlo desde el momento en que llegas a la entrevista, hasta que firmamos los documentos para que el cargo sea tuyo. Las entrevistas de trabajo al principio suelen ser tensas. Después de que te concentres y te sumerjas en el tema verás que todo irá fluyendo como una conversación rutinaria en un tono más formal.

  5 Trucos para conseguir entrevista de trabajo
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias