resumenIndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999

Las revistas e Internet como soportes del periodismo especializado y la divulgación

Concha Edo
Departamento de Humanidades y Comunicación
Universidad Carlos III








Inicio de páginaIndiceabstractartículo
 
 

RESUMEN




Las distintas especialidades del periodismo responden a la urgencia que tienen los lectores, los radioyentes y los telespectadores de asimilar los cambios culturales, científicos, económicos, sociales y políticos que nos ha traído el siglo XX. Se encuentran en todos los medios, pero el sector estrella de la especialización es el de las revistas, un auténtico mosaico de temas diferentes que abarcan todos los aspectos de la vida social. El año 1998 comienza en España con 6.992 títulos y 18.592.000 lectores, de los que 14.395.000 - el 77,4 % - son compradores. Este panorama millonario de las cabeceras en color no ha podido evitar la pérdida global de audiencia en el conjunto de la prensa escrita, la radio y la televisión en esas mismas fechas, y esa caída se ha producido junto al crecimiento imparable de Internet, donde se editan ya más de 10.000 publicaciones de todo tipo. En los primeros meses de 1999 estaban conectados a la red dos millones y medio de españoles y se espera que lleguen a tres millones y medio al acabar el año.
 
 

Inicio de páginaIndiceartículoresumen
 
 

ABSTRACT




The different special fields in journalism respond to the urgent need readers, radio listeners and TV viewers have in asimilating the cultural, scientific, economical, social and political changes that the twentieth century has brougth us. There are found in all mass media but the main star sector of all specializations is the magazine, a real mosaic of current issues that embrace all the aspects of social life. 1998 starts in Spain with 6.992 titles and 18.592.000 readers, 14.395.000 of which are buyers. That is 77,4 %. This millonaire panoramic sigth of coloured headlines could not prevent a worldwide lose in audience in the written press, radio and television during those same days. That downfall has been producted at the same time as the uncontrolable booming of Internet when more than 10.000 publications of all sorts are being already edited. During the first months of 1999 a two and a half million Spanish people even already connected to online with the most probable increase to three and a half million by the end of the year.
 
 

Inicio de páginaIndiceresumenabstract
 
 

Las revistas e Internet como soportes del periodismo especializado y la divulgación

Concha Edo
Departamento de Humanidades y Comunicación
Universidad Carlos III



Las distintas especialidades del periodismo responden a la urgencia que tienen los lectores, los radioyentes y los telespectadores de asimilar los cambios culturales, científicos, económicos, sociales y políticos que nos ha traído la segunda mitad del siglo XX (). Y han ido ocupando su sitio en los medios de comunicación de forma más o menos organizada y con una división por temas que se estructura, sobre todo en la prensa diaria, en torno a cuatro secciones: sociedad, política, cultura y economía. Estas cuatro líneas temáticas, que admiten múltiples divisiones hasta llegar a la hiperespecialización que nos asegura el siglo que ahora empieza, son la proyección de los correspondientes subsistemas sociales específicos considerado cada uno desde una perspectiva global ().

Y se puede afirmar que todos estos textos especializados tienen una serie de puntos comunes que se refieren directamente a su coherencia temática, a su correspondencia con la realidad y a su pertinencia (), más que a los distintos tipos de lenguaje, de medio o de audiencia en los que se puedan encuadrar que, como señala uno de los trabajos que se incluyen en la bibliografía, son variadísimos:

"El periodismo especializado puede encontrarse en cualquier tipo de textos (narrativos, descriptivos, argumentativos), de lenguaje (de alto nivel teórico, de divulgación ilustrada, de divulgación popular), de periódicos (de información general y de información selectiva, comerciales, militantes, académicos, de circulación transnacional, nacional, regional y local) y de audiencias (de masas, de élites, de especialistas)" (). Pero, sin dejar de asumir los aciertos de esta postura, es necesario puntualizar con otros autores que aunque el texto, el medio, el lenguaje y la audiencia no son definitorios por sí mismos de esta modalidad informativa, un área de especialización será tanto más rica cuanto mejor ensamblados estén los contenidos y el discurso periodístico (), porque eso es lo que hará posible el acercamiento máximo de un público que busca en la prensa respuestas concretas, útiles y asequibles a sus preguntas sobre los distintos hechos noticiosos que se producen o se actualizan cada día.

La realidad es que, en estos momentos, el periodismo especializado se encuentra instalado en todos y cada uno de los medios. Está integrado -en mayor o menor medida, con mayor o menor acierto- en el día a día y en los suplementos de la prensa escrita y, de forma menos sistematizada, en los informativos audiovisuales. Pero también es cierto que el sector estrella de la especialización, el que brinda hoy la oferta más amplia y variada en cuanto a temas, niveles de divulgación, periodicidad, precios y presentación de la noticia es, sin ninguna duda, el de las revistas.

El carácter diario de los periódicos y los informativos de radio y televisión, y la inexcusable obligación de acudir cada día a la cita con la audiencia, imponen un culto a la rapidez que dificulta la capacidad de llegar a todos los asuntos y la posibilidad de tratarlos con la profundidad y el detalle que requiere un público diversificado y exigente. Y a la vez, se produce un efecto igualatorio en el tratamiento de las noticias que resulta muy lejano a la especialización:

"Es interesante destacar que en esa producción tecnológica de tiempo social. que irrumpe en forma de período, hay una homogeneización de los discursos sociales informados en el medio. Éstos quedan sometidos al tiempo del medio, a ese mínimo común denominador que es la periodicidad, que impone una misma duración y un mismo período a discursos que tienen tiempos distintos y duraciones propias" (). Junto a esta selección cualitativa se produce, por las mismas razones, otra cuantitativa

que elimina todo aquello que no responde a la estricta actualidad. Y son las revistas -semanales, mensuales, bimensuales o de cualquier otra periodicidad- las que asumen el complejo entramado de los intereses, gustos, necesidades, aficiones o curiosidades de las distintas audiencias y se convierten en un auténtico mosaico de temas diferentes que abarcan todos los sectores de la vida social: ciencia, literatura, pensamiento, economía, política, historia, arte, decoración, deportes, salud, humor, estilos de vida, informática, labores, naturaleza, animales, moda, ciencias ambientales, agricultura, familia, televisión, música, belleza, viajes, gastronomía, fotografía, cine...
 
 

Siete mil revistasespañolas

Así, al empezar el año 1998 se publicaban en España 6.992 títulos de periodicidad diversa a cargo de unas 1.100 empresas editoras, con 18.592.000 lectores de los que 14.395.000 -es decir, el 77,4- compran alguna revista, tal como se recoge en un estudio de ARI (Asociación de Revistas de Información). Según las estimaciones del EGM (Estudio General de Medios), el 54,7 % de los españoles mayores de 14 años lee alguno de los títulos editados. Y de acuerdo con los datos facilitados por la OJD (Oficina para la Justificación de la Difusión), las difusiones más altas se concentran en unos ciento cincuenta, de los que 84 superan los 50.000 ejemplares de media por número.

Si nos fijamos primero en las cabeceras semanales, las cifras más elevadas las alcanzan habitualmente algunos de los suplementos dominicales en color de los periódicos de mayor tirada: El País Semanal, Blanco y Negro, La Revista de El Mundo, Magazine y El Dominical. Aunque es El Semanal del grupo Bilbao Editorial, con varios periódicos de distintas zonas de España como clientes, el de mayor difusión y el que se mantiene estable desde hace años frente a los altibajos de los que son su competencia más directa. En conjunto superan con creces los tres millones de ejemplares cada fin de semana (), pero sus resultados se unen a la prensa diaria y sólo sirven en este estudio como dato complementario y no como punto de referencia.

Ya dentro del sector específico de las revistas, entre las semanales que más venden se encuentran las que se dedican a las noticias llamadas popularmente "del corazón" que son las que presentan mayor estabilidad y tienen más lectores, aunque también se pueden encontrar revistas femeninas como Mía, de carácter práctico y con un público diferente (Cuadro nº1). Y aquí se encuadran también, entre otras, las revistas de información general, en crisis desde hace años, y las de televisión, que también han perdido lectores desde que las cadenas practican la contraprogramación como sistema para competir entre ellas. La suma de todas supera los cuatro millones y medio de ejemplares cada semana.
 
 


























En el entorno de las revistas mensuales -que individualmente manejan otras cifras de ventas más discretas, pero en conjunto venden siete millones y medio de ejemplares cada mes- hay que destacar la rapidez con que se ha abierto paso la edición española de National Geographic . Con un año en el mercado, se ha puesto a la cabeza de todas las demás superando la difusión de títulos tan consolidados como Muy Interesante, del grupo G+J, y QUO, de Hachette, como se puede comprobar en los datos de difusión de los últimos dos años que recoge el siguiente cuadro nº 2 ().
 
 
















Y en el conjunto de todas las revistas españolas es posible determinar, analizando los controles de audiencias elaborados en los últimos años por el Estudio General de Medios, la bajada paulatina de las semanales () y el aumento constante de las mensuales que, con su periodicidad más amplia, aumentan el espacio de la oferta informativa y facilitan una elección mucho más personalizada por parte del lector. A la vez, se ha podido determinar que el interés de compra mayor se está dando entre los lectores más jóvenes, que se encuentran comprendidos entre los 14 y los 34 años.
 
 
















De todas las cabeceras que componen el sector sólo controlan su difusión por medio de la OJD 333, de las que 155 se consideran de consumo y orientadas hacia un público mayoritario y 178 presentan unos contenidos más técnicos y se dirigen a grupos profesionales específicos. En conjunto consiguen una difusión contabilizada de 15,7 millones de ejemplares, de los que 12,3 millones, el 79 %, corresponde a las de consumo y 3,4, el 21 % a las restantes, como se ve en el Cuadro nº 4.

Desde esta perspectiva de las ventas reales, las cantidades con las que se empieza el año 1998 suponen 7,2 millones de ejemplares para las mensuales (el 45,8 %), 4,5 para las semanales (el 28,5 %), 0,9 para las quincenales (el 6,1 %) y 3,1 para las que tiene otras periodicidades o son variables (19,6 %). Exactamente, 15.708.545 de media por número.

Y desde el punto de vista geográfico, las zonas de España que tienen un nivel más alto de difusión de revistas, teniendo en cuenta el número de habitantes, son las Baleares, Madrid y Barcelona, por este orden, y las de índices más bajos son Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha.
 
 
















A pesar de todo, este panorama millonario que presentan desde hace años las revistas en color no ha podido evitar la pérdida global de audiencia en la prensa escrita, la radio y la televisión durante el pasado 1998 (). Y esa caída se ha producido junto al crecimiento -"inesperado" para algunos autores () pero que no deja lugar a dudas- de una realidad que ya es imparable: la red de redes ().

Si en los primeros meses de 1999 los números dicen que estaban conectados a Internet unos dos millones y medio de españoles, se espera que sean alrededor de tres millones y medio los que terminen este año (). Y por lo que se refiere a los estudios realizados para comprobar el grado de consumo que se da en el conjunto de Europa, se espera que para el próximo 2003 habrá aumentado en un porcentaje del 250 % el número de internautas, que ahora suman 12,5 millones (), y que uno de cada cinco hogares tendrá en la mano la posibilidad de navegar por la red y de utilizar todos sus servicios.
 
 

Las ventajas delaRed

Un libro publicado recientemente propone que el año 2020 verá el final de los diarios editados en papel (), aunque también hay quienes ven posible que convivan pacíficamente durante décadas con el ordenador: el tiempo dirá la última palabra. Pero, sea como fuere, lo cierto es que desde julio de 1998 las publicaciones digitales superan, entre medios escritos -la mayor parte- y audiovisuales, las 10.000. Y, además, el 47 % de las cabeceras de la prensa mundial, que son unos 4.850 diarios, tiene algún tipo de presencia en la red que es especialmente significativa porque, por su volumen de difusión convencional en papel, representan más del 72 % de la prensa mundial ().

Todo un horizonte comunicativo que hay que aprender a manejar y dominar pero del que no se puede prescindir, en el que el idioma más utilizado es el inglés, seguido inmediatamente por el español, y en el que los sectores más jóvenes de la población son los que van por delante en horas de pantalla.

Las cifras concretas que se han registrado ya en nuestro país -superadas con creces en los últimos meses- se resumen en el Cuadro nº 5, en el que se puede comprobar como las personas que tienen ordenador y las que lo utilizan habitualmente han ido aumentando mes a mes. Desde los 6,2 millones de usuarios al empezar 1996 a los casi 9 de finales del 98, y desde los 4,1 millones de personas que aseguran su frecuencia de utilización a los 6,3 en ese mismo intervalo de tiempo.

Pero todavía resulta más llamativo el aumento de quienes se han conectado y se conectan a Internet y cuentan a diario con la información digitalizada. El desarrollo ha sido espectacular, tal como reflejan los datos que se exponen a continuación.
 
 










En sólo dos años hemos pasado de 487.000 internautas españoles de los primeros meses del año 1996 a 2.415.000 al finalizar el 98 (Cuadro nº 6). Y aunque se produjo cierta bajada precisamente en esas últimas fechas por los problemas que se estaban produciendo en el enlace a través de Telefónica, lo cierto es que las cantidades han vuelto a subir y desde entonces y continúa la misma tendencia.
 
 










Y es que las posibilidades de la red van mucho más allá del ámbito estrictamente periodístico: se pueden enviar mensajes y mantener una conversación por escrito en tiempo real a través del correo electrónico, participar cara a cara en videoconferencias y foros de debate con personas de cualquier parte del mundo, acceder a bases de datos públicas y privadas y navegar sin límites. En unos pocos años se ha convertido en la primera fuente de información internacional.

"La Unión Europea y la OTAN, los principales gobiernos y las bolsas, la ONU y sus centenares de agencias especializadas, las ONGs y las universidades, las editoriales y los medios de comunicación... Todos pueden consultarse en Internet. Muchos permiten acceder en cascada a los demás. Cuando desde una sola dirección, como la que ofrece a los usuarios de Madrid la embajada estadounidense, se puede entrar en todas las publicaciones oficiales sin moverte de tu habitación, a cualquier hora del día y de la noche, seguir hablando de fuentes de información tradicionales parece un poco trasnochado.

(...) La sociedad civil tiene en la red una capacidad hasta ahora desconocida para actuar por encima de las fronteras, de los Estados, de los imperios, de los bloques y de las alianzas, de los amigos y de los enemigos. El reto más inmediato es cómo defenderse de su potencial subversivo, que a nadie se le oculta, y rentabilizar al máximo su potencial creativo. (...) Son centenares de miles de actores con agendas internacionales propias a los que hay que observar y escuchar. En ocasiones, para aprender; con frecuencia, para no caer en sus redes" ().
 
 

Publicaciones digitales

En la amplitud de este contexto comunicativo de ámbito mundial y posibilidades que parecen ilimitadas, es cada vez mayor el número de medios de comunicación ya presentes en el mercado que quieren ocupar un espacio en Internet y el de aquellos que se crean exclusivamente para informar a través de la red. La cantidad total de publicaciones digitales de todo tipo y periodicidad contabilizadas en el último trimestre del pasado año 1998 es de 10.359, de acuerdo con los datos de una de las referencias de enlaces de medios (newslinks) consideradas más fiables y tomada como punto de partida por uno de los autores consultados en este trabajo : Interactive Media Links, de Editor&Publisher, a cuya página se puede acceder desde la dirección www.infomedia.com ().

Aún partiendo de que estas referencias no son exhaustivas ni totalmente exactas, porque son muchos los buscadores que pueden facilitar datos, esta cifra global se desglosa en cuatro apartados que muestran la presencia en la red de 3.862 revistas, el 37,7 %; 3.115 periódicos,
 
 









el 30,1 %; 2.100 cadenas de radio, el 20,3 %, y , finalmente, 1.282 emisoras de televisión, el 12,4 % (Cuadro nº 7).

Mediante un rastreo personal realizado a través de varios newslinks europeos y americanos, este mismo autor consigue aumentar el número de periódicos encontrados en la red en distintos idiomas hasta llegar a 5.731, de los que 2.284 son diarios y 3.447 semanales, quincenales o de información especializada. Y entre todos ellos hay que destacar las 325 de cabeceras de prensa diaria en español de diferentes países y unas 400 de periódicos no diarios y de semanarios, también en nuestro idioma.
 
 











Como indica el Cuadro nº 8, los 325 diarios de habla hispana se clasifican en nacio-

nales, regionales, provinciales y locales y especializados. Y de éstos últimos hay 19 eco-

nómicos, 11 de deportes, el español Diario Médico del grupo Recoletos y el argentino

Dial de Información Jurídica.

Pero estos datos de tipo global resultan incompletos si no se añaden los que corresponden a nuestro país.Y uno de los catálogos que aportan cifras actualizadas de los medios de comunicación españoles a los que se puede acceder en Internet es el de la Biblioteca Nacional (info.coleccion@bne.es), que ofrece tres apartados: "Prensa", con 59 títulos de periódicos, "Publicaciones periódicas en línea", con 160 revistas y "Boletines Oficiales Electrónicos"en el que, además del B.O.E., hay 12 de diferentes autonomías.

Además de los listados nacionales, también las ediciones on-line de los medios de comunicación en español brindan una oferta más abundante de revistas, como se ha comprobado en una búsqueda hecha en exclusiva para este trabajo. Entre los buscadores temáticos en español -Olé, Ozú, El índice, Mibi, Trovator, Hiwe, Ciudad Robot, Mundivía, El Inspector de Telépolis, Altavista, Servicom, Seric’s, Global Net, Encuéntralo Room, Latinworld, Ibernet, Mundo Latino, El navegador hispano de Intercom, Elcano, Yelloweb,Europe Directory en español, Gobib- se han elegido tres que son lo suficientemente representativos: Olé, de España, y Telépolis y Mundivía del ámbito hispano.

En un portal tan al alcance de la mano de cualquier internauta español como es Olé, ahora absorbido por Telefónica (www.ole.es), se han contabilizado 975 revistas que están sin clasificar, pero que reúnen todas las variedades temáticas: actualidad, diseño, sanidad, toros, ciencia, hostelería, vinos, espectáculos, acuarios, música, economía, cine, arte, viajes, naútica, ciencia ficción, artes gráficas, electrónica, agua, agricultura, montañismo, estudios árabes, motor, cultura mediterránea, mujer, filosofía, medicina, golf, espacios verdes, política, arquitectura, seguros, sexología, publicidad, caza, pesca, niños, humor, informática, universidad, jurisprudencia, minusválidos, alimentación, manualidades...

Y en los otros dos elegidos llegan a 928 en Telépolis y a 825 en Mundivía, con la siguiente distribución temática:
 
 



 
De todos estos títulos algunos se repiten en más de un navegador, pero hay muchos otros que aparecen sólo una vez en cada uno de ellos, de forma que la cantidad final resulta verdaderamente considerable. Y, además, también mejora poco a poco la calidad de la presentación y de los contenidos, aunque entre los medios que han conseguido los niveles más altos todavía no se incluye ninguno español.

En la 5ª Conferencia sobre Publicaciones Interactivas (Interactive Publishing), celebrada en Zurich (Suiza) en noviembre de 1998 y dedicada a Convergencia, Gente y Comercio, en la que se concedieron por primera vez premios europeos, se presentaron 130 medios de 15 países. Los galardonados fueron el periódico irlandés The Irish Times por el Mejor Contenido, la web holandesa City Online, formada por varios diarios regionales de Holanda, como Mejor Comunidad y la publicación sueca Darling, de corte original y dirigida al público femenino joven, como Sorpresa Especial ().

Uno de los elementos de juicio más objetivos para calibrar la importancia real de la presencia en la red de cualquier tipo de prensa es la frecuencia con que se visitan las páginas digitales. La AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), que elabora también el EGM, controla el acceso global español a Internet y parte de sus mediciones se han reflejado ya en este estudio, y la OJD evalúa las visitas a los medios que lo solicitan con unos resultados en 1998 que son muy orientativos.

Entre los diarios controlados -ABCe, Avui, Canarias 7, Cinco Días, Diario Navarra, El Correo Gallego/O Correo Galego, El Diario Vasco, El Mundo, El País Digital, El Periódico On- line, Expansión Directo, La Rioja, La Vanguardia Digital, Levante, Marca Digital y Vilaweb- ocupa el primer lugar El País Digital, con un promedio de 48.149 visitas diarias en diciembre de 1998, y le siguen El Mundo, con 26.254, Marca Digital, con 12.027,

y ABCe, con 10.596, en esa misma fecha ().

Si nos fijamos en las revistas -Actualidad Económica, El Ciberjueves, Segunda Mano, Sur In English y Todo Web- y en las publicaciones profesionales -Cambres Comerç Catalunya, Diario Médico, Ediciones Doyma, Tecnipublicacionees, Medynet y Spaindustry-, las más concurridas son Segunda mano, con un promedio diario de 3.753 visitas, Medynet, con 2.044, Cambres Comerç Catalunya, con 1.403, Actualidad Económica, con 1.380, y Diario Médico, con 1.322.

Tambien están incluidas administraciones públicas -AEAT (Agencia Tributaria) y el Institut Català de Consum-, directorios -infomail.ole y Mixmail- buscadores -Olé- y servicios de información temática -eltiempo.ole, ole.org, noticias.ole, Universidad Alicante y Universidad Autónoma de Barcelona-, y el número más alto de consultas lo tienen el buscador Olé, con 90.082 visitas de media diaria en diciembre del 98, Mixmail, con 39.667, AEAT, con 6.260, y noticias.ole, con 3.743. Y al comenzar 1999 habían solicitado los servicios de control el diario El Norte de Castilla (www.nortecastilla.es) la publicación profesional El Médico Interactivo (www.medynet.com/elmédico), el servicio de información telemática Ocioteca (www.ocioteca.es) y el buscador Altavista Magallanes (www.altavistamagallanes.net).

La divulgación científica

El carácter social de la ciencia y la tecnología y la repercusión que los nuevos descubrimientos tienen en nuestra vida le dan a la divulgación unas características peculiares. Por un lado es un hecho la influencia de revistas de alto nivel científico como Nature, Science,

The Lancet, The New England Journal of Medicine, The Journal of the American Medical Association o The British Medical Journal, de las que provienen buena parte de las informaciones sobre novedades en estas materias que aparecen en los medios de comunicación. Pero la segunda cara de la moneda es lo elevado del precio de estas publicaciones que editan artículos de investigación, indispensables para la carrera de los científicos, y lo que facilita las cosas publicar en una página web. Y aunque en este sector profesional el prestigio del papel y la necesidad del reconocimiento de otros investigadores siguen imperturbables, cabeceras con indudable autoridad como Nature, TheBritishMedicalJournal o The Journalof Neuroscience han situado ya artículos en la red.

Los primeros editores españoles de esta especialidad tomaron posiciones en Internet a partir de 1995 (), y desde entonces se han multiplicado los títulos digitales de contenidos científicos y médicos, aunque con cierta resistencia a publicar los artículos completos -al principio sólo se incluían los sumarios- que en los últimos años se va venciendo poco a poco.

Y si descendemos a informaciones menos especializadas y más al alcance de todos la variedad es fácil de comprobar. Pueden servir de ejemplo los accesos que proponen dos de los buscadores citados anteriormente: Mundivía y Telépolis.

Mundivía (vindio@mundivia.es )ofrece, además de 86 revistas de informática, 33 que considera científicas -con una selección algo irregular que incluye algunas de carácter práctico relacionadas con la vivienda y sus instalaciones- y 13 que llama de medicina y salud.

Científicas:

Agrotecnología (revista israelí en castellano), Ars Pharmaceútica, Autoevaluación, Ciencia y Futuro (editada en Mallorca), Cumana (Revistas y libros de Ciencia), Vivir (Vivienda en Cali), Difusión Ciencias, Edutec (electrónica), Encuentros en la Biología, Fondo y Forma (electrónica), Foro de la Revista Electrónica, Gaceta de Microsistemas, LLE (Publicaciones Técnicas de los Ingenieros Industriales), ImásD, Índice AlephZero (divulgación científica), Índice RevistaCiencias Nº 1, InduAmbiente (Cámara de Comercio e Industria de Álava), Meditec (revista israelí en castellano sobre tecnología médica), Monitor Nº 2 (ingeniería),Pediatría y Puericultura, Quaderns Digitals (bilingüe), Revista Colombiana de Matemáticas, Revista de Ecología (latinoamericana), Revista Electrónica de Metodología Aplicada (psicología y educación, Universidad de Oviedo), Revista Fator GIS, Revista Instalar (para instaladores profesionales, Argentina) , Revista Mexicana de Astronomía, Revista Panorama (artículos científicos), Revista Tendencias (futuro), Revista Varia Prehistoria y Arqueología, Tecnoindustria (México) y Tierra América (revista de ecología).


Medicina y salud:

Acheronta Revista de Psicoanálisis y Cultura, ALCMEON (clínica neuropsiquiátrica, Argentina), Ars Pharmaceútica (incluida también entre las científicas), Condiciones de la Cirugía Pediátrica, Cúspide (turismo, economía doméstica, deportes, medicina hogareña, medicina alternativa), Gaceta de Biomédicas, Perspectivas Sistémicas (psicología), Psicoanálisis en la Web, Revista de Neurología, Revista Informédica, Sánitas Club (para los socios de Sánitas), SIDAPRESS, TOPIA (psicoanálisis, sociedad y cultura). Telépolis (info@telépolis.com) muestra 85 de informática y hace un único apartado para Ciencia y Tecnología con 32 revistas -en el que se mezclan la investigación, la divulgación y las pseudociencias- y que en realidad son 31 porque repite Antilia dos veces:

Numerología, Bitniks (edición on line de la que se vende en papel), Hermes 22 (parapsicología y esoterismo), Revista El Espacio (NASA, ovnis) de Uruguay, Imás D

(español e inglés), Electrónica y Comunicaciones, Prensatec (notas de prensa del sector tecnológico español), Tribuna de Astronomía, Periodismo Científico (Asociación Española de Periodismo Científico), Noticias de la Ciencia y la Tecnología, Novedades electrónicas, Encuentros en la Biología (Facultad de Ciencias de Málaga), QUO, Revista Investigación (temas paranormales), Revista Argentina de Psicología Paranormal, Biodiversidad (revista de medioambiente de Uruguay), Agua on-line (Argentina), Ciencia i futur (Cataluña), TGM (Turf Grass Management) (revista argentina dedicada al diseño y mantenimiento de espacios verdes), Ciencia al día (Chile), Antilia (Facultad de Biología de la Universidad Complutense), Universo (astronomía y astronaútica), Divulgación 100, Ars Pharmaceútica (Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada), Revista de Minas (Universidad de Oviedo), Clypper (espacio e Internet), Quimicale (Alumnos de Química de la Universidad de Castilla y León)), Apuntes de Salud Pública (Galicia), Revista Buran (Escuela Técnicas Superior de Ingenieros de Telecomunicación de Barcelona), Tam-Tam (Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de Valencia) y La Guía Eléctrica de Internet (información sobre la electricidad en Argentina, que ofrece consultas gratuitas).
Para las revistas científicas y culturales que no tienen unos fines principalmente comerciales la red ofrece muchas y buenas soluciones. Pero ahora que se han puesto las bases de Internet 2 () y se anuncia una velocidad de conexión mucho mayor, en la especialización, como en cualquier otro aspecto del periodismo, estamos sólo empezando. Quizá dentro de unos

años -o de unos meses- el verdadero problema será determinar si un texto es periodístico o si su discurso nada tiene que ver con lo más característico de la prensa ().
 
 

BIBLIOGRAFÍA

ARI (1998): El medio revistas: informe (estudio encargado y dirigido por ARI y realizado por Media Hotline), Asociación de Revistas de Información, Madrid.

- (1998): El poder presciptor de las revistas. Estudio de involucración con los medios (encargado y dirigido por ARI y realizado por CIMOP), Asociación de Revistas de Información, Madrid.

BEZUNARTEA, Ofa y otros (1988): La prensa ante el cambio de siglo, Deusto, Bilbao.

BORRAT, Héctor ( 1993): "Hacia una teoría de la especialización periodística", en Anàlisi. Quaderns de comunicació i cultura, nº 15, Barcelona, Universidad Autónoma.

CALVO HERNANDO, Manuel (1997): Manual de periodismo científico, Barcelona, Bosch.

- (1990 ): Ciencia y periodismo, Barcelona, CEFI.

COCA, César y DIEZHANDINO, María Pilar (1991): Periodismo económico, Madrid, Paraninfo.

- (1997): Información económica. Teoría y práctica, Barcelona, CIMS.

DEL REY M., J. (1991): "Medios", en Diccionario de ciencias y técnicas de la comunicación (Dir.Ángel BENITO), Madrid, Ediciones Paulinas.

DÍAZ NOSTY, Bernardo (1998): Informe anual de la Comunicación 1997-98. Estado y tendencias de los medios en España, Madrid, Zeta.

FERNÁNDEZ DEL MORAL, Javier (1997): "La especialización periodística como nexo necesario entre ciencia y sociedad ", en Estudios sobre Información Periodística Especializada (Coord.: Francisco Esteve), Valencia, Fundación Universitaria San Pablo CEU.

FONTCUBERTA, Mar (1997), "Propuestas sistémicas para el análisis y producción de Infor- mación Periodística Especializada", en Estudios sobre Información Periodística Especializada (Coord.: Francisco Esteve), Valencia, Fundación Universitaria San Pablo CEU. FUNDESCO (1996): Comunicación social 1996. Tendencias, Madrid, Fundación para el Desarrollo de la Función Social de las Comunicaciones.

MARTÍNEZ ALBERTOS, José Luis (1997): El ocaso del periodismo, Barcelona, CIMS.

- (1989): El lenguaje periodístico, Madrid, Paraninfo.

MATTERLAT, Armand (1994), Los nuevos escenarios de la comunicación internacional, Barcelona, Generalitat de Cataluña.

MEYER, Eric (1997): "An unexpectedly wider web for the World’s newspapers", American Journalisme Review nº 9, Illinois.

NELKIN, Dorothy (1990): La ciencia en el escaparate, Madrid, Fundesco.

RIVERA, Jorge B. (1995): El periodismo cultural, Buenos Aires, Paidós.

SAHAGÚN, Felipe (1998): De Gutemberg a Internet, Madrid, Estudios Internacionales de la Complutense.


Las revistas e Internet como soportes del periodismo especializado y la divulgación

Concha Edo
Departamento de Humanidades y Comunicación
Universidad Carlos III


Inicio de páginaresumenabstractartículo
IndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999