Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 1 de agosto de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La tecnología nos invade

La tecnología invadió y continúa haciéndolo todos los ámbitos de la vida. Lugares o actividades que creímos imposibles de caer ante la fuerza de lo electrónico ya han perecido.

Esto lo vemos en la vida cotidiana, en los lugares de trabajo, en momentos de esparcimiento, etc. Ya no queda nada donde no exista un gadget para “hacer la vida más fácil”.

Qué implicancia tiene para el desarrollo humano

Esta es una cuestión que los expertos en neurología, psiquiatras y otros profesionales investigan. Es cierto que la tecnología permite mejoras en la calidad de vida pero el problema aparece cuando eso implica perder capacidades de mentales.

Por ejemplo, realizar cálculos con un teléfono móvil en lugar de hacerlo mentalmente genera una “oxidación” de nuestro cerebro. Es cierto que se gana celeridad en otras operaciones pero el costo es una merma de nuestras capacidades mentales.

Ese es solo un ejemplo creo que cada uno puede tener muchísimos más. Esto no quiere decir que la tecnología sea mala.

La tecnología, per se no es negativa. Se torna perjudicial cuando uno la utiliza y se convierte en dependiente de esta.

Hace poco tiempo me tomé unos días para pasar una tarde junto amigos en una laguna. Varios de mis amigos son aficionados a la pesca por lo que llevo haciendo este tipo de salidas mucho tiempo.

Estábamos hablando y esperando que algún pez muerda el anzuelo cuando vimos un grupo de tres personas que bajaron de su vehículo con sus cañas de pescar y además un aparato un tanto extraño.

Presté atención y vi que iban en su lancha de un lado a otro de la laguna hasta que permanecen en un sector determinado. Preparan sus cañas y en poco tiempo veo que pescan mejores peces que los que nosotros habíamos conseguido en todo el día.

Al fin y al cabo, el aparato extraño era un gadget para la pesca. Lo sumergen y pueden ver dónde hay mayor cantidad de peces. Así es súper fácil pescar.

Es cierto que es una ayuda y la actividad se torna más eficiente pero se pierde algo importante, el entrenamiento de nuestros sentidos para poder deducir dónde habrá más posibilidades de encontrar peces.

Habrá quienes estén muy de acuerdo con el uso de la tecnología en estos aspectos. Me parece correcto pero sería interesante que no se pierda la importancia de adquirir conocimientos mediante la experiencia.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias