Ir al contenido | Inicio/BuscarServiciosBibliotecasColección DigitalAyuda

Paloma Peláez Bravo. Música en la piedra


Paloma Peláez Bravo
Música en la piedra. Codex Calixtinus
Sala de Exposiciones de la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes

Del 2 al 31 de octubre de 2007

Desde hace tiempo la arquitectura es lugar de observación y pensamiento en mi forma de comprender el mundo. Tras años realizando la investigación de lo que fue mi tesis doctoral: Influencia de las vidrieras en el arte del siglo XX, el espacio arquitectónico se convirtió desde la teoría, en un sistema de representación pictórico, cambiante, metamorfosis de la imaginación, humanizado y por tanto vivo.

El espacio arquitectónico en mi obra es el lugar; es paisaje de luz; es voz en la piedra; es más que mero capricho. Es palabra. No entiendo la arquitectura como un simple lugar de representación, sino más bien como  un elemento activo, es decir, un ámbito de la naturaleza interior del hombre, ya que ésta es superviviente del tiempo. Es rudo testigo. Es testimonio en su piel de nuestras locuras.

 Decía Víctor Hugo, que la arquitectura es el gran libro de la humanidad, la principal expresión del hombre en sus diversos estadios de desarrollo sea como fuera, sea como inteligencia(...), aunque también profetizaría el fin de ésta, ya que también diría el libro matará al edificio[1].  Sin embargo, el tiempo arquitectónico se mantiene aquí, en este mundo cada vez más tecnológico y sobre todo más irrespetuoso. El libro no mató al edificio. Aquí permanece como presente. Aquí vive, se adapta y a veces se transforma, mostrándonos siempre la esencia de un momento.

Música en la piedra, representa la génesis de este pensamiento: la catedral vista como un libro de música. La obra está inspirada en el Codex Calixtinus o Códice Calixtino, manuscrito que se conserva en el archivo de la Catedral de Santiago de Compostela, atribuido por los monjes de Cluny al Papa Calixto II (1199-1124), siendo -según se piensa- el clérigo Aymeric Picaud  su compilador, compositor y anotador.  El Codex Calixtinus es el primero de los grandes manuscritos polifónicos de la Edad Media; contiene alrededor de 20 composiciones polifónicas originales. No se trata del único testimonio musical del Camino de Santiago, pero sí de la más universal prueba de la intención de unir todas las lenguas a través del culto, siendo considerado como la primera guía para los peregrinos del siglo XII.

Codex Calixtinus tiene total relación con lo que es y leemos en la entrada de la Catedral de Santiago. El conocido Pórtico de la Gloria retrata en piedra, a través de sus inmortales narradores, los instrumentos musicales descritos en tan importante documento. La muestra de esta exposición,  Música en la piedra: Codex Calixtinus, es una mirada a través del dibujo a dicha Catedral de Santiago. La catedral vista como un libro de música. Y en este homenaje a la Catedral de Santiago y a su música se reinventa un nuevo lugar, surgen nuevas formas, nuevos instrumentos, nuevas melodías integradas con partituras más contemporáneas y de todos los tiempos que, a modo gráfico y gestual sobre pentagramas musicales, perpetúan el Codes Calixtinus en el siglo XXI. La música, decía Iger Stravinski, no basta con oírla; además hay que verla.
                                                                                                            

PALOMA PELÁEZ BRAVO.


[1]  VICTOR, Hugo. Nuestra Señora de París. Alianza Editorial: Madrid, 1990, p.p 201- 203



Quejas y sugerencias Mapa web
Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid
Ciudad Universitaria - 28040 Madrid
bucweb@buc.ucm.es
© UCM 2022