http://www.condicionesextremas.com/hipernovela.htm


Condiciones extremas es la primera hipernovela de ciencia-ficción en castellano en la red, una novedad absoluta que nos trae Juan B. Gutiérrez, un joven y galardonado autor de Colombia, precursor no sólo en su país, sino probablemente en todos los hispanohablantes.

La página de entrada está muy bien diseñada, con una parte desde la que se accede a información sobre la obra y los autores, y otra parte donde irán apareciendo los diferentes nexos que constituyen la novela y que en esta primera pantalla nos da la posibilidad de elegir entre "Sólo historieta", "Sólo texto" y "Texto y gráficos". Una barra en la parte superior (accesible desde cualquier nexo de la obra) ofrece las opciones "Inicio", "Ayuda", "Argumento", "Mapa" y "Correo".

El "Inicio" es esta misma página de entrada, en que ya adelantábamos la posibilidad de elegir entre el texto sólo, imágenes solas o una combinación de ambos. Los dibujos de Giovanni Castro son tremendamente imaginativos, en la tradición del mejor cómic de calidad, y merecen la pena ser visitados por sí mismos, aunque naturalmente ilustran la historia de Juan B. Gutiérrez. Como no son excesivamente lentos de cargar, la mejor opción parece la que combina texto e imágenes, aunque el lector con prisa puede optar por la de sólo texto.

La "Ayuda" consta de tres secciones "Cuide sus ojos", donde se explican cómo ajustar la pantalla para ver la obra cómodamente, "Cómo leer esta novela hipertextual", donde se dan las indicaciones básicas para los neófitos en el medio y "Derechos de autor".

"Argumento" ofrece la historia resumida, y puede ser una buena ayuda para el lector porque al desarrollarse la historia en tres épocas diferentes con los mismos personajes interrelacionados, puede llegar a perderse en el texto principal pues no se señala en qué año sucede cada espacio de texto. De todas formas esta sección no estropea la lectura de la novela, pues no da todas las claves que se van descubriendo luego, sino que es una mera ayuda para que el lector pueda construirse un esquema en el que ir situando los diferentes espacios de texto.

El "Mapa" es una lista de la primera línea de todos los espacios de texto, con lo que el lector puede saber a qué epoca pertenece cada uno si lo busca aquí, o seguir una evolución lineal de la historia si no le ha satisfecho la organización hipertextual, opción que no recomendamos, pues el sentido de la novela está precisamente en los saltos y juegos con el tiempo que el lector experimenta en carne propia cuando se pierde entre las lexias.

El "Correo" contiene una invitación a los lectores para que se pongan en contacto con los autores. Desean conocer las opiniones de los lectores para tomarlas en consideración de cara a futuras obras, y sobre todo porque esto no se había hecho hasta ahora y las primeras reacciones son muy importantes. Se hace evidente aquí una verdadera intención de intercambio comunicativo directo, que es una de las mayores atracciones de la literatura por línea.

Toda esta cuidada organización está al servicio de una historia original y atrayente para el público de ciencia ficción, tradicionalmente dispuesto a someterse a nuevos experimentos, que esta vez son literarios. La historia se desarrolla en Santafé de Bogotá en tres momentos: 1998, 2050 y 2090. Los personajes principales son: el poderoso industrial Índigo Cavalera, la científica Miranda Macedonia y el mutante Equinoccio Deunamor. Los tres están presentes en los tres momentos, en cada uno con una misión, sabiendo quizás algo que en otro momento ignoran, no necesariamente siguiendo la lógica temporal. La aparición de la raza mutante, la contaminación del planeta y la invención de la máquina del tiempo son algunos de los temas que estructuran la obra. Hay intriga, persecuciones, búsquedas, secuestros, enigmas... en un movimiento constante de la acción narrativa. Pero Condiciones Extremas no se reduce a esto, pues afloran cuestiones de peso tras la vestidura de la ciencia-ficción: el poder, la ambición, la organización social, el racismo, el miedo, y ciertamente una reflexión crítica sobre los extremos a los que puede llegar el nivel de contaminación de nuestro planeta.

Los espacios de texto varían en longitud, aunque ésta nunca llega a ser excesiva. El autor se desenvuelve con talento tanto en las partes narradas como en las dialogadas, manteniendo vivo el interés del lector. Pero donde mejor se aprecia la comodidad de Juan B. Gutiérrez en el medio hipertextual es en los enlaces, que son textos concisos y evocadores muy bien relacionados temáticamente con los espacios a los que conducen. No es un autor jugando a las vanguardias, sino que ha asimilado perfectamente en qué consiste el hipertexto, y aquí muestra un modo de organización original y valioso. Seguiremos atentos a su próxima producción.

La clave de la estructuración de este hipertexto es el juego con el tiempo, pues las diferentes épocas se superponen y enlazan de un modo que la simple lectura lineal no podría mostrar. Al lector se le antojaran relaciones inesperadas porque en el fondo continuamos preparados para leer linealmente, y cuando la secuencia temporal lógica es desplazada por otro tipo de asociaciones (temáticas, connotativas, evocadoras, etc.), no sólo nos desconcertamos, sino que nos damos cuenta de los mecanismos que rigen nuestra forma de leer precisamente porque están ausentes. Y ésa es una experiencia muy sana que nadie debería perderse.

Queremos aquí terminar con la cita con que Juan B. Gutiérrez nos recibe en la pantalla de entrada de Condiciones extremas, a su vez extremadamente reveladora del pensamiento que ha inspirado esta obra. Pertenece al Diccionario Jázaro, de Milorad Pavic:

"... en una noche tan breve que dos hombres hubieran podido darse la mano, estando uno en el martes y el otro en el miércoles."



Susana Pajares Toska
Julio 1998