Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 29 de noviembre de 2021

Inicio | Línea editorial | Revista Digital | Cómo publicar | Equipo | Nuestros números | Revistas culturales

Artículos de: Hernando, Beatriz

La novela gótica

La intención de este trabajo es la de conocer algo más acerca de otro tipo de novela que no se tiene en cuenta en las clases de literatura. En realidad este es un objetivo personal con el que pretendo no quedarme encerrada y volver a exponer conceptos que ya conozco dentro de los tipos de novela. Por esta razón, por satisfacer una necesidad de conocimiento que no me han ayudado a superar en cursos anteriores he decidido centrarme en un género de la novela menos conocido, por lo menos por mi parte, y que se deja de lado para estudiar otros tipos de novelas, siempre teniendo en cuenta la clasificación de género de novelas por su estilo.

  La novela gótica

Clara Janés

Clara Janés.

Nació en 1940, en el mes de noviembre.
Estudió en su ciudad natal, Barcelona. Se licenció en Filosofía y Letras y en Literatura Comparada, Pamplona y París, respectivamente.
Ha cultivado casi todos los géneros; poesía (Eros, Kampa, Rosas de fuego, Villanos...) novela (Los caballos del sueño) y ensayo (La palabra y el secreto), además de realizar biografías y numerosas traducciones. En este último campo sobresalen las de obras del escritor Vladimir Holan y Jaroslav Seifert.

 

  Clara Janés

Escribime

Escribime, pero olvida las palabras
que están ya muy usadas
Y envíame una carta de las de antes,
pero sin trazos que dibujen líneas
Regálame un folio en blanco.

  Escribime

Volver

Siento un mar de culpas.
Me quema el agua salada de mis lágrimas
y como arenas movedizas
Que son me hundo en mis heridas.
Tu cuerpo, lo tenía.

  Volver

Cuando volviste

Cuando aquella tarde apareciste en mi casa, al principio no supe qué pensar. Luego me di cuenta de que no me equivocaría al dejarte pasar. Estabas tan apagado. Nunca te había visto así. Me imaginé que algo grave había pasado, algo peor de lo que me contarías minutos después. Pero desde mi punto de vista no era tan grave. Aunque he de reconocer que me sentó bien ver que te sentías mal por todas las cartas, y las llamadas por responder que te había enviado.

  Cuando volviste

Último sueño

Mira en lo que nos hemos convertido. Tu sentada ante el televisor. Y yo.... Sí, yo estoy aún aquí, contigo. Pero no me quieres escuchar y yo ya no sé cómo solucionarlo. No sé cómo hemos podido llegar a esto. ¿Por qué no dejas de mirar la televisión y me miras a mí? No entiendo nada. ¿Dónde has ido? ¿Dónde he ido yo? ¿Dónde estamos? Nada de esto tiene sentido. Me gustaría que volvieras y que todo fuera como antes pero he acabado comprendiendo que no es posible.

[Seguir leyendo] Último sueño

Último sueño

Mira en lo que nos hemos convertido. Tu sentada ante el televisor. Y yo.... Sí, yo estoy aún aquí, contigo. Pero no me quieres escuchar y yo ya no sé cómo solucionarlo. No sé cómo hemos podido llegar a esto. ¿Por qué no dejas de mirar la televisión y me miras a mí? No entiendo nada. ¿Dónde has ido? ¿Dónde he ido yo? ¿Dónde estamos? Nada de esto tiene sentido. Me gustaría que volvieras y que todo fuera como antes pero he acabado comprendiendo que no es posible.

  Último sueño

Carta desde Madrid

Amor mío;

He despertado esta mañana y he sentido la fría soledad de mi cama. Hacía tanto que no la sentía.

 

  Carta desde Madrid


Copyright 2011. (c)Revista Digital Leguein Leguein.Facultad de Ciencias de la Documentación. C/Santísima Trinidad, 37. Se permite la distribución del contenido de la Revista Leguein Leguein, siempre que se mencione el autor del texto extraído y la fuente. No se permite la creación de obras derivadas.[ISNN 2174-7598-Contacto]