Existe algo lejano,
de donde provienen los deseos,
algo profundo que canta los dolores de la fantasía,
y entre los rincones al coro grita:

voy a caer.


Adoloce el tiempo.