BYBLOS
Revista de Historiografía Histórico-Jurídica
ISSN 1885-3129


Résolutions des conflits. Jalons pour une anthropologie historique du droit (Resolución de conflictos. Hitos para una antropología histórica del derecho. Actas de las XXI Jornadas de Historia del Derecho. 28 y 29 de junio de 2001. Instituto de Antropología Jurídica, Universidad de Limoges, Francia).
Cahiers de l’Institut d’Anthropologie Juridique
, nº 7 (textos reunidos por Jacqueline Hoareau-Dodinau y Pascal Texier), Limoges, 2003, 369 p., tabl., croq., ill.


Siempre es interesante tener la ocasión de acercarnos a los trabajos de los investigadores de más allá de nuestras fronteras, en este caso a través de la publicación de las actas de las vigésimo-primeras Jornadas de Historia del Derecho organizadas por el Instituto de Antropología Jurídica de la Universidad de Limoges, consagradas al tema de la resolución de los conflictos. Se trata, como viene siendo habitual desde hace ya más de dos décadas, de abordar una cuestión de trasfondo jurídico evitando utilizar un enfoque exclusivamente positivista, acercándose a ella a través de dos coordenadas que se acumulan y enriquecen entre sí: la histórica y la antropológica.

Si otros años se trataron cuestiones como la culpabilidad o el perdón, en este caso las comunicaciones abordan los mecanismos de resolución de conflictos jurídicos o institucionales, tanto a nivel político como familiar o incluso lingüístico, aunque en algunos casos se plantean temas más allá de los propuestos. Y como es característico desde la puesta en marcha por el profesor Pierre Braun del Instituto de Antropología Jurídica de Limoges, un tratamiento especial han tenido las fuentes iconográficas, cuyo estudio sigue siendo por desgracia tan descuidado por los historiadores del Derecho, y no sólo en Francia.

El libro se abre con una ponencia sobre la resolución de los conflictos en la Antigüedad: Jean-Pierre Levet (1) se basa en la obra Las Avispas de Aristófanes, sátira escrita en el año 422 a.C. sobre el afán de los atenienses por intervenir como jueces en los tribunales, para reflexionar sobre los vicios de la justicia y el poder en los Estados democráticos.

A continuación se proponen varios estudios que se centran en la Edad Media: Pierre Charbonnier (2) presenta un trabajo que puede considerarse como continuación del que presentó dos años atrás en Limoges sobre la justicia en los diplomas señoriales de la Baja Auvernia. El autor se centra en esta ocasión en un texto concreto (que también se publica) como es el de la localidad de Saint-Amant-Tallende de 1256, que muestra una tendencia a la unificación en manos de un solo señor del ejercicio de la justicia en la región.

Por su parte, Olivier Guillot (3) presenta una investigación sobre el sentido institucional y político que tenía la palabra latina princeps en la época merovingia (511-751), y el empleo que hacen de tal término de recuerdo romano los reyes de dicha dinastía. Así, analiza minuciosamente algunos diplomas de cada uno de los monarcas, a través de los cuales quiere responder a una cuestión: ¿en tal estadio de la evolución del mundo franco, el concepto de princeps fue fundamental para el ejercicio de la soberanía? ¿Se admitía plenamente en la época merovingia que los reyes se intitularan como princeps?

A continuación, y todavía dentro del mundo medieval, Jacques Péricard (4) aborda la originalidad, la herencia romana y la difusión posterior de los estatutos sinodales de Raoul, arzobispo de Bourges entre los años 841 y 866. Se trata de uno de los textos más interesantes de la corriente legislativa que surgió en el seno de la Iglesia en el periodo carolingio, que pretendía conseguir una mejor práctica de la vida cristiana tanto de los clérigos como del pueblo, y que debería colocar a su autor, el arzobispo Raoul, entre los juristas más prestigiosos de la época, junto a Hincmar de Reims y a Leidrade, arzobispo de Lyon.

Valérie Fortunier (5) presenta un adelanto de su tesis doctoral sobre la Paz de Dios y la religiosidad en torno al año mil, en la ponencia titulada “Las convenientiae en Aquitania: ¿un vector de la mutación feudal?”. Estas páginas vienen a completar los estudios ya existentes sobre la cuestión realizados para otras regiones como Languedoc, Lombardía o Cataluña. Las convenientiae son una forma de resolución de conflictos característica de la Europa meridional en los siglos XI y XII, un procedimiento basado en acuerdos que permiten encontrar un punto de equilibrio entre las exigencias de la aristocracia local y los intereses de la Iglesia, y que refleja la decadencia en esa época de las funciones judiciales públicas y la crisis más general del orden público.

Otro estudio referente a la resolución de conflictos en el medievo es el de Pierre Flandin-Bléty (9) sobre la confederación llamada de Rocamadour (1229-1240), alianza de carácter militar que sirvió a la pacificación del Languedoc en unos años de transición y reconstrucción entre el antiguo orden feudal y el nuevo orden impuesto por los reyes de la dinastía capeta en el Midi Francés. El profesor de Limoges incluye la transcripción de varios textos relativos a la cuestión tratada.

La ponencia de Isabelle Céléa (7) nos traslada ya a la Edad Moderna, al tratar de la noción jurídica del “buen padre de familia” entre los siglos XVI y XVIII, momento de transición durante el cual ese concepto de origen romano se moderniza para incluirse finalmente en el Código Civil francés de 1804. La profesora de Estrasburgo analiza cada una de los términos que integran la expresión “buen padre de familia”, que se acuñó fundamentalmente como criterio de apreciación de la responsabilidad del individuo, y su evolución hasta integrarse en el Código napoleónico.

Por su parte, Jean-Marie Plazy (6) centra su atención también en el Código Civil de 1804, en este caso para analizar la forma en que el mismo regula la figura de los incapaces mayores de edad. La cuestión se torna relevante en un momento en el que el legislador francés buscaba modificar la ley de 1968 vigente en la materia, para lo cual nunca está de más recordar los conceptos recogidos en el primer Código, que bebe directamente del derecho romano.

Instalados ya en la época contemporánea, Clotilde Deffigier (8) se ocupa de un conocido proceso en el Derecho administrativo francés, el arrêt Lemonnier, que la autora quiere desmitificar y devolver a sus justos términos. Se trata de un supuesto que dio pie a la justicia a elaborar toda una teoría de la responsabilidad del poder público por una falta personal del agente, teoría innecesaria para la profesora de Limoges, que propugna en este tipo de casos un incesante diálogo entre la doctrina y la jurisprudencia que evite las dudas en el cada vez más sofisticado campo del Derecho administrativo.

Más cercano al panorama español es el trabajo de Thomas Gergen (10), sobre resolución de conflictos lingüísticos. Y es que el profesor de la Universidad de Sarrebruck analiza la polémica Ley catalana de Política Lingüística elaborada por el gobierno de Jordi Pujol a principios del año 1998, que pretendía extender la lengua catalana a todos los campos de la vida, incluyendo los más técnicos y los más abiertos al mundo exterior como el comercio, la publicidad y la justicia. Para nosotros se trata de un acercamiento menos apasionado, más objetivo si se quiere, pero en todo caso perfectamente documentado, a una cuestión que en nuestro país sigue levantando ampollas.

Bastante más lejos en el espacio, aunque no en el tiempo, se traslada Raymond Verdier (11), quien propone un estudio relacionado con la resolución de conflictos en un territorio donde todavía perdura una concepción mítico-religiosa del mundo: un pueblo de montañeses del norte de Togo, en el golfo de Guinea. El autor nos presenta una forma de entender la justicia a principios del siglo XXI que nos recuerda a las ordalías en la Europa medieval, cuando las fuerzas de la naturaleza y el recurso al juicio divino estaban a la orden del día.

Las cinco últimas ponencias tienen un hilo conductor más nítido que las anteriores, el iconográfico. Como señalamos al principio, el Instituto de Antropología Jurídica de la Universidad de Limoges muestra desde su creación un especial interés por el estudio de la Historia del Derecho a través de las imágenes, y en esta nueva publicación vuelve a ponerse de manifiesto. Así, por ejemplo, Theodor Bühler (12) habla de la imagen como un instrumento para el conocimiento de los formalismos jurídicos, completando la información del investigador a través de una representación figurada de instituciones sobre las que normalmente no tenemos más que referencias textuales. El profesor de Zurich nos acerca, a través de un buen número de imágenes de época medieval, a los rituales que acompañaban a los juramentos, los contratos, las bodas, los procedimientos judiciales o a la figura de Cristo como juez supremo.

A continuación, Henri Platelle (13) nos relata un caso concreto ocurrido en una localidad belga a mediados del siglo XIX, el proceso judicial contra un hombre acusado de asesinato que es sentenciado a muerte y después indultado por loco. Lo interesante del asunto es que el propio reo ilustró varios momentos de su proceso y de cómo sería su propia ejecución en unos documentos que todavía hoy se exponen al público en el museo local de Turnhout, a unos cuarenta kilómetros de Amberes.

Interesantísima es la aportación de Jean-Marie Carbasse (14), que se ocupa de una forma de resolución de conflictos a finales de la Edad Media como eran las llamadas amendes honorables (“peticiones de perdón”), tema olvidado durante mucho tiempo pero que atrae de nuevo la atención de los investigadores debido a la rica significación de los rituales medievales. Como las antiguas penitencias públicas, la amende honorable se concebía en un principio como un espectáculo, cuidadosamente puesto en escena, durante el cual el culpable de un delito expresaba públicamente su arrepentimiento y pedía el perdón de su víctima. Pero el rasgo que más llama la atención al profesor Carbasse es el hecho de que en la segunda mitad del siglo XIV, antes aún de que se incluyera en el catálogo de las penas públicas, se impuso al delincuente la obligación de hacer representar la ceremonia de la amende honorable sobre un soporte duradero y fijarlo en un lugar público, ad perpetuam rei memoriam, lo que ha hecho que llegaran hasta nosotros varias de estas imágenes, alguna de las cuales se publica también en el artículo que comentamos.

Otra buena fuente de conocimiento de las instituciones jurídicas medievales es la obra que analiza Jean Hilaire (15), el Vieux Coustumier de Poictou. Uno de los manuscritos a través de los cuales nos ha llegado dicho texto presenta una imagen al lado de cada uno de los setenta y tres títulos en los que se divide el Coustumier, y que recrean perfectamente lo que debió ser un proceso judicial durante los siglos medievales, como podemos comprobar con los ejemplos que se incorporan al artículo del profesor parisino.

En fin, el último trabajo recogido en las actas de las vigésimo-primeras Jornadas de Historia de Derecho de la Universidad de Limoges es el de Yvon Le Gall (16), habitual participante en las mismas, sobre la coronación en las Grandes Crónicas de Francia ilustradas por Jean Fouquet en la segunda mitad del siglo XV. Se trata de la ponencia más extensa de todas, donde el autor analiza la importancia de las coronaciones de los reyes franceses en la Edad Media, y repasa cada una de ellas a través de las imágenes que Fouquet realizara para ilustrar la edición de las Grandes Crónicas de Francia.

En conclusión, la publicación de las actas de las vigésimo-primeras Jornadas de Historia del Derecho organizadas por el Instituto de Antropología Jurídica de la Universidad de Limoges (nº 7 de sus Cahiers), dirigidas por el profesor Pascal Texier con la inestimable colaboración de la profesora Jacqueline Hoareau, nos permite conocer las últimas aportaciones europeas en Historia y Antropología del Derecho. En este caso, nos hemos adentrado en el campo de las diversas estrategias que ha adoptado el hombre para la resolución de los conflictos, desde la Antigüedad hasta nuestros días y desde el África occidental hasta el Midi francés, empleando cauces jurídicos y convirtiendo al Derecho, así, en un rasgo definitorio de la cultura de las sociedades.

 

(1)       Jean-Pierre LEVET (Limoges, Lettres), “Philocléon et Bdélycléon. Réflexions aristophanesques et sérieuses sur la justice et le pouvoir dans un État démocratique”.

(2)       Pierre CHARBONNIER (Clermont-Ferrand Lettres), “La charte de Saint-Amant-Tallende de 1256”.

(3)       Olivier GUILLOT (Paris IV), “Quelques remarques sur la dignité de princeps à l’époque mérvingienne (511-751)”.

(4)       Jacques PÉRICARD, “Les status synodaux de Raoul, archevêque de Bourges (841-866). Originalité, ‘romanité’ et portée”.

(5)       Valérie FORTUNIER (Clermont-Ferrant, Droit), “Les convenientiae en Aquitaine: un vecteur de la mutation féodale?”.

(6)       Jean-Marie PLAZY (Limoges, Droit), “Les incapables majeurs en 1804”.

(7)       Isabelle CÉLÉA (Strasbourg, Droit),”La notion juridique du bon père de famille du XVIe au XVIIIe siècle”.

(8)       Clotilde DEFFIGIER (Limoges, Droit), “L’arrêt Lemonnier, entre mythe et réalité”.

(9)       Pierre FLANDIN-BLÉTY (Limoges, Droit), “Une contribution à la pacification du Languedoc. La confédération dite de Rocamadour (1229-1240)”.

(10)   Thomas GERGEN (Sarrebruck, Droit), “Controverses juridiques autour de la Loi catalane de Politique Linguistique (LPL) du 7 janvier 1998”.

(11)   Raymond VERDIER (CNRS), “Justices de la Nature et rituels ordaliques. Le verdict du feu chez les montagnards Kabyè du Togo”.

(12)   Theodor BÜHLER (Zurich, Droit), “L’image comme instrument de la connaissance du formalisme juridique”.

(13)   Henri PLATELLE (Lille, Université catholique), “Un assassin condamné à mort, puis gracié pour folie. Ses mémoires et ses dessins (Geel, Belgique, 1844)”.

(14)   Jean-Marie CARBASSE (Université de Paris II), “Une forme de satisfaction à partie: l’image commémorative d’amende honorable à la fin du Moyen Âge”.

(15)   Jean HILAIRE (Université de Paris II), “Quelques aspects iconographiques du Vieux Coustumier de Poictou (Bibl.mun.Niort, ms. nº 18)”.

(16)   Yvon LE GALL (Nantes, Droit), “Le sacre dans les Grandes chroniques”.

 

Julián A. Prior Cabanillas
Departamento de Historia del Derecho
Facultad de Derecho de la UCM
Recensión efectuada el 12 de junio de 2003
 

Retorno a Byblos