CUADERNOS DE HISTORIA DEL DERECHO Nº 6 (1999)


Raquel MEDINA PLANA: «Maneras de entender o entender la manera. Las primeras Memorias de Oposición a Cátedras de Historia del Derecho».

A pesar de ser una fuente de gran relevancia para analizar el proceso de formalización disciplinar, las «Memorias de oposición», según se han venido denominando tradicionalmente, no suelen darse a conocer públicamente. El presente trabajo enfoca las primeras Memorias de Historia del Derecho bajo la perspectiva de la cristalización de un corpus disciplinar que en ellas se lleva a cabo, incidiendo en los condicionamientos que las lastran, y que pueden ser la causa de que sólo en raras ocasiones vean la luz, por más que la disciplina histórico-jurídica no disponga en nuestro país de un exceso de trabajos sobre aspectos teóricos y metodológicos. Aunque sobre estas Memorias haya transcurrido el tiempo, de entre las cuestiones tratadas son muchas las que merecen aún revisarse: entre ellas, principalmente, la propia concepción científica de la disciplina. El neokantismo de la época acuñó el término de «ciencia cultural», que estos autores mayoritariamente comparten para concebir a la Historia del Derecho. Acercarse a estos peculiares textos implica también una reflexión sobre el papel del científico académico a la hora de enfrentarse a su tarea investigadora y docente.

Remedios MORÁN MARTÍN: «Don Manuel Torres López: Salamanca (1926) - Madrid (1949). La coherencia de una trayectoria».

La conservación de los ejercicios escritos que realizó D. Manuel Torres López con motivo de la cátedra a la Universidad de Salamanca, en 1926, y de la Universidad Central de Madrid, en 1931, así como el análisis de su memoria, demuestran su clara línea de investigación y su coherencia en la trayectoria personal y profesional que lo caracterizó desde sus primeros años en la Universidad hasta su acceso a la segunda cátedra de Historia del Derecho de la Universidad Central, en la que permaneció hasta su jubilación. Este es el objetivo prioritario del presente trabajo, que presenta como apoyatura la publicación de dichos ejercicios y un breve análisis comparativo de los mismos y la memoria con sus trabajos posteriores.

José Manuel PÉREZ-PRENDES MUÑOZ-ARRACO: «El mito de Friné».

Un estudio de las narraciones y la bibliografía existente sobre el juicio de Friné, que propone su comprensión como mito que diferencia los paradigmas de lo sagrado y lo racional como fundamentaciones alternativas del derecho. El autor analiza estos paradigmas desde la perspectiva de ciertos términos y conceptos de Xabier Zubiri; compara los criterios centrales que inspiran la Ley del Antiguo Testamento, las ideas de Cicerón, el Derecho Canónico y el perteneciente al área luterana. Se subraya la importancia del Edicto de Nantes. El trabajo continúa poniendo de relieve el surgimiento de la visión racionalista sobre el derecho de Kant y su crisis, tal y como la destaca Hanna Arendt en el uso que de la misma se hizo en el juicio de Eichmann. Cada una de las partes de esta monografía aporta materiales para la construcción del concepto de "angustiae iuris", o insuficiencia del derecho una vez fijado en una regla cualquiera. Tal noción podría estar en el fondo, como tácitamente viene a afirmarse, de los profundos cambios que el concepto de Justicia ha sufrido a lo largo de la historia de la humanidad. La conclusión apunta la necesidad de asumir los efectos de esa categoría en todo proyecto jurídico, presente o futuro.

José ORLANDIS ROVIRA: «Consideraciones en torno a la conversión al Cristianismo en la Tardía Antigüedad».

Se trata de un estudio de las conversiones colectivas de los pueblos barbáricos durante el período comprendido entre los siglos IV y VIII. Para ello se tienen en cuenta diversos factores:

  1. La distinta situación religiosa de cada uno de estos pueblos: con una sola conversión (al arrianismo), directamente del paganismo a la ortodoxia católica o protagonizando la llamada «doble conversión».
  2. El fenómeno de la «pre-conversión», esto es la aparición de individuos que abrazan la fe católica anticipándose a la conversión de la totalidad de su etnia.
  3. El papel de los misioneros en la conversión de pueblos paganos.
  4. La mujer como precursora en la adopción de la religión católica.
  5. La distinción entre conversión (siguiendo el exemplum regis) y la cristianización que requiere más tiempo (la conversión y el bautismo del hombre bárbaro no significan una súbita transformación de su mentalidad y de sus modos de vida).
  6. La acción catequética y pastoral de los misioneros. Distinguiéndose aquella dirigida a los pueblos bárbaros invasores de las provincias del Imperio Romano occidental de la destinada a los pueblos asentados más allá del limes del Imperio.

Magdalena RODRÍGUEZ GIL: «Consideraciones sobre una antigua polémica: las iglesias propias».

La historiografía de finales del siglo XIX y comienzos del XX prestó bastante atención a un hecho que desde Stutz sería identificado con el término Eigenkirchen. Su traducción «iglesias propias», fue introducida por Torres López en España, siendo la denominación comúnmente utilizada para designar tales iglesias de propiedad privada. En su historia se pueden distinguir tres periodos. El originario, que correspondería al sistema visigótico aunque su existencia no se pueda testimoniar con la abundancia de datos que después se encontraran en el ámbito de la reconquista; un intermedio ya dentro del mundo Medieval, donde el fenómeno se extiende y se desarrolla, intentándose una conciliación de los intereses privados con los eclesiásticos; y, por fin, el de condenación básica del sistema, iniciada con la reforma gregoriana y continuada por Alejandro III en su perfilamiento del Derecho de patronato referido a este tipo de iglesias. En esta disertación se estructura el discurso básico de dicha institución: origen, naturaleza y concepto. Desde el punto de vista de tres autores: Stutz, Torres López y Bidagor. Con la correspondiente polémica que el asunto suscitó entre ellos.

Miguel PINO ABAD: «Los andadores de concejo en los Fueros municipales castellano-leoneses».

Estas líneas están destinadas a perfilar la figura de los andadores de concejo. Se tratan de unos oficiales municipales de la Alta Edad Media presentes en la mayoría de los fueros castellano-leoneses. A pesar de la existencia de numerosos trabajos científicos relativos a los oficiales concejiles medievales, no hay ninguno específico sobre este «aportellado». Este sigilo doctrinal se debe, sin duda, a la posición secundaria que ostentaba dicho oficial dentro de la organización concejil al carecer de autonomía en el desarrollo de sus funciones, ya que dependía en todo momento de los jueces y alcaldes que eran los encargados de elegirlos. Sus funciones, puramente ejecutivas, consistían en labores de mensajería, preservar el orden público en los juicios, realizar las prendas judiciales, torturar a los detenidos, custodiar a los presos, ejecutar las penas corporales a los condenados... La naturaleza de todas ellas requería, por parte de estos oficiales, de unas aptitudes físicas y psíquicas duras, así como de un férreo control por parte de sus superiores. No obstante, y a pesar de todas las peculiaridades de esta figura, quedaban afectados por todas las reglas generales que delineaban los oficios municipales de la época.

David PELÁEZ PORTALES: «La habilitación de testigos en el derecho musulmán medieval».

Durante los últimos años se han venido realizando estudios histórico-jurídicos en relación al Derecho islámico y concretamente al procedimiento. Sin embargo, quedan algunas lagunas en relación con este tema. Este artículo trata precisamente del procedimiento de habilitación de testigos dentro del proceso judicial en al-Andalus. De resultas de las investigaciones del autor, existían dos tipos de testigos: los testigos simples, ordinarios o no profesionales, de un lado, y, de otro, los testigos fijos (adules), profesionales y adscritos al tribunal. Los primeros requerían generalmente una constatación de honorabilidad de parte del Cadí, mientras que los segundos, los adules, no necesitaban actualizar su declaración de idoneidad para presentarse como testigos en un nuevo pleito, sirviendo su testimonio como parte preconstitutiva de la prueba.

Susana GARCÍA LEÓN: «Un Repertorio de Leyes de Cortes del siglo XIV».

Este trabajo estudia un Repertorio jurídico del siglo XIV procedente de la Real Biblioteca de El Escorial, que incluye gran número de referencias sobre las leyes emanadas de las sesiones de Cortes que tuvieron lugar entre 1322 y 1396. La transcripción y análisis de su contenido aclara su cometido: facilitar la estructura de todas las leyes en vigor en aquellos momentos históricos. Debido a sus fuentes, este documento podría haber sido utilizado por el Consejo Real para facilitar la búsqueda de las Leyes de Cortes y peticiones. Por lo tanto, es posible mantener la hipótesis de que este Repertorio fue un instrumento complementario del Ordenamiento de Alcalá.

Soha ABBOUD-HAGGAR: «Conflicto de jurisdicción en un pleito entre mudéjares. Ágreda, 1501».

Conservado en el Archivo Histórico Provincial de Soria se halla un manuscrito perteneciente a los Fondos judiciales del Corregimiento de Ágreda, fechado en el año 1501, cuya edición se presenta al final de este estudio. Se trata del rollo del proceso judicial, seguido por el juez Jerónimo Ruiz, que, a petición del acusado Mahoma de la Huerta, iba a ser presentado ante la Chancillería de Valladolid para apelar la sentencia que se le había impuesto. Mahoma de la Huerta había sido condenado a pagar una multa sustanciosa por haber inducido a un delito de abuso de jurisdicción, denunciando a su convecino, Audalla Ferón, ante el teniente de Corregidor de la villa y no ante el juez de la morería y de la fortaleza o de su representante, Jerónimo Ruiz, a quien le correspondía dirimir los pleitos entre los moros de la aljama de Ágreda. El estudio de este manuscrito brinda la ocasión de estudiar dos facetas de la vida de una aljama en el ocaso de la Edad Media: el aspecto judicial del proceso, como ejemplo de una instrucción sumaria llevada a cabo por un juez castellano en una morería, y el aspecto histórico-social sobre la aljama de Ágreda y sobre su funcionamiento interno.

María José MARÍA e IZQUIERDO: «El Ordenamiento de Montalvo y la Nueva Recopilación».

El objetivo de este artículo es valorar la incidencia que tuvo el Ordenamiento de Montalvo en la Nueva Recopilación. El Ordenamiento de Montalvo, impreso por vez primera en 1484, supuso la primera recopilación castellana y, por tanto, antecedente sin parangón de la Recopilación de 1567. Como todos sabemos, la obra del doctor Montalvo ha sido objeto de una gran polémica historiográfica que descansa en la falta de pruebas sobre el reconocimiento oficial de la misma y en las críticas que recibió por parte de los procuradores de Cortes de 1523, que censuraban al jurista de haber recopilado la normativa castellana de forma corrupta y mal sacada. Partiendo de estas premisas y de la valoración obtenida de las Ordenanzas Reales en mi tesis doctoral titulada Las fuentes del Ordenamiento de Montalvo, mi meta ha sido establecer, a través de un cotejo pormenorizado, las relaciones, concordancias y diferencias legales entre ambas recopilaciones castellanas. Al margen del carácter oficial que obtuviera la Recopilación de Montalvo en su época, tuvo una vital trascendencia en la Recopilación de 1567. El 20% de las leyes de dicha Recopilación proceden de las Ordenanzas Reales u Ordenamiento de Montalvo y, en la mayoría de ellas, se mantuvieron las redacciones montalvianas. Lo que quiere decir que parte de la obra del jurista castellano alcanzó, con el tiempo y ya sin ninguna duda, el tan discutido reconocimiento oficial, siendo una de las fuentes de la Nueva Recopilación.

Joaquín AZCÁRRAGA SERVERT: «Felipe II: el Toisón de Oro y los sucesos de Flandes».

Entre 1564 y 1566 Felipe II trató de imponer los Edictos Tridentinos en los Países Bajos, provocando un enfrentamiento con la nobleza flamenca y la oposición de parte de los Caballeros de la Orden del Toisón de Oro. La llegada del Duque de Alba como jefe de la expedición militar y la creación del Tribunal de los Tumultos para juzgar a los acusados de participar en la revuelta volvió a plantear la cuestión de si los caballeros del Toisón de Oro estaban o no exentos de la jurisdicción ordinaria, lo que conllevaría la absoluta impunidad de los delitos que cometiesen.


CUADERNOS DE HISTORIA DEL DERECHO Nº 7 (2000)


CONTENIDO

Pedro Andrés PORRAS ARBOLEDAS: «La práctica mercantil marítima en el Cantábrico Oriental (siglos XV-XIX). Primera parte».

A partir de la documentación conservada en varios archivos (Archivo Histórico Provincial de Cantabria, Archivo Histórico Foral de Vizcaya y Archivo de la Real Chancillería de Valladolid) el autor pasa revista a los distintos tipos de documentos que se refieren a la vida marítima, en especial, a los de trascendencia mercantil, en un intento por ofrecer una detallada tipología de tales documentos. Para ello los divide en cinco apartados: documentos de carácter mercantil (contratos, poderes y averías), documentos de guerra y corso (los emanados de la organización de armadas reales y de la actividad corsaria), documentos de control administrativo, documentos de carácter penal y documentos de otro tipo. De la descripción documental han sido dejados para la segunda parte los relativos a fletamentos, conocimientos de embarque, pólizas de seguro y préstamos a la gruesa, los más abundantes. Completa el trabajo un apéndice bibliográfico y otro documental, que incluye 44 textos.

Pilar ESTEVES SANTAMARÍA: «Transmisiones de escribanías en Madrid (siglos XVI-XIX)».

El trabajo «Transmisiones de escribanías en Madrid (siglos XVI-XIX)» trata, por una parte, de poner de manifiesto la contradicción que existió entre las numerosas disposiciones normativas contrarias a la transmisión y multiplicación de los oficios de escribano y la práctica de su efectiva patrimonialización, aceptada e incluso fomentada por los propios monarcas en ocasiones en que resultaron beneficiados económicamente. Asimismo, sobre la base de un muestrario de escrituras públicas otorgadas ante diversos escribanos de Madrid entre los siglos XVI a XIX, se ha estudiado las peculiaridades de cada tipo de transmisión del oficio de escribano (compraventa, arrendamiento, sucesión mortis causa, renuncia), encontrando gran similitud en los documentos otorgados durante tan dilatado periodo de tiempo.

Pedro ORTEGO GIL: «Abigeatos y otros robos de ganado: una visión jurisprudencial (siglos XVI-XVIII)».

Los hurtos de animales y las peculiares características que concurrían en algunos de ellos dio lugar a la regulación normativa del abigeato que, partiendo de los textos del Digesto, se recibió en las Partidas, si bien adaptada a la singular interpretación que de las disposiciones justinianeas hizo Alfonso X. La jurisprudencia teórica de los siglos XVI-XVIII se movió entre ambas, discutiendo en especial sobre los requisitos que debían concurrir en la sustracción de ganado para imponer la pena de muerte a quienes eran considerados como verdaderos abigeos o cuatreros. La jurisprudencia práctica, estudiada a partir de la documentación que se conserva de los órganos judiciales del antiguo Reino de Galicia, y singularmente de su Real Audiencia, permite advertir que en la mayor parte de los casos enjuiciados se optó por considerar la práctica totalidad de las sustracciones como hurto de ganado y no como auténticos abigeatos. Ello permitió, en el ejercicio del arbitrio judicial, graduar la punición de cada uno de ellos de acuerdo con sus diferentes circunstancias, optando por penas corporales al servicio de la Corona, pero inferiores al último suplicio.

José Antonio ALEJANDRE y María Jesús TORQUEMADA: «La expulsión de los jesuitas del Reino de Nápoles».

La expulsión de los jesuitas de los Estados católicos europeos en los años de 1759 a 1768, así como la posterior abolición de la Compañía, es consecuencia del enfrentamiento entre dichos Estados y la Curia romana, manifestación a su vez de las tendencias ilustradas, reformadoras y laicistas que condujeron a un regalismo extremado, según el cual el poder de los príncipes se entiende absoluto y exento de la jurisdicción y de las atribuciones asumidas por la potestad pontificia a partir de desfasados principios de raíz medieval. La política que contra los jesuitas puso en práctica Carlos III tuvo especial incidencia en los territorios italianos ya independientes de España pero sumisos a las decisiones de la corte de Madrid: en el caso del reino de Nápoles se advierte la extrapolación de las razones que indujeron al rey español a decretar la expulsión y el paralelismo del procedimiento seguido en la corte del rey Fernando, influido tanto por su padre y por los ministros españoles como por el Secretario de Estado napolitano, el Marqués de Tanucci, anticurialista furibundo. En este artículo sus autores, aún centrándose en lo acontecido en las Dos Sicilias, demuestran la interferencia de argumentos doctrinales, conceptos filosóficos sobre la esencia de la potestad soberana, problemas de contenido social y conflictos de índole económica que viven todos los Estados implicados en este asunto, así como las tensiones y los intereses de las potencias europeas que encuentran en la cuestión jesuítica el pretexto para hacerse manifiestos.

José SÁNCHEZ-ARCILLA BERNAL: «La Administración de Justicia inferior en la Ciudad de México a finales de la época colonial. I. La punición de la embriaguez en los Libros de Reos (1794-1798)».

La administración de justicia es uno de los temas que más se ha trabajado en los últimos años por los especialistas del Derecho Indiano. Sin embargo, ha sido el aspecto de la organización y, en especial, la Audiencia el que ha sido objeto de atención preferente, quedando a un lado otros niveles de la administración de justicia que cuantitativamente tuvieron una importancia superior. Al mismo tiempo, algunos investigadores han acudido a las fuentes con prejuicios adquiridos de trabajos anteriores que de una manera parcial habían abordado el estudio del la justicia y el derecho penal del Antiguo Regimen. En el presente trabajo se aborda el estudio de la administración de justicia en su nivel más primario. Para ello se ha acudido a unas fuentes que, al menos en el ámbito peninsular, no tienen paralelo. Se trata de los Libros de reos que pertenecían al corregidor y los alcaldes ordinarios de la ciudad de Mexico. En ellos se contienen 7.033 asientos de otros tantos reos apresados por las rondas que recorrían la ciudad. Aunque sólo se han conservado los Libros de reos de algunos años (1794, 1795, 1796 y 1798), el material que en ellos se contiene es muy rico y pertime conocer la justicia inferior realizada a través de juicios verbales. En esta primera parte del trabajo, se estudia no sólo la organización de la justicia en la ciudad de México a finales del periodo colonial, sino también el delito que más quedó reflejado en los registros de los Libros de reos: la embriaguez. El problema de la embriaguez alcanzó en México unas dimensiones preocupantes para las autoridades, quienes se vieron obligadas a reprimirla, primero con penas arbitrarias y, posteriormente, con penas legales recogidas en el Bando del virrey Branciforte de 7 de julio de 1796. En el trabajo se intenta hacer un análisis de los distintos grados de embriaguez que, de alguna manera, quedaron «tipificados» y sancionados de manera diferente. Al mismo tiempo se estudia la embriaguez unida a otras conductas delictivas y la incidencia que pudieron tener de cara a la punibilidad de las mismas.

Carmen LOSA CONTRERAS: «La Administración Consultiva en los inicios del Estado liberal. El funcionamiento del Consejo Real de España e Indias. Sección de lo Interior (1834-1836)».

En el marco de las grandes reformas de la Administración que surgieron con la muerte de Fernando VII, tiene especial relevancia la creación de un órgano consultivo: el Consejo Real de España e Indias; institución que el Prof. Arvizu analizó detenidamente hace unos años. Pues bien, el trabajo que aquí se presenta pretende ir más allá, al estudiar el funcionamiento interno de una de las secciones del Consejo, la de lo Interior. La base documental sobre la que se ha trabajado son dos legajos encontrados en el Archivo General de Indias (Indiferente General 583 y Ultramar 803), así como los 171 expedientes que de esta sección se encuentran depositados en Simancas. Estos documentos han permitido seguir paso a paso el funcionamiento de la sección, tanto en pleno como en comisión, la relación con el resto de las secciones, así como trazar un panorama claro de los asuntos referidos en su mayoría al "fomento de la riqueza del país", comercio, obras públicas, protección de la riqueza agropecuaria, educación y servicios a la comunidad, que nos ponen de relieve el espíritu reformista y de modernización que inspiró la obra de políticos como Javier de Burgos, Cea Bermúdez o Martínez de la Rosa.


CUADERNOS DE HISTORIA DEL DERECHO Nº 8 (2001)


CONTENIDO

Gérard D. Guyon: «Escatología y política (siglos I-Ill)»

En los primeros siglos de la era cristiana los fieles de la nueva religión se plantearon de una forma muy seria la relación entre la escatología y la política, o, dicho de otra manera, el modo de compatibilizar lo que se creía una estancia breve sobre la tierra para alcanzar la vida eterna y los avatares de la vida pública cotidiana; de hecho, hubo dos formas de enfrentarse al problema: los que prefirieron contemporizar con el poder romano constituido y los que le negaron cualquier valor. Con la finalidad de superar esa contradicción insoluble se creó un nuevo concepto de ciudadanía cristiana.

José Sánchez-Arcilla Bernal: «Robo y hurto en la Ciudad de México a fines del siglo XVIII»

Dos cuestiones principales se estudian en este trabajo. Primeramente, la utilización de los conceptos de robo y hurto según los diferentes niveles de conocimiento del derecho (culto, legal, forense y vulgar) durante el siglo XVIII. Así mismo, se analiza la comisión de esta clase de delitos a través de los Libros de Reos de la ciudad de México, donde se conservan los testimonios de una administración de justicia en primera instancia. Esta se verificaba por medio de un proceso oral muy sumario y breve con el que eran instruidos los delitos de menor gravedad. La conclusión más importante es la escasa presencia del hurto y el robo entre los actos criminales de la ciudad de México a fines del siglo XVIII en comparación con otras conductas delictivas.

Gisela Morazzani Pérez-Enciso: «El régimen de Estancos en las Provincias de Venezuela y la nueva Administración de Hacienda (siglo XVIII)»

En este trabajo la autora estudia cl régimen de rentas estancadas a partir de la creación de la Región Militar de Venezuela. El propósito principal de los estancos en esta provincia era no sólo facilitar la demanda de productos a los consumidores, sino también evitar cl contrabando con las vecinas colonias extranjeras. A los productos estancados tradicionales -pólvora, sal, papel sellado, naipes, etc.- se añadieron otros que perfeccionaron su régimen de explotación en Venezuela. De todas las rentas reales monopolizadas fue el Estanco de Tabacos el que procuró a la Corona las beneficios más importantes en la segunda mitad del siglo XVIll.

Pedro Andrés Porras Arboledas: «La práctica mercantil marítima en el Cantábrico Oriental (siglos XIV-XlX). Parte segunda»

Si en la primera parte de este trabajo se había pasado revista a la mayor parte de los documentos utilizados en el ámbito mercantil, en esta segunda el autor se ha centrado en el estudio de los fletamentos, los conocimientos de embarque, los seguros y los préstamos de riesgo o a la gruesa ventura, que suponen los mejor representados en las fuentes (protocolos notariales y procesos judiciales) manejadas; se completa el trabajo con la incorporación de un apéndice en el que se incluyen 46 documentos alusivos.

María Jesús Torquemada y Juan Antonio Alejandre: «Vestir santos (Un asunto de Inquisición y su reflejo en Sicilia)»

Durante el Antiguo Régimen el poder político y el poder religioso estaban estrechamente unidos. Toda manifestación de carácter plástico o artístico se veía muy controlada, con la finalidad de alcanzar un doble efecto: en primer lugar, se pretendía que toda obra pictórica o escultórica fuese de carácter didáctico para los fieles, conforme a las doctrinas de la Iglesia. Po otro lado, la realización o exposición de imágenes que podían atentar a lo que se consideraba la ortodoxia católica era reprimido decididamente.

Con esta finalidad se utilizaba como un instrumento fundamental la institución de la Inquisición, que usaba a su vez una serie de normas que regulaban de una manera detallada el aspecto que debían presentar estas manifestaciones artísticas.

Mariana Moranchel Pocaterra: «Las Ordenanzas del Real y Supremo Consejo de Indias de 1636. Primera parte»

Este trabajo tiene por finalidad publicar de una manera moderna las Ordenanzas del Real y Supremo Consejo de Indias de 1636, cuya primera edición conocida está datada en 1747, incluyendo un conjunto de fuentes jurídicas que este organismo utilizó para realizarlas. Pero, a fin de dar continuidad a estas fuentes y hacer accesibles a los lectores los instrumentos normativos necesarios para realizar un análisis formal de la evolución del Consejo de Indias, estas Ordenanzas han sido confrontadas también con las normas incluidas en la Recopilación de Indias de 1680. Se ha considerado, así mismo, el origen y la aplicación de las propias Ordenanzas de 1636, incluso tras las reformas institucionales del siglo XVIII.


vuelta a la página principal