Biblioteca Quijotesca


  

Juan Ramón Jiménez


Miguel de Unamuno

  

La familiaridad de Unamuno con Cristo es como la de Santa Teresa, también excesiva, sólo que en Santa Teresa se resolvía sólo en amor y en Unamuno, en pelea, muchas veces. Para Santa Teresa Cristo era un novio, un amante y sólo para ella, aunque lo disimula. Para Unamuno, un yo contrario y para todos. Gran cosa hubiera sido que Unamuno y Santa Teresa, vecinos en sus dos provincias, Ávila , Salamanca, y hoy huesos muy cerca bajo tierra, se hubiesen conocido. Qué cosas hubiera escrito Unamuno de Santa Teresa y qué cosas hubiera escrito Santa Teresa de Unamuno. Son los dos hermanos de nuestro Don Quijote, porque Santa Teresa fue en todo la mujer quijote española: idealista y andariega de caminos como Unamuno.
La conocida frase del injenioso Cocteau, epigramático del boulevard parisién: «Víctor Hugo es un loco que se cree Víctor Hugo», se le podía aplicar a Unamuno con un lijero cambio «Dios es un loco que se cree Unamuno».



Juan Ramón Jimenez (Moguer, Huelva 1881-1958), Miguel de Unamuno,
Apuntes para el curso (1942)

23/05/97



Volver al Índice