Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 19 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La ducha para personas dependientes más segura del mundo

duchas para personas dependientes

 

Habitualmente, las personas dependientes tienen varias trabas o problemas a la hora de vivir su día a día, y, por desgracia, ducharse cómodamente es una de ellas.

Las duchas para personas dependientes es la mejor solución en estos casos, y, sobre todo, las duchas HCS, las cuales son las más seguras del mundo y ofrecen una calidad y confort increíbles, haciendo que la persona dependiente pueda ducharse con autonomía, o, en caso de necesitar ayuda, su cuidador pueda tener fácil acceso sin provocar posibles accidentes.

 

¿Quién es considerado persona dependiente?

Una persona es considerada dependiente o bien se halla en situación de dependencia cuando tiene una falta o bien pérdida de autonomía intelectual, física o bien sensorial ocasionada por diferentes motivos como la edad, una enfermedad o bien por la propia discapacidad que padecen; y precisa ayuda para la realización de acciones básicas del día tras día. 

O sea, son aquellas personas que no disfrutan de completa autonomía y precisan apoyo.
 
De este modo, una persona se encontrará en esta situación si tiene alguna restricción física, intelectual o bien psíquica que reduzca ciertas capacidades de la persona; que se halle incapacitada para efectuar las actividades de la vida diaria de forma autónoma o cuando necesite asistencia o bien cuidados por la parte de otra persona para efectuar labores básicas.

 

¿Qué actividades diarias marcan la situación de dependencia?

Según la Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS), que es una entidad sin ánimo de lucro en torno a la cual se articulan 17 federaciones autonómicas, más Ceuta y Melilla, con más de 750 asociaciones de atención a las personas con discapacidad intelectual, estas serán las situaciones comunes que marcarían que una persona se encuentre en situación de dependencia:

  • Cuidado personal 
    • Aseo, lavado y cuidado del aspecto
    • Control de las necesidades y uso autónomo del servicio
    • Vestirse y desvestirse
    • Comer y beber
  • Movilidad en el hogar 
    • Mantener y cambiar la posición del cuerpo
    • Levantarse y acostarse, estar de pie o sentado
    • Moverse en el hogar de un sitio a otro
  • Tareas domésticas 
    • Comprar suministros para el hogar y atender a los servicios necesarios
    • Ocuparse de las comidas diarias
    • Ocuparse de la limpieza y planchado de la ropa
    • Ocuparse de la limpieza y el adecuado mantenimiento del hogar
    • Atender al bienestar de los otros miembros de la familia
  • Movilidad extra doméstica 
    • Desplazarse

 

Necesidad de seguridad

Dada la importancia que tiene una tarea cotidiana como puede ser ducharse, es importante que, a la hora de realizar esta acción, la persona dependiente tenga la total seguridad de que no tendrá un accidente, por eso es de vital importancia comprar una ducha para personas dependientes en caso de no tenerla, y, a ser posible comprar una ducha HCS, las duchas consideradas más seguras del mundo.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias