Volver a la portada del número 8

El documentalista en "Treinta Minutos"

Estudio documental elaborado por:
Javier López García

Sumario

I. Introducción
1.1 Objeto
1.2. Metodología
1.3. Fuentes de consulta
1.3.1. Documentos aparecidos en prensa, revistas, software informático, internet
1.3.2. Teletipos llegados vía fax o en la propia terminal del ordenador
1.3.3. Archivo audiovisual a través de agencias de noticias internacionales (Reuters, APTN...)
1.3.4. Archivo audiovisual a través de agencias de noticias nacionales (intercambio de FORTA)
1.3.5. Servicio de videoteca y documentación
1.3.6. Bases de datos en la redacción (BASSYS y terminales de ordenador) y en el servicio de documentación
1.3.7. Archivo audiovisual entre las distintas cadenas de televisión
1.3.8. Compra de imágenes a productoras independienbtes, tanto nacionales como internacionales
2.1. Antecedentes y evolución
2.2. Proceso de trabajo
II. Conclusiones
III. Documentación aportada

I. INTRODUCCIÓN

"Treinta Minutos" es un programa monográfico que, como su propio nombre indica, tiene una duración aproximada de media hora.

Este tipo de trabajo se concibe al estilo de un documental, contando con un archivo de imágenes que se apoyan sobre una voz en off, haciendo un análisis sobre alguno de los temas de actualidad.

Se emite en Telemadrid, en un horario bastante variable, siendo su rejilla habitual los sábados y los domingos de 13'30 a 14'00 horas, justo antes del informativo de sobremesa de fin de semana.

No obstante, este programa también se emite en horas y días diferentes, en función de la importancia del tema y de la fecha en la que se inserte. Así, es frecuente, por ejemplo, que el día de las Fuerzas Armadas se emita un programa sobre el ejército español o sobre las fuerzas de seguridad del Estado.

Telemadrid, además cuenta con una serie de programas que, si bien no tienen la misma estructura que el programa "Treinta Minutos", sí que guardan un estilo similar. Me estoy refiriendo a un programa como "Panorama de Actualidad", de más reciente creación y concebido un poco a semejanza de "Informe Semanal" (Televisión Española) o "Espejo Público", de Antena 3 Televisión.

"Treinta Minutos" es concebido como un programa destinado a la investigación por parte de un grupo de profesionales que preparan a conciencia cada uno de sus trabajos, tanto en el ámbito nacional como en el ámbito internacional, desde el Jefe de Producción hasta los operadores de postproducción, sin olvidar a los redactores y documentalistas, que proporcionan al programa sus principales señas de identidad.

1.1 OBJETO

El fin u objetivo que trata de cubrir este programa es realizar un análisis de introspección en los distintos temas de actualidad del panorama tanto nacional como internacional.

Cada uno de los programas se centra en un único tema. En ocasiones se trata de temas que son de relevancia mundial, conocidos por todo el mundo. En otras ocasiones, el análisis se centra en algún aspecto más cercano al hombre de la calle, temas más cotidianos, pero tratados siempre con la máxima rigurosidad, pues se persigue ante todo acercar al ciudadano, de la forma más fiel posible, al núcleo de la noticia.

En este sentido, se han tratado temas tan diversos como la violencia de algunos grupos sociales trasladados a los recintos deportivos ("Ultras a Ultranza") ; las dificultades de los inmigrantes para vivir fuera de su país ("Me llaman sudaca"); los errores cometidos por los profesionales de la medicina ("¿Fallo clínico?"); etc.

A nivel internacional, también se han realizado programas de investigación centrados en la guerra de los Balcanes ("Bosnia: forzando la paz"); en la opresión del pueblo cubano ("Cuba por un puñado de dólares"); en la nueva democracia establecida en Rusia ("Yeltsin, el nuevo zar"); etc.

En cualquier caso, lo que se percibe en "Treinta Minutos" es la búsqueda de un tratamiento lo más humano posible de los distintos temas que analiza, en lugar de una visión imparcial, que puede provocar un alejamiento por parte del espectador.

Es en este programa donde la labor de investigación llega a su máximo nivel, hasta el punto de que ha recibido distintos premios que reconocen su esfuerzo, siendo el último de ellos el que recibió Isabel García por parte de la Fundación ONCE gracias a un programa dedicado a los discapacitados.

Su objetivo es, por tanto, no sólo el de informar al espectador, sino también el de crear una conciencia en nosotros mismos en cuanto a espectadores.

1.2. METODOLOGÍA

En este apartado lo que se busca es definir cuál va a ser el proceso de trabajo y las pautas que se van a seguir para explicar cómo se elabora el programa "Treinta Minutos".

En primer lugar, lo que se hace antes de empezar a trabajar, es definir qué criterios se van a adoptar para calificar un tema como de mayor o menor relevancia, si es verdaderamente importante o si no lo es. Estos criterios (actualidad, impacto, periodicidad, consecuencias generadas, accesibilidad, proximidad del suceso, etc.) han de tenerse en cuenta también dentro del contexto en el que se encuentran.

A partir de aquí es cuando el equipo de profesionales se pone a trabajar. Para ello contará con una serie de elementos que le van a permitir realizar una investigación con detenimiento sobre el tema que se está tratando. En este sentido, podrá consultar distintas fuentes; hemeroteca, videoteca, bases de datos dentro del propio centro, teletipos e imágenes de distintas agencias de noticias, un archivo audiovisual que consigue a través de intercambios con otras cadenas de televisión (en el caso de Telemadrid, realiza un intercambio periódico de noticias cuatro veces al día, con las emisoras que integran el organismo FORTA); la red de Internet, que se incorpora a los videoservidores de los que van a disponer los propios redactores y que desde este momento van a elaborar ellos mismos sus noticias; compra de imágenes a otras televisiones y productoras, tanto nacionales como internacionales, bien vía hertziana bien vía terrestre; etc.

A continuación, una vez conseguida la información suficiente para la elaboración del programa, tanto en lo que se refiere al texto como a las imágenes que lo complementan, se llevará a cabo la fase de postproducción en la que se editará y se dará el toque final al bruto del texto y de las imágenes.

Llegados a este punto es necesario realizar una advertencia: el programa "Treinta Minutos" no emite todos los reportajes que elabora. En muchos casos es necesario disponer de una serie de autorizaciones y permisos por parte de las personas aludidas para no incurrir en ningún delito o irregularidad legal. Por otra parte, se disponen de imágenes sobre una gran diversidad de temas que muchas veces no son suficientes para la elaboración de un reportaje (bien porque su calidad no es digna para ser emitida, bien porque el número de imágenes es muy limitado, bien porque el contenido de las imágenes pueden herir la sensibilidad del espectador, etc.). También sucede que existen brutos de imágenes que si bien en su momento eran de gran actualidad¸ en el momento concreto en el que se pensaba haber emitido ya no contaba con el interés de entonces.

Básicamente este es el proceso que se sigue en la construcción de un documento audiovisual. Será en epígrafes posteriores donde se incidirá de forma más desarrollada en cada uno de los aspectos citados, aunque ya nos podemos ir haciendo una idea del esfuerzo que es necesario para obtener un buen resultado final.

II. CONCLUSIONES

Terminado el análisis del programa "Treinta Minutos" se pueden realizar una serie de conclusiones.

En primer lugar, "Treinta Minutos" es un programa puramente informativo diseñado con carácter de reportaje, aportando las señas de identidad a Telemadrid, ya que se trata de uno de sus programas más representativos.

En segundo lugar, la labor del documentalista en este programa es fundamental. El hecho de que sea un programa semanal ofrece un tiempo para preparar el programa de la forma más metódica posible. Aún así, no resulta fácil obtener la información, sobre todo cuando se trata de un reportaje elaborada a partir de imágenes ajenas y sobre algún tema específico.

En tercer lugar, la ayuda que ofrecen las bases de datos explicadas en los apartados anteriores es de un valor incalculable. Hay que tener en cuenta que la información clasificada hay que renovarla para que no se quede estancada, pero sin desechar aquella que pueda ofrecer información en un futuro.

En cuarto y último lugar, debe quedar clara que la labor del documentalista no es simplemente la información que recibe en su despacho sino que en muchas ocasiones tiene que ser el propio documentalista quien se encargue de ir a buscar dicha información.