Ir al contenido | Inicio/BuscarServiciosBibliotecasColección DigitalAyuda

La cultura escrita en Japón - Los soportes escriptorios

En China los primeros soportes fueron epigráficos, es decir, materiales duros como la piedra, el bronce o el hueso, pero la consolidación del poder imperial a través de una administración centralizada obligó a utilizar materiales más baratos y fáciles de emplear: el bambú fue el preferido. Algunos de los famosos guerreros de terracota de Xian son escribas, que portan al cinto unas cuchillas para escribir sobre este soporte vegetal. También se empleó la hoja de palma y la tela. Algunos de estos materiales siguieron utilizándose para escribir en la India, Birmania y Thailandia hasta principios del siglo XX. También se empleó la seda y la hoja de plátano, en especial para composiciones caligráficas artísticas, pero fue la invención del papel lo que revolucionó la escritura en Extremo Oriente.

 India. Cuatro hojas de palma manuscritas (por ambas caras). El texto probablemente es el Veda u otra obra sagrada hindú. Siglo XVIII. Aprox. 2,6x42  cm.

 India. Four Palm Leaf manuscripts (with writing on both sides). The text is most probably the Veda or Hindu sacred writings. 18th Century Approx. 2,6x42  cm.

 

A pesar de la creencia habitual, el papel no se ideó para escribir, sino para envolver seda o arroz, sirviendo también como papel higiénico. Según la tradición, fue un funcionario imperial chino, llamado T'sain-Lun, quien concibió la idea de adaptar el papel para ser utilizado como soporte escriptorio hacia el año 105 a. C. Su propósito era que sustituyera a la seda y al bambú. Fue un éxito. Era un material barato y muy versátil, cuyo uso pronto se extendió a los países vecinos, Vietnam, Tibet, Corea y Japón.

Su amplia difusión en Oriente explica la gran variedad de papeles existentes, con usos muy diversos, según el país, la época y el formato de libro. Para escribir e imprimir se emplearon diferentes variedades de papel, englobadas, para el occidental desde el siglo XVIII, bajo el término de "papel de arroz" / "rice paper", que es equívoco. En general no se usa harina o paja de este cereal en la elaboración de los papeles orientales, sino otras materiales vegetales. Hagamos un breve repaso:

 El papel buthanés y nepalés. Muy grueso. Hecho con fibra de De-nar o de Edgeworthia. Es perfecto para imprimir un documento por ambas caras, algo, como veremos, no muy usual en Oriente.

 Manuscrito budista. Nepal. Escrito sobre papel grueso nepalí y en dialecto tibetano. En el folio recto, un Buda sentado iluminado y contiene una Sutra sobre las enseñanzas orales de Gautama Buddha. Siglo XX. 9,2 x 34,2  cm.

Buddhist handwritten manuscript. Nepal. Made of. It is written in the Tibetan dialect.  It contains a Sutra or the canonical scriptures of the oral teachings of Gautama Buddha.  22th Century. 9,2 x 34,2 cm). 

Manuscrito budista. Mongolia. Escrito sobre papel grueso mogol.

Buddhist handwritten manuscript. Mongolia. Made of Mongolian thick paper. It is written in the Tibetan dialect.  It contains a Sutra or the canonical scriptures of the oral teachings of Gautama Buddha.  22th Century. 9,2 x 34,2 cm). 

El papel chino, mal llamado papel de arroz, se denomina Xuan, por fabricarse en esta ciudad. Se obtiene de la médula de una especie de morera, la Aralya Papyrifera, o Aralia gigante. Muy  versátil, tiene numerosos tipos: El "Xuan Dan" es delgado y traslúcido. Se puede ver a través de una hoja como si se hiciera a contraluz. El del tipo de doble capa, o "Xuan Xuan", es más pesado y, por supuesto, más grueso.

Hoja de un antiguo libro religioso chino, titulado Maeng Ja Kwan G: Cho, del filósofo chino Minz-an. Libro xilográfico impreso en papel Xuan Principios del siglo XIX.  20,6x29,8  cm.

Leaf of an antique Chinese holy book, entitled Maeng Ja Kwan G: Cho, by Minz-an, a Chinese scholar and philosopher.  Woodblock print, it is made of  Xuan rice.

Pliego de un libro xilográfico chino del siglo XIX. Título desconocido. Hecho sobre papel de arroz Xuan Xuan.

Full sheet of 19th Century Chinese Woodblock prints. Unknown title. It is made on  Xuan Xuan rice paper.

El papel japonés

La técnica de fabricación de papel llegó al país de Yamato casi al mismo tiempo que la introducción del budismo y de la escritura (siglos V y VI d. C.). Es posible que los primeros laurentes fueran monjes chinos o artesanos coreanos, quienes aplicaron la técnica ya tradicional y desarrollada ampliamente en sus países, si bien tuvieron que adaptar la composición de la pasta de papel a las especies arbustivas y arbóreas existentes en el país. No obstante, hasta el siglo XIV parece que la mayor parte del papel utilizado se importaba desde Corea, donde se fabricaban pliegos de una excelente calidad, admirada incluso en China. Sólo a partir del siglo XV se desarrolló la técnica autóctona para fabricar papel washi.

En Japón la recolección de las fibras para fabricar este tipo de papel se hacía durante los meses de  invierno, y al tratarse de un producto vegetal, no era ropavejeros urbanos y molineros los implicados en su producción (como en Europa), sino familias campesinas enteras, que hallaban así un modo de sustento. Existía una clara división del trabajo en estas tareas. De la recolección en el bosque se encargaba habitualmente los hombres, quienes seleccionaban la corteza de las fibras kozo, gampi o mitsumata, según el tipo de papel que deseaban producir, una decisión que estaba en directa relación con sus capacidades laborales o con la demanda que existiera en la ciudad. Tras ser recolectadas las ramas eran sometidas a un laborioso proceso de transformación en las casas o granjas familiares. Una vez descortezadas, tarea que de nuevo realizaba los hombres y los niños, las fibras eran procesadas a continuación por las mujeres de la familia, quienes las recortaban y hervían en lye para eliminar los materiales no fibrosos y blanquearlas. Cada hoja requería varios baños en una tina. Los filamentos vegetales eran lavados, clasificados y despulpados, y se agregaba mucílago a la pulpa para producir una emulsión en la que se suspendían las fibras. Éstas eran después mezcladas con una sustancia llamada neri, para añadir cuerpo y fuerza al papel. Por último, las mujeres, como laurentes expertos, extendían la pulpa de las fibras en una trama, y tras esto las hojas se presionaban para eliminar el exceso de agua y se separaban y se colocaban en tablas inclinadas de madera para secar. En este video se reconstruye el actual proceso de fabricación artesanal del papel en Japón, que sigue de manera muy cercana el antiguo sistema de trabajo. Pincha en la imagen para ver el video.

En la actualidad esta técnica se ha adaptado a la utilización de materiales modernos de fabricación, pero en el Nepal todavía se produce papel de una manera muy parecida a como hemos descrito. Pincha en la imagen para ver un video al respecto.

 

Dos escenas campestres en pliegos xilográficos japoneses, impresos en papel whasi por Morikuni Tachibana (circa 1790). 30 x 22  cm.
Two Japanese country scenes on double sheet, woodblock prints on washi paper by Morikuni Tachibana from the year 1790. 30 x 22  cm.

 

x

 

Kuniyoshi Utagawa (1797-1861)

Monja budista fabricando papel. Japón. Xilografía original en color, hacia el año 1850. 15,5 cm x 10,5  cm.

Buddhist Nun making paper. Japan. Original color woodblock print, from the time around 1850. 15,5x10,5  cm.

xxx

Existían otros tipos de papel en Japón, de no menor resistencia, pero más gruesos. Así, para la impresión de estampas de ukiyo-e, sueltas o en forma de álbumes, se utilizaba un tipo de papel diferente, el kozô, fabricado con corteza de morera mezclada con fibra de bambú. Su mayor grosor venía determinado por los sucesivos procesos de impresión y de coloreado que el papel sufría para lograr su excepcional gama cromática. No menos grueso era el papel empleado para imprimir obras de contenido religioso, en especial los textos sagrados de Buda, pero en este caso esto no era debido a su esmerada ilustración artística (es más, casi todos carecen de ella), sino por su encuadernación tradicional en un formato de acordeón, u orihon. Su encuadernación requería una gran resistencia del papel para ser plegado en el propio taller y después para ser desplegado por los lectores.

z

Libro xilográfico japonés en formato acordeón u ohihon, contiene la sutra Herat nº 18. Título: Daihannyaharamitakyoukan 18. Circa 1800-1849. Período Edo.

Japanese Concertina Woodblock Print Orihon. It is Heart Sutra Buddhism, nº. 20, or Daihannyaharamitakyoukan, 20. 1800-1849 Edo era. Size: about 860x25,5 cm.

 

 

 

 

 

Pág. sig.: "El libro antiguo japonés: Formatos"

 

 


 

Quejas y sugerencias Mapa web
Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid
Ciudad Universitaria - 28040 Madrid
bucweb@buc.ucm.es
© UCM 2022