. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
PORTADA
Día Internacional de la Mujer
::: Actividades 7, 8 y 9 de marzo
::: Por la igualdad
::: Un repaso a la historia

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
EDITORIAL
Conoce, crea, participa de una cultura que es de todos. Bienvenidos a entérate ucm

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
A FONDO
La lacónica arquitectura española triunfa en el MoMA de Nueva York

Tiempo de canallas

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
DIÁLOGOS
Entrevistamos a Carlos Reyes-Manzo en relación con su última exposición fotográfica

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
SESIÓN CONTÍNUA
Ciclo de cine canadiense en Viernes Cine

Kieslowski: 10 años de olvido

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
AR-T
Premio Fotografía UCM 2006: "Mujer y derechos humanos"

ARCO 2006... ¿y las nuevas propuestas?

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
ALTA FIDELIDAD
Conciertos del Día Internacional de la Mujer

The Magic Numbers en concierto

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
A ESCENA
Entrevista a Imprebis. Un soplo de felicidad

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
PUNTO Y COMA
Brooklyn Follies de Paul Auster

Claudio Magris, Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
IMAGINARIUM
Fotorrelato: Nadie asiste a mi caida...

Libro abierto. Tú continuas la historia

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

 

Entrevistamos a Carlos Reyes-Manzo
por Yuki Akaike Garrido

Cuesta entender como una vida repleta de carga emocional puede reflejar un rostro tan sereno; sin embargo, así son los ojos y la voz de Carlos Reyes-Manzo... serenos



Me dispongo a entrar en The Gallery Oxo una mañana lluviosa, aunque apacible, y ahí está él, reorganizando su escritorio y la edición de su nuevo libro Oranges in times of moon . Es temprano pero pronto comienzan a entrar visitantes que observan absortos las cuarenta imágenes tomadas por este fotógrafo chileno, que sufrió en sus propias carnes las represalias de la dictadura, pero que a pesar de ello sigue haciendo frente con su cámara a la injusticia que reside en los cinco continentes. En esta ocasión tenemos la oportunidad de ver Impunity , acerca de las más de mil mujeres desaparecidas en México, Ciudad Juárez y Guatemala, en su mayoría torturadas, violadas y asesinadas.

PREGUNTA .- Creo que todos cuando vemos estas imágenes nos hacemos la misma pregunta: ¿Por qué?
RESPUESTA .- Bueno, esto viene de mucho tiempo atrás. Son 50 años de una historia que es muy oscura, muy negra, en el sentido de que se produjo el derrocamiento de Jacobo Arbenz, presidente socialista electo democráticamente, por la CIA, provocando una gran conmoción y, desde entonces hay una guerra enorme, primero contra la población maya y después contra toda fuerza progresista de Guatemala. Eso creó una cultura terrible de impunidad. Porque en aquel entonces a las mujeres que vivían en los territorios, que de alguna forma u otra ellos veían bajo control de las guerrillas, fueron asesinadas con una crueldad brutal. Todo eso creó una mentalidad, la de que era posible asesinar a las mujeres, violarlas, torturarlas…y éstos son grupos paramilitares, grupos del ejército que han quedado sin trabajo, o jóvenes que creen poder asesinar sin el menor problema. Pero existen grupos criminales que también ven que en una sociedad como esa, tan corrompida políticamente, es fácil hacer todas estas cosas.

P .- ¿Usted llegó a conocer a las maras (jóvenes organizados en bandas criminales)?
R .- Sí, en el caso de estos jóvenes, por ejemplo, creo que se trata de un problema de desintegración social. Un joven que no tiene raíces sociales aunque sea en su propio país, más todavía si está en el extranjero, se siente desarraigado, viendo como una forma de protección, una respuesta a esa desintegración, a ese miedo, pertenecer a dichas bandas. Y la primera cosa que supone pertenecer a estos grupos lleva a delinquir, el cometer delitos, pero eso es en todos los grupos sociales de la historia. Es una respuesta a la falta de raíces.

P .- ¿Cómo está acogiendo el público en Londres la exposición?
R .- Está teniendo una acogida increíble. Ayer vinieron más de 200 personas. Periodistas, políticos, miembros de organizaciones sociales…

P .- Es curioso que la gente sienta interés y por el contrario las autoridades de México y Guatemala parezcan tan ajenas a investigar qué sucede. En una de las imágenes vemos por ejemplo la expresión de uno de los policías al cargo.
R .- Sí… la expresión de una sonrisa irónica. Me quedé paralizado. Con cuatro o cinco mujeres al día asesinadas. Este hombre tiene 15 policías. De esos 15, cinco trabajan en la oficina, cinco están de vacaciones o tienen el día libre, con lo cual se queda con tres o cuatro policías. Y tú tienes cinco mujeres asesinadas al día. Para ellos una mujer más, una mujer menos ¿qué más les da? Le puse Impunidad a la exhibición porque con esta filosofía ¿qué importa una vida más?.

P .- ¿Qué cree que tenemos que hacer para dar solución final a estas muertes?
R .- Lo que tenemos que hacer es empezar a escribir al Gobierno guatemalteco, presión, y más presión... Hay muchas organizaciones que están luchando por cambiar esto, las propias mujeres están trabajando también, no están paralizadas, pero tienen pocos recursos.

P .- En Impunity vemos muchas imágenes de madres, pero ¿qué ocurre con los padres de las víctimas? ¿Cómo afronta el hombre el mar de violencia que está devastando a las mujeres mexicanas y guatemaltecas?
R
.- Los hombres, los padres, los hermanos también están en la lucha. Esto es algo que se extiende a toda Latinoamérica. Hay una cosa que admiro en la mujer, que tiene el valor de afrontar el peligro de cara. Al hombre si lo afronta lo asesinan. Porque a pesar de toda esta barbarie aun existe cierto respeto a la madre, a la abuela... aunque no es tanto en Guatemala, las mujeres asesinadas van desde niñas a ancianas. Y está en la cultura la idea de que el hombre trabaja y la mujer está haciendo su lucha en la calle.

P .- ¿Se viven de forma distinta los crímenes en México y en Guatemala?
R .- Es muy diferente la problemática en Guatemala y en México. En Guatemala, las mujeres que están siendo asesinadas, son muy jovencitas, muy bellas, atléticas, pero muy pobres... vienen de una clase social trabajadora. Casi todas trabajan y estudian. Trabajan como maquiladoras industriales ocho horas, y aparte van a la Universidad o a Secundaria. En los mismos autobuses que las llevan a los trabajos de madrugada las secuestran, las torturan de una forma horrible, y después las asesinan. Pero también hay otro elemento, algunas de ellas han aparecido sin órganos, con lo que se piensa que hay una mafia de traficantes de órganos operando en la zona. Porque es fácil salir de la frontera y por tanto es fácil traficar. Recuerdo una mujer que apareció salvajemente torturada y muerta junto a su bebé también asesinado. Yo hablé con las dos abuelas. Una de ellas lloraba desconsoladamente. Escuchas todas estas cosas... pero alguien tiene que hacer algo, porque si no, pasa al olvido. La primera vez que empezamos a informar la gente no estaba interesada. Pero luego con los grandes periódicos, mi primer trabajo en The Times , logró que la gente se interesase más.

P .- ¿Qué me dice de los medios locales? ¿No hay denuncia por su parte?
R .- Diez periodistas han sido asesinados en los últimos años. Aparte del miedo, los propios dueños de los periódicos no están interesados en hacer campaña porque ellos viven de lo que les pagan las compañías, las cuales están metidas en todo esto, tráfico de drogas... grandes mercados.

P .- ¿Sufrió amenazas mientras realizaba su trabajo?
R .- En Juárez sí. Sabía que el peligro estaba ahí. En Guatemala fue quizás más tenebroso, a veces nos empujaban la puerta del hotel, una presión psicológica, pero al menos no de forma directa.

P .- Usted ha fotografiado algunos de los lugares más peligrosos del planeta. ¿Cuándo decidió que dedicaría su vida a retratar la iniquidad humana?
R .- Creo que la vida de uno está marcada. Va a llegar aunque estés en la cama. Estuve preso en Chile durante la dictadura. O te asesinaban, o desaparecías o te dejaban en libertad. Me di cuenta de que la vida no hay que mirarla en términos de momentos, sino que hay que mirarla con todas sus complejidades. Si te asusta el principio de la vida, del camino, no llegas nunca al final. Como dijo Machado “caminante no hay camino, se hace camino al andar”.



. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Política Social de la Universidad Complutense de Madrid
Calle Obispo Trejo, 2
28040, Madrid
Telf: 91 394 11 18
Fax: 91 394 11 11
email: enterateucm@metonimia.net