Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Mediación Familiar. Cómo resolver conflictos organizando las tareas del hogar

La mediación es un camino alternativo a la tradicional vía judicial. Tiene multitud de ventajas que los ciudadanos deberían conocer porque, entre otras cosas, permite resolver conflictos, en este caso familiares, que un proceso judicial nunca abordaría.

Tenemos a nuestro alcance la posibilidad de solicitar una mediación familiar ante casi cualquier circunstancia, situación difícil o problema cotidiano. Además, no sólo a nivel familiar, puede ayudarte en problemas vecinales, en una asociación, en las relaciones económicas derivadas del trabajo, en un centro educativo, etc.

Una alternativa a los procesos judiciales

Al ser una alternativa voluntaria a la vía judicial, las partes se comprometen a llegar a un acuerdo que beneficie no sólo a una de las partes, por lo que la comunicación y el acuerdo son claves para el éxito del proceso mediador. Si consultas con un abogado especialista en resolución de conflictos a través de la figura de un mediador, éste te asesorará sobre este tipo de procesos alternativos y te explicará que tienen la misma validez que un proceso judicial.

La figura del mediador, en este caso, sólo aparece como aglutinador de propuestas, actuando de forma neutral, imparcial y facilitando el diálogo para que los acuerdos sean duraderos, sólidos y ventajosos de forma global.

En una situación familiar de estrés, problemas derivados de la cotidianeidad, una separación, un divorcio o, simplemente, diferencias que aparecen en el día a día, una mediación es una herramienta para resolver los conflictos que puede ayudarte a, no sólo resolver los problemas, sino a organizar un plan de actuación integral que mejoraría aspectos tan interesantes como tu economía familiar.

Ejercicios para resolver problemas presentes y futuros

Vemos algunos ejemplos de por qué una mediación familiar puede ayudarte a ahorrarte quebraderos de cabeza y mucho dinero.

Las tareas del hogar en muchas familias es un foco de problemas, disputas y despilfarro. La mediación nos puede ayudar a identificar dónde están los problemas a través del diálogo y la comunicación. Por lo tanto, la mediación dispone a las partes para que se expresen de forma directa y dirigida hacia la comunicación de las emociones. Se trata de expresar lo que sentimos con respecto a los conflictos, poniendo palabras a nuestras emociones.

Por ejemplo, un ejercicio para resolver y comunicar las emociones que hay detrás de un conflicto familiar es el de crear un listado de emociones. Cada una de las partes define y comunica alguna de las emociones que siente respecto al problema principal. Luego las explica y se apuntan todas las claves. Por ejemplo, emociones como la ansiedad, la desconfianza, el odio, la envidia o la impaciencia, pueden ser focos de problemas emocionales familiares que deriven en otros como la preocupación, la frustración, el aburrimiento o el rencor.

Si somos capaces de expresar por qué sentimos angustia, indiferencia, culpa o resignación ante problemas cotidianos, es posible que nuestra pareja y nuestros hijos nos ayuden a reconducirlos hacia la felicidad, la satisfacción y la paciencia.

Además, la mediación es muy útil para resolver y organizar un planning de tareas en casa que nos puede ayudar a, no sólo resolver problemas del presente, también para ahorrarte problemas en el futuro.

Las tareas del hogar suelen ser una de las fuentes de mayor conflicto familiar. A diario, las parejas tienen que realizar tareas que no son del agrado de ninguno y, por lo tanto, se convierten en un foco de problemas.

La mediación puede ayudarte a organizar ese planning y convertirse en una herramienta útil para resolver y organizar tu día a día con satisfacción y, de paso, ahorrándote problemas y dinero.

Elabora una lista con todas las tareas que se suelen hacer en tu hogar. Apunta las más frecuentes y, también, las menos frecuentes. Desde las más fáciles y sencillas, como tirar la basura, a las más complejas y difíciles, como la organización de los periodos vacacionales, planes de ahorro económico a llevar a cabo o el arreglo de desperfectos que requieren contratar profesionales.

Muchas familias descuidan la parte del ahorro familiar. Organizar las tareas también supone organizar los gastos y plantear ideas que puedan suponer ahorros familiares. Por ejemplo, busca formas de ahorro. Existen multitud de propuestas y descuentos para familias de todo tipo. Un ejemplo son los planes que el Gobierno diseña para familias vulnerables. Si investigas un poco, podrás descubrir que podrías ahorrarle a tu familia una parte importante de, por ejemplo, tus gastos energéticos. Si tienes una familia que cumple con las especificaciones, los planes de ahorro familiar del Bono Social pueden suponer el ahorro de entre el 25 y el 40% de las facturas de luz y gas. Son ahorros que pueden ayudarte a conseguir un alivio económico importante y, con ello, un ahorro de problemas familiares significativo. Es una tarea que puede parecer compleja, pero existen multitud de iniciativas orientadas a la familia que te pueden ayudar a resolver problemas tanto económicos como familiares.

Especifica cuántas veces hay que realizar cada una de las tareas que diariamente han de resolverse. Dos veces por semana, mensuales, semanales o anuales. Hay muchas que requieren un cuidado más constante, mientras que otras como el de la contratación de profesionales, sólo requiera una vez anual.

Reparte las tareas. Es quizá una de las partes más delicadas porque normalmente las tareas recaen siempre en los mismos, convirtiéndose en un foco de frustración para el que las lleva a la práctica. Lo habitual es que se distribuyan en función de lo que cada uno hace mejor. Sin embargo, no siempre es tan fácil. Por ello, una de las soluciones que se pueden llevar a cabo es el sorteo.

También es importante especificar qué pasa si no se cumple. Es decir, las sanciones que hay detrás de la no realización de una tarea que se ha acordado realizar. Todo esto tiene que estar apuntado en una hoja donde que, de una forma clara y responsable, se tiene que cumplir.

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa,Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias