BYBLOS
Revista de Historiografía Histórico-Jurídica
ISSN 1885-3129


Felipe V. El Rey que reinó dos veces
Heny Kamen
Tema de Hoy. Historia, Madrid, 2000, 319 págs.


Henry Kamen, conocido y reconocido hispanista británico, nos tiene acostumbrados a sabrosos trabajos sobre nuestro pasado moderno, no siempre exentos de polémica. Desde luego, el siglo XVIII y, más concretamente, sus inicios eran bien conocidos por este estudioso desde que hace algunos años nos regaló su trabajo sobre la Guerra de Sucesión española. Era, por tanto, un ventajoso punto de partida para darnos hoy a conocer una biografía del monarca que, a la postre, saldría vencedor en dicha contienda.

Felipe V era, hasta cierto punto, un rey maltratado por la historiografía: presentado como un pelele de sus esposas, especialmente, de Isabel de Farnesio, o bien de los embajadores de su abuelo, el gran rey Luis de Francia; obsesionado por la música de Farinelli, incapaz de llevar una vida normal o preso de sus compulsivas pasiones. Pues bien, romper con esas imágenes, un tanto trivializadas, ha sido el objetivo, más o menos confesado del autor inglés. Para ello, Kamen parte de una premisa, a la que no es ajena una cierta admiración por el personaje estudiado; ese presupuesto no es otro que la patología del monarca: una persona de carácter inconsistente y cambiante, producto de una enfermedad mental, que le lleva de encabezar valerosamente su ejército en momentos de euforia a meterse en su alcoba para no salir de la misma ni asearse durante meses, para desesperación de todo el mundo.

Si se enfoca la personalidad del monarca desde el punto de vista de su enfermedad (que tal vez, con la ayuda de un psiquiatra, Kamen podría haber catalogado con más precisión) se podrá entender mejor el reinado de Felipe V, nuestro primer Borbón. Los documentos que sobre estos vaivenes emocionales nos han llegado son tales que han permitido al autor reconstruirlos con precisión.

Ahora bien, cuando un autor se enfrenta con la exposición de la biografía de un monarca histórico (obviamente, esto no sería válido para un jefe de Estado constitucional), se enfrenta con una grave dificultad: no es posible separar los datos personales del rey de los avatares de su reinado; dicho de otra manera, se quiera o no, no es posible disociar la vida íntima de la vida pública del soberano, cuando éste no sólo reina sino que gobierna. Es por ello por lo que esta biografía de Felipe V nos habla del Rey, de sus esposas, de sus hijos y, por supuesto, de sus servidores, pero los acontecimientos de su reinado también se presentan en el mismo plano.

Esto es tanto como decir que el trabajo sabe a poco, por cuanto hubiésemos querido saber mucho más del Rey, pero también de su reinado (debe advertirse que el número total de páginas es engañoso, por cuanto la tipografía utilizada es generosa). Ojalá no me equivoque si afirmo que Henry Kamen ha dado otro paso en la consecución del objetivo final de ofrecernos un voluminoso y definitivo trabajo sobre el reinado de Felipe V. Trabajo no le ha de faltar, pues son muy abundantes las fuentes que se conservan de esta época y también lo son los enfoques que la documentación puede ofrecernos.

Pedro Andrés Porras Arboledas (pporras@der.ucm.es)
Recensión efectuada el 21 de mayo de 2000

Retorno a Byblos