mientrastanto.e
BCCBBHBCCBBBCBBBCBBBBCCB

La opción por Bush
de 59 millones
de norteamericanos

59 millones de norteame-
ricanos son indiferentes ante
los crímenes de guerra,
ante los crímenes contra
la humanidad. Ellos primero.

Un memorial para
consolidar la democracia

Recuperar la memoria histórica es imprescindible para impedir la involución democrática.

Israel nuclear
Los lectores tendrán
pocas dudas: Israel
es un estado terrorista.

Por una Europa social:
no a la constitución europea

Comunicado del sector
crítico de CC.OO. de Madrid
n

La biblioteca de Babel
· Miquel Izard, El rechazo
na la civilización
· Howard Zinn, La otra historia nde Estados Unidos
·
Colin Crouch, Posdemocracia
·
Xavier Pedrol y Gerardo
nPisarello, La Constitución
nfurtiva
·
Fadela Amara, Ni putas
nni sumisas
·
Susan Sontag, Ante el dolor
nde los demás

Foro de webs
· Periódico Diagonal
·
Foro Social de Málaga
·
Sobre Costa de Marfil. GRI
·
Por la abolición de
nla prostitución
·
Campaña "NO a
nla Constitución Europea"
·
Digamos «No» al tratado
nconstitucional para construir
notra Europa

Revista mientras tanto
Contenido del número 91-92: Extraordinario 25 años.
Izquierda transformadora
y movimientos sociales

Número 20 · Desembre de 2004
Crèdits
·Correu-e·Suscripcions

mt.e mientras tanto mt.e bitartean mt.e mientras tanto mt.e mentrestant

 

La opción por Bush
de 59 millones de norteamericanos

59 millones de norteamericanos son indiferentes ante los crímenes de guerra, ante los crímenes contra la humanidad. Ellos primero. La carnicería de Falluja ha sido la consecuencia directa e inmediata de ese consentimiento electoral. Tal vez otros muchos norteamericanos no quieran esos crímenes, pero también los consienten con su ignorancia, con su individualismo y con su inhibición política.

59 millones de norteamericanos han aprobado la guerra contra el pueblo de Iraq, la represión de los resistentes iraquíes, las matanzas de civiles, las torturas de la prisión de Abu Ghraïb. Han aprobado Guantánamo. Han aprobado las mentiras de la CIA que sirvieron para tratar de justificar la "guerra preventiva". Han aprobado y aprueban los fondos destinados a publicar falsas informaciones, a corromper a periodistas, a ocultar datos, siempre que eso favorezca a la clique dirigente de Estados Unidos.

Decenas de millones de norteamericanos no aceptan que un solo norteamericano se someta al Tribunal Penal Internacional que ha de juzgar los crímenes de guerra y contra la Humanidad. No quieren siquiera el Protocolo de Kioto, ese apaño mercantilista para mantener la destrucción de la Naturaleza a un ritmo simplemente más lento que el actual. Esas personas pretenden estar por encima de la ley que vincula a los Estados y a sus habitantes.

Simone Weil decía que los crímenes de Hitler seguirían siendo crímenes aunque los hubiera decidido una autoridad democrática, un razonamiento que parecen haber olvidado todos los creadores de opinión que ahora afirman o sugieren que el resultado de las elecciones obliga a pasar página sobre todo lo ocurrido en los últimos cuatro años.

Bush es una autoridad democrática, en el sentido neoliberal de la palabra 'democracia'. Como Truman -una autoridad democrática- al lanzar las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Como Churchill -otra autoridad democrática- al ordenar los bombardeos de saturación sobre las ciudades alemanas, con Hamburgo y Colonia a la cabeza. Hay mucho "demócrata" que necesita que le recuerden periódicamente principios tan elementales como que la fuerza legitimadora de la democracia se acaba donde se acaban las fronteras de los Estados, y que la regla de las mayorías electorales no puede ser invocada para justificar, entre otras cosas, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y la violación de derechos tan fundamentales como el de no ser torturado ni objeto de malos tratos.

Dirigentes como Bush usan la palabra 'democracia' de la misma manera que Stalin usaba 'comunismo': se amparan en las palabras para hacer justamente lo contrario de lo que sus palabras significan.

Y los que le han votado son tan responsables de sus acciones como lo fueron millones de alemanes cuando apoyaron electoralmente a los dirigentes nazis. Hay que tener la lucidez y el valor de ver la realidad con los dos ojos bien abiertos: Hitler está resucitando con los modos populistas del pavo asado y el Día de Acción de Gracias, con la supuesta fe en Dios y la mano hipócrita en el pecho compasivo. Y sabemos que eso está ocurriendo porque, precisamente, esas elecciones en la primera potencia militar e industrial del mundo -y no en un país pobre, endeudado y dependiente- han mostrado que hay una base social muy amplia para las políticas de mano dura.

Hemos entrado de lleno en tiempos terribles. Aunque aún no nos afecten de lleno a nosotros. La pesadilla del fin de la era del petróleo empieza a materializarse. Y lo primero que es arrojado a la basura son la cultura y los principios democráticos.

***

La pregunta es: ¿cómo defendernos de lo que se nos viene encima?

¿Cómo defendernos de la imposición de las políticas neoliberales por la fuerza desnuda? ¿Cómo defendernos de la pérdida de significado de la palabra democracia? ¿Cómo defendernos no sólo de los que van a golpearnos, sino también de quienes creen que para sobrevivir lo mejor es obedecer, lo mejor es aceptar, lo mejor es someterse un poco?

¿Cómo defendernos de los reformistas que pretenden materializar esas mismas políticas neoliberales por otros medios?

¿Cómo abrir los ojos a quienes, al día siguiente de las elecciones del imperio, decían que era urgente acercar las posiciones de las dos Américas? ¿Acercar? ¿Para qué? ¿Cómo rechazar a los que quieren acomodarse con realismo a la situación, a los que aplauden al rey -un hombre de Washington desde antes de su designación como sucesor de Franco- porque ha ido a hacer las paces, a apaciguar a Bush?

¿Cómo defendernos de las informaciones falsas, de los editorialistas soterradamente proyankees? ¿Cómo defendernos de los servicios de inteligencia, que tratarán de infiltrarse en los movimientos antiglobalización?

El complejo militar-industrial, quien de verdad manda, sigue siendo el mismo de siempre. Ahora ha sacado las consecuencias de su superioridad militar en términos militares, por decirlo así -ya que hay cosas para las que la superioridad militar no sirve de nada-. Y trata de prevalerse de ello para establecer su prioridad en el orden de picoteo predatorio global.

***

No podemos defendernos mediante la violencia. No salvo si nos va la vida.

Ellos tienen la capacidad de violencia, y la cultura de la violencia. Nosotros tenemos la capacidad de salirnos de esa cultura.

Tenemos la capacidad de la resistencia, del boicot, de la desobediencia.

Tenemos la capacidad de la risa, de la amistad, de la solidaridad.

Tenemos la capacidad de inventar.

Y vamos a necesitar todas estas capacidades, y algunas más, para hacer frente a lo que se nos viene encima.

***

Lo primero que hemos de hacer es exigir lo que venimos exigiendo: que la Unión Europea no siga el camino de Estados Unidos. Hemos de rechazar el Tratado que se pretende "constitucional", y que lo será en el mismo sentido en que lo eran las Leyes Fundamentales franquistas: superleyes que no se pueden modificar. Aunque los neoliberales impongan ese Tratado, pues tienen a su favor todos los instrumentos del poder público y privado para conseguir el aprobado, hemos de lograr una minoría significativa de rechazo y de abstención para deslegitimar esa opción.

Y lo tenemos fácil: basta preguntar a la gente si sabe lo que vota respecto de ese Tratado

Hemos de exigir otra Europa, del Atlántico a los Urales, y no la Europa que quiere Estados Unidos; una Unión Europea de derechos sociales y no de desregulaciones neoliberales. Una Europa de acogida a los inmigrantes y no de explotación de trabajadores sin papeles en regla. Una Europa contrapuesta a la derecha norteamericana y a su pretensión de imponer al mundo una única cultura.

Hemos de denunciar el carácter no democrático e irresponsable del poder legislativo europeo. Pero también hemos de combatir a la derecha europea, que es amplia y significativa. Si no lo hacemos, acabaremos como la minoría activa norteamericana, impotente y corta de vista. Por eso es necesario que la sociedad se vuelva a politizar.

Hemos de combatir a la derecha europea ante todo en nuestro propio país. A la derecha española, que pretende volver a gobernar. Hemos de combatir a sus aliados: la conferencia episcopal, los e-cristians, el Opus Dei, los legionarios de Cristo, sabiendo que en la Iglesia Católica también hay gentes que están en contra de ese conjunto de cristianos ultraderechistas. Hemos de denunciar las falsedades de la derecha. Pero no podemos callar ante las falsedades de la izquierda: eso debe ser cosa del pasado y nada más.

Hemos de exigir el cumplimiento del protocolo de Kioto; hemos de exigir la Tasa Tobin para frenar las deslocalizaciones del capital; hemos de pedir el 0,7% de ayuda a los países que precisan esa ayuda, y controlarla. Hemos de luchar contra el capitalismo que se avergüenza de su nombre y ahora se hace llamar 'economía de mercado'. Hemos de imponer obligaciones al capital en vez de desregularlo. (Y, así, por ejemplo, hemos de exigir que las empresas que detentan servicios públicos, como las eléctricas, las de comunicaciones, etc., inviertan para que esos servicios no se deterioren, como está ocurriendo a ojos vistas.)

Debemos extender la lucha por objetivos que no son inmediatos, pero que han de estar en la consciencia de las gentes porque son simbólicos: la liquidación de las bases norteamericanas en España, los valores federales, los principios republicanos.

Debemos ser pacientes, convertir nuestra paciencia en un instrumento. La izquierda ha de reconquistar las consciencias libres de las personas antes de poder dar pasos nuevos sin repetir los errores del pasado. Nunca más pensar en términos de pura y simple estatización. Nunca más identificar socialismo con meras medidas económicas. Defender la verdadera democracia frente a la democracia desactivada que utilizan los tecnócratas de la política y de la economía que son los que realmente gobiernan. La izquierda alternativa se basa en principios de democracia política y social. No pertenece a ella ningún oportunismo. [JRC y JLG, nov. de 2004]

Un memorial
para consolidar la democracia

Recuperar la memoria histórica es imprescindible para impedir la involución democrática. La creación en Cataluña de una institución pública denominada Memorial Democrático puede contribuir a esa recuperación, si no deriva en un mero museo anecdótico de los horrores del franquismo.

El proyecto de Memorial democrático "Un futur per al passat", redactado por Ricard Vinyes, Montserrat Iniesta, Manel Risques, Francesc Vilanova y Pere Ysàs, historiadores del Centre d'Estudis sobre les èpoques franquista i democràtica (CEFID, http://www.cefid.uab.es/index2.html) a instancias de la Generalitat de Cataluña, enfoca las cosas en el buen sentido y viene a confluir con las múltiples y diversas iniciativas que desde hace mucho tiempo reclaman el reconocimiento institucional de la lucha antifascista y antifranquista. Es ésta una cuestión crucial para la vida democrática, puesto que la transición política, tras la muerte del dictador Franco, encadenó la interpretación de la historia a condicionantes claramente antidemocráticos.

Recuperar la memoria ha de servir para saber dar razón de la situación política en la que estamos y, a su vez, para continuar el proceso político democratizador desde una posición consolidada que termine con las indefiniciones y las fuerzas que arrastran la vida política hacia autoritarismos de nuevo estilo. No se trata, pues, sólo de restituir lo que es debido, es decir, de recordar los méritos de las víctimas del franquismo y de restituirles la dignidad, aunque por supuesto éste sea un aspecto también importante. El principal problema pendiente y urgente no es el de la justicia reparadora, sino el problema político de rescatar la historia de las manos de una interpretación sesgada en función de la continuidad de los intereses de las fuerzas antidemocráticas que impusieron sus condicionantes durante el proceso de la transición política y que al cabo de veinticinco años persisten en su labor de obstaculizar la profundización en la vida democrática. Han pervivido así el olvido, el silencio y una gestión de la memoria del pasado propicia a la continuidad -aunque con un lenguaje cambiado- de lo que caracterizó la dictadura fascista en España: la instrumentalización de la interpretación histórica para manipular el presente.

El Memorial Democrático no es un memorial de agravios. Es el reconocimiento del derecho de la sociedad a saber acerca de su propio pasado. Y ha de ser, principalmente, un espacio de reflexión y conocimiento que influya en la transformación de la actual situación de hecho en diferentes ámbitos (desde el educativo hasta el legislativo) a partir de la aplicación consecuente del espíritu democrático recuperado del pasado.

En esta institución pública confluyen, pues, los esfuerzos de parte de la sociedad civil por recuperar sus derechos, el trabajo de los historiadores por recuperar el conocimiento de los hechos más allá de interpretaciones unilaterales y la esperanza del conjunto de la sociedad de avanzar hacia una democracia realmente efectiva. Porque investigar el pasado es una de las maneras de romper los falsos imponderables del presente; de ahí que todas las dictaduras, en todas sus formas y tipos, recurran siempre a secuestrar la memoria sustituyéndola por la "verdad única" oficial, método de opresión que pretende reducir la vida consciente a una sola dimensión: la sumisión al poder de la fuerza del vencedor.

El Memorial no puede ser la foto fija de un pasado nuevamente a olvidar, una vez definido; ha de ser un componente fluido y activo que vivifique y mantenga alerta nuestra conciencia democrática. [María Rosa Borrás]

Israel nuclear

Los lectores tendrán pocas dudas: Israel es un estado terrorista. Desde el paseo de Sharon por la explanada de las mezquitas -que dinamitó los esfuerzos del gobierno Clinton para establecer un modus vivendi con un estado palestino en Gaza y Cisjordania- golpea indiscriminadamente a los palestinos. La protección norteamericana salva por el momento a sus abyectos dirigentes políticos y militares del Tribunal Penal Internacional que los tendrá que condenar.

Pero ésa no es la única peligrosidad de Israel. Es un estado nuclear que no ha firmado el tratado de no proliferación nuclear y que rechaza toda inspección; posee armamento atómico, además de otro armamento de destrucción masiva. Es una amenaza no sólo para los países limítrofes sino también para otros países vecinos, como Irán.

Sus servicios secretos, que secuestran (recuérdese el caso Vanunu, el israelí secuestrado en Roma por hablar del programa nuclear secreto de Israel) y matan, son un peligro serio para las libertades ciudadanas en todo el mundo.

Nada de antisemitismo, pero denuncia de los crímenes del estado de Israel. Amistad con los judíos, en particular con sus pacifistas; pero exigencia de intervención del Tribunal Penal Internacional contra los dirigentes israelíes. [JRC]

Por una Europa social:
no a la constitución europea

Cominicado del sector crítico de CC.OO. de Madrid

Desde la adhesión de España a la Comunidad Europea, en 1986, los trabajadores hemos venido sufriendo, como deja de manifiesto la crisis de los astilleros de IZAR, la reconversión permanente de una parte de nuestro tejido industrial; el sector público ha sido prácticamente privatizado, se han abierto servicios públicos tan importantes como el sanitario, educativo, correos, ferrocarril y comunicaciones a la empresa privada, con graves y negativas consecuencias en las prestaciones que recibe el ciudadano, y en las condiciones laborales y de empleo de los trabajadores. Todo ello se ha hecho amparándose en decisiones de la Unión Europea sobre las que los ciudadanos españoles nunca han podido pronunciarse.

Ante el referéndum consultivo convocado el próximo 20 de febrero por el Gobierno, para ratificar la Constitución Europea, el sector crítico de CC.OO. expresa su voluntad de trabajar por el No. Estas son algunas de nuestras razones:

No es una Constitución democrática

  • La Constitución se ha elaborado a espaldas de los ciudadanos y trabajadores europeos.
  • La Comisión Europea y el Consejo, Instituciones ambas que a lo largo de estos años han encabezado y dirigido los principales ataques a las conquistas laborales y sociales, mantienen en sus manos la iniciativa de proponer y aprobar las leyes comunitarias. El Parlamento Europeo, la única Institución elegida directamente por los ciudadanos, tiene un papel secundario.
  • Facilita la Europa de las dos velocidades (cooperación reforzada), al permitir a las grandes potencias europeas desarrollar al margen de los demás Estados, aquellos acuerdos que consideren oportunos.
  • Las condiciones que impone para que los ciudadanos puedan proponer una Iniciativa Legislativa Popular, la hacen imposible en la práctica.
  • Niega el derecho a la autodeterminación de los pueblos.
  • Impide la futura reforma del texto, al exigir la unanimidad.
  • Refuerza el poder de decisión de las grandes potencias europeas (especialmente Alemania) en detrimento de los Estados más pequeños.
  • Sólo en algunos países la ratificación se someterá a Referéndum y en la mayoría el resultado no será vinculante.

Es regresiva en materia social y laboral

  • Los principios económicos que sanciona, son los de la derecha neoliberal: equilibrio presupuestario y prohibición de déficit público, control monetario, libertad absoluta de circulación de capital, privatización general de servicios públicos, etc.
  • No permite la armonización de la legislación laboral y social. De esta forma se igualan los derechos sociales de los europeos a los niveles de los países donde estos están más des protegidos.
  • El Banco Central Europeo sigue al margen del control democrático y tiene como objetivo prioritario la estabilidad monetaria a la que se sacrifica la defensa del empleo y de los derechos sociales.
  • Es deliberadamente ambigua en materia de derechos, como reconoce la propia Confederación Europea de Sindicatos que, sin embargo, apoya el texto; y los que formalmente se enumeran en la II parte del tratado, no se desarrollan. Así, por ejemplo:
  • No reconoce el derecho a un trabajo digno y estable.
  • No reconoce el derecho de huelga general europea.
  • Impone el criterio de "flexibilidad" en el empleo.
  • Subordina los derechos laborales y el empleo, a criterios como competitividad, adaptabilidad al cambio económico, equilibrio financiero, etc., propios del neoliberalismo más reaccionario.
  • Cierra las fronteras y niega derechos a los inmigrantes.

Apuesta por una política exterior y de defensa militarista
y agresiva

  • El Parlamento Europeo sólo será informado y no tendrá capacidad de decisión sobre estos temas.
  • Apuesta por el rearme al sancionar la creación de fuerzas militares para intervenir en misiones fuera de la UE y de una agencia europea de armamento, todo ello, con sumisión a la OTAN.
  • Crea la figura del Ministro de Asuntos Exteriores, fuera del control democrático y con amplios poderes.

En definitiva, esta es la Constitución de la Europa del Capital y de la Guerra.

La dirección Confederal de CC.OO. suscribió el año pasado, sin conocer aún el texto definitivo de la Constitución, la declaración de apoyo de la CES. Esta decisión se adoptó sin consultar siquiera a las direcciones de las federaciones y Uniones territoriales.

En el último Congreso Confederal fuimos muchos quienes manifestamos nuestra oposición al texto provisional de la Constitución; las enmiendas del sector crítico fueron apoyadas por más del 30% de los delegados.

El sector crítico de CC.OO. de Madrid, por la importancia de la decisión que el próximo 20 de febrero se somete a la consulta de los ciudadanos, exige un debate en profundidad, que permita conocer también, las razones de quienes nos oponemos a esta Constitución, precisamente porque defendemos una Europa de derechos sociales, laborales y políticos, incompatible con la Europa del Capital y de la Guerra que sanciona el texto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 29 de octubre.

Un debate que CC.OO. debe promover para cumplir sus responsabilidades como principal sindicato de clase.

VOTAR NO es VOTAR por una Europa más social y democrática

 

La bibliotecade Babel

Miquel Izard, El rechazo a la civilización. Sobre quienes no se tragaron
que las Indias fueron esa maravilla
Ediciones Península. Barcelona, 2000, 219 págs.
El rescate de la memoria y la neutralización del olvido (título del tercer capítulo de esta obra) parece ser el principal objetivo que persigue este estudio histórico. El autor, historiador y profesor de la Universidad de Barcelona especialista en la historia de Latinoamérica, ha adoptado un enfoque distinto de otras obras conocidas sobre los perfiles del colonialismo hispánico en América: reseguir amplias citas sobre la "obra civilizatoria", del pasado y del presente, y conducir así al lector hacia una percepción clara de quienes fueron los "excluidos, marginados o manipulados del ayer" que se rebelaron en contra de

invasores y agresores.

El relato tiene tres partes:
1) extensa recopilación de citas relativas a lo que él llama la "historia sagrada" y la "leyenda apologética y legitimadora", citas enlazadas con breves comentarios y seleccionadas de tal modo que dan una clara imagen del pensamiento fascista inspirador de tal leyenda; 2) un análisis pormenorizado de las formas y protagonistas de la resistencia "a la civilización", y 3) la caracterización de sociedades alternativas que se forjaron en la lucha contra el invasor (aclara ahí cuestiones confusas como quienes eran los cimarrones,

bucaneros, filibusteros, piratas y corsarios).

En definitiva una narración histórica muy interesante para entender cómo se articulan los dos discursos occidentales que pretenden justificar la agresión a América, en palabras del autor, "uno sacralizador y ensalzador de la gesta y otro tergiversador: en todas partes la invasión fue dantesca y en desesperado intento de enmascarar el genocidio se llamó bárbaros a los asesinados y civilizados a los asesinos" (pág. 171). Afirmación harto justificada por la abundante y pertinente documentación que esta obra aporta. [María Rosa Borrás]


 Howard Zinn, La otra historia de Estados Unidos
Trad. cast. de Toni Struble, Hiru, Argitaletxea, 2003

Este libro trata de comprimir en algo más de seiscientas páginas la "otra historia de Estados Unidos", la historia de las luchas, rebeliones y, sobre todo, derrotas de mujeres, negros, indios y trabajadores desde 1492 hasta ahora.

En poco más de veinte capítulos se recorre cronológicamente la creación, crecimiento y guerras del imperio norteamericano contemplados desde el punto de vista de las llamadas "minorías oprimidas" que a fin de cuentas acaban por constituir la mayoría aplastante de la población. Para ello, el autor recurre

constantemente a la descripción de huelgas, conflictos o movimientos concretos, así como a testimonios directos de dichos colectivos, por ejemplo, reproduciendo cartas dirigidas por jefes indios al presidente de Estados Unidos, discursos de líderes sindicales o extractos de entrevistas con participantes en los movimientos pro-derechos civiles, feministas o pacifistas de los años sesenta y setenta.

Quizás este recurso reiterado hace echar en falta al lector acostumbrado a grandes esbozos teóricos una mayor síntesis o el bosquejo de algún tipo de ley histórica que subyazca al

devenir desordenado de los acontecimientos. Sin embargo, esta práctica ausencia de teorización puede verse también como un acierto del autor que  remite de este modo al lector la tarea de extraer sus propias conclusiones sobre la historia social estadounidense, los mecanismos que aseguran la supervivencia de su sistema y la existencia o no de posibilidades de verdadero cambio.

En conclusión, un libro muy útil para rasgar la imagen homogénea de la sociedad estadounidense y para reforzar la solidaridad internacionalista con su mayoría ignorada y oprimida. [J. Büchner]


 Colin Crouch, Posdemocracia
Taurus, Madrid, 2004, 179 págs.

Aunque en general lo 'pos' levante suspicacias, ya que casi todo ha sido llamado 'pos' algo, estamos ante un libro relevante. Podría tener el siguiente subtítulo explicativo: características de la democracia actual o ¿Qué democracia tenemos hoy?

Compendia las principales problemáticas de la democracia contemporánea. Presenta un concepto exigente de democracia que permite tener un punto de referencia distinto al de la devaluada democracia actual.

Plantea el auge de la 'posdemocracia': el debate político público se limita a un espectáculo que está controlado por profesionales rivales, se cede cada vez más poder a los grupos de poder empresarial, se debilitan los instrumentos de los que dispone el demos, asistimos a la trivialización de la democracia y a la crisis de la política igualitarista...

 La tesis central del libro: se mantienen las 'formas democráticas', mientras "la política y el gobierno están volviendo cada vez más al

redil de las élites privilegiadas, al modo carácterístico de lo que ocurría en la época predemocrática". Élites empresariales que controlan el Estado y que evitan, de esta forma, ser controladas. La democracia como una cuestión de élites corporativas. ¿Remedia el Tratado de Constitución europea esta
'posdemocracia' o más
bien la consolida?
[Antonio Madrid]

 Xavier Pedrol y Gerardo Pisarello, La Constitución furtiva. Por una construcción
social y democrática de Europa
Icaria, Barcelona, 2004, 114 págs.
¿Qué Europa queremos construir? Ésta es la cuestión fundamental que las izquierdas han de plantear cuando se debate sobre el Tratado de la Constitución europea. Este libro informa acerca del proceso de elaboración del Tratado y analiza sus carencias. La tesis de fondo es la siguiente: el Tratado refleja "una concepción tecnocrática y elitista del poder político y una articulación neoliberal de las relaciones con el poder económico". Los autores, entre otras cuestiones, argumentan que el Tratado: opta por un modelo económico neoliberal, potencia el papel de los lobbies económicos y los tecnócratas, debilita de hecho la materialización de los derechos de los ciudadanos, apunta hacia un productivismo que cuestiona las políticas medioambientales y refuerza la Europa policial y el papel de la Otan. Finaliza el libro con propuestas de política legislativa alternativas a las contenidas en el Tratado.  El libro ha de leerse desde la actualidad política, jurídica y económica de los Estados europeos. Esta realidad muestra una regresión de la democracia, la pérdida de garantías jurídico-sociales y el auge de la precariedad socio-laboral. Ésta es la situación en la que estamos y es ante esta situación que hay que preguntarse ¿qué Europa queremos construir? La Constitución Europea no es un borrón y cuenta nueva, es la continuación de lo que ya llevamos años padeciendo. [Antonio Madrid]

Fadela Amara, Ni putas ni sumisas
Cátedra, Madrid, 2004, 182 págs.
 

Este libro expone las opresiones a las que están sometidas las mujeres francesas en las barriadas populares y la lucha organizada frente a esta realidad. 'Ni putas ni sumisas' es el lema de un movimiento social: ni somos putas por elegir cómo vestimos, con quién vamos ni con quién nos acostamos, ni somos sumisas ante los varones que tratan de someternos. Fadela Amara denuncia el empeoramiento de las condiciones de vida de las mujeres.

Este libro tiene dos objetivos básicos: 1, dar a conocer la violencia ejercida sobre las mujeres,

especialmente en los medios populares y 2, intervenir en el debate público sobre la violencia sexista, la violencia conyugal, la discriminación de la mujer y la necesidad de apostar por los valores laicos frente a las imposiciones confesionales.

 No es un libro complaciente. Plantea debate y escoge opciones. Avala la prohibición del uso del velo en las escuelas. Denuncia la transformación de las barriadas en guetos. Habla de la vida cotidiana de las mujeres: del control sobre su vestimenta, su cuerpo, su tiempo sobre su presente y sobre su futuro. Asume las

limitaciones de un feminismo que -según la autora- en los últimos años ha librado batallas casi 'reservadas' a las clases medias y altas "y se han olvidado de las mujeres de los medios populares".

La narración es fresca, ágil
y clara. No se enzarza en discusiones académicas estériles. Habla desde la calle
y las organizaciones sin perder rigor en su exposición. Es repetitiva en algunas cuestiones, pero esto no desmerece el resultado final. Lectura muy recomendable. [Antonio Madrid]


 Susan Sontag, Ante el dolor de los demás
Alfaguara, Madrid, 2003 / Proa, Barcelona, 2003

En este breve ensayo se propone una reflexión rigurosa sobre los verdaderos efectos que el flujo cotidiano de imágenes de guerras y otras atrocidades provoca en la consciencia del espectador moderno (concebido éste como testigo anónimo de la violencia). En una aproximación conceptual convincente, la autora se cuestiona si las formas contemporáneas de representación del dolor ajeno contribuyen a despertar resortes de indignación y posicionamiento crítico o si, por el contrario, alimentan la aceptación tácita de los hechos y la pasividad generalizada. En este segundo supuesto, el efecto de la expresión gráfica de noticias estremecedoras no trascendería la conmoción estéril o la espectacularización indiferente, y las imágenes del horror se transformarían finalmente en episodios mediáticos y virtualmente ficticios.

A lo largo de una concisa genealogía sobre la representación iconográfica

del dolor que parte del siglo XVII, Sontag enlaza un conjunto de preguntas abiertas. Su recorrido recupera formas expresivas tales como las representaciones pictóricas de la guerra de los Treinta años, la serie de grabados "Los desastres de la guerra" de Goya, y la cobertura fotográfica de numerosos conflictos (Crimea, guerra de secesión, guerra civil española, Viet Nam, Malvinas, etc.), sin olvidar la fotografía y la cinematografía -tanto propagandística como de denuncia- generadas por los dos grandes conflictos bélicos en Europa. No obstante se debe precisar que la fotografía de guerra es el medio más examinado, siendo más escasas las referencias de películas y programas televisivos.

Sontag trata de penetrar en las razones profundas que sustentan la clasificación entre guerras mediáticas y guerras olvidadas en nuestras sociedades, así como en los prejuicios etnocéntricos y en las causas estructurales ocultas tras los criterios de jerarquización de las

víctimas en los informativos. En otra vertiente más subjetiva formula cuestiones que no resulta cómodo plantearse, ya que no elude la problemática de la curiosidad morbosa en la contemplación de tragedias ajenas (tendencia humana que ya fue tratada por los filósofos de la antigüedad, y que constituye una realidad no menos incontestable que la consternación y el estupor ante esos mismos hechos). 

"Ante el dolor de los demás" puede favorecer que el lector, probablemente ávido receptor de los mass media, piense en cuestiones que tal vez no se haya planteado todavía. Entre otras cosas, puede retrotraerlo a sus años de adolescencia o "primera" juventud, al tiempo en que las imágenes de la barbarie suscitaban en él un rechazo inmediato. Cuando su percepción aún no había sido educada para recibir un flujo diario de imágenes espantosas, cuando aún no era capaz de contemplar escenas de horror y sufrimiento casi con el mismo tedio y naturalidad con que se soportan los ruidos del tráfico en una gran ciudad. [Raül Digón]

 

Foro de Webs

Periódico Diagonal
Nace Diagonal, periódico quincenal de actualidad crítica. Estará en la calle en enero del 2005, en los quioscos de la Comunidad de Madrid y en librerías y puntos de distribución alternativa de todo el estado. El colectivo editor de Diagonal procede de distintas experiencias de los movimientos sociales y de base. Si se alcanzan las cinco mil suscripciones, se asegurará su independencia y estabilidad económica. Se están constituyendo grupos de apoyo en toda la península. Hasta ahora han salido dos números de prueba de 48 páginas. Más información y suscripciones desde su web.
web: http://www.diagonalperiodico.net/

Foro Social de Málaga
Del 3 al 6 de diciembre se celebran en Málaga los Encuentros para Otro Mundo Posible, organizados por el Foro Social de la Provincia de Málaga. Con Encuentros sobre la Venezuela bolivariana, de Solidaridad con Cuba y Palestina, de Indymedia, de Trabajo Precario en Europa, de Asociaciones de Inmigrantes. Numerosos Talleres y Mesas Redondas, Conciertos, Fiestas, ciclo de cine. En la web puede consultarse el programa completo, además de informaciones generales sobre el Encuentro, documentos, enlaces...
web: http://www.otramalaga.org/

Sobre Costa de Marfil. GRI
El Grupo de Investigación e Información sobre la Paz y la Seguridad (GRIP) con sede en Bruselas ofrece en su web interesantes y documentados estudios sobre Europa, seguridad internacional y desarrollo sostenible. En noviembre ha aparecido un documento de interés sobre las claves del conflicto actual en Costa de Marfil: Claudio Gramizzi, La paz se aleja de Costa de Marfil. Enlace directo al documento: http://www.grip.org/bdg/g4554.html . También se encuentra otro interesante documento sobre quién arma a los Mai-Mai en
la R. D. del Congo. web: http://www.grip.org/ (en francés)
Por la abolición de la prostitución
La Plataforma de Organizaciones de Mujeres formada en el 2002 y compuesta por numerosas organizaciones está coordinando esfuerzos para transmitir de forma colectiva a la sociedad y elevar a los poderes públicos una postura divergente y contraria a cualquier forma de reglamentación u ordenación de la prostitución. Su página contiene el Manifiesto político por la abolición de la prostitución y secciones de documentos, informes, noticias, campañas, jornadas... web: http://www.aboliciondelaprostitucion.org/
Campaña "No a la Constitución Europea"
Página en permanente actualización. Con secciones de agenda, campañas territoriales, documentos, enlaces... web: http://www.nodo50.org/noconstitucion
Digamos «No» al tratado constitucional para construir otra Europa
Llamamiento promovido desde los ámbitos universitario y de la cultura. Las adhesiones a este manifiesto se pueden mandar a noalaconstitucioeuropea@moviments.net .
web: http://noconstitucioeuropea.pangea.org/

[Sección a cargo de Víctor Ríos]

PÁGINAS-AMIGAS Rebelión-
http://www.rebelion.org/
La Insignia-
http://www.lainsignia.org/

 

Revista mientras tanto

Contenido del número 91-92: 25 años
Izquierda transformadora y movimientos sociales
La redacción se ha propuesto recordar la historia de los principales movimientos sociales de este país tras la recuperación de sus libertades. Se trata de un número pensado especialmente para que las generaciones altermundistas más jóvenes conozcan las experiencias de quienes les precedieron. Los textos proceden de autores con algún tipo de vinculación con los movimientos sociales y/o con las organizaciones de la izquierda alternativa, y parten de enfoques diversos pero a la vez complementarios.
Notas editoriales Ecosocialismo: vieja y nueva izquierda; Venezuela en el espejo; El polvorín palestino; ¿Auge de la prostitución?
Monográfico Presentación de Enric Prat. Artículos de Jaime Pastor, "Evolución, crisis y mutaciones de la izquierda transformadora y alternativa"; Emili Cortapitarte, "Globalización, reformas laborales y conflictividad laboral"; Albert Recio y Andrés Naya, "Movimiento vecinal: Claroscuros de una lucha necesaria"; Ladislao Martínez, "El movimiento ecologista. La lucha antinuclear y contra el modelo energético en España"; Justa Montero, "Movimiento feminista. Una trayectoria singular"; Enric Prat, "Trayectoria y efectos del movimiento pacifista"; Rafael Ajangiz, "Objeción de conciencia, Insumisión, movimiento antimilitarista"; Carlos Vaquero, "El movimiento estudiantil universitario. De la Ley de Autonomía"; Robert González, "Los movimientos por la ocupación. 20 años liberando espacios de la especulación del capital"; Jordi Petit, "De la peligrosidad social a las siglas LGBT"; Marisa Revilla Blanco, "Las ONGD y la solidaridad internacional en España hoy. Campañas y movimientos".

Contactar
web icariaeditorial http://www.icariaeditorial.com/cmientastanto.html.
Dirección Postal:Apartado de correos 30059 de Barcelona.

 

mientrastanto.e
Edita
la redacción de mientras tanto, Fundación G. Adinolfi - M. Sacristán.
Producció Agustí Roig i Neus Porta. Suscribirse y desuscribirse en la web http://www.grups.pangea.org/mailman/listinfo/mientrastanto.e, o bien en @suscripciones .
Números atrasados http://www.ucm.es/info/nomadas/mientrastanto.e .

La suscripción a mientrastanto.e es gratuita.

Il ya une abondance de maisons de courtage de detail offrant des tailles Forex compte au moins 100 $ forex court actions individuelles commencer votre formation Forex