LA GLOBALIZACIÓN Y EL RITMO DE INTEGRACIÓN DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO.

 

 

ÁREA DE ECONOMÍA

Grupo de trabajo 4: Mundialización e inserción externa de América Latina y el Caribe

 

Nombre: Fernando Martín Mayoral

Profesor asociado del Departamento de Economía Aplicada.

Facultad de Derecho

Universidad de Salamanca

Campus Miguel de Unamuno

37007 Salamanca

Tel. 923 215717

 

RESUMEN

El fenómeno de la globalización ha sido tratado en un sin fin de artículos desde muy diversos puntos de vista. El objeto de la presenta comunicación es primeramente dar unas nociones básicas sobre el significado, orígenes, causas y efectos de este fenómeno, lo que nos ayudará a comprender mejor en qué posición se encuentran los países en desarrollo para, posteriormente, ver cuales son las medidas tanto endógenas como exógenas que han de adoptar para conseguir una rápida integración a los mercados internacionales.

 

 

LOS HECHOS

El ciclo de capital está compuesto por tres formas, Capital-mercancía, Capital dinero y Capital productivo.

 

En las últimas décadas se ha producido una internacionalización de las 3 formas de capital antes citadas, manifestándose de las siguientes maneras:

 

1. La internacionalización del capital-mercancía se refiere a la expansión exterior de la circulación de medios de producción, fuerza de trabajo y de mercancías producidas. Esto se manifiesta a través del Comercio exterior y las migraciones económicas.

 

Con respecto al comercio internacional podemos ver que a pesar de las prácticas proteccionistas llevadas a cabo por los países para preservar la industria local, ha crecido de forma importante y además lo ha hecho más de prisa que el PIB mundial real desde la segunda mitad de este siglo.

 


Cuadro 1. Relación entre las exportaciones y el PIB mundiales.

(Variación porcentual del PIB real)

 

1990-1995

1994

1995

Exportaciones Mundiales

6,0

10,0

8,0

PIB mundial real

1,0

2,0

2,0

Fuente : Informe Anual OMC 1996


 

En al actualidad el comercio internacional visible de bienes supera los 5 billones de dólares y el de servicios 1'2 billón de dólares.

Aunque éste se haya desarrollado de forma importante en la segunda mitad de este siglo, no todos los bienes han seguido la misma pauta. Los productos primarios (productos agrícolas y productos de las industrias extractivas), que partían con el mismo peso que las manufacturas en el comercio internacional en los años 50 (42% aproximadamente cada uno), han ido perdiendo peso en el total de las exportaciones mundiales, mientras que la mayor parte de las manufacturas han ido ganándolo, hasta situarse en torno al 74,4 % (donde los vehículos y la maquinaria representan, en la actualidad, casi un 40 % de las exportaciones totales). Las exportaciones de productos agropecuarios se han reducido al 11,8% en 1995 y las de los productos de industrias extractivas al 10,5 %

 


Cuadro 2. Crecimiento del valor de las exportaciones mundiales de mercancías por productos


M.m. dól.

1995

Variación media anual

 

1990-95 1994 1995

Exportaciones mundiales de mercancías

4.890

7,5

13,0

19,0

Productos Agrícolas

580

7,0

14,0

17,5

Productos de Industrias Extractivas

510

1,0

3,5

16,5

Manufacturas

3.640

9,0

14,0

19,5

Fuente : Informe Anual OMC 1996


Como los países industriales son los productores fundamentales de manufacturas, es normal que sean estos países los protagonistas del comercio internacinal de mercancías.

 

Según el Informe Anual de la OMC de 1996, las exportaciones mundiales por áreas de origen en 1995 se repartieron de la siguiente forma:

 


Cuadro 3. Exportaciones mundiales de mercancías y tasas anuales de variación de las mismas


Regiones

M.m.

dólares

 

%

Tasas anuales de variación

 

90-95 1994 1995

Todo el mundo(1)

4.890

100,00

8

13

19

América del Norte(2)

775

15,85

8

11

14

América Latina

225

4,60

9

16

22

Europa Occidental

2.190

44,51

6

13

21

Unión europea

2.030

41,51

6

13

22

Resto. y ex URSS

150

3,07

8

15

26

Europa Central y Oriental

75

1,54

10

18

25

Africa

105

2,15

0

3

12

Oriente próximo

140

2,86

1

2

13

Asia

1.300

26,58

12

15

18

Japón

445

9,10

9

10

12

China

150

3,07

19

32

23

Asia Oriental (3)

515

10,53

14

18

13

Notas (1) Excluidas las reexportaciones de Hong Kong

(2) EEUU y Canadá

(3) República de Corea, Hong Kong, Singapur, Tailandia y Taiwan.

Fuente: Anuario 1997 de "El País". Datos tomados del Informe Anual 1996, OMC 1996.


De esta tabla podemos sacar una serie de conclusiones:

 

Las tres regiones a nivel mundial más industrializadas (UE, EEUU y Japón) acaparan el 66.46 % del comercio de mercancías, frente al aproximadamente 16,5 % de los países subdesarrollados.

 

Hay que hacer mención especial a los países de Asia Oriental, debido a su fuerte expansión en los últimos años, que le han hecho adquirir una cuota de exportaciones del 10.53 %

 

Si atendemos al destino de las exportaciones, el 77 % de las exportaciones de los países desarrollados y el 62% en los países menos desarrollados se destinan a los países desarrollados.

 

Sin embargo, esta situación ha cambiado en los últimos años, Aunque aún siguen a la cabeza y con gran diferencia los "3 grandes" las exportaciones de manufacturas desde la periferia han ido adquiriendo un peso cada vez más significativo en las exportaciones mundiales de manufacturas. Por sectores, sin embargo, la importancia exportadora de los NIC, estaba basada en el sector textil (35-50%), otras manufacturas (casi el 30 %) y metales no ferrosos (20 % de las exportaciones mundiales). Estas actividades industriales pertenecen a la categoría de demanda débil. Las economías en las que predominan este tipo de actividades industriales presentan, en general, productividades más bajas y niveles de especialización más altos.

 

No obstante, estos cambios están trayendo consigo modificaciones en el mapa mundial de la producción industrial y manufacturera, con la formación de nuevos bloques industriales:

- Area del Pacífico, dominada por Japón y los nuevos países industrializados asiáticos.

- Area americana, dominada por EEUU, Canadá y zonas de México y Brasil.

- Area europea, dominada por los países más desarrollados de la UE junto con algunos países del este europeo y algunas zonas del norte de Africa.

 

 

2. La internacionalización del capital-dinero se refiere a la expansión exterior de la circulación de dinero. Este proceso se ha manifestado de varias formas :

 

- En la primera etapa, la necesidad de buscar materias primas baratas para aprovisionar los centros productivos de los países desarrollados, favoreció que los capitales se dirigieran hacia la periferia del sistema. Su finalidad era proporcionar, mediante emisiones de deuda pública, los capitales necesarios para financiar la construcción de las infraestructuras de transporte necesarias: ferrocarriles, carreteras, puertos, etc. y así facilitar la extracción y exportación de tales materia primas.

 

En la actualidad, se pueden distinguir 2 variedades de inversiones extranjeras:

 

a) Los flujos financieros que significan movimientos de capital-dinero a escala mundial con el único objetivo de maximizar las ganancias, sin tener en cuenta los flujos por cuenta corriente (comercio de bienes y servicios y transferencias) ni el sector o moneda en que se llevan a cabo. También buscan obviar las regulaciones nacionales. De ahí su gran dinamismo. Es lo que se ha venido a llamar "sistema monetario-financiero internacional" donde los grandes centros económicos y las principales Bolsas mundiales aparecen cada vez más vinculadas entre sí.

Su crecimiento desde los años 70 ha sido espectacular, y esta tendencia se ha acelerado en los últimos 20 años. EEUU sigue ostentando el primer lugar en este tipo de inversiones.

 

b) Inversión extranjera directa (IED), que consiste en adquisiciones de inmuebles, terrenos o instalaciones para llevar a cabo una actividad productiva o en la adquisición de una participación mayoritaria en el capital de una empresa. Su objetivo es controlar una empresa o un sector, para integrarlos dentro de una estrategia productiva globalizada y multisectorial.

De acuerdo con los datos de las Naciones Unidas, las inversiones extranjeras directas han aumentado a mayor ritmo que el comercio y la producción mundiales desde 1960. Durante los años 80, estuvo marcada por su carácter regional, con compañías europeas invirtiendo en Europa y compañías asiáticas invirtiendo en Asia. Sin embargo, a partir de los años 90 se han incrementado los FID dirigidos a países emergentes.

En este mercado financiero global, son los países ricos (pertenecientes a la OCDE) los protagonistas, tanto en la concesión como en el destino de los fondos (según los datos del FMI), con una participación superior al 87 % de los movimientos. A la cabeza está EEUU, como primer prestatario mundial, con cerca de 300.000 millones de dólares en 1995, es decir, el 30 % del total. Le sigue Alemania y Japón con más de 100.000 millones y después Reino Unido, Francia, Italia, Canadá y Australia. Esto es así gracias principalmente a su importante mercado y su estabilidad económica y política.

 

3. La internacionalización del capital productivo se refiere a la expansión exterior del propio proceso de producción y se manifiesta en la producción multinacional con plantas industriales localizadas en diferentes países para hacer uso de sus ventajas comparativas, acoplando componentes o repitiendo el mismo proceso productivo para ser posteriormente vendido en un mercado mundial. Es decir que da lugar a inversiones productivas internacionales.

 

Los principales agentes del proceso de internacionalización del capital en sus tres formas son las empresas multinacionales y su gran expansión en la segunda mitad de nuestro siglo. Se trata de corporaciones mercantiles multiplanta y multiproducto, en general de grandes dimensiones, cuyas estrategias y políticas globales (financieras, productivas y comerciales) las ha llevado a facturar las 3/5 partes del comercio internacional de bienes y las 4/5 partes de los intercambios mundiales de tecnología y capacidad de gestión. La mayoría de ellas proceden de los países mas desarrollados (Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y EEUU), implican el 70 % del total de inversiones extranjeras directas y casi la mitad del número total de empresas multinacionales. No obstante, en los últimos años, el número de estas empresas procedentes de los países periféricos han aumentado espectacularmente, si bien este proceso está concentrado en unos pocos países.

Según hemos visto hasta ahora, se ha producido un proceso de internacionalización de las economías desde diversos puntos de vista, siendo sus protagonistas los países desarrollados. Sin embargo, aunque el protagonismo de los países en vías de desarrollo ha aumentado, todavía les queda un largo camino por recorrer para alcanzar el nivel de los desarrollados.

 

 

 

NOCIONES BÁSICAS SOBRE LA GLOBALIZACIÓN

 

DEFINICIÓN

Los vocablos globalización, mundialización o deslocalización intentan sintetizar las tendencias recientes del desarrollo económico mundial.

 

La globalización, puede ser definida como el proceso por el cual los países se integran progresivamente en un marco de economía internacional, de modo que su evolución pasa a depender cada vez más de los mercados internacionales y menos de la política económica local llevada a cabo.

 

En este proceso, los países y las grandes empresas amplían su campo de acción a todas las regiones del mundo en busca de los costes más bajos, los medios de producción de mayor rendimiento, la explotación de nuevos mercados, la concesión de tratamientos fiscales o financieros privilegiados o una burocracia menos asfixiante.

 

La globalización de los procesos de producción, comercialización e inversión se ha visto acompañada de otras tendencias vigentes a nivel mundial, entre las que cabe destacar el crecimiento del sector servicios, la importancia creciente de los factores de tecnología avanzada y mano de obra altamente cualificada (y la cada vez menor importancia de las composiciones en los costos de producción de los factores productivos tradicionales como la mano de obra no cualificada y materias primas en la competencia a nivel internacional) o la creciente importancia de las ventajas comparativas creadas (educación, infraestructura, tecnología, etcétera) en relación a las ventajas naturales (ubicación geográfica y disponibilidad de materias primas, por ejemplo).

 

Bajo este panorama globalizado, la economía mundial ha dejado de ser un agregado de economías domésticas para convertirse en una sola, conformada por una red de interrelaciones industriales, comerciales, tecnológicas y financieras que se producen entre empresas, países y regiones dando lugar a lo que se ha venido en llamar como "aldea global".

 

Para los diferentes actores sociales, significa tanto nuevas oportunidades, como también presenta nuevos retos, amenazas y responsabilidades, comprometiéndonos a situar nuestras acciones locales en el contexto del desarrollo global y a superar el aislamiento con la cooperación y la integración.

 

 

ORIGENES DE LA GLOBALIZACIÓN

Hay 3 movimientos de apertura económica:

 

Años 60: internacionalización de los intercambios en los países de la OCDE, en un contexto de tipos de cambio fijos.

Años 80: movimientos de las empresas multinacionales.

 

Años 90: se acelera la unificación del espacio económico mundial, gracias a la internacionalización del los movimientos de capitales, revolución informática, desarrollo de las comunicaciones y los transportes.

 

El auge de este proceso se da a partir de la caída del muro de Berlín, dando comienzo a una rápida transición de estos países socialistas hacia la economía de mercado. Comienza con Europa Central y Oriental, seguido por la antigua URSS y los países emergentes del Sudeste asiático, América Latina, India y finalmente China.

 

 

CAUSAS DE LA GLOBALIZACIÓN

 

a) Un nuevo esquema de producción global que integra en un gran número de países, vía la descentralización, toda una serie de procesos tales como la producción de partes, componentes y servicios.

Esto ha sido debido a la crisis del modelo fordista en los países desarrollados, durante los años 60, motivada por la desestructuración del proceso productivo y el descontento de una mano de obra estandarizada y sin libertad de acción lo cual produjo unos cambios sustanciales en la organización del proceso de trabajo de estos países hacia la automatización, robotización y flexibilización. Es lo que se ha venido a llamar III Revolución Tecnológica e Industrial. A esta nueva organización del proceso de trabajo se la conoce como toyotismo (nombre que proviene de la empresa japonesa de automóviles Toyota).

 

Sin embargo, esta cambio trae consigo un importante efecto negativo para los países en desarrollo, que veremos más adelante.

 

b) La aceleración de los movimientos de apertura económica, la eliminación de barreras (tanto arancelarias como no arancelarias), y el importante aumento del comercio internacional de mercancías y servicios, logrados gracias a la ronda de Uruguay y otros acuerdos multilaterales alcanzados en las últimas décadas. A principios de los 80, sólo el 50 % de la población mundial participaba del comercio internacional. En la actualidad participan el 90 %. Desde 1950 el comercio internacional ha crecido con más rapidez que la producción.

 

c) La formación de alianzas económicas estratégicas entre países y entre empresas, que buscan un mejor aprovechamiento de las ventajas comparativas y la complementación productiva.

 

d) La internacionalización de la influencia de los medios masivos de información y comunicación gracias al increíble avance tecnológico de los medios, de las telecomunicaciones y del tratamiento electrónico de datos ha traído consigo una reducción en el coste de la información, una mayor rapidez en su transmisión o la crear mercados financieros continuos. En este sector, el mercado ha dejado de ser nacional para pasar a ser mundial, totalmente integrado gracias a las redes electrónicas y de los satélites, sin fronteras, que funciona a tiempo real y de forma permanente y sobre el que los gobiernos no tienen control. Para sobrevivir a la competencia, se hacen cada vez más necesarias alianzas y asociaciones estratégicas de grandes grupos.

 

e) Desarrollo de los transportes, posibilitando el acceso a países alejados de los grandes circuitos comerciales.

 

f) La liberalización de los mercados de capitales. Las transacciones realizadas en los mercados financieros y monetarios en la actualidad representan alrededor de 50 veces el valor de los intercambios comerciales internacionales.

 

  1. La transferencia de los conocimientos.

 

h) La estandarización de los mercados.

 

i) Los importantes cambios producidos en las estructuras sociológicas y económicas de muchos países.

 

j) La mayor movilidad laboral y la precariedad de los puestos de trabajo.

 

k) El éxito de las estrategias de industrialización orientadas a la exportación llevadas a cabo por algunos países emergentes, principalmente aquellos de Asia Oriental y América Latina, lo que ha contribuido decisivamente a su despegue.

 

 

EFECTOS DE LA GLOBALIZACION

En general, ha producido efectos positivos para un gran número de países y de personas, aumentando su bienestar. Entre los más importantes, podemos citar los siguientes :

 

1. Contribuye decisivamente al crecimiento económico de los países, el cual produce, a su vez, aumentos de la renta real y por tanto del consumo, la producción, el empleo, la productividad y la estabilidad macroeconómica de éstos. En una palabra, el crecimiento aumenta el bienestar social.

 

Efectivamente, el crecimiento ha sido mayor en las economías que han abierto sus mercados al comercio mundial, que han promovido la inversión privada y la transferencia de tecnología y conocimientos, logrado la estabilidad macroeconómica y permitido una transformación estructural. La integración tiende a promover un mayor crecimiento mediante una mejor asignación de los recursos, el aumento de la competencia, la transferencia de tecnología y el acceso al ahorro externo.

 

Pero también el crecimiento influye positivamente en la integración, ya que hace al país más eficiente, competitivo y estable. La estrecha relación entre el crecimiento y el ritmo de integración económica indica también que ambos pueden verse afectados por varios factores comunes, como el cambio de las condiciones externas, la evolución del ambiente institucional y las políticas que adopten los gobiernos.

 

Los países en que los resultados de la integración han sido más favorables no sólo registraron un mayor crecimiento, sino que éste ha sido más estable. Así, entre 1990 y 1995, el crecimiento medio anual del PIB en los países en desarrollo fue del 3,1%; la tasa media anual fue del 10,3% en Asia oriental y del 4,6% en Asia meridional, mientras que en los países de ingreso alto sólo fue del 2,3 %.

 

 

  1. Ha desarrollado espectacularmente el comercio internacional, lo que permite a las empresas de cada país especializarse en la producción de un número limitado de productos para, además, aprovechar las economías de escala sin sacrificar la variedad de bienes disponibles para los consumidores ya que comerciará con otros países para conseguir el número total de bienes. Esto hace a los mercados más eficientes. El resultado es un aumento del consumo y por tanto de la producción, la renta y el empleo globales, es decir, un mayor crecimiento económico.

Es importante mencionar el importante desarrollo del comercio intraindustrial principalmente entre países desarrollados y productos manufacturados avanzados.

 

  1. Por otro lado, cuanto mayor sea el mercado, más empresas habrá (ofreciendo una mayor variedad de productos) y la competencia entre ellas será más intensa lo cual obliga a las empresas de cada país a buscar una mayor eficiencia para poder reducir costes y precios a través de la modificación de los sistemas de producción y la incorporación de nuevas tecnologías.. Esto provocará un disminución en el precio.

 

Otros efectos positivos

  1. Ha posibilitado la llegada de flujos de riqueza a lugares impensables permitiendo la integración de un gran número de países subdesarrollados a los grandes mercados internacionales.
  2.  

  3. Muchos países emergentes han podido financiar su deuda (cosa que difícilmente podrían haber hecho solos debido a su reducida tasa de ahorro interno), favoreciendo el crecimiento de sus economías.

 

 

Sin embargo no todos se benefician del proceso de globalización. A continuación enumeramos algunos efectos negativos:

 

  1. Muchos países tienen miedo por la pérdida de poder que ello supone dándose lugar a movimientos nacionalistas proteccionistas.
  2.  

  3. Incremento de la desigualdad entre países y personas. Según el Informe de 1996 sobre el Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la última década han crecido las diferencias entre los países más ricos y más pobres; unos 3.000 millones de habitantes de 60 países (los de la OCDE, Asia y parte de América Latina) viven hoy mejor que nunca, pero otros 1.000 millones pertenecientes a un centenar de países subdesarrollados han empeorado, experimentando una reducción de sus ingresos.

Además, este informe también expone que las diferencias en la distribución de la renta dentro de los países han aumentado. Este fenómeno se ha visto reforzado por la el recorte de las ayudas a los países subdesarrollados por parte de los desarrollados además de por la reducción a nivel global de las prestaciones sociales.

 

  1. Aumento del desempleo, que afecta sobre todo a los países de la Unión Europea. En todo el mundo hay 800 millones de personas en paro de las que 35 millones pertenecen a la OCDE.
  2.  

  3. La III Revolución Tecnológica e Industrial junto con el desarrollo de los transportes y las comunicaciones, permitieron la incorporación de economías de países en vías de desarrollo al tejido productivo y comercial mundial de manufacturas (es el caso del sudeste asiático, en el marco de la Guerra Fría (Taiwan y Corea del Sur bajo la tutela de EEUU y Singapur y Hong Kong como sedes comerciales y financieras de los intereses de los países desarrollados en el Pacífico). Sin embargo, originaron una división internacional del proceso del trabajo industrial entre los países desarrollados y subdesarrollados, de modo que los trabajadores especializados y cualificados quedarían localizados únicamente en el centro del sistema, mientras que los menos cualificados trabajarían en las plantas industriales de las multinacionales en la periferia, bajo un modelo llamado por algunos de fordismo periférico.

 

 

CONCLUSIÓN

Hasta ahora hemos descrito de forma muy resumida que es la globalización, sus causas y efectos, dejando clara la importancia de participar activamente en la misma. Sin embargo, aunque muchos países en desarrollo se han beneficiado de este proceso, todavía existen otros muchos que han quedado marginados, como es el caso de los países más pobres de América Latina o del Africa subsahariana al no tender nada que ofrecer.

 

De esto nos ocuparemos a continuación, viendo primero que no todos los países en desarrollo están en igualdad de condiciones de integración a la economía mundial y posteriormente cuales son las medidas que pueden adoptar para aumentar ese ritmo de integración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RITMO DE INTEGRACION DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO

 

Países de integración rápida y lenta

De los 93 países en desarrollo analizados por el Banco Mundial en su Informe de 1996, en 44 de ellos (que representan más de 1.000 millones de personas, o el 26% de la población de la muestra) el volumen de comercio como proporción del PIB en realidad disminuyó en los últimos diez años. En otros 17 países se observó un aumento moderado de dicha relación. De hecho, las tres cuartas partes del notable incremento registrado en la última década correspondió tan sólo a diez países (Argentina, Brasil, China, India, Indonesia, México, Pakistán, Rusia, Tailandia y Turquía) que poseen el 59 % del PIB del mundo en desarrollo, el 44 % de sus exportaciones, así como el 11 % del PIB mundial. Del mismo modo, a pesar de que la proporción de la inversión extranjera directa con destino a los países en desarrollo aumentó al 38%, dos terceras partes de esos flujos se concentraron en ocho de ellos; la mitad de los países de ese grupo recibió muy poca o ninguna inversión extranjera directa.

 

De acuerdo con estos datos, no todos los países en desarrollo se encuentran en las mismas condiciones de integración en la economía mundial.

 

Para ver la velocidad a la que se integran los distintos países en desarrollo, el Banco Mundial ha utilizado para el análisis, un índice de integración derivado de los cambios observados en cuatro indicadores desde principios de los años ochenta hasta principios de los noventa:

 

 

El índice de integración es el promedio simple de las variaciones de los cuatro indicadores en el período señalado (cada uno expresado en términos de la desviación estándar respecto del promedio).

 

Teniendo en cuenta este índice, los países en desarrollo se clasifican en cuatro categorías que van de los países de "integración rápida" a los de "integración lenta".

 

 

Cuadro 5. Ritmo de integración de los países en desarrollo desde principios de los años ochenta hasta principios de los años noventa.

(número de países)


 

 

Categoría

 

 

Asia oriental

 

 

Asia meridional

 

América Latina y el Caribe

Oriente Medio y Norte de Africa

 

 

Africa al sur de Sahara

 

 

Europa y Asia Central

Integración rápida

6

3

5

2

2

5

Integración moderada

 

2

5

4

10

2

Integración escasa

3

 

9

2

10

 

Integración lenta

   

2

5

14

2

             

Total

9

5

21

13

36

9

Fuente : Estimaciones del personal del Banco Mundial


Con esto no se pretende clasificar en forma exacta a cada país, sino determinar qué factores podrían influir en las grandes diferencias que se observan en el ritmo de integración de los grupos de países, y las consecuencias de ello en el resultado de sus economías.

 

La mayoría de los países exportadores de rápido crecimiento tales como Argentina, Chile y México en América Latina; Marruecos en el Oriente Medio; Ghana y Mauricio en Africa al sur del Sahara, y Hungría, Polonia, la República Checa y Turquía en Europa se han integrado con rapidez a la economía mundial como consecuencia de un incremento extraordinario de los indicadores antes mencionados.

 

Los países en que la integración ha sido escasa o lenta son casi todos los de ingreso bajo de Africa al sur del Sahara y muchos de ingreso mediano de América Latina (más de la mitad de los analizados) y el Oriente Medio y Norte de Africa.

 

Vamos a ver que es lo que ha sucedido en cada uno de estos cuatro indicadores empleados por el Banco Mundial.

 

 

El volumen real de comercio como proporción del PIB,

Desde 1986, el comercio internacional de bienes y servicios ha aumentado del 33 al 43 % del PIB. El total de exportaciones de bienes han aumentado desde el 11 hasta el 18 % del PIB mundial en las últimas dos décadas. Los servicios han aumentado del 15% en 1980 al 18 % del comercio mundial en 1995.

 

Este indicador es precisamente el índice total de apertura (X+M/PIB) de una economía. El cuadro siguiente nos muestra que los niveles no son muy distantes entre los países menos desarrollados y los países de ingreso alto.


Cuadro 6. Indice total de apertura por grupos de países (1992)

(X+M/PIB)*100

 

Indice total de apertura

Países de bajo ingreso

29,00

Excluidos China e India

36,11

China

30,30

India

15,45

Países de ingreso medio

34,89

Países de ingreso medio bajo

33,23

Africa sub-sahariana

42,90

Asia oriental y Pacífico

44,60

Asia meridional

19,43

Europa y Asia Central

31,17

Oriente medio y norte de Africa

46,48

América Latina y el Caribe

22,72

Países de ingreso alto

31,43

Fuente: Banco Mundial (Rafael Muñoz de Bustillo Llorente, Curso Introductorio sobre Cooperación Internacional, 21 de Noviembre de 1996)


 

La tasa de apertura de América Latina es una de las más bajas de todo el grupo de regiones analizado, constatando su aislamiento frente al exterior durante las anteriores décadas. La figura siguiente nos lo muestra.

En América Latina, aunque el periodo 1974-1984 estuvo protagonizado por tasas negativas de variación del comercio como proporción del PIB, en las década siguiente (1975-94) ha alcanzado, como vemos en el cuadro tasas de crecimiento superiores al del resto del mundo.

 

 

 

La distribución de la inversión extranjera directa hacia los países en desarrollo también es sumamente asimétrica.

 

América Latina y el Caribe se encuentra en una posición discreta en cuanto a inversiones extranjeras recibidas, sin embargo es positiva su evolución en el periodo 1991-93.

 

Otros datos de la tabla : Ocho países, que representan el 30% del PIB de ese grupo, recibieron dos tercios de los flujos totales de inversión extranjera directa en el período de 1990 - 93. En la mitad de los 93 países en desarrollo estudiados, la afluencia de inversión extranjera directa fue de menos del 0,25% del PIB en el período de 1991 - 93. Las regiones en las que la inversión extranjera directa como porcentaje del PIB es especialmente baja son Asia meridional, Africa al sur del Sahara y el Oriente Medio y Norte de Africa.

 

 

La inversión extranjera directa en creación de empresas, constituye una de las vías más rápidas para lograr la vinculación a los mercados globales ya que permite, entre otros, un aumento de los formación bruta de capital fijo, facilita la difusión de la tecnología, intensifica el efecto de aprendizaje sobre el conjunto de la economía o permite la creación de redes de distribución.

 

En 1990 las IED en los países en desarrollo alcanzó un monto total de $25.000 millones y en 1995 la cifra era de $95.000 millones, casi cuatro veces mayor. Las economías de Asia Oriental, han sido, desde los años 70, receptoras importantes de capital extranjero. China, Malasia y Tailandia, desde mediados de los 80. Las economías latinoamericanas se han convertido también, desde finales de los 80 en receptoras de inversiones extranjeras. Estas inversiones han dejado de concentrarse en las industrias extractivas y transformadoras para abarcar toda una serie de servicios intensivos en capital, como las telecomunicaciones, el transporte, la banca, etc. La zona asiática ya hace tiempo que forma parte integrante de los grandes mercados mundiales. La zona latinoamericana, lo hace progresivamente, por círculos concéntricos.

 

 

La clasificación crediticia que realizan los bancos u otros organismos de clasificación de solvencia revela importantes diferencias entre los países en desarrollo, ya que muchos de ellos no tienen acceso alguno a los mercados privados a medio y largo plazo. Según una clasificación de 126 países efectuada recientemente por Institutional Investor, éstos se dividen en cuatro categorías iguales, de A a D, siendo A la mejor, ya que tendrá unas mejores condiciones de financiación que se verán reflejadas en un menor costo.

 

América Latina, tiene una de las peores condiciones crediticias de los 126 países en desarrollo analizados, cayendo dentro de la categoría más baja 13 países (principalmente de América Central y el Caribe).

 

Más datos : el 40% de los países cae en la categoría más baja (54 de los 126 analizados). De éstos, la mitad, o incluso más, son de Africa al sur del Sahara, Europa, Asia central (casi todos los Estados de la antigua Unión Soviética)y casi la mitad de los países del Oriente Medio y Norte de Africa, así como Bangladesh, Myanmar, Nepal, la República Democrática Popular de Corea y VietNam, en Asia.

 

 

La proporción de las manufacturas en el total de las exportaciones :Como vimos antes, la mayor proporción del comercio internacional es de productos manufacturados, siendo los países desarrollados los protagonistas del mismo, debido a que son también éstos, los más industrializados.

 

Este indicador es importante ya que nos informa del grado de desarrollo industrial de estas economías, requisito necesario para ganar peso en el comercio internacional. Sin embargo, ese no es el único beneficio de la industrialización. Otro beneficio es el acceso de estos países a la transferencia de conocimientos y de tecnología para producir conforme a las pautas internacionales y ganar competitividad.

 

La estructura de las exportaciones de bienes por regiones viene representada en el siguiente cuadro:

 


Cuadro 8. Estructura de las exportaciones de bienes (1992)

(Porcentaje)

 

Combustibles, minerales y metales

Otros productos primarios

Maquinaria y material de transporte

Otras manufacturas

Textiles y prendas de vestir

Región

1970

1992

1970

1992

1970

1992

1970

1992

1970

1992

Países de bajo ingreso

29

21

44

17

4

9

24

53

13

26

Excluidos China e India

36

40

51

21

0

2

12

37

7

21

China

11

7

19

14

15

15

55

64

29

30

India

13

8

35

21

5

7

47

64

25

25

Países de ingreso medio

40

32

33

16

9

18

18

31

4

10

P. de ingreso medio alto

46

33

32

15

6

22

17

31

4

9

P. de ingreso medio bajo

37

29

35

18

8

15

19

37

6

14

Africa sub-sahariana

37

44

46

32

2

3

15

21

1

2

Asia oriental y Pacífico

22

11

45

15

6

25

27

50

13

20

Asia meridional

9

6

44

21

3

5

45

69

 

41

Oriente medio y norte de Africa

74

85

18

5

1

1

7

9

3

4

América Latina y el Caribe

43

32

45

30

2

14

9

24

1

3

Países de ingreso alto

11

7

16

11

35

43

38

39

6

5

Fuente: Banco Mundial (Rafael Muñoz de Bustillo Llorente, Curso Introductorio sobre Cooperación Internacional, 21 de Noviembre de 1996)


 

Según este cuadro, las exportaciones de los países de América Latina y el Caribe están basada principalmente en recursos naturales y productos agrarios, al igual que el resto de los países menos desarrollados. Aunque hay que señalar que se ha producido una reducción de las exportaciones de materias primas de los países de ingreso bajo al pasar del 73% del total de sus exportaciones en 1970 al 38 % en 1992.

 

También es importante destacar el fuerte peso del sector textil y prendas de vestir (de baja tecnología e intensivo en mano de obra), en algunas regiones de ingresos bajos como Asia donde absorbió, en 1992, el 30 % de las exportaciones de China, el 25 % de las de la India, el 20 % de las exportaciones de los países de bajo ingreso y hasta el 41 % de las exportaciones de Asia Meridional.

 

Sin embargo, con respecto a las manufacturas, vemos que en América Latina (y en el resto de los países en desarrollo) se ha producido un importante incremento desde 1970 hasta 1992, principalmente en la categoría "otras manufacturas. Respecto a la "maquinaria y material de transporte" (industrias de alto contenido tecnológico de mayor productividad) siguen siendo los países desarrollados los líderes mundiales.

 

 

Como conclusión decir que los países menos desarrollados que quieran aumentar su ritmo de integración a la economía mundial han de intentar mejorar los indicadores antes mencionados para los cual deberán adoptar una serie de medidas drásticas que a menudo entrañan un elevado costo real y corriendo el riesgo de aislarse aún más si no las llevan a cabo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FACTORES DE LOS QUE DEPENDE EL RITMO DE INTEGRACIÓN

 

Para mejorar cuantitativa y cualitativamente la inserción de las economías menos desarrolladas en el proceso de globalización económica, se requieren la adopción de medidas simultáneas y coherentes en un conjunto de áreas como la comercial, la cambiaria, la de desarrollo productivo o la financiera teniendo muy en cuenta la interacción entre ellas.

 

Existen dos tipos de factores. Unos endógenos que son todos aquellos mecanismos internos de estabilización de pueden llevar a cabo los propios países y factores exógenos que son ajenos al control de los países de la región.

 

 

FACTORES ENDÓGENOS

La importancia que reviste la reforma de las políticas nacionales queda de manifiesto por las notables diferencias que existen entre las regiones y dentro de éstas en cuanto a su ritmo de integración y si bien esto no significa que todas ellas se enfrentan a los mismos problemas para abrir sus economías, pone de relieve la necesidad de una política nacional acertada.

 

Las reformas orientadas a aumentar el crecimiento, la estabilidad y la competitividad internacional de la actividad productiva que más directamente afectan al ritmo de integración de los países son :

 

 

La política macroeconómica :

La inestabilidad macroeconómica influye negativamente en el ritmo de integración ya que desalienta la inversión extranjera directa, otras entradas de capital extranjero y la inversión en el sector de exportaciones de la economía. Esto es debido a que los inversores extranjeros tienen menos conocimientos sobre los países que los inversionistas nacionales pudiendo optar por otras oportunidades en el exterior o aplicar mayores primas por concepto de riesgo a las economías menos estables.

 

Se estima que la inestabilidad macroeconómica fue la causa de la disminución de hasta un 0,9 % al año del crecimiento de los países en desarrollo en el período de 1960 - 90.

 

En el siguiente cuadro vemos como los países en que las condiciones macroeconómicas son más inestables la integración suele ser más lenta.

 

En el período de 1984 - 93, la mediana de las tasas de inflación fue entre 7% y 11% más baja en los países de integración rápida que en los de integración escasa y lenta. La inestabilidad inflacionaria también fue mucho menor en esa categoría de países. También la inestabilidad del tipo de cambio, del PIB y del equilibrio presupuestario influyen negativamente en el ritmo de integración.

 

Muchos países no ha reaccionado hasta después de sufrir graves crisis macroeconómicas, como la que protagonizó México en diciembre del 94 y que afectó al resto de los países de América Latina, emprendiendo programas de estabilización y aprovechando a menudo la oportunidad para abrir sus economías.

 

Medidas para conseguir la estabilidad macroeconómica:

 

 

 

 

Un caso sobresaliente ha sido el de Indonesia, una de las pocas economías en transición que más rápidamente han conseguido una estabilidad macroeconómica y unas sólidas tasas de crecimiento. A finales de los 80 y principios de los 90 Vietnam, la República Popular de Laos y Camboya se encontraban al borde de la hiperinflación. En 1996 registraron tasas de inflación inferiores al 10 % unas tasas de crecimiento entre el 6 y el 8 % y una mejora en sus situación de pagos externos. Las políticas macroeconómicas que aplicaron se basaron en tipos de cambio flexibles, junto con tasas altas de interés, limitaciones al crédito para las empresas estatales y reducción del gasto público.

 

 

El segundo de los factores endógenos que afectan al ritmo de integración es la disponibilidad y el mantenimiento adecuado de la infraestructura económica necesaria, en particular las telecomunicaciones y el transporte.

 

Contar con un sistema de comunicaciones de alta calidad es fundamental para los países que aspiran a participar en las estructuras de producción a escala mundial porque ello les permitirá poder reaccionar prontamente a la rápida evolución de las condiciones del mercado, o participar en los nuevos mercados de exportación de servicios de larga distancia, como el tratamiento de datos, la creación de programas de computación y los servicios de apoyo de sistemas y de respaldo a los clientes.

 

En lo que respecta al transporte, su elevado costo, en parte como consecuencia de las nefastas políticas nacionales, es un gran obstáculo a las exportaciones de estos países. Es el caso de Africa al sur del Sahara. Esta región tiene una débil dotación de infraestructuras como consecuencia de las inversiones escasas, la pronunciada intervención del Estado además de la insuficiente efectividad en la ejecución de las pocas inversiones realizadas.

 

Por ello es necesario aumentar las actividades de investigación y desarrollo, así como de la infraestructura, para mantener el nivel de competitividad.

 

 

El tercer factor es la reforma del comercio. La apertura al comercio exterior y a la inversión extranjera es a menudo un paso necesario para alcanzar el desarrollo económico sostenible y veloz. Los aranceles, las medidas no arancelarias y los incentivos a las exportaciones no tradicionales son componentes centrales de la política comercial.

 

Es preciso que las rebajas arancelarias vayan acompañadas (si no precedidas) de una variación compensatoria en el tipo de cambio real. La experiencia de varios países del Cono Sur en el período 1976-1981 demuestra lo nocivo que puede ser el doble impacto de la apreciación del tipo de cambio real y de la liberalización drástica de las importaciones.

 

Otro componente para favorecer la apertura de los mercados es conseguir una reglamentación mínima y poco burocratizada, evitando las políticas aislacionistas.

 

Muchos países de América Latina y el Caribe han reducido de manera drástica las protecciones excesivas y simplificado las reglamentaciones para facilitar el acceso a la inversión extranjera.

El regionalismo además de conseguir un mayor crecimiento económico, contribuye a obtener una mayor apertura comercial.

 

 

 

 

Finalmente tenemos las medidas estructurales de ajuste, como :

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un caso sobresaliente en cuanto a la adopción de medidas para abrirse al mercado exterior ha sido el de Panamá, quizás influida por su privilegiada situación geográfica como nexo entre los dos océanos, Pacífico y Atlántico a través del Canal de Panamá. Esto ha motivado que su economía se haya orientado hacia el sector servicios, muy vinculado al comercio internacional que aporta el 70 % de su PIB.

 

Ventajas y privilegios que ofrece al comercio mundial

Las empresas establecidas en las Zonas Francas Industriales (como la de Colón), en las Zonas libres de petróleo o en las Zonas procesadoras para la exportación, tienen unas se beneficios que hace muy interesante a las empresas extranjeras establecerse en ellas.

 

No existen leyes que prohiban a empresas extranjeras la adquisición de empresas locales, ni restricciones a las fusiones y adquisiciones.

 

Tampoco hay restricciones a las transferencias monetarias desde y hacia el país.

Pagan el impuesto sobre al renta proveniente de sus operaciones extranjeras, con base a una tarifa preferencial, lo cual supone un incentivo para atraer firmas extranjeras.

 

Están libres de impuestos, tasas, derechos y toda clase de gravámenes, las mercancías que entren, estén almacenadas o salgan de la Zona Libre con destino al exterior. También están exentas de los impuestos nacionales, provinciales y municipales.

 

No existen licencias ni permisos para comprar a cualquier agencia municipal o gubernamental.

 

 

Gracias a todas estas actuaciones y a la apertura económica de nuevos mercados como el de Brasil y Ecuador, a finales de 1994, se realizaron operaciones comerciales por 10.640 millones de $, lo que representó un crecimiento del 11,3 % con respecto a 1993.

 

 

 

FACTORES EXÓGENOS

 

Estos factores, muchas veces negativos para la integración, vienen dados de forma externa. Son medidas que toman otros países (desarrollados principalmente) para conseguir o impedir una mayor integración de los países menos desarrollo.

 

Vamos a ver algunos de ellos.

 

Medidas antidumping

Se trata de acciones legales para evitar que entren en un país, importaciones de mercancías que reciben subsidios en el país de origen, o que son vendidas por debajo del precio al que se venden en el propio país o a precios por debajo de su coste de producción. Si se detecta una actuación de este tipo por parte del país exportador, el importador podrá cargar un impuesto especial para contrarrestarlo.

Estos obstáculos son adoptados, cada vez con mayor frecuencia principalmente por los países desarrollados, aunque en los últimos años también han aumentado considerablemente entre los países en desarrollo.

 

El número de acciones antidumping iniciadas y notificadas durante el ejercicio que terminó en junio de 1994 fue 2,5 veces superior al registrado tan sólo cinco años antes.

 

Estas acciones, rara vez obedecen a criterios económicos acertados, y por eso siguen representando una amenaza al libre comercio.

A menudo, la amenaza de que se aplicarán oficialmente derechos antidumping, o la pérdida de clientes como consecuencia de la incertidumbre que generan las investigaciones de la Secretaría del GATT, ha llevado a los exportadores a aceptar una limitación voluntaria de las exportaciones.

 

 

El Acuerdo Multifibras

Es otro obstáculo grave de índole externa que consiste en fijar cuotas anuales, país por país. Constituye un elevadísimo impuesto obligatorio que abarca todas las exportaciones de textiles y vestuario de los países en desarrollo. Su eliminación definitiva tendrá efectos muy positivos tanto para los países industriales como para los países en desarrollo ya que se eliminaría esa importante distorsión sobre el comercio. Sin embargo, dicha eliminación se producirá de forma gradual y probablemente se prolongará hasta el año 2005 (según propuesta de la Ronda de Uruguay).

 

La protección que proporcionan los contingentes del Acuerdo Multifibras es notable por cuanto éstos se imponen por encima de algunos de los aranceles más altos sobre los bienes manufacturados --- alrededor del 13% en el caso de las importaciones de textiles y vestuario provenientes de países en desarrollo.

 

Probablemente los principales beneficiarios de la eliminación gradual del Acuerdo Multifibras serán los países productores más eficientes cuyas exportaciones a los mercados de los países industriales están muy limitadas por los contingentes. De esta manera, China, Indonesia, Tailandia y los países de Asia meridional se beneficiarán de la eliminación de dicho Acuerdo.

Flujos Financieros Externos

Son factores externos gestionados por la comunidad internacional para financiar el desarrollo de los países más pobres.

 

Existen distintos tipos dependiendo de quien los gestiona y de los objetivos financiables:

 

La AOD, que en 1992 representó el 34,8 % del total de recursos netos transferidos a los países subdesarrollados,

 

 

 

 


Figura 3. Estructura de la financiación externa por regiones en el

periodo 1990-1995.

 

 

Fuente: Sistema de notificación de la deuda al Banco Mundial

El comportamiento de estos flujos en los últimos 20 años nos demuestran que los inversores escogen países con situaciones políticas y económicas estables.

 

Para atraer y conservar capitales privados es necesario que estos países adopten, como vimos antes, políticas orientadas al exterior además de establecer un clima macro y microeconómico estable que permita un crecimiento económico positivo.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Para que los países menos desarrollados puedan participar activamente en el proceso de globalización es necesario que en ellos se den una serie de condiciones económicas y políticas favorables, de modo que cuanto mayor sea la fortaleza económica de un área, mejores serán sus condiciones para la competencia y mayores sus oportunidades frente a las demás. Es importante que consigan transparencia, solvencia y certeza en las condiciones de mercado así como crear un ambiente económico estable para el desarrollo.

 

Las medidas endógenas aplicadas por estos países se consideran como verdaderas ventajas comparativas adquiridas por ellos, lo cual está trayendo consigo una deslocalización de un importante número de industrias, en detrimento de las localizaciones tradicionales (EEUU, Japón y UE).

 

En cuanto a la evolución futura, las perspectivas a largo plazo nos muestran que el crecimiento de los países en desarrollo, continuaría a ritmo moderado pero más constante y contribuiría a ofrecer un entorno externo más estable para los países en desarrollo.

 

Algunos países prosperarán, aunque sin embargo, seguirá habiendo grandes diferencias en las tasas de crecimiento de los distintos países en desarrollo, lo cual determinará su ritmo de integración a la economía mundial.

 

Por último, todo los dicho en esta comunicación con respecto a los países en desarrollo puede ser aplicado a los países de América Latina y el Caribe, aunque he preferido generalizarlo a todas las regiones del mundo.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Libros

- Cándido Muñoz Cidad, (1992), Estructura Económica Internacional, Ed.Cívitas

- Javier Martínez Peinado y José Mª Vidal Villa, (1995) Economía Mundial Ed. Mc Graw Hill.

- Jordi Canals, (1993), La nueva economía global, Ed. Deusto.

- Joaquín Estefanía, (1996), La Nueva Economía. La Globalización, Ed. Temas de Debate

- Michel Vernieres, (1991), Economie des Tier-Mondes, Ed. Economía

- Eurostat, (1995), Europa en Cifras, 4ª Edición, publicado por la Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas

- José Luís García Delgado, (1995), Lecciones de Economía Española Ed. Cívitas

 

Artículos:

- Rafael Muñoz de Bustillo Llorente, (1996), "Economía Internacional y Desarrollo Económico", ponencia desarrollada en el Curso Introductorio sobre la cooperación Internacional, 18 al 30 de noviembre de 1996.

- Amar Bhattacharya, Peter J. Montiel y Sunil Sharma, (1997), artículo "¿Cómo atraer más - capital privado al Africa subsahariana?" Finanzas y Desarrollo, Junio 1997, publicada por el FMI y el BM.

- Dani Rodrik, (1997), "Has Globalization gone too far?", California Managenent Review, vol 39. Nº 3, primavera 1997.

- Finanzas y Desarrollo, Marzo (1997), Publicada por el FMI y el BM, artículo "Tendencia económicas del mundo en desarrollo", resumen del la publicación "Indicadores del Desarrollo Mundial 1997" del Banco Mundial.

- José Luis Ramírez Huízar, (1996), "La globalización mundial de la economía y la competencia interbloques" ,. Ponencia presentada en el Foro: Los grandes retos de México en la era de la globalización, organizado por la Revista Economía Política, 22 de febrero, 1996, Teatro Calderón, Zacatecas, publicado en Economía Política, Trayectorias y Perspectivas No. 6, marzo-abril, 1996.

- Cepal, (1994) "América Latina y el Caribe: políticas para mejorar la inserción en la economía mundial", Santiago de Chile.

- F. Alburquerque, (1992), "Hacia una nueva conceptualización de la cooperación internacional para el desarrollo" Información Comercial Española, n.702, 1992.

- Declaración política de los países del CAD en su estrategia de Cooperación al Desarrollo para los noventa (Development Co-operation in the 1990s: Policy Statement by DAC Aid ministers and heads of Aid agencies. OCDE/CAD, 1989).

- UNCTAD, (1996), "World Investment Report 1996"

- Banco Mundial, (1996) "Las perspectivas económicas mundiales y los países en desarrollo"

- EL PAIS anuario de 1997, tablas sobre el comercio internacional de 1995, pg 52.

- Monográfico sobre Panamá, (1997), Servex, Boletín de comercio Exterior, nº 104, Mayo 1997, publicado por el BBV.