Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 12 de agosto de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El sutra de la eternidad dorada: budismo y catolicismo en Jack Kerouack (2011)

portada

Miraguano Ediciones, Madrid, 2011

Este ensayo tiene un meollo central, el poema en prosa (66 estrofas o párrafos) que escribió Kerouac en 1956. Dedicó tres años a documentarse. Es la primera vez que se traduce al español en versión impresa y comercial La Escritura de la Eternidad Dorada. Previamente hay un capítulo introductorio, reseña aspectos muy concretos de la biografía de Kerouac, que en realidad se llamaba Jean Louis, su lengua materna era el francés y fue un católico practicante en su juventud y en los últimos años de su vida. Acabó sus días pintando a la Virgen María, a los ángeles, al cardenal Montini luego Papa Pablo VI. La tercera parte es un conjunto de  71 notas de índole hermenéutica que pone de relieve que Kerouac no improvisaba, sabía de lo que hablaba. El libro es el resultado de vacaciones veraniegas en San Francisco, por ejemplo, en la cabaña en la que convivieron Kerouac y Gary Snyder. Se ha recabado información verbal de personas del vecindario que les conocieron. Se han examinado los escritos en francés de Kerouac, y algunos que redactó en español, lo hablaba de oídas... por sus estancias en México. Se hace una lectura budista y católica de la obra de Kerouac entre 1953-1957. Lejos de mamá era un libertino, cerca... estaba bajo control. Dos de sus tres esposas fueron circunstanciales, la tercera le cuidaba.

El Budismo ha prosperado porque existen vagabundos expertos en el arte de quitarse las anteojeras. Y vagabundo fue Jack Kerouac (1922-1969), el autor de "En la carretera", "Satori en París" o "Los vagabundos del Dharma", entre otras memorables novelas callejeras, y también Ginsberg, Burroughs, Snyder y los demás escritores de la generación Beat, quienes se adelantaron en quince años al errabundo movimiento Hippy y fueron pioneros en divulgar entre los jóvenes norteamericanos la filosofía budista, presentándola como un instrumento de conocimiento y libertad personal. De todo ello, de aspiraciones libertarias y moral religiosa, de drogas y alcohol, de vagabundeos y literatura, trata el presente libro. El Sutra de la Eternidad Dorada fue escrito a instancias de Gary Snyder (es sacerdote Budista - Zen y profesor de literatura en la Universidad de california) . Es una guía para andariegos que quieran descubrir que el centro de la vida del espíritu es precisamente callejear. Ahora bien kerouac optó por titular el poema La Escritura de la Eternidad Dorada. La diferencia no es baladí. Sutra es una expresión budista, por ejemplo, Escritura es una expresión cristiana. La tercera y última esposa de Kerouac era cristiana ortodoxa griega y su madre católico: con ellas convivió los últimos años de su vida, lejos de sus amistades de farra. Con ellas hablaba en francés, con ellos en inglés. Con su tabernero y cuñado en francés. Es el que ha cobrado los derechos de autor.

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias