Créditos | Firma Invitada | Eventos | Enlaces ]

 

LA ANISAKIASIS YA NO ES UNA ENFERMEDAD EXÓTICA

La anisakiasis es una patología infradiagnosticada en nuestro país, pues hace pocos años se consideraba una enfermedad exótica de países orientales, especialmente Japón. Desde 1991 hasta la actualidad se han comunicado numerosos casos en España, debido probablemente tanto a cambios en los hábitos alimenticios como al progresivo calentamiento de las aguas costeras, que hace más frecuente la presencia del parásito.


El anisakis es un nematodo que en estado adulto parasita el estómago de mamíferos marinos. Los huéspedes intermediarios son todos los peces de consumo humano, y las personas se infectan a través de la ingesta de estos pescados parasitazos cuando están crudos o impropiamente cocinados (escabechados, ahumados, salado, etc).

La larva puede asentar en diversas localizaciones, produciendo clínica variable a las 48 horas tras la ingesta en forma de dolor epigástrico, náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, urticaria y edemas (en el caso de anidación gastroduodenal) o bien dolor abdominal, o incluso obstrucción intestinal (en caso de anidación en el intestino delgado). Con menos frecuencia anida en el colon provocando una reacción inflamatoria intensa. La importancia que reviste esta clínica reside en que muchas ocasiones estos pacientes son intervenidos en quirófano innecesariamente.

El mecanismo fisiopatológico consiste en el contacto del parásito con la mucosa de la pared intestinal provocando edema, hiperemia y/o hemorragia, si la afectación es difusa puede simular una enfermedad inflamatoria intestinal, y si es local puede provocar una invaginación intestinal.

Por tanto es importante el interrogatorio a los pacientes sobre sus hábitos alimenticios y en especial de la ingesta de pescado (siendo lo más frecuente la afección por ingesta de anchoas en vinagre). También se prestará atención a la aparición de eosinofilia, presencia de Ig E y la hiperglucemia. Se confirma el diagnóstico por radiología y presencia del parásito y se trata farmacológicamente con mebendazol y taibendazol además de extraerse el parásito por endoscopio, por lo demás es un cuadro autolimitado.


FUENTE:

A.    G. Bolado, O. Gorriño, P. Ruiz, I. Lecumberri y D. Grande

Anisakiasis intestinal. Diagnóstico radiológico

Rev Esp Enferm Dig 2003; 95(6):440-445


Ir a página anterior Índice de Alimentación

Pág. Inicial   Volver a Página Inicial