Ir al contenido | Inicio/BuscarServiciosBibliotecasColección DigitalAyuda

La Zucca del Doni Fiorentino

Frontispicio: La Zucca del Doni Fiorentino. Divisa in cinque libri di gran valore, sotto titolo di poca consideratione. Il Ramo, di Chiacchiere, Baie, & Cicalamenti. I Fiori, di Paßerotti, Grilli, & Farfalloni. Le Foglie, di Dicerie, Favole, & Sogni. I Frutti, Acerbi, Marci, & Maturi. & Il Seme; di Chimere, & Castegli in aria. Espurgata, corretta e riformata, con permissione de Superiori. Da Ieronimo Gioannini da Capugnano Bolognese.
In Venetia, MDLXXXIX. Apresso Girolamo Polo.


M capital de la obraarca del impresor: Cerbero con dos cabezas agachadas y una alzada, con la boca abierta, para recibir la comida que le lanza una mano. Leyenda: Vis vincitur arte.

Signatura: Biblioteca Marqués de Valdecilla: BH DER 922. Sello de Biblioteca de Derecho [ilegible la palabra «Derecho» en la portada, pero legible el sello completo en Prologo, fol. 1r].


Ex-libris manuscrito: De la liba del Colo de la Compa Ihs de Alcala año de 1705 [De la librería del Colegio de la Compañía de Jesús de Alcalá, año de 1705].


Encuadernación en pergamino.

Contenidos: La edición princeps de esta obra aparece impresa en Venecia, en 1551, a cargo de Francesco Marcolini. Posteriormente, en 1565, se imprime una segunda edición (Venecia, Sessa-Rampazetto) aumentada respecto a la primera, cuyo paratexto refleja la división en cinco libros y que servirá de base para las siguientes ediciones del Cinquecento, ya expurgadas. Esta edición veneciana de 1589 es la primera que aparece censurada a petición de la Inquisición, tras la inclusión de todas las obras de Doni en el Index librorum prohibitorum de Parma (1580, a cargo de Erasmum Viotum), por estar todas ellas llenas de «riferimenti geomantici e chiromantici [sic]». Para llevar a cabo el expurgo de la obra y darle «la sanità che potrà farla caminar sicuramente per le mani d'ogn'uno» y alejarla de aquellos «malori che la rendevano stomachevole», se nombra al Inquisidor Girolamo Giovannini Capugnano.
El mismo Giovannini da cuenta de ello en los dos primeros textos preliminares:
Carta "All'Illustriss. et eccellentiss. S. Verginio Orsino, Duca di Bracciano" firmada por Ieronimo Gioannini Capugnano (4 pp);
"Annotomia sopara la Zucca del Doni, scritt'al Signor Domenico Castellani Bolognese", por Ieronimo Gioannini Capugnano (60 pp);
A éstos le siguen:
Tavola per sommario, scritta dal Doni (1 p);
Altro sommario fatto dal Signor Santino Stella (2 pp);
Carta "Al S. Doni" firmada por il Dottore & Prothonotario Pasqualigo (6 pp);
Poema "Del Signor Pietro Matheo de Grani da castello Durante al Magnifico Signor Doni" (1 p);
Carta "Al Magnifico Signor mio S. Osservandiss. M. Gio. Francesco Labia" firmada por Antonfrancesco Doni Fiorentino (4 pp);
"Il Prologo sopra la zucca del Doni: Al Signor Rocco Granza" (5 pp);
"Ai lettori" (4 p);

A continuación de la obra propiamente dicha, siguen, de nuevo, algunas cartas y poemas.

Criterios: Al contrario que en otras expurgaciones precedentes, Giovannini en este tiempo representa al censor profesional que se erige en un auténtico mediador cultural, encargado de mantener la pulcritud en los textos; su trabajo en ese momento se tiene por ejemplar, tanto desde el punto de vista moral como cultural. En el texto de La Zucca, no se limita a llevar a cabo enmiendas de manera superficial sino que están constatadas más de 350 intervenciones de censura, de diversa extensión y relevancia: algunas veces se suprime sólo una palabra, otras se eliminan partes de texto extensas, que ocupan varias páginas, como es el caso de la Pittura della Riforma dentro del libro quinto, posiblemente por la presencia de este término "comprometedor" dentro del ámbito religioso, a pesar de que en el texto sólo se alude a la reforma de las modas y costumbres. A través de estas intervenciones de censura en los textos, se pueden entrever los criterios que Giovannini ha tenido en cuenta para llevar a cabo su trabajo:
- se tiende a evitar todas las posibles alusiones a la religión, a los lugares de culto, a la divinidad, a las fiestas religiosas, a las Sagradas Escrituras, a las figuras de los eclesiásticos;
- donde no se cree necesario suprimir referencias de tipo religioso como las anteriormente citadas, se intenta reforzarlas con argumentos que acentúen la doctrina moral de la Iglesia;
- todo aquello que pueda sugerir hechos o pensamientos "impropios" de la moral es eliminado;
- se tiende a corregir las expresiones de tipo coloquial o dialectal, así como a modificar las que pueden entenderse con un doble sentido;
- se normaliza la moral sexual de los personajes, haciendo especial hincapié en la supresión de toda referencia a la homosexualidad.
A pesar de esta aparente expurgación metódica, el texto presenta incongruencias y contradicciones: por ejemplo, Giovannini antepone al texto la Annotomia sopra la Zucca del Doni, una composición un tanto paradójica a la par que excesivamente larga, donde el censor se divierte burlándose del autor, empleando incluso su mismo estilo. Tras esbozar algunas notas biográficas un tanto desacertadas acerca del escritor florentino, Giovannini hace de la Annotomia una auténtica apología de la calabaza (zucca), a la que, por una parte, atribuye propiedades dignas de la mejor medicina y por otra parte, remonta a los inicios de la civilización, mediante constantes alusiones a la Historia natural de Plinio. Las razones del censor para llevar a cabo esta composición tan excéntrica y situarla en los preliminares de la versión expurgada pueden deberse a su interés en ridiculizar la obra o, por el contrario, en intentar demostrar que se encuentra en condiciones de estar a la altura de Doni, convirtiéndose en autor original. Sea como fuere, lo cierto es que las revisiones de Giovannini despertaron un gran éxito a finales del Cinquecento y principios del Seicento, como lo acreditan las cuatro reimpresiones del texto, llevadas a cabo en 1591, 1592, 1595 y 1607 por diversos impresores venecianos.

Otros ejemplares: de la edición expurgada de 1589 en las bibliotecas italianas se registran al menos unos cincuenta ejemplares; uno en París, en la Biblioteca Nacional de Francia; en España hay uno en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla. Dada su amplia difusión, no debe ser raro encontrarlo en otras bibliotecas europeas.

 

Quejas y sugerencias Mapa web
Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid
Ciudad Universitaria - 28040 Madrid
bucweb@buc.ucm.es
© UCM 2022