MOTEADO DE LUZ BLANCA

 

Las siguientes imágenes corresponden a la luz reflejada en la punta de un bolígrafo muy próximo al ojo (o pegado al objetivo de la cámara fotográfica). Al estar muy cerca del ojo no podemos enfocar la punta del bolígrafo con lo que la luz que sale de la punta forma una mancha (o varias si hay varias partes que reflejen mucha luz). Puede apreciarse que la mancha está muy coloreada. En una de las imágenes se aprecian estructuras circulares más pequeñas que parece más seguro que pueden deberse a difracción en los detalles más pequeños de la punta como en este ejemplo. Hemos conocido este fenómeno gracias a Adrián Díaz Álvarez y Belén Cortés Llanos. Se trata de una forma sutil de interferencia con luz blanca, producida en las rugosidades del objeto reflector, muy similar a la interferencia en medios rugosos pero en color, también similar a los colores por difracción en las pestañas.

       

           

 

  una dos tres

 

Otro fantástico ejemplo conseguido por Román Fernández, desenfocando un conector electrónico.

  una dos tres

 

Otra forma de ver este genial efecto es mirar a cierta distancia una fuente de luz blanca como un flexo, o los faros de un automóvil. Alrededor de la fuente de luz verá un halo coloreado, maravillosamente sutil y delicado. Podemos ver un par de imágenes directas de un flexo cortesía de Víctor Gago, que ilustran muy bien la interferencia que puede verse a ojo, producida en las rugosidades del ojo, o en este caso, de la cámara.

  flexo bolita