Por Dios, si lo entendieras y ni un suspiro podrķa contener este sentimiento.