María Victoria Nuño Moral
marivinm@eucmax.sim.ucm.es

CD-ROM e hipertexto en prensa

Resumen

El soporte óptico CD-ROM junto con la tecnología aportada por los sistemas hipertextuales pueden convertirse en una herramienta de trabajo clave para los Centros de Documentación. Internet ha revolucionado la labor periodística. Sin embargo, desde el punto de vista del almacenamiento todavía existen vacíos documentales. Teniendo en cuenta que las tareas documentales no se mantienen al margen de las innovaciones tecnológicas, presentamos una nueva forma de análisis y, como consecuencia, de almacenamiento y consulta que harán más productivas las consultas de cualquier posible usuario que acuda a dichos Centros de Documentación.

Introducción

En los últimos años, las perspectivas en el campo del almacenamiento informativo, en especial en el terreno de la prensa, presentan nuevas tendencias, principalmente centradas en el CD-ROM, considerado ya como “el nuevo papiro del siglo XXI”.

La irrupción de este soporte óptico en los Centros de Documentación, entre ellos los periodísticos, produce un vuelco en todas las actividades que llevan a cabo, especialmente, en aquellas relacionadas con las tareas de almacenamiento y recuperación, dadas las capacidades y características que comporta dicho soporte.

Partimos del siguiente hecho: el CD-ROM en el marco de los Centros de Documentación Periodística son un medio de difusión/distribución cuya única finalidad puede ser la comercial. Exclusivamente han trascendido como meros soportes de almacenamiento, pero resultan insuficientes como instrumentos de consulta en un Centro de Documentación de Prensa debido fundamentalmente a dos aspectos: como soporte tecnológico, el CD-ROM es un sistema cerrado en el cual, una vez grabadas las informaciones, no permite ningún tipo de manipulación. En segundo lugar, necesitaría de un trabajo interno de relación - sistema hipertextual- para así mejorar sus prestaciones y adaptarse de forma adecuada a las necesidades de los usuarios.

Solución a este último aspecto es el objetivo fundamental. Se presenta un nuevo modelo de gestión de informaciones por el establecimiento de estructuras hipertextuales en un soporte óptico, atendiendo al análisis que se lleva a cabo con el contenido de esos documentos.

El soporte CD-ROM sigue siendo la estrella de todos los soportes ópticos. Las diferentes aplicaciones que permite este soporte en el campo de la edición electrónica son ya una realidad. Diferentes documentos en CD-ROM como enciclopedias, diccionarios, bases de datos y cualquier otro tipo de fondo documental, es ya una herramienta de trabajo imprescindible en muchas empresas, entre ellas las periodísticas.

La gran capacidad de almacenamiento que presenta el CD-ROM - aparte de los reducidos costes que supone su producción para una empresa -, le han convertido en los últimos cinco años en el soporte más interesante dentro del mundo periodístico máxime teniendo en cuenta que la documentación, en la mayoría de las empresas informativas, sigue siendo la “asignatura pendiente”.

Con todo ello, hechos como una mayor utilización de los archivos informativos, el incremento del número de profesionales y la llegada de los sistemas tecnológicos a los diferentes medios hacen que hoy podamos hablar de una “nueva realidad”.

Esto se ve superado a la hora de poder disponer en un mismo soporte de diferentes tipos de información, especialmente textual e iconográfica desde el punto de vista de los Centros de Documentación de Prensa. De manera que nos podemos encontrar con el contenido íntegro e incluso el formato original que presentó en su día el formato impreso. Esta realidad puede verse aplicada tanto a una determinada información o en su caso, a una página completa que compone un determinado diario.

Mientras que el mundo informativo extranjero empieza a editar sus periódicos en CD-ROM en la década de los 80, los medios informativos-impresos españoles, comenzarán esta actividad ya entrada la década de los 90. De esta forma, los CD-ROMs irrumpen en los medios informativos-impresos originando una nueva revolución tecnológica. La primera tuvo lugar con la llegada del ordenador a las redacciones periodísticas; con posterioridad, los avances se han sucedido en el terreno de los soportes documentales.

Por otro lado, otro concepto relevante es el de SISTEMA HIPERTEXTUAL o lo que es lo mismo, concepto de “Navegación”, el cual hoy está presente en la mente de todos gracias a Internet. Sin duda, la llegada de Internet ha supuesto toda una revolución en el mundo informativo en general; sin embargo, desde el punto de vista del almacenamiento sigue existiendo un vacío documental. Con el concepto de hipertexto nos encontramos con un documento interactivo en el cual se almacenan grandes cantidades de información en un mínimo espacio y además se supera la linealidad del contenido, característica de soportes anteriores. Podemos definir el hipertexto como sistemas de escritura/lectura, almacenamiento/recuperación multidireccionales, multirrelacionales y multidimensionales.

De tal forma que será el propio usuario quien se mueva por todo ese bagaje informativo, eligiendo sus propios caminos de lectura/consulta, de las diferentes informaciones que se encuentran almacenadas. No obstante, esa “navegación” debe de estar controlada con el objetivo de “no perderse” a la hora de llevar a cabo una consulta.

La combinación CD-ROM e Hipertexto implica el poder almacenar en un mismo soporte un gran volumen de información de diferente naturaleza, relacionada entre sí, estableciendo de este modo diferentes y casi infinitas combinaciones. La aparición de los soportes de almacenamiento masivo y los sistemas de recuperación como los hipertextos modifican las posibilidades informativas originando nuevos productos caracterizados por la interactividad.

Se elaborarán productos de carácter temático donde quedará almacenada todo tipo de información relacionada con un determinado tema, de forma que, dicho producto, se caracterizará por su carácter retrospectivo.

CD-ROM Y PRENSA

El CD-ROM se presenta como soporte adecuado desde el punto de vista del almacenamiento masivo de informaciones y se convierte en última instancia en el último formato tecnológico que parte de los Centros de Documentación de Prensa. Se trata pues de aportar una solución al vacío informativo existente en relación con el contexto de aquellas informaciones (tanto contenidos generales como datos puntuales) que en ellos se almacenan.

El CD-ROM presenta atractivas perspectivas para las labores de almacenamiento, especialmente en el terreno periodístico, donde el número de informaciones crece diariamente de forma vertiginosa. Todas las características técnicas han hecho que se convierta en auxiliar documental dentro del ámbito multimedia. Así, se muestra el desarrollo del CD-ROM como soporte documental, considerándolo de máxima utilidad a la hora de almacenar grandes volúmenes de información.

Junto con las características aludidas anteriormente -intrínsecas al propio soporte-, la incorporación del CD-ROM en el mundo de la prensa viene acompañado de factores externos entre los que cabe destacar:

Si nos centramos en los ejemplos ya existentes llegamos a la siguiente conclusión: se trata de un soporte válido que todavía no ha sido “explotado” suficientemente por parte de la mayoría de los profesionales, desde el punto de vista de la utilización. Hasta este momento, los CD-ROMs han sido editados como meros productos de almacenamiento - que no de utilización masiva -, y para una finalidad más comercial que productiva. El objetivo es hacer del CD-ROM un soporte auxiliar en todo Centro de Documentación, principalmente periodístico. El análisis de los CD-ROMs existentes en relación con la prensa diaria (El Mundo, La Vanguardia o El Periódico de Cataluña) nos llevan a constatar la existencia de vacíos informativos vinculados al terreno contextual en relación con diferentes documentos almacenados. Este hecho conduce a estudiar dos aspectos: cómo analizar esos documentos y cómo plasmar ese análisis con el objeto de que resulte más eficaz.

1.- Análisis de Documentos

Aludimos al documento como “soporte que, por los signos en él fijados, registra y conserva determinados datos de conciencia referidos al mundo”(1) .De esta definición se derivan los elementos fundamentales de todo Documento: soporte y contenido; en este segundo elemento están comprendidos todos los conceptos informativos como la organización establecida entre ellos. Uno de los problemas que afectan a la implantación de medios y soportes documentales está en relación con la conservación del soporte y mensaje a través del tiempo.

Atendiendo a los elementos señalados, desde el punto de vista del soporte, el CD-ROM presenta una gran capacidad de almacenamiento de informaciones independientemente de la naturaleza de las mismas. Las tecnologías ROM presentan el inconveniente de ser un sistema cerrado, es decir, una vez registradas en estos soportes una serie de informaciones estos no pueden ser grabados de nuevo por lo que su utilidad en un centro de Prensa es prácticamente nula como sistema operativo. Por otro lado, como consecuencia de este último hecho, no podemos manipular los contenidos que en ellos se almacenan aunque en el caso de la prensa, el objetivo desde el punto de vista del contenido, sería almacenar las informaciones -noticias, artículos, crónicas, entrevistas, etc.- tal y como aparecen en formato impreso. La única limitación que encontraría el documentalista es temporal, es decir, el tratamiento sólo podría realizarlo a posteriori.

Desde el punto de vista del contenido manejamos distintos tipos de informaciones y nuestro objetivo es encontrar un método que permitan gestionar toda la información contenida en cada uno de esos documentos de forma coherente y uniforme a todos. De manera que todos los elementos intelectuales que aparecen o puedan aparecer queden representados. Nuestro objetivo es que en el análisis de cada documento queden reflejados todos los valores tanto los puramente informativos como los informativo-contextuales ya que por noticia podemos entender aquella información que ha tomado forma de texto a través de una sistematización por parte de los elementos constitutivos de la información.(2)

María Pinto define el Análisis de contenido como “el conjunto de métodos que tienden a analizar el contenido de un documento para obtener y representar su macroestructura global" (3). En este sentido, el trabajar con la prensa implica el conocimiento de unas técnicas mínimas de cómo se estructura. Se trata por tanto de una técnica de descripción objetiva y clasificación sistemática de un texto. Según Chaumier (4), el tratamiento de la información consistiría en la clasificación de los contenidos de cada uno de los documentos.

Se trata de encontrar el método eficaz a la hora de gestionar los contenidos informativos: que sirva para almacenar los documentos y que ofrezca respuestas a la hora de preguntar por cualquier segmento significativo de cualquier texto periodístico. Los objetivos que debe perseguir todo método de gestión organizativa de la información deben ser: en primer lugar detectar todos los elementos significativos relevantes del texto; y en segundo lugar, que esos elementos significativos pueden proceder del plano denotativo o connotativo (5).

El objetivo es que cualquier concepto informativo, tanto el que se deriva del propio texto como el que emana del contexto del mismo, que pueda tener relevancia ante algún posible usuario pueda ser objeto de recuperación. Por este motivo, el análisis que se adopte tendrá como objetivo el clasificar los contenidos independientemente de cuáles sean éstos. El objetivo es acceder a las unidades documentales de acuerdo con las demandas de los usuarios.

El usuario encuentra respuesta a cualquier posible pregunta que muchas veces se deriva del propio contexto de la noticia. La manera de gestionar todas estas informaciones, tanto documentos gráficos como iconográficos, en un mismo soporte vendrá de la mano de los sistemas hipertextuales para establecer las relaciones entre los diferentes unidades documentales (documentos) y conceptos. Con ello, conseguimos llenar el vacío contextual que presenta el análisis de contenido informativo en muchas ocasiones.

Así accederemos a un soporte CD-ROM en el que, a pesar de no permitir la reescritura por parte del usuario se supera la organización lineal característica de la prensa escrita. Todo esto conlleva que no se dejen de lado el tratamiento de las informaciones periodísticas necesario en primer lugar por la cantidad existente y por la cantidad de datos que aportan (claro ejemplo El Periódico de Cataluña). Este hecho hace que el CD-ROM quede relegado a mero soporte de almacenamiento con carácter retrospectivo, con una finalidad puramente comercial. En todo centro de documentación de prensa debe existir un equilibrio entre cantidad/calidad. Tan importante es la cantidad de documentos que estén almacenados como el tratamiento que de ellos se haya realizado para tal fin. Los novedosos sistemas, y en especial la tecnología óptica, maximizan este equilibrio. El leitmotiv reside en cuál es el mejor sistema de tratamiento que se debe adoptar y en segundo lugar, el soporte que lo haga duradero.

HIPERTEXTO EN PRENSA: PROCESO TÉCNICO-INTELECTUAL

Desde un punto de vista general, hablamos de Documentación Periodística como la actividad documental que se lleva a cabo con la información manejada en cualquier medio de comunicación, con el objetivo de hacer más comunicable (6).

Como señala Eulalia Fuentes, “todos los medios de comunicación de masas se nutren básicamente de la propia prensa. Todos los servicios de documentación periodística tienen la necesidad de disponer de información periodística retrospectiva, fiable, actualizada y de rápido acceso y esto lo proporciona la prensa" (7).

La finalidad de todo Departamento Documental de Prensa es “servir a los redactores como “memoria” infalible y fuente de información” (8). Ante este principio, el núcleo del trabajo documental gira en torno a tres aspectos fundamentales: almacenamiento, recuperación y difusión o consulta. El objetivo es centralizar la información y organizarla.

Cualquier medio de comunicación tiene como objetivo poner a disposición del usuario la información exacta, de acuerdo con la demanda planteada por él. Por esta razón, todos los Departamentos Documentales deben analizar y estructurar la información en un contexto adecuado.

Desde el punto de vista de los sistemas de comunicación, los medios impresos son los que mueven mayor volumen de documentos - de hecho, la mayoría de los medios audiovisuales tratan sus informaciones a partir de los documentos escritos-, lo cual es más notorio en el caso de la Prensa, si lo comparamos con otras fuentes de información escrita.

Una de las tareas más importantes de los medios escritos es conseguir y ofrecer información de actualidad, pero en la mayoría de las ocasiones esta información debe combinarse con documentos retrospectivos.

1.- Características de la prensa hipertextual (9)

Las reagrupamos en tres ejes fundamentales haciendo mayor hincapié en el caso de la Prensa y en la manera en que el hipertexto influiría en ella.
  1. Dualidad de Fuentes:
    Esta doble vertiente viene marcada por el hecho de que los propios medios de información, en la mayoría de las ocasiones, se convierten en productores y receptores de información, tanto en los trabajos puramente periodísticos de redacción, como documentales.
    Aquellos departamentos documentales que trabajen con sistemas hipertextuales seguirán participando de esta dualidad, ya que supone el fundamento de todo trabajo documental, al trabajar con documentos primarios o secundarios y producir, a su vez, nuevas informaciones.
  2. Diversidad de usuarios: (10)
    Podemos hablar de cuatro grupos de usuarios de cualquier servicio documental: Periodistas, Organismos, Académicos, bien sean estudiantes, profesores o investigadores, y Lectores. Todos ellos demandan informaciones de actualidad pero también, en muchas ocasiones, requieren información de carácter retrospectivo. En suma, la información tiene como destinatario final al público en general.
    Se trata por tanto, de tener la información requerida, bien sea actual o de carácter retrospectivo, y además obtenerla lo más rápidamente posible. “Además del mensaje básico de cualquier documento en forma textual, la documentación como software, normalmente no es ajena a una serie de expresiones gráficas y de otra especie en el mismo documento y son tan dignas e interesantes de ser conservadas y transmitidas como las textuales, y de este modo, configurar un documento recuperable en su originalidad más completa" (11).
    Para poder atender todas las peticiones posibles sería necesario una buena estructuración de la información que se demanda en un momento dado, pero también tener accesible cualquier información vinculada con ésta con la mayor rapidez posible. Esto es una de las ventajas fundamentales con la que cuenta el hipertexto, dada la posibilidad de enlazar diferentes documentos.
  3. Heterogeneidad:
    Los medios de comunicación generan cantidades ingentes de información, a veces repetitiva, lo que conlleva problemas de espacio y tratamiento. Además debemos tener en cuenta que dichas informaciones pueden ser de diferente naturaleza y tener la misma importancia en un momento dado.
    Ambos problemas se están viendo resueltos gracias a los nuevos soportes tecnológicos que van apareciendo y a los nuevos programas que podemos aplicar. De tal forma que se consigue almacenar importantes volúmenes de información en espacios reducidos y aplicar programas de tratamiento, que atenúan los problemas de análisis y almacenamiento de dichas informaciones, evitando así problemas de duplicidad.
    Considerando la situación actual de la los Centros de Documentación de Prensa, junto con los últimos soportes ópticos de almacenamiento que podemos encontrar en ellos, la solución a estos problemas vendría de la mano de un soporte óptico, como el CD-ROM, junto con la utilización de programas hipertextuales.

Todo Departamento de Documentación Periodística deberá verificar las informaciones y preparar así, todo el material del cual dispone. Pero por otro lado, aparte de poder ofrecer dichos documentos a los diferentes usuarios, deberá sugerir otras posibles informaciones y antecedentes de dichos documentos. Así lo indica Galdón cuando señala que “la función informativa alcanza su dimensión plena cuando no se limita a suministrar datos de modo escueto e inconexo” (12).

En suma, el objetivo fundamental que conseguiríamos teniendo un Centro Documental que compartiera ambas tecnologías, CD-ROM e Hipertexto sería: tener almacenada la información presentada en un documento así como la información contextual que conlleva toda noticia. Esta aportación se apoyaría en dos ideas fundamentales:
  1. Disponer de una fuente propia de información contrastada para cualquier consulta. La función de comprobación y verificación de los datos es el eje y núcleo de toda labor documental, siendo uno de los principales problemas con los que se enfrentan muchos usuarios, especialmente los periodistas.
  2. Preparación del material necesario sobre cualquier tema en concreto. Obtendremos un soporte en el que estarán almacenados las principales noticias, y además al utilizar un programa hipertextual y poder conectar diferentes documentos, dispondremos de las informaciones de apoyo.

Con esta mecánica de trabajo obtendremos:

EJEMPLO PRACTICO DE ANÁLISIS HIPERTEXTUAL

1.- ANÁLISIS Y ESTRUCTURACIÓN

Como hemos señalado al principio, el objetivo es conseguir una mejor funcionalidad de la labor documental que se lleva a cabo en los diferentes Centros de Documentación de cualquier medio, especialmente en los medios de información escritos. Ante esto, nuestra meta es tener almacenadas las noticias referentes a un tema, junto con la información de apoyo a dichos documentos, todo ello en un espacio reducido.

Mantenemos el mismo soporte óptico - CD-ROM -al ser la última tecnología presentada a los usuarios por parte de los Centros de Documentación de Prensa nacionales junto con las ventajas que hemos señalado previamente.

Se ha realizado un estudio de diferentes modelos de análisis como Paradigma de Laswell, el Modelo de Casos, etc., aunque se ha observado que no resultan completos desde el punto de vista de la recuperación de la información. Resultan insuficientes y en algunos casos, como la representación del Modelo de Casos, poco viable. Sí sería válido a un nivel “superficial” pero no quedarían recogidos muchos de los datos que pueden aparecer mencionados y ser relevantes en una información. Por otro lado, se ha observado que en ocasiones se tratan de aplicaciones unilaterales, ya que pueden presentarse divergencias a la hora de encuadrar algunos elementos de acuerdo con la estructuración existente. Ante esta falta de normalización y ante la dificultad textual, el documentalista adquiere mayor relevancia en su extrapolación, es decir, ante textos que resultan difíciles de analizar, el documentalista debe poner más de su parte.

Para realizar el análisis de los documentos nos basamos en la Tipología de Segmentos Relevantes (13), adaptándola a las necesidades y posibilidades que ofrece el sistema hipertextual. De esta forma, y como queda reflejado en el siguiente cuadro, quedan recogidos tanto los conocimientos escritos como los que se derivan del contexto de cada una de las informaciones.

DATO FACTUALAntecedentes: HIPERTEXTO
ENUNCIADOEn relación con TEMAS Y EJECUTOR
TOMAS DE POSICIÓNDecisiones de los EJECUTORES
EJECUTORESPersonalidades, Organizaciones y Países: HIPERTEXTO
ACCIONESHechos que se llevan a cabo o se anuncian que van a suceder.
INSTRUMENTOSAquello que se utiliza para llevar a cabo una acción
LUGAR/TIEMPO/SITUACIÓNLugar, Fecha y Contexto en que se desarrolla la acción
APORTACIÓN CONTEXTUAL:
  • CUALIDAD
  • CARACTERÍSTICAS
  • OMISIONES
Informaciones contextuales y de apoyo que normalmente no aparecen en la noticia: HIPERTEXTO (biografías, explicaciones de antecedentes, explicaciones de temas, organizaciones...)
FINALIDAD/CAUSASPor qué y Para qué de una Acción
IMPLICACIONESTemas relacionados directamente con la Acción y que pueden estar implícitos o explícitos en el propio documento.

La organización adoptada en cuanto al almacenamiento y posterior consulta de cualquier información es básicamente relacional en combinación con una estructura jerárquica, con lo que conseguiremos un esquema básico que no desoriente al usuario. Esto es importante en aquellos casos en los cuales nos encontramos con documentos que puedan estar subordinados a otros como ocurre en la organización presentada de los parámetros TEMAS o PAÍSES.

Esta pantalla de presentación refleja la estructuración en tres bloques: el primero contiene la información contextual general sobre el tema; el segundo bloque contiene todas las noticias en relación con el tema. Por medio de esta alternativa encontramos dos opciones de consulta: en primer lugar, ir leyendo los documentos y desplazarnos a través del botón “Siguiente” que el propio documentalista haya creado o, en segundo lugar, empezar a navegar a través del contenido, activando cualquier nodo marcado en el documento. Y, por último, el tercer bloque está estructurado en cuatro partes: PERSONAS, ORGANISMOS, TEMAS y PAÍSES. Activando cada uno de ellos se despliega una nueva ventana con el contenido temático que contiene de forma individualizada.

De tal forma que los elementos que van a configurar la estructura de este soporte serán:
  1. NODOS: cualquier pieza informativa, independientemente de su naturaleza, que podrá estar constituida por: una Noticia completa; un Dato Factual; un Ejecutor (Persona, Organización o País); un Tema (Acción, Implicación o Enunciado) o un Documento de Información Contextual (Cualidades, Características y Omisiones).
  2. ENLACES: Vínculos establecidos entre los diferentes nodos que existan de los citados anteriormente.
  3. PANTALLA DE PRESENTACIÓN: Se indican las diferentes opciones de consulta con las que se encuentra el usuario y cómo queda estructurada la información desde el punto de vista del contenido.
  4. BOTONES DE FUNCIÓN HIPERTEXTUAL: son establecidos por parte del documentalista y nos los encontramos dentro de cada nodo que estemos visualizando:
    1. “OTROS DOCUMENTOS RELACIONADOS”: Nos lleva a otras noticias que estén enlazadas con el trayecto de consulta elegido.
    2. “INFORMACIÓN”: Visualizamos una ventana de información complementaria, de acuerdo con el parámetro de consulta seleccionado.
    3. “SIGUIENTE”: En el caso de elegir la opción de visualizar todas las noticias almacenadas en relación con el tema principal, a través de este botón podemos avanzar por las informaciones almacenadas.
    Estos botones los encontramos tanto al principio como al final de cada documento, de tal forma que es el usuario quien decide acerca del interés de los mismos, es decir, de la ventana que esté activa en ese momento.
  5. BOTONES DE DESPLAZAMIENTO: Con el objetivo de ayudar al usuario en el desplazamiento por la estructura establecida, y al utilizar el visor Netscape, hemos utilizado tres botones más que nos ayudarán a la hora de movernos por las informaciones: Retroceso (retrocedemos a la pantalla visualizada previamente); Avance (avanzamos por el mismo trayecto ejecutado con anterioridad) e Inicio (nos lleva a la primera pantalla desde la cual podemos iniciar una nueva consulta).
  6. BARRA DE INFORMACIÓN: Con el objetivo de que el usuario sepa en todo momento el lugar en el que se encuentra y el trayecto de consulta elegido, en la parte superior de la pantalla se indica cuál ha sido el parámetro de consulta o el nodo seleccionado, y el número de noticia en el que se encuentra respecto del número total de documentos encontrados.

Ejemplo de noticias. Todo documento que leemos en pantalla estará acompañado de diferentes documentos enlazados con él. Hablamos, por tanto, de documentos virtuales.

Como conclusión y para finalizar exponemos las características más importantes de este tipo de almacenamiento:

CONCLUSIÓN

La utilización que de este soporte se lleva a cabo en un Centro de Prensa está dirigida a la consulta de carácter retrospectivo. Al ser un soporte sólo de lectura, no está destinado al trabajo diario que se realiza en este tipo de Centros. Desde este punto de vista, su función en un medio de comunicación es enciclopédica. Resultaría ventajoso que los departamentos documentales realizaran trabajos sobre temas o acontecimientos determinados (CD-ROMs monotemáticos), de interés para el ámbito informativo, que complementaran la necesidad de información de los propios periodistas.

Paralelamente, la integración de un sistema hipertextual en la organización de los diferentes contenidos que conforman los documentos solventa la existencia de vacíos informativos. El hipertexto permite crear vínculos entre los diferentes contenidos y facilita así, el almacenamiento relacional entre: los diferentes documentos, los temas que de ellos se derivan, los conceptos onomásticos o geográficos que aparecen en esas informaciones, y, a su vez, permiten la conexión con la información contextual de todos los nodos citados.

BIBLIOGRAFIA

BENITO AMAT, C.; CASTILLO BLASCO, L.: “Factores condicionantes de las operaciones documentales en medios de comunicación”. En: Revista Española de Documentación Científica, v. 19, nº 2, 1996.

CANTOS GOMEZ, P.; MARTÍNEZ MENDEZ, F.J.; MOYA MARTÍNEZ, G.: Hipertexto y Documentación. Murcia: Universidad, Secretariado de Publicaciones, 1994.

CORDON GARCÍA, J.A.: “De D´Alembert al CD-ROM: las enciclopedias electrónicas o la aparición de un nuevo paradigma”. En: Revista Española de Documentación Científica, v. 18, nº 4, 1995.

COTTE, Dominique: “Questions sur le multimedia”. En: Documentaliste, v. 29, nº 4-5, 1992.

CHAUMIER, Jacques: Análisis y lenguajes documentales: El tratamiento lingüístico de la información documental. Barcelona: Mitre, 1986.

ESPINOSA, B. et al: Tecnologías documentales. Madrid: Tecnidoc, 1994.

FUENTES, Eulalia: Manual de documentación periodística. Madrid: Síntesis, 1995.

GALDON LOPEZ, G.: Principios operativos de la documentación periodística. Madrid: DOSSAT, 1989.
El servicio de documentación de prensa. Barcelona: Mitre, 1986.

GARCÍA GUTIÉRREZ, A.: Análisis del discurso periodístico. Madrid: CTD, 1992.

IZQUIERDO ARROYO, J.Mª: La organización documental del conocimiento. 1/1 El marco documental. Madrid: Tecnidoc, 1995.

PASTOR SANCHEZ, J.A.; SAORIN PEREZ, T.: “El hipertexto documental como solución a la crisis conceptual del hipertexto: El reto de los documentos cooperativos en redes”. En: Cuadernos de Documentación Multimedia, nº 4, 1995.

PINTO MOLINA, Mª.: Análisis documental: Fundamentos y procedimientos. Madrid: Eudema, 1991.

SAGREDO, Félix: “Documento y sistema virtual”. En: Tendencias de Investigación Científica, 1996.

SAGREDO, F.; IZQUIERDO, J.Mª.: Concepción lógico-lingüística de la Documentación. Madrid: IBERCOM, 1983.

YOUNG, Andrew: “The road to CD-ROM”. En: International Journal of Micrographics & Optical Technology, v. 13, nº 1, 1995.

Notas


(1) SAGREDO FERNÁNDEZ, F.; IZQUIERDO ARROYO, J.Mª. (1983) p. 331
(2) IZQUIERDO ARROYO, J.Mª. (1995) p. 77
(3) PINTO MOLINA, M. (1991) p. 205
(4) CHAUMIER, J. (1986) p. 19
(5) GARCÍA GUTIÉRREZ, A. (1992) p. 123
(6) GALDÓN LÓPEZ, G. (1989) p. 31-32
(7) FUENTES, E. (1995) p. 141
(8) GALDÓN LÓPEZ, G. (1986) p. 21
(9) FUENTES, E. (1995) p. 136-140
(10) A este hecho también se le denomina “Estratificación de los usuarios y usos de la Documentación Periodística”, dada la especialización requerida en relación con el medio informativo de trabajo. BENITO AMAT, C.; CASTILLO BLASCO, L. (1996) p. 198
(11) ESPINOSA, B. et al. (1994) p. 70
(12) GALDÓN LÓPEZ, G. (1989) p. 24
(13) GARCÍA GUTIÉRREZ, A. (1992) p. 123-124

Nota biográfica

Doctora en Ciencias de la Información y Profesora de Documentación en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.



Volver a Colaboradores