Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 28 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué es CBD? Conoce todos los beneficios

Sin duda alguna, el cannabis representa una de las plantas más infravaloradas del todo el mundo, hasta el punto que su utilización en la fabricación de productos para el consumo o uso de los seres humanos es ilegal en muchos países. Lo cual ha sido la razón principal para que muchos científicos hayan realizado múltiples estudios e investigaciones en la actualidad para dar a conocer la gran cantidad de beneficios que esta planta proporciona, rectificando la información encontrada en escritos cristianos, indios y griegos de épocas antes de Cristo.

CBD: uno de los mejores componentes del Cannabis Sativa

La planta de Cannabis Sativa se encuentra compuesta por una gran variedad de sustancias químicas que se encargan de dotarlo de todas sus propiedades beneficiosas. Actualmente no se tiene conocimiento de la cantidad exacta de estas sustancias pero rondan entre 60 a 113 elementos distintos con cualidades muy diferentes. Entre ellas vamos a encontrar al cananabidol, también conocida como CBD, el cual se considera el principal cannabinoide de la planta de cáñamo.

Ahora bien, debido a la desinformación acerca de este tema, se ha generado el mito de que el CBD produce sensaciones alucinógenas solo por provenir del cannabis. Es una afirmación completamente falsa, ya que, como mencionamos anteriormente, el cannabis va a contener diferentes elementos químicos, uno de ellos es el tetrahidrocannabinol (THC) que será el responsable de producir las alteraciones en las sensaciones y percepciones al tener contacto con él, puesto que se trata de un de un cannabinoide psicoactivo.

En cambio, el CBD es una sustancia completamente distinta al TDH, siendo completamente inofensivo, es decir, que el utilizar o consumir productos a base de cannabidol no te producirá un estado de subidón o euforia. No obstante, no debes descartar que algunas empresas suelen agregan pocas o ciertas cantidades de THD a sus productos a base de CBD, por lo que te recomendamos que siempre leas las especificaciones de todo lo que vayas a adquirir.

Asimismo, también considera que dependiendo del tipo de cannabis a utilizar va a depender la concentración de THD Y CBD. Los productos a base de cáñamo suelen tener niveles más altos de CBD y muy pocos de THD, al contrario de la mariguana que posee más niveles de THD que de CBD, es decir, que a pesar de ser variantes de la misma planta (cannabis sativa) algunas tendrán un poder alucinógeno más elevado que las otras. Por ende, el CBD se extrae, mayormente, del cáñamo.

Normalmente, el CBD se extrae en forma de aceite directamente de la planta, aunque también se obtiene de forma líquida, en crema o masticable, dependiendo de la utilidad que se le dará después de su extracción. En este aspecto se considera muy versátil ya que va a tener grandes posibilidades a nivel industrial.

Desde mediados del año 2000 se han llevado a cabo experimentos e investigaciones legales y aprobadas por Gobiernos de los países para comprobar los beneficios medicinales del cannabis en los seres humanos. Un gran ejemplo es cuando en 2013 Estados Unidos, bajo el Departamento de Salud y Servicios Humanos, permitió que se tratara con CBD a un paciente diagnosticado con trastornos neurodegenerativos, obteniendo muy buenos resultados y mejorando la calidad de vida del individuo.

Usar o consumir CBD posee mucho más beneficios de los que imaginas

Durante muchos años se ha satanizado el uso del cannabis con fines medicinales debido a que existe mucha más información acerca de su uso recreacional y las personas desconocen que existen múltiples tipos de esta planta y solos se centran en la marihuana. Para evitar que seas parte de la población que posee gran desconocimiento acerca de las ventajas que aporta el CBD en distintos aspectos de nuestra salud, te traemos los beneficios comprobados científicamente del CBD.

Es un famoso antiepiléptico, ya que esta sustancia ayuda en gran cantidad a disminuir la severidad y frecuencia de los ataques epilépticos en cualquier edad, sobre todo en personas que han creado resistencia a otros fármacos antiepilépticos. También se ha utilizado como alternativa para el tratamiento de enfermedades como Alzheimer, Esclerosis múltiple, Parkinson, neurodegeneración y artritis neuropática, generando efectos antiinflamatorios y neuroprotectores. Se observó en los pacientes una desaceleración de la enfermedad y la supervivencia de neuronas.

Un estudio realizado arrojó como resultado que el CBD ayuda a producir la apoptosis en las células cancerígenas, es decir que las células deficientes mueren para dar paso a células sanas, de esta manera se reduce el crecimiento de tumores y se retrasa la metástasis (se cree que es debido a la propiedad antioxidante de CBD).

En el caso del estrés postraumático, este se caracteriza por generar mucha tensión en las personas que lo padecen, por lo que se recomienda el consumo de CBD que los ayudará a olvidar los eventos traumáticos. Por otra parte, debemos resaltar que posee efectos antipsicóticos, ayudando a disminuir los efectos de esta enfermedad, e incluso, se considera que también es utilizado para prevenir el desarrollo de trastornos psicóticos en edades tempranas.

Dentro de sus propiedades más aclamadas encontramos que es un excelente antidepresivo y ansiolítico por lo que será ideal para tratar trastornos depresivos y de ansiedad, como también aquellos desordenes neurológicos leves y graves. Ejemplos de ellos son la ansiedad, ansiedad social, estrés o esquizofrenia.

Estimula el apetito, por lo que genera una sensación de hambre, por ende es utilizado para tratar trastornos alimenticios como desnutrición y anorexia. Igualmente, genera beneficios adversos ya que ayuda a regular el metabolismo y a mejorar nuestro sistema digestivo, siendo ideal para síndromes metabólicos como diabetes u obesidad y trastornos digestivos como colitis o enfermedad de Crohn.

Si el paciente presenta disfunción cardiovascular, es decir, enfermedades como aterosclerosis o arritmia, un tratamiento a base de CBD puede ayudar para mejorar la circulación de la sangre y mejorar la salud del corazón. También previene el riesgo de bloqueos de arterias, previniendo trombosis o un accidente cardiovascular.

Previene y trata enfermedades autoinmunes como aortitis reumatoide, tiene efectos antiinflamatorios, ha tenido un gran papel en el tratamiento de enfermedades neuropsiquiatricas como el autismo, trastorno por déficit de atención e hiperactividad o alcoholismo, promueve el crecimiento y fortalecimiento de los huesos, posee efectos analgésicos que pueden ayudar a reducir el dolor y estimula la respuesta del sistema nervioso.

Es forma de aceite, crema o liquida será un increíble producto para el cuidado de la piel y el tratamiento de patologías dérmicas, ya que mejora el acné, la dermatitis y la psoriasis aportando el alivio en pieles secas, recuperación de la sanidad de la piel y recuperar el brillo de la misma. Cómo pudiste leer, el CBD tiene una gran cantidad de beneficios a nivel psicológico, mental, físico, biológico y hasta social, ayudándonos a conseguir un equilibrio perfecto en nuestra salud.

El uso o consumo de CBD debe ser controlado

A pesar de que conocemos que el cannabidol posee muchísimos beneficios para nuestra salud, no podemos usarlo o consumirlo a la ligera, ya que es importante que contemos con un control de consumo y una dosis adecuada para poder disfrutar de los beneficios que deseamos y no obtengamos efectos contraproducentes. Asimismo, en muchas partes del mundo todavía se reconoce como una droga ilegal o solo se permite para uso medicinal.

Por ende, te recomendamos que consultes el manual de uso del cannabidol antes de utilizar el CBD para fines médicos, para que así conozcas cual es la dosis adecuada según tu afección de salud, tu peso, edad, tamaño, entre otras características que puedan ser relevante. Debes recordar que es muy importante que te informes acerca de este tema antes de tomar una decisión, consulta expertos y visita profesionales de la salud si es necesario, para que evites la automedicación.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias