IndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999
 
CHRISTOPHER SILVESTER, editor (1997): Las grandes entrevistas de la historia (1859-1992) Madrid, El País Aguilar. 634 páginas
M.J.C.


La entrevista es un género periodístico con entidad propia, con una personalidad y unas características que, ciertamente, son difíciles de definir y de teorizar. Sin embargo, el interés que suscita esta modalidad de la actividad periodística no ha decaído nunca a pesar de las críticas a las que se ha visto sometida y del escepticismo y, a veces, desprecio, que ha generado en muchos intelectuales. Las grandes entrevistas de la historia han sido seleccionadas y recogidas en 1993 por el británico Christopher Silvester, antes periodista y ahora profesor de Historia en Peterhouse, Cambridge. Según aduce en su extensa, explicativa y documentada introducción -todo un texto teórico sobre el género-, la primera entrevista periodística fue publicada en el New York Tribune el 20 de agosto de 1859. Fue realizada por Horace Greeley a Brigham Young, líder mormón que presidía entonces la secta al suceder en 1844 al fundador Joseph Smith.

Rosa Montero nos advierte en el prólogo que ha escrito a esta ambiciosa obra que quizá no sea esta la primera entrevista de la historia: "Habría que revisar los periódicos españoles, los italianos, los franceses o griegos, que seguro que no han sido investigados; o los alemanes, pues a fin de cuentas fue ahí, en Centroeuropa, en donde comenzaron a publicarse los primeros periódicos del siglo XVII". Pero, quizá, lo de menos sea la pretensión de establecer con exactitud científica cual fue la primera entre las primeras entrevistas. El caso es que aunque el concepto de hablar y reproducir la conversación fuera anterior, no es hasta el advenimiento de la prensa de masas -que se produce por el desarrollo rapidísimo de numerosos inventos que hicieron posible su reproducción masiva y su distribución en el tiempo y en el espacio con una velocidad insospechada hasta entonces- cuando nace la entrevista como género periodístico, suscitando en los lectores un ávido interés. Siglo y medio de entrevistas exige una labor de recopilación ardua. Pero una vez logrado, tenemos a nuestra disposición un libro que abarca sesenta y una entrevistas ordenadas cronológicamente desde 1859 hasta 1992. Las primeras, las publicadas en el último tercio del siglo pasado, recogen las conversaciones mantenidas entre periodistas y personajes tan indispensables para nuestra historia política, literaria y científica, como Karl Marx, Theodore Roosevelt, Henry Stanley, Robert Louis Stevenson, Mark Twain, Thomas Edison, Bismarck, Rudyard Kipling, Émile Zola, Oscar Wilde, Henrik Ibsen y León Tolstoi, quien abre el siglo XX. El poder leer con los ojos de hoy estas conversaciones es un auténtico regalo: vemos a los personajes en el momento de sus palabras, con sus expresiones, sus gestos y sus dubitaciones, muy bien reflejados a través de la mirada de unos periodistas que ejercían con auténtico oficio. Significa traspasar una barrera del tiempo sin artificios. De repente, viven, piensan, se expresan para nosotros. Y surge una certeza: la valía del periodismo como fuente de conocimiento y como documento histórico.

Muchas de las entrevistas recogidas en este extenso libro fueron publicadas por El País semanal. Ahora las tenemos a nuestra disposición y la verdad es que su publicación coincidiendo con este fin de siglo parece muy oportuna. Por sus páginas están los mayores representantes de esta centuria que se acaba: Greta Garbo, S. Freud, G. Bernard Shaw, A. Hitler, B. Mussolini, I. Stalin, F. Scott Fitzgerald, P. Picasso, M. Gandhi, D. Thomas, S. Beckett, J.F. Kennedy, Marilyn Monroe, Mao Zedong, John Lenon, Margaret Thatcher, Mae West.... la cultura ,el poder, la ciencia y el espectáculo, están ahí, a través de las palabras de unos personajes que han representado su papel en un preciso momento. Momento congelado para que podamos entender algo de sus pensamientos e inquietudes. Un texto histórico, una lección de periodismo que no se debe pasar por alto si nos interesa el mundo en que vivimos y si nos importa esta profesión tan expuesta a las críticas como indispensable en el concepto de vida que hemos creado.

Inicio de página
IndiceEstudios sobre el mensaje periodístico - Número 5 - 1999