Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 9 de agosto de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Obras de: Lucía Morales

Stand by

Cruzo la calle

sin mirar a ambos lados

 

es posible que me atropelle cualquiera de esos pájaros

que vienen huyendo del centro de la ciudad

 

stand by

 

ya sabía

que las ciudades, como las personas,

pueden tener días buenos

                            y malos

ahora, tan sólo quiero

iniciar los trámites

del olvido

 

stand by

 

-qué manera de morir,

en los suburbios,

atropellada por aves migratorias

                               fugaces

                               doloridas

 

pero prefiero no intuir tu mano salvadora

transformada en brisa

       prefiero no intuirla llegar

                    no esperarla

 

y, así, no rendirme a la costumbre

y cruzar la calle sin mirar a ambos lados

y olvidar los consejos que mi madre

                                       me daba

                                       cuando era niña

 

y permanecer así,

en stand by,

caminando de frente

en estos suburbios

    o en cualquier otros

llenando mis vacíos

 

-¿cómo?

 

cuando no tienes miedo a la muerte

cruzas esta y otras muchas

calles

 

pendiente de un sueño

-pendiente de un sueño.

[Poner comentario] Stand by
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Manifiesto (A los ojos)

Dejaré de culpar a mis padres

por su trabajo a medio hacer.

Dejaré de culpar a todo eso que omito
por los desastres
por los por qués ajenos.

Dejaré de culpar al orgullo,
a la ira, a la intolerancia.

Dejaré de culpar al verano
por ser verano,
y al invierno por serlo;
al Capitalismo, a la dictadura, a la Iglesia, a la burguesía,
a la burocracia,
a las cárceles, la falta de civísmo,
a este Estado ausente,
a todos los dóciles,
a todos aquellos domesticados
entre los que me encuentro.

Y no tendré más miedo de mi miedo,
ni miedo del tuyo,
ni me asustará mi pereza o incompetencia.

Dejaré de culpar a los descorazonados,
a los materialistas,
a los criticones,
a los envidiosos,
al desamor.
Ya no me asustaré de mi misma
ni de mi calor, mi fiebre o mi frío
o mi templada ignorancia
o verborrea sin sentido
mi miedo a pensar demasiado
a sentir de más,
mi miedo a dejar de pecar algún día.

Dejaré de culpar a la culpa
y a los culpables.

Voy a mirarme a los ojos
y pedirme perdón.

[Poner comentario] Manifiesto (A los ojos)
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Desastres naturales

Yo te idealizo

porque estás lejos.

Estás tumbada
al otro lado del río
al lado de un campo de girasoles,
arropada con un manto de amapolas.

Tumbada estás
al otro lado del río
cuyo caudal aumenta
cuyas riberas se achican.

Yo te idealizo
y me dedico a contar los adoquines
que componen las aceras
de las calles de mi urbe

me dedido a despejar de cristales de ventanas
y de astillas de las puertas
el asfalto
de mis calles
que siguen buscando nombres
tras los desastres naturales
de la década pasada.

Te idealizo
pues no estás cerca
y tú, situada en la ribera de enfrente,
te dedicas a discurrir,
a perderte en el realísmo.

El río que ambas miramos
ofrece un caudal complejo
de agua cálida/ fría,
salada o dulce

y pienso que es innecesario
que conste en tu estructura
un sentimiento de responsabilidad latente:
por si me acostumbro mucho a tu manto
o me pierdo entre tus campos
y no me encuentras

para invitarme a flotar en el río
y dejarte
por instantes
para siempre
en tu espacio
mientras afrontas heroica
tus propios desastres naturales.

[Poner comentario] Desastres naturales
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong

Geografía

Como tus arterias son calles que disciernen
el dolor de la luz,
mis montañas hoy parecen dejar de ser frontera
y deciden adherirse a los bancos de tu acera.
Al menos se deleitan con la aurora.

Geografía.

Yo ya no creo en el valor
que pretenden darle al dinero,
tampoco en los acordes.
¿Acaso no parece sencillo comprender
que perdí mi orientación
en esta esfera de melancolía?

Geografía.

La maximización del área imaginaria
de tu presencia se hace efectiva
y de miradas al pasado
se nutre la materia de mi ser.
¿Tan extraño resulta entender
que perdí mi noción de Occidente
corazón,
consuelo?

Geografía.

Hoy soy Tercer Mundo.
A veces me ignoras,
otras me saqueas con violencia.
Hoy mis orígenes se alienan
y me otorgas el puesto de atraso,
error, migaja,
un quiero y no puedo tercermundista.

Geografía.

Me desgarras la piel y la cara
a dentelladas de desprecio.
Y la lluvia amazónica
o la brisa del Caribe no pueden calmar
mi desconcierto
mi ira atracada.

¿Acaso no es erróneo rendirse?
Geografía.

[Poner comentario] Geografía
Compártelo: Enviar a FacebookEnviar a Reporter MSNEnviar a Menéameguardar en mis favoritos de Del.icio.usAñadir a diggAñadir a technoratiguardar en los favoritos de My Yahoo!Enviar a Mister Wong


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias