MODELO PARA LA GESTIÓN INTEGRADA DEL TURISMO COMUNITARIO EN ECUADOR, CASO DE ESTUDIO PASTAZA

POR

María Victoria REYES VARGAS[1],

Ángel Fernando ORTEGA OCAÑA[2] y

Esther Lidia MACHADO CHAVIANO[3]

RESUMEN

La industria del turismo a nivel global ha experimentado un crecimiento sostenido en las últimas décadas, muestra un interés progresivo hacia las áreas rurales, por su tranquilidad, naturaleza, biodiversidad, tradiciones y cultura; aspectos que se deben preservar y aprovechar a través de una adecuada orientación estratégica. Dentro del marco de las tendencias turísticas mundiales el turismo comunitario es uno de los que tiene mayores aceptaciones en el mercado turístico. En el caso del Ecuador comenzó a configurarse con dinamismo caracterizado el mismo porque buena parte de las reservas naturales del país se encuentran en manos de las comunidades indígenas, es así que el turismo sostenible a través de esta modalidad se ha venido preocupando del mantenimiento de la diversidad étnica, cultural y biológica del país, además su desarrollo se encuentra apoyado por actuales proyectos y leyes normativas para su puesta en marcha. En consecuencia con lo anterior, el objetivo de la presente investigación consiste en presentar un modelo para la gestión integrada del turismo comunitario, a partir de la concepción del desarrollo del destino turístico, el modelo propuesto para su implantación propone un procedimiento, el cual en su estructura sigue los principios del cooperativismo y la colaboración entre las partes que interactúan, como vía de alcanzar la integración del producto, seleccionando para ello como área de estudio la región amazónica del Ecuador y específicamente la provincia de Pastaza, permitiendo contribuir a lograr el desarrollo local de la región.

Palabras claves: colaboración, cooperativismo, turismo, comunidad, Amazonía, desarrollo sostenible.

Claves Ecolint: M130, M140, Q130.

MODEL FOR INTEGRATED COMMUNITY TOURISM IN ECUADOR, CASE STUDY PASTAZA

ABSTRACT

The tourism industry globally has grown steadily in recent decades, showing a progressive interest oriented toward rural areas due to characteristics of tranquility, nature, biodiversity, traditions and culture. Therefore, such aspects should be preserved and can be leveraged through adequate strategic orientation. Within the framework of global tourism trends community tourism is among the options that arise in the tourism market, and is one that is more likely to grow in the future. In the case of Ecuador, community tourism has become more dynamic over the years since many of the natural reserves in the country are in the hands of indigenous communities. Sustainable tourism in this sense is concerned with the maintenance of ethnic, cultural and biological diversity of the country, and current projects and regulatory laws support its development. Therefore, the aim of this paper is to present a strategy for the integrated management of community tourism following the principles of cooperation and collaboration between stakeholders, this study focuses on the Amazon region of Ecuador, specifically the province of Pastaza, in respect to how community tourism contributes to local development

Keywords: collaboration, cooperative, tourism, community, Amazon, sustainable development.

1.      INTRODUCCIÓN

            En el mundo de hoy el turismo constituye una actividad que reviste, no solo una fuente de financiamiento y desarrollo para los mercados que participan en él, sino que a partir de ella se produce un importante intercambio de culturas, costumbres y hábitos, que exigen tomar en cuenta aspectos relacionados con la economía, la sociedad, la política y el medio ambiente, razón por la que se considera una de las mayores industrias del planeta y constituye, además, una parte importante de los ingresos dentro de la economía mundial. Su proyección apunta hacia el uso de nuevas tecnologías, la inserción de nuevos consumidores y formas de producción con la aplicación de modernas teorías de gestión.

            Al respecto, la Organización Mundial del Turismo plantea, que las principales tendencias del turismo parecen apuntar a un paulatino crecimiento de la actividad a nivel internacional y hacia elementos tan vitales como: el tiempo de estancia en los destinos turísticos y la lejanía de los mismos.

            Por lo antes expuesto la actividad turística, es fruto de un proceso de renovación y reestructuración, su esencia social y económica la hacen muy sensible a los cambios paradigmáticos y las variaciones de su entorno, su perspectiva en este sentido está encaminada fundamentalmente, hacia una visión crítica y sostenible, donde se busca el equilibrio entre los intereses sociales, económicos y ecológicos, de manera que el turista encuentre una respuesta a sus necesidades.

            Esta nueva visión constituye un reto para que los destinos prometan experiencias y vivencias únicas, por tanto, los destinos turísticos además de concebir las características geográficas del entorno, abarcan exigencias superiores con una concepción hacia la integración, la planificación y la organización de recursos y atractivos; de forma tal que permitan motivar el desplazamiento de personas. Estos criterios ofrecen una imagen integrada del sistema turístico y reconoce este como una actividad que se sustenta en aspectos territoriales, demográficos y socio-económicos.

            En el caso del destino turístico Ecuador, como vía de inserción en el mercado turístico internacional, está experimentando un proceso de cambios que busca sentar las bases para desarrollar un modelo de gestión de turismo sostenible, que ofrezca nuevas oportunidades de visitas inolvidables, con bienestar y calidad, a través de interactuar el cliente con los recursos naturales y culturales existentes, es por ello que los actores sociales de la actividad turística[4] trabajan juntos para ser parte de esta transformación, a través de la implementación de una planificación integral y participativa en función a lo establecido en el Plan Estratégico de Desarrollo del Turismo Sostenible del Ecuador (PLANDETUR) con visión al año 2020.

            En este contexto se ha desarrollado el sector tradicional del turismo, integrado por servicios de hotelería, restauración, operación turística, transporte comercial y turístico, infraestructura de turismo; sin embargo existen gran diversidad de recursos tanto naturales como culturales que se encuentran en las comunidades indígenas y rurales las cuales han empezado lentamente a plantearse también la relación con la actividad turística, acuñando una propuesta propia que se denomina turismo comunitario.

            Es por ello que el turismo comunitario se convierte en campo estratégico de desarrollo social, económico y cultural, que parece encarar con éxito varias de las más acuciantes expectativas del mundo actual, siendo alternativa complementaria a los modelos clásicos de desarrollo hegemónico, catalizando la búsqueda de actividades económicas compatibles con la conservación ambiental (Federación Plurinacional de Turismo Comunitario del Ecuador-FEPTCE, 2006).

            La necesidad de alcanzar el desarrollo del turismo comunitario se sustenta en que este además de dinamizar y vigorizar el mercado interno y externo, aporta en la construcción de relaciones más equitativas y respetuosas, generadas a partir de la revalorización de prácticas, costumbres y saberes tradicionales, propios de los pueblos y nacionalidades del Ecuador; de esta forma actúa de manera indirecta como un factor de reafirmación del carácter pluricultural del Estado ecuatoriano y es concebido por la FEPTCE como un espacio que posibilita la autoafirmación de la identidad, la revitalización cultural, la preservación de la memoria colectiva, contribuyendo al fortalecimiento socio-organizativo y a la preservación y manejo sostenible del medio ambiente.

            La problemática evidente del turismo comunitario se enfoca en la escasa vinculación entre agencias de viajes y empresas comunitarias a pesar de presentar tendencias de crecimiento; unido a una imagen de inseguridad en espacios naturales abiertos; problemas de degradación ambiental; escasa y mala conectividad y poca priorización del estado nacional y local para la dotación de servicios básicos como vías, agua potable, luz eléctrica, además de la necesidad de diversificación de los productos ofertados, limitado manejo de los pequeños negocios turísticos, e insuficiente acceso y conocimientos de los mercados.

            De ahí emerge la necesidad, de concebir estrategias que articulen la gestión integrada de las partes que intervienen en el desarrollo de los destinos, sobre bases que contribuya al desarrollo endógeno de la actividad.

            Es por ello que la presente investigación tiene como objetivo proponer un modelo de gestión que integre a los actores involucrados contribuyendo al correcto funcionamiento de las redes que intervienen en el desarrollo turístico.

            Planteándose en la presente investigación la hipótesis: si se propone y aplica un modelo para la gestión integrada y sostenible del turismo comunitario en comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana, a partir de la concepción de ésta como gestor del destino, es posible lograr una correcta distribución de recursos derivados del turismo, una participación activa de los pobladores de las comunidades indígenas y una mayor integración de los actores involucrados en el desarrollo turístico del territorio.

            El estudio se divide en tres momentos: la determinación del perfil del turista y el nivel de percepción del desarrollo de la actividad de los pobladores locales; el análisis de las relaciones que se establecen hoy entre los implicados en el destino; propuesta de un modelo de gestión integrada y sostenible del turismo comunitario en la Amazonía ecuatoriana.

            La investigación responde a un estudio del tipo explicativo, pues relaciona y establece las causas que condicionan el desarrollo del turismo comunitario, se desarrolla en el contexto en que se produce el fenómeno objeto de estudio, y hace un análisis de tipo transversal y utiliza para llevarlo a cabo los métodos del pensar (teóricos), del actuar (empíricos) y de procesar la información (estadísticos).

            El trabajo se estructura de cinco apartados: primero la introducción, en el segundo se analizan los principales referentes teóricos acerca del turismo comunitario y la situación actual que presenta el mismo a nivel de Latinoamérica y en especial el Ecuador, identificando la ausencia de una gestión integrada que contribuya a lograr el desarrollo endógeno del turismo comunitario en las comunidades indígenas. Un tercer punto describe la metodología empleada en el análisis y el proceso de trabajo realizado para obtener una evaluación del estado actual del turismo comunitario en la provincia objeto de estudio. En el apartado 4 se muestran los resultados y aspectos más relevantes obtenidos en la investigación; y finalmente en el último de los apartados se especifican las principales conclusiones del análisis realizado.

2.      MARCO TEORICO

2.1. Turismo comunitario y su desarrollo

            Turismo, espacio y sociedad son realidades inseparables, por tanto, para vivenciar el turismo es preciso que el turista se desplace y entre en contacto con lo que se denomina territorio turístico; bajo este principio en la evolución de la actividad se identifica a un consumidor exigente, para quien el tiempo de ocio forma parte esencial de su autorrealización personal y social (Ribeiro, 2010), por lo que pone énfasis más que en la cantidad, en la calidad de las experiencias que se le ofrecen, mostrando especial interés en el intercambio con espacios naturales conservados y conocer otras culturas.

            Lo anterior unido a los esfuerzos de muchas comunidades por atraer turistas como forma de solventar la crisis económica, el desempleo y los bajos ingresos de sus moradores han dado al traste con el surgimiento a modalidades turísticas, tal es el caso del turismo comunitario, el cual se define como: turismo a través del cual la población local busca mejorar su situación socioeconómica y conservar los recursos naturales del territorio mediante el contacto establecido entre la comunidad local y el turista, donde este interactúa con las organizaciones que prestan el servicio, con el entorno donde se desarrolla la actividad y su contexto, criterios coincidentes de autores tales como Maldonado (2005), Morgado (2006), López-Guzmán y Sancho (2006), López-Guzmán y Sánchez (2009), Trejos (2009), Henríquez et al (2010), Del Barco (2010), Pacheco et al. (2011), Olivera et al. (2012), Casas (2012), Orgaz (2013), Castellanos y Orgaz (2013).

            Se convierte, por tanto, el turismo comunitario en una herramienta para el desarrollo sostenible, debido a que este en su concepción establece la autogestión de la actividad por parte de los pobladores locales y por ende un control de los beneficios que se generen por concepto del mismo, por lo que constituye una nueva forma de desarrollo a partir que la cultura y el patrimonio local es utilizado por las propias comunidades (Orgaz, 2013).

            A decir de Henríquez et al. (2010) el turismo comunitario se apoya en tres conceptos claves: comunidad, convivencialidad y cotidianidad consistiendo las mismas en:

            Comunidad: este se percibe en la sociedad positivamente pues significa calidez, confortabilidad y acogedor, lo que provoca seguridad y confianza.

            Convivencialidad: visto como una relación social donde uno se interesa por el otro, por el respeto a la forma de vida e idiosincrasia; la interrelación que se produce entre habitantes y foráneos, posibilita la inter-conectividad entre modos diferentes de vida.

            Cotidianidad: reflejan los aspectos relacionales de las personas, el uso del tiempo y el espacio, las formas de organizar el trabajo, las formas simbólicas y los medios de comunicación y tecnologías adaptadas por estas poblaciones en su realidad cotidiana.

            Si bien se coincide con estos conceptos de apoyo en el turismo comunitario, se aprecia ausencia en el análisis desde una visión de rentabilidad, siendo necesaria la incorporación de los términos autonomía e independencia, ya que no están siendo vistos únicamente desde el punto de control de las decisiones sino más bien como autosuficiencias desde la óptica financiera, lo que se denominaría una sustentabilidad económica, exponiendo por tanto la necesidad de que todos los conceptos de apoyo (comunidad, convivencialidad, cotidianidad y sustentabilidad económica) sean integrales.

            Dicha forma de turismo, entre otras formas, se desarrolla principalmente en zonas rurales gestionadas directamente por unidades familiares campesinas, cooperativas agropecuarias o pueblos indígenas, dado que éstas tienden a integrar al turismo de forma complementaria a las actividades tradicionales, por lo que se tienden a desarrollar actividades relacionadas con el turismo rural, agroturismo o ecoturismo, dependiendo de las potencialidades de la comunidad.

            Se puede concluir, por tanto, que el turismo comunitario genera beneficios a las comunidades, a través del aumento de los ingresos comunitarios y diversificación de las fuentes de ingresos a las mismas sin sustituir las actividades tradicionales (Gascón y Cañada, 2005); y al turista que a partir del desarrollo de esta modalidad, pueden vivir experiencias relacionadas con otras culturas y entrar en contacto con la naturaleza y sus paisajes, participando en los procesos productivos y conociendo culturas diversas. Se convierte en un catalizador de la búsqueda de actividades económicas compatibles con la conservación ambiental, y aún supone una exploración consistente de condiciones más equilibradas para el encuentro cultural, se traduce, por consiguiente, en un turismo sostenible.

            Vista la sostenibilidad desde la visión de Sancho (2005), criterio con el cual coinciden los investigadores, de una manera integral teniendo en cuenta no solo la protección del medio ambiente, sino además la rentabilidad económica y una equidad social y por supuesto su continuidad a largo plazo; lo que significa que el turismo comunitario debe encontrar el equilibrio entre el desarrollo turístico, la sostenibilidad y el mantenimiento de la cultura que los vecinos de la zona disfrutan.

            Se reconoce, por ende, a un turismo sostenible desde tres dimensiones:

·           Sostenibilidad económica: lo que significa que debe ser rentable y mantenerse a largo plazo.

·           Sostenibilidad social: que implica el respeto a los derechos humanos y la sostenibilidad medio ambiental, pone énfasis en la protección, conservación y gestión de los recursos ambientales; estos a pesar de ser interdependientes se pueden reforzar o enfrentar mutuamente (Del Barco, 2010).

·           Sostenibilidad ambiental: se refiere a la necesidad de preservar los ecosistemas a partir de que el impacto del proceso de desarrollo no destruya de manera irreversible.

            Como ha sido expuesto el turismo comunitario ha sido objeto de estudio por varios académicos e investigadores de todo el mundo, y varias son las experiencias que a nivel internacional se localizan unas más y otras con menos éxito, pero todas con el objetivo de desarrollar nuevos destinos turísticos a partir de que la cultura y el patrimonio de las localidades, sean utilizados por la propia comunidad como herramienta para erradicar la pobreza.

2.2. Turismo comunitario a nivel de América Latina

            En Latinoamérica se han desarrollado eventos de alcance regional con el objetivo de debatir y concertar estrategias de promoción, mercadeo y comercialización de productos turísticos comunitarios, para deliberar y proponer directrices que permitan establecer códigos de conducta, con el objeto de preservar la identidad cultural y la autenticidad de los destinos turísticos comunitarios; uno de los eventos más trascendentales fue el encuentro, organizado por el Instituto Costarricense de Turismo-ICT y la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas-CONAI, que tuvo lugar en San José, Costa Rica en octubre de 2003, en el cual participaron representantes de organizaciones comunitarias y cooperativas turísticas de Perú, Costa Rica, Bolivia, Brasil, Guatemala y Ecuador.

            Este encuentro concluyó con la “Declaración de San José sobre turismo rural comunitario”, en la cual la Organización Internacional de Trabajo incorpora elementos clave en la definición del turismo comunitario como es el anhelo de que las comunidades logren, a partir del turismo “prosperar y vivir dignamente”, con optimización de sus situaciones de vida y de trabajo y una justa “distribución de los ingresos”, todo lo cual hará del turismo una actividad “socialmente solidaria, ambientalmente responsable, culturalmente enriquecedora y económicamente viable”.

            A continuación se presentan de forma sintética las experiencias que han tenido los países de Latinoamérica, que participaron en el encuentro de la Declaratoria antes referida:

            En el caso del Perú y Bolivia, se destaca el trabajo en conjunto que se ha desarrollado entre las comunidades, empresas privadas y municipios; en estudios desarrollados por Olivera et al. (2012), Sepúlveda et al. (2010) y Pacheco et al. (2011), se evidencia la participación junto a las comunidades de grupos privados y la dirección de los municipios, sin embargo se señala como insuficiencias la carencia de participación de representantes del ministerio a cargo del turismo; lo que constituye uno de los principales problemas que enfrentan los actores relacionados con el turismo.

            Costa Rica evidencia una evolución que ha ido desde plantear el aprovechamiento de la riqueza natural hacia una visión de carácter social hasta llegar a convertirse en una de los países de Latinoamérica que más ha potenciado el turismo rural comunitario, el mismo se ha articulado alrededor de dos redes: la Red Ecoturística Nacional y la Asociación Comunitaria de Turismo Rural, las cuales desarrollan programas de apoyo, promoción y formación dirigidos a las asociaciones que las conforman (Nel-Lo, 2008; Trejos, 2009).

            Por otro lado, en Brasil el turismo comunitario se viene desarrollando, desde el año 2006, bajo una metodología educativo-participativa, basada en la investigación-acción, mediante la sociedad entre comunidades e instituciones públicas, a partir de impulsar el cooperativismo (De Olivera et al., 2013).

            En Guatemala la práctica del turismo comunitario se asocia al rescate de la identidad maya y a la presencia de áreas boscosas protegidas por grupos indígenas, por medio de parcialidades, lo cual se refiere a aquellos grupos sociales indígenas que poseen una extensión variable de tierra en común, estas organizaciones presentan características particulares, sustentadas en su identidad étnica (Sánchez y Victorino, 2012).

            El análisis realizado de cada una de las experiencias, anteriormente descritas, en el desarrollo del turismo comunitario en Latinoamérica evidencian: falta de mecanismos de concertación, fraccionamiento entre los actores que intervienen en su desarrollo, necesidad de establecer relaciones colaborativas y cooperativas y necesidad de organizar a las comunidades anfitrionas en función del desarrollo turístico; todo lo anterior ha motivado la propuesta de creación de Redes de Turismo en algunos países como vía para agrupar a los distintos sectores interesados en el desarrollo del turismo comunitario.

            Al igual que los destinos antes descritos el Ecuador potencia el desarrollo de dicha actividad; y dentro de Latinoamérica se considera como pionero por el peso tanto cualitativo como cuantitativo de sus experiencias, las cuales se han desarrollado fundamentalmente en las comunidades indígenas (Drumm, 2002).

            A efectos de esta investigación se refiere como comunidad indígena a todo centro poblado que comparte una identidad cultural común en un territorio rural definido por la propiedad colectiva que no tenga la categoría de parroquia (Artículo 1 de la Ley de organización y régimen de comunas del Ecuador).

            Varios autores han realizado estudios sobre el comportamiento del turismo comunitario en el Ecuador, tal es el caso de Ruiz y Solís (2007), Ruiz (2011) y Cabanilla (2014) quienes lo han caracterizado como motor estratégico para el desarrollo y la promoción socioeconómica de comunidades en situaciones muy vulnerables, el cual ha potenciado las identidades culturales indígenas y su contacto intercultural a través del turismo, y ha permitido desarrollar actividades económicas sustentables desde el punto de vista ambiental así como la apertura de posibilidades de autogestión en las comunidades indígenas.

            Según las estadísticas de la Federación Plurinacional del Turismo Comunitario, en el año 2013 en el Ecuador existían 158 operaciones de turismo comunitario en su mayoría integradas por comunidades indígenas-campesinas, de las cuales 121 son socias de la FEPTCE; 44 operaciones se encuentran consolidadas, es decir cuentan con infraestructura, personal capacitado y reciben turistas; 61 comunidades están en proceso de consolidación; 27 en iniciación, 7 se encuentran estancadas y del resto no se dispone de información (Roux, 2014).

Una de las zonas de mayor auge de la modalidad lo constituye la región amazónica la cual recibe el 11,6 % de los turistas días totales del Ecuador (Ministerio del Turismo, 2013) y ha mostrado un crecimiento promedio anual en el orden del 3 %. Cuenta con una diversidad biológica y cultural incalculable y a la vez constituye el área geográfica más grande del Ecuador, que representa el 48% del territorio nacional.

La Amazonía ecuatoriana está compuesta por 6 provincias: Pastaza, Morona Santiago, Napo, Orellana, Sucumbíos y Zamora Chinchipe, con un total de 75 comunidades indígenas que han incursionado en actividades de turismo comunitario, y la presencia de diez nacionalidades indígenas (Siona, Secoya, Cofán, Shuar, Achuar, Waorani, Shiwiar, Sápara, Andoa, Kichwa).

Las provincias que más se destacan en el desarrollo del turismo comunitario son: Pastaza con 31 comunidades indígenas, Orellana con 19 y Napo con 12 (Reyes, 2013).

De acuerdo con estudios realizados en el Ecuador por la FEPTCE (2011) citado por Pacheco et al. (2011), se observa que a pesar de los avances de esta actividad aún existen problemas que la obstaculizan dado, entre otros factores, por: complejas relaciones sociales al interior de las comunidades, débil organización comunitaria, dificultad al integrarse al mercado, problemas técnicos y económicos para comenzar, escaso conocimiento de la administración, poco acceso a información y limitados recursos. Problemática que persiste hasta la actualidad, pues los mismos se relacionan con la baja calidad de los servicios, la escasa conectividad existente entre los centros poblados con las comunidades, la falta de servicios básicos, la necesidad de diversificación de los productos ofertados e insuficiente acceso a conocimientos y mercados (Roux, 2014).

Todo lo anterior permite aseverar que cuando el patrimonio cultural, histórico y natural se une al desarrollo turístico, el turismo puede hacer una contribución importante al desarrollo económico de las comunidades, aunque este puede tener también efectos negativos por lo que debe planificarse adecuadamente bajo la coordinación conjunta de todos los actores implicados, criterios coincidentes con Cebrian (2005), López-Guzmán y Sancho (2006), y Machado (2013). El problema se presenta en las limitaciones reales que las comunidades tienen para poder hacerse cargo del proceso, mantenerlo, generarlo y además adaptarlo al mercado, es por ello que resulta necesaria la profundización en el estado actual que presenta el turismo comunitario en la Amazonía ecuatoriana.

3.      METODOLOGÍA EMPLEADA Y PROCEDIMIENTO DE TRABAJO

            Se selecciona por parte de los investigadores la provincia de Pastaza (Gráfico 1) como objeto de estudio práctico de la presente investigación, por constituir la de mayor extensión y la de mayor número de comunidades indígenas, siendo necesario realizar un análisis tanto cualitativo como cuantitativo del desarrollo de la actividad turística en la misma.

Gráfico 1. Ubicación espacial de la zona en estudio, provincia de Pastaza

            Con tal propósito la investigación se divide en dos momentos: el estudio de perfil de clientes actuales de la provincia y el análisis de las relaciones entre los actores que intervienen.

            El perfil del turista actual se determina a través de un estudio de tipo horizontal, se utiliza como medio de obtención de información la encuesta, se considera como población universo los visitantes que llegan al territorio durante los feriados nacionales, declarados por el gobierno nacional, el cual ascienden a 16.300 visitantes (reportados por la Dirección Técnica de Pastaza del Ministerio de Turismo).

            En base a la cual se calculó la muestra considerando un nivel de confianza del 95%, determinándose la aplicación de 375 encuestas de forma aleatoria en sitios estratégicos de la ciudad, siendo significativo que el 76% de los visitantes son nacionales y provienen en su mayoría de las ciudades de Quito, Guayaquil y Ambato, con poca afluencia de extranjeros (24%) provenientes fundamentalmente de Chile, Colombia, Perú y España.

Tabla 1. Perfil del visitante que arriba a Pastaza

Criterios demográficos

Sexo

Edades (años)

Estado civil

Nivel educacional

F

M

21-30

30-50

Más de 50

Casado

Soltero

Secundario

Superior

51 %

49 %

45%

40%

5 %

65%

35 %

33%

30%

Criterios de organización del viaje

Relacionan a Pastaza con

Fuentes de información de la existencia de Pastaza

Prioridad del territorio en el viaje

Cultura

Selva

Ciudad

Amigos o familiares

Lo identifican fácilmente

Folletos y guías

Pastaza como 1ra opción de visita

Pastaza como 2da opción de visita

26 %

25 %

49 %

28 %

53%

19 %

53 %

47%

Criterios de motivación del viaje

Culturas indígenas

Intercambio

Conocer otras culturas

Intercambiar con la naturaleza

Visitar a familiares

26 %

15 %

12%

26%

21 %

Formas de organización del viaje

Personas con la que viaja

Actividades que realiza

Canal de distribución utilizado

Familiares

Amigos

Solo

Caminatas

Paseos por el río

Visita a espacios naturales de alto valor

Directo

A través de agencia

39 %

27 %

45%

71 %

36%

20%

92 %

8 %

Fuente: Elaboración propia

            En un segundo momento se procede a realizar la medición de las relaciones entre los actores que intervienen en la gestión del turismo comunitario en dicha provincia, para lo cual se determina como población a estudiar, a todos los actores que intervienen en el sistema turístico: institución rectora del turismo, instituciones del sector público de los diferentes niveles de gobierno, sector privado (prestadores de servicios y entidades de cooperación) y sector comunitario.

            Dando como resultado la identificación 16 actores, distribuidos en: 6 del sector público, 4 gremios que corresponden al sector privado, 4 comunidades de base comunitaria que actualmente brindan servicios y ofertan actividades vinculadas con el turismo comunitario, resaltando que existen más comunidades que al momento se encuentran iniciando sus actividades y/o servicios turísticos y 2 organismos de cooperación.

            Como forma de verificación de que fueron identificados correctamente los actores involucrados se aplicó una entrevista bajo un cuestionario estructurado a once de los actores, aplicando la técnica de bola de nieve, siendo de ellos el 45,5% del sector público, 36,4% representantes de las empresas privadas y el 18,2% del sector comunitario.

            Los resultados obtenidos del cuestionario fueron:

Cuadro 1. Integrantes que conforman la población de la investigación

Grupo

Integrantes

Ente rector (público)

Ministerio de Turismo, Dirección Provincial de Pastaza

Sector público

IEPS- MIES, GAD Provincial de Pastaza, GAD Cantonal de Pastaza, Asociación de Juntas Parroquiales de Pastaza, Universidad Estatal Amazónica

Sector privado

Cámara Provincial de Turismo, Asociación de Hoteleros de Pastaza, Asociación de Operadoras de Turismo, Asociación de Guías de Turismo.

Sector comunitario

Comunidad Cotococha, Comunidad Valle Hermoso, Comunidad Sarayaku, Reserva Kapawi & Ecolodge.

Entidades de cooperación

Mesa Provincial de Turismo, Corporación Provincial de Turismo Comunitario de Pastaza.

Fuente: Elaboración propia

            Para realizar el análisis del nivel de relación entre los 16 actores involucrados en la gestión del turismo comunitario de Pastaza, se decide la aplicación de un cuestionario como técnica de recolección de datos el mismo se enfocó en determinar los tipos de relaciones existentes entre los actores del destino, los objetivos compartidos de éstos y los recursos disponibles para el cumplimiento de los intereses declarados.

            Fueron reconocidas cuatro tipos de relaciones: económicas, de colaboración, de cooperación e interpersonales entre los actores involucrados, mostrando los mismos en el anexo 1. Los resultados se sintetizan a continuación:

·      El tipo de relaciones que mantienen los actores del sector público entre ellos es amplia, sin embargo de este con el sector privado y entidades de cooperación mantienen alguna relación y con las comunidades mayoritariamente no hay relación alguna.

·      Por otra parte el sector privado tiene entre ellos buenas relaciones, pero pequeñas con el sector público y con las comunidades, mientras que con las entidades de cooperación las relaciones son escasas.

·      Las entidades de cooperación no tienen ninguna relación con el sector privado y comunidades, y algunas relaciones con el sector público.

·      Por último las comunidades plantean que no tienen relación con ninguno de los sectores, a excepción de que mencionan que con el sector público mantienen escasas relaciones.

            Dentro del ámbito turístico no existen relaciones económicas con los actores del sector público y las entidades de cooperación, sin embargo con la empresa privada existe una pequeña relación y con las comunidades son amplias las relaciones.

            En cuanto a las relaciones de colaboración son pequeñas con el sector público y privado, no existen con las entidades de cooperación y con las comunidades son amplias. Es de destacar que no se evidencia ningún tipo de relaciones antagónicas entre los actores involucrados en el territorio. Las relaciones de cooperación son intermedias con el sector público y privado, no existiendo ninguna relación de cooperación con las entidades de cooperación y con las comunidades. Las relaciones interpersonales son amplias entre todos los actores involucrados en la gestión del turismo comunitario en Pastaza.

            Siendo el único interés coincidente entre la totalidad de los actores el promover el desarrollo de proyectos locales relacionados con el turismo y su posterior gestión. Así como existen dos intereses que cuentan con un nivel de coincidencia alto entre los actores, como es el caso de promover la promoción turística local, nacional e internacional.

            El diagnóstico realizado concluyó que, Pastaza cuenta con un alto potencial con atractividad turística para desarrollar el turismo comunitario, que no se aprovecha por los actores que intervienen en el territorio existiendo falta de integración entre los mismos.

            Esto provoca, entre otros factores, que exista falta de organización, calidad y promoción de las ofertas, desigualdad en la distribución de los beneficios, y por tanto el turismo comunitario no alcanza el desarrollo esperado en la región.

            Es así que resulta necesaria la puesta en práctica de un modelo de gestión integrada, que permita a los sectores y subsectores económicos avanzar en un mismo sentido, y además facilitar el mantenimiento y conservación de su entorno físico-natural, cultural y su rentabilidad económica, logrando de esta forma el desarrollo endógeno de las comunidades indígenas y el ordenamiento territorial del espacio con potencial turístico.

4.      RESULTADOS Y DISCUSIÓN

            La evaluación anterior evidencia el comportamiento complejo y no lineal de la actividad turística en Pastaza, sumado a la necesidad de la integración multidimensional de los actores que intervienen en tales procesos, pues estos constituyen en la práctica un todo único provisto de lógica interna e interrelaciones, lo cual requiere una coherencia en la concepción de su gestión, sobre la base del trabajo conjunto para alcanzar el desarrollo.

            La propuesta de un modelo de gestión adecuado a la provincia de Pastaza en la Amazonía ecuatoriana debe basarse en la comprensión de la visión del Sumak Kawsay o Buen Vivir, en donde la meta social conduce a la economía; lo cual demuestra las potencialidades de reflejar el interés en la inclusión, en la participación y en la inversión social, así como en el fomento a la igualdad de género, protección de la pluriculturalidad e impulsar la integración de todos los elementos que confluyen en la sociedad, bajo los principios de reciprocidad y solidaridad.

            Es por ello que la puesta en práctica del modelo ofrecerá un punto de partida para:

·      Disponer de un método científico para organizar, planificar, gestionar y controlar el desarrollo del turismo comunitario en la provincia de Pastaza, Amazonía ecuatoriana.

·      Obtener un conocimiento de los hechos y un análisis real de la situación.

·      Contribuir a la toma de decisiones con criterio sistemático, ajustado a las características específicas de la región, que facilite el avance progresivo hacia la autogestión del turismo comunitario por parte de las comunidades indígenas, sin establecer contradicciones con sus creencias, valores y prácticas ancestrales.

·      Vincular a los diferentes actores que intervienen a la consecución de objetivos comunes, por lo que contribuye a la integración de los mismos.

·      Permitir un mejor aprovechamiento de los recursos culturales, naturales, físicos y humanos, en busca de una valorización de estos, y además desarrollar competencias técnicas y empresariales a los efectos de enfrentar eficazmente las presiones competitivas del mercado globalizado.

·      Contar con mecanismos de control y seguimiento que garanticen la corrección en caso de desviaciones.

            Se propone, por tanto un modelo de gestión integrada y sostenible, el cual constituye un marco de referencia para la acción, en el que se establecen las posibles relaciones internas y externas del proceso de desarrollo del turismo comunitario basado en los criterios de sostenibilidad; en tal sentido el mismo se conforma por tres niveles: el primer nivel constituido por la organización hacia dentro de las comunidades indígenas en función de la actividad turística; un segundo nivel que instaura las relaciones entre las comunidades indígenas con el objetivo de fortalecer su integración y su gestión; un tercer y último nivel que establece las relaciones desde las comunidades indígenas hacia el resto de los actores externos que actúan en el desarrollo del turismo comunitario en el territorio.

            A continuación se detalla cada uno de los niveles, representados en la figura 1.

            1er Nivel: Comunidad indígena

            En la comunidad indígena de la Amazonía ecuatoriana el universo de lo “comunitario indígena” se remite a un sujeto colectivo con derechos y obligaciones, regido por sus propios valores, normas e instituciones ancestrales, lo cual se expresa a través de complejos procesos de toma de decisiones donde el consenso entre sus miembros es obligatorio y se establecen, por tanto, derechos colectivos.

            En tal sentido el modelo propone la creación de cooperativas de servicios turísticos, las cuales se reconocen como la sociedad de personas que se han unido en forma voluntaria para satisfacer necesidades económicas, sociales y culturales en común, mediante la conformación de una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática, con personalidad jurídica de derecho privado e interés social (Ley Orgánica de la Economía Popular y Solidaria – LOEPS, 2011).

Figura 1. Modelo para la gestión integrada y sostenible del turismo comunitario en Pastaza, Amazonía ecuatoriana

grafico plano   -03

             Esta forma de organización permitirá otorgar figura jurídica a la comunidad indígena para la firma de contratos, convenios o cualquier otro tipo de operación comercial y laboral, que permita la autogestión en busca de la eficiencia económica que genera la lógica asociativa y sin quebrantar sus principios de colectividad, basándose la misma en los fundamentos del cooperativismo internacional.

            La Alianza Cooperativa Internacional (ACI, o ICA por sus siglas en inglés), como Organización Internacional no Gubernamental encargada de la defensa y promoción del movimiento cooperativista en el mundo, indica que los valores básicos de las cooperativas son: autoayuda, auto-responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad.

            En tal sentido la normativa ecuatoriana determina en su Ley Orgánica de Economía Popular y Solidaria del Ecuador-LOEPS (2011) estas formas de organización económica, donde sus integrantes, de forma individual o colectiva, organizan y desarrollan procesos de producción, intercambio, comercialización, financiamiento y consumo de bienes y servicios, para satisfacer necesidades y generar ingresos, basadas en relaciones de cooperación, reciprocidad y solidaridad, por lo que privilegian al trabajo y al ser humano como sujeto y fin de su actividad, orientada al buen vivir en armonía con la naturaleza, por sobre la apropiación, el lucro y la acumulación de capital.

            2do nivel: Relación entre cooperativas de servicios turísticos creadas en las comunidades indígenas 

            El presente nivel tiene como objetivo organizar a las comunidades indígenas de una región (cantón) para el desarrollo del turismo comunitario; una vez constituidas las cooperativas de servicios turísticos a nivel de cada comunidad indígena, se deberá lograr la integración de estas, de forma tal que se proyecten objetivos comunes entre las mismas encaminados a un control más seguro y autónomo de los recursos patrimoniales y de los beneficios que se generan.

            Es por ello que se propone la conformación de una red de turismo comunitario, la cual se nutre de las cooperativas de servicios turísticos creadas a nivel de cada comunidad indígena de los diferentes cantones. Se asume como una estructura interconectada (relaciones) en la que participan múltiples nodos (actores) o partes de los mismos para constituir un conjunto.

            Las redes son patrones que nacen del deseo colectivo de innovar las estructuras organizacionales que atienden las nuevas demandas sociales o aspiraciones de un grupo. Cada red tiene una configuración particular e indica una nueva forma organizativa donde las relaciones dependen del ambiente en el que está actuando, de la cultura de sus miembros, de sus facilitadores y de los objetivos construidos colectivamente (Falcao et al., 2015).

            De esta manera las distintas cooperativas de servicios turísticos creadas forman parte de un conjunto, lo que permite la existencia de metas compartidas, las cuales no pueden estar subordinadas a una jerarquía ni tienen que cooperar obligadas en virtud de una autoridad formal, sino en acción colectiva, lo que permite una planificación más integral.

            3er nivel: Relación desde la red de turismo comunitario hacia los actores externos que intervienen en el desarrollo turístico

            Las relaciones que se establecen desde la red de turismo comunitario con el resto de los actores públicos y privados que actúan en la actividad, constituyen parte importante en la correcta gestión del turismo comunitario, y se deberán basar en la creación de vínculos colaborativos y participativos, de modo que permita alcanzar objetivos que difícilmente serían posibles si estas actuaran de forma aislada, así como la efectiva explotación de la eficiencia colectiva y/o las economías externas a la Red de turismo.

            Resulta por tanto necesaria la implicación de todos los actores, estableciéndose esta desde la red de turismo (la cual se nutre de las cooperativas de servicios turísticos creadas a nivel de cada comunidad indígena) hacia el resto de los actores del sector público y privado, para resolver las diferentes problemáticas y avanzar hacia el desarrollo, integrándose en grupos de trabajo por dimensiones, donde sean consideradas las opiniones, sugerencias, conocimientos y aportes individuales o colectivos.

            El modelo propuesto es sometido a su validación teórica a través del criterio de expertos, la cual partió con la selección de estudiosos de la actividad turística y profesionales que se desempeñan como especialistas o directivos en instituciones del sector público, privado y comunitario en la provincia de Pastaza; luego de lo cual se definió los elementos a ser evaluados por los expertos.

            Para la evaluación de dichos elementos se aplicó un instrumento que contiene las características de los procedimientos propuestos, así como cada una de sus fases y etapas; que a través de una escala Likert se calculó la consistencia de las respuestas proporcionadas por los expertos por medio del cálculo de la media y la moda, la cual confirma que los procedimientos propuestos en el modelo tienen pertinencia, flexibilidad, los resultados que se obtienen tiene calidad, racionalidad, está contextualizado, muestra continuidad en sus etapas, son creativos e innovadores y existe interactividad entre los actores que confluyen. Con la aplicación de la Prueba Chi-Cuadrado, se determinó que no existe coincidencia casual entre los expertos, sino que existe fuerte consistencia entre los mismos.

            Además se logra la puesta en práctica del modelo en dos cantones de la provincia de Pastaza: Arajuno y Pastaza, se describe a continuación los principales logros obtenidos:

·      Diseño de cinco (5) productos, que vincula cada una de las ofertas existentes en las comunidades indígenas de la provincia.

·      Diseño del plan de marketing de la red de turismo comunitario de Arajuno.

·      La Secretaría Técnica de Capacitación-SETEC, realiza la ejecución del proyecto de capacitación de anfitriones y asistentes de cocina para el turismo comunitario, con la certificación de competencias laborales.

·      Inició el vínculo con el Ministerio de Industrias y Productividad-MIPRO para participar en el Registro Nacional de Artesanos, que permitirá a los artesanos de la Red entrar en un Catálogo Virtual, optando además por asistencia técnica para mejorar la calidad.

·      Firma de un contrato con una Agencia de Viajes, para la comercialización de los productos de turismo comunitario concebidos.

·      Para una adecuada operación del turismo comunitario en el cantón Arajuno se procede a realizar el estudio de la capacidad de carga de cada una de las comunidades indígenas a él adscritas, conforme a la metodología propuesta por Cifuentes (1992).

·      Al cierre del 1er. trimestre del 2015 se realiza una reevaluación del nivel de relaciones entre los actores que intervienen en el destino a partir del mismo proceder descrito anteriormente, los resultados obtenidos evidencia que a nivel de relaciones interpersonales entre los actores existe un avance significativo en el sector público con el resto de los actores. En cuanto a los objetivos compartidos se aprecia un mayor nivel de coincidencia de intereses entre las comunidades, el sector público y el ente rector; fortaleciendo el trabajo conjunto entre todos los actores.

·      Al cierre del primer semestre del año 2015 se evidenció un incremento en el arribo de turistas a las comunidades de Arajuno en comparación a lo recibido en años anteriores, con valores de crecimiento de ingresos en el orden del 42%. Logrando además la venta de servicios complementarios.

5.      CONCLUSIONES FINALES

            Se evidencia el turismo comunitario como vía de desarrollo de comunidades rurales, el cual tiene por finalidad respetar y conservar la naturaleza y mejorar el desarrollo socio económico de estas, a partir de las bases de la sostenibilidad, siendo controlado por la propia comunidad y convirtiéndose por ende en una herramienta de lucha contra la pobreza.

            Las experiencias en Latinoamérica permiten evidenciar su importancia como una herramienta para el desarrollo sostenible de los destinos, siendo Ecuador uno de los destinos pioneros en el desarrollo de esta modalidad y dentro de las provincias destacadas se encuentra Pastaza.

            La evaluación de la provincia muestra que a pesar de contar con potencial de recursos naturales y culturales esta no alcanza un desarrollo en cuanto a la actividad turística siendo, entre otras causas, la ausencia de un desarrollo endógeno del turismo comunitario que muestre a la comunidad indígena como parte activa del mismo, es decir como sujeto y no como objeto.

            El modelo para la gestión integrada está conformado por tres dimensiones: (1) comunidades indígenas, que se organizarán a través de la creación de cooperativas de servicios; (2) la articulación de las cooperativas de las comunidades que se organizan en una región a través de la conformación de redes y (3) que constituyen las relaciones que se establecen desde la red con el resto de los actores públicos, privados y de cooperación que actúan en el turismo comunitario, ya sea por medio de alianzas estratégicas, contratos o convenios, cumpliendo con los principios del cooperativismo internacional; economía popular y solidaria como forma de organización económica; los objetivos propuestos en el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 y en el valor social reflejando en el Sumak Kawsay.

            Se logra validar la propuesta mediante su aplicación práctica en los cantones de Arajuno y Pastaza permitiendo evaluar los resultados alcanzados hasta la presente y evidenciando la mejor en la gestión de la actividad en dichos territorios, además se aplica el método de validación teórico de juicio de expertos.

BIBLIOGRAFÍA

CABANILLA, E. (2014) Desarrollo del turismo comunitario en Ecuador, bajo el paradigma de la complejidad desde la perspectiva local del Sumak Kawsay. Revista BioScriba. [en línea], n° 1, 7°, 2014, pp. 30-49. [10 de enero del 2015]. Disponible en Internet: http://www.bioscriba.org.ar/volumenes/v7n1/Cabanilla2014.pdf. ISSN. 1850-4639.

CASAS JURADO, A. C. (2012) El turismo comunitario como instrumento de erradicación de la pobreza. Revista Cuadernos de Turismo [en línea], n° 30, 2°, 2012, pp. 91-108 [10 de febrero del 2013]. Disponible en Internet: http://revistas.um.es/turismo. ISSN. 1989-4635.

CASTELLANOS VERDUGO, M. y ORGAZ AGUERA, F. (2013) Potencialidades eco turísticas de la República Dominicana.  Revista de Investigación en Turismo y Desarrollo Local. [en línea], nº 14, 6, 2013, pp. 1-9 [24 de marzo del 2014]. Disponible en Internet: http://www.red-redial.net/referencia-bibliografica-67994.html. ISSN. 1988-5261.

CEBRIAN ABELLÁN, A. (2005) Acción local, turismo y patrimonio en la comunidad de Murcia. Revista Cuadernos de Turismo. [en línea] n°16, 2005, pp. 65-84 [18 de julio del 2014]. Disponible en Internet: http://revistas.um.es/turismo/article/view/18391. ISSN. 1989-4635.

CIFUENTES, M. (1992) Determinación de la capacidad de carga turística en áreas protegidas. Centro Agronómico Tropical de investigación y enseñanza CATIE.[en línea] 1992. Disponible en Internet: https://www.ucm.es/data/cont/media/www/pag-1898/1992_METODOLOG%C3%8DA%20CIFUENTES.pdf. Turrialba, Costa Rica.

DE OLIVEIRA ARRUDA, D.; PASQUOTTO MARIANI, M. A.; BITENCOURT FAGUNDES, M. B.; SCHMIDT, V. y TEXEIRA DIAS, D. (2013) La relación entre la economía solidaria y el desarrollo local. Un estudio de caso volcado a los emprendimientos solidarios del turismo brasileño. Revista Estudios y Perspectivas en Turismo. [en línea] 22, 2013. pp. 745-762.  Disponible en Internet: http://www.estudiosenturismo.com.ar/PDF/V22/N04/v22n4a08.doc.pdf. ISSN 1851-1732.

DEL BARCO QUIROGA, L. V. (2010) Turismo comunitario en países en vías de desarrollo: Buenas prácticas para la planificación de un emprendimiento. Tesis en opción al grado de Master en Gestión Turística. Universidad de Alicante Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas. [en línea] 2010, p. 119. [6 de agosto del 2012]. Disponible en Internet: http://rua.ua.es/dspace/bitstream.

DRUMM, A. y MOORE, A. (2002) Desarrollo del Ecoturismo. Un manual para los profesionales de la conservación. Introducción a la planificación del ecoturismo. [en línea] Volumen I. 2002. Virginia, USA, The Nature Conservancy. [22 de julio del 2013]. Disponible en Internet: http://www.sendadarwin.cl/espanol/wp-content/uploads/2010/04/manual-desarrollo-del-ecoturismo-vol-1.pdf.

FALCÃO DE OLIVEIRA, C. T.; MORAES ZOUAIN, D. y MEDEIROS BARBOSA, L. G. (2015) Políticas públicas de turismo en Brasil. Revista Estudios y Perspectivas en Turismo. [en línea] n° 1, 24, 2015. pp. 76-95. [8 de octubre del 2013]. Disponible en Internet: http://www.estudiosenturismo.com.ar/PDF/V24/N01/v24n1a05.pdf. ISSN 1851-1732.

FEPTCE, Federación Plurinacional de Turismo Comunitario del Ecuador (2006) Plan de Marketing para el Turismo Comunitario del Ecuador [en línea] 2006. [23 de octubre del 2013]. Disponible en Internet: http://www.feptce.org.

GASCÓN, J. y CAÑADA, E. (2005) Viajar a todo tren: Turismo, desarrollo y sostenibilidad. Barcelona, Icaria. 2005. ISBN 84-7426-806-0.

GOBIERNO PROVINCIAL DE PASTAZA (2009) Plan de Desarrollo de la provincia de Pastaza al año 2025. Pastaza, Ecuador. [en línea] 2009. [20 de septiembre del 2013]. Disponible en Internet: http://www.pastaza.gob.ec.

HENRÍQUEZ, C.; ZECHNER, T. C, y CIOCE SAMPAIO, C. A. (2010) Turismo y sus interacciones en las transformaciones del espacio rural. Revista Austral de Ciencias Sociales.[en línea] 18, 2010, pp. 21-31.[11 de octubre del 2013]. Disponible en Internet: http://mingaonline.uach.cl/pdf/racs/n18/art02.pdf. ISSN 0718-1795. 

LEY ORGÁNICA DE LA ECONOMÍA POPULAR Y SOLIDARIA (2011) Ministerio de inclusión económica y social. 2011.

LÓPEZ-GUZMÁN GUZMÁN, T. y SANCHO, E. (2006) Nuevas herramientas de cooperación al desarrollo: El turismo comunitario. Boletín económico de ICE, Información Comercial Española [en línea], n°2893, 2006, pp. 31-42. [27 de mayo del 2009]. Disponible en Internet: http://www.revistasice.com. ISSN 0214-8307

LÓPEZ-GUZMÁN GUZMÁN, T. y SÁNCHEZ CAÑIZARES, S. (2009) Turismo comunitario y generación de riqueza en países en vías de desarrollo. Un estudio de caso en el Salvador. REVESCO. Revista de Estudios Cooperativos [en línea], n°99, 3° Cuatrimestre, 2009, pp. 85-103 [5 de diciembre del 2013]. Disponible en Internet: http://www.ucm.es/info/revesco. ISSN.1885-8031.

MACHADO CHAVIANO, E. L. (2013) Integración y diseño del producto turístico. Aplicado a la región central del destino Cuba. Revista Digital Geographos. [en línea], n° 35, 4, 2013, pp. 69-92. [12 de noviembre del 2014]. Disponible en Internet: http://web.ua.es/es/revista-geographos-giecryal/documentos/esther-machado.pdf?noCache=1356600583859. ISSN: 2173-1276.

MALDONADO, C. (2005) Pautas metodológicas para el análisis de experiencias de turismo comunitario. Oficina Internacional del Trabajo OIT. Ginebra, Serie Red de Turismo Sostenible Comunitario para América Latina (REDTURS). 1° Edición. 2005. p. 33. ISBN 92-2-317377-9.

MINISTERIO DE TURISMO DEL ECUADOR (2013). Sitio oficial del Ministerio de Turismo del Ecuador, datos estadísticos.[En Línea] 2013. [Accesado el 28 de octubre del 2014].  Disponible en Internet:

      http://servicios.turismo.gob.ec/index.php/portfolio/turismo-cifras.

MORGADO MORALES, H. (2006) Turismo comunitario: Una nueva alternativa de desarrollo indígena. Revista de Antropología Iberoamericana, [en línea], n°2, v 1, 2006, pp. 249-264. [13 de junio del 2010]. Disponible en Internet: http://www.aibr.org/antropologia. ISSN 1578-9705.

NEL-LO ANDREU, M. (2008) Organización y características del turismo rural comunitario en costa rica. Anales de geografía de la Universidad Complutense, [en línea], n° 2, v 28, 2008, pp.167-188 [1 de marzo del 2011]. Disponible en Internet: http://www.ucm.es/anales-de-geografia-de-la-universidad-complutense. ISSN 1988-2378.

OLIVERA LAZO, M. V.; NEGRÓN ORTIZ, C. A.; MUÑOZ DELGADO, J. D. y PAUCAR AGUIRRE, E. R. (2012) Planeamiento estratégico para el turismo rural comunitario en Cuatro Lagunas Cusco. Tesis en opción al título de Master en Adminsitración Estrategica de empresas. [en línea], 2012, p.187 [16 de abril del 2013]. Disponible en Internet: http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/handle/123456789/1624.

ORGAZ AGUERAS, F. (2013) El turismo comunitario como herramienta para el desarrollo sostenible de destinos subdesarrollados. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas Nómadas. [en línea], 2, 30, 2013, pp. 88-101.[14 de octubre del 2014]. Disponible en Internet: http://revistas.ucm.es/index.php/NOMA/article/view/42908. ISSN 1578-6730.

PACHECO TANDAZO, V.; CARRERA BURNEO, P. y ALMEIDA FERRI, K. (2011) Propuesta metodológica para la evaluación de la factibilidad de proyectos de turismo comunitario: Caso de estudio: Comunidades huaorani, achuar y shiwiar de la amazonia ecuatoriana.Revista Gestión Turística [en línea], n° 15,  2011, pp.21-46 [19 de julio del 2013]. Disponible en Internet: http://www.gestionturistica.cl. ISSN. 0717 – 1811.

PLANDETUR (2008) Plan estratégico de desarrollo del turismo sostenible del Ecuador, 2020. 2008. Asamblea Nacional de la República del Ecuador.

REYES VARGAS, M. V. y ORTEGA OCAÑA, Á. F. (2013) Propuesta metodológica de evaluación del turismo comunitario, caso de estudio en Arajuno, Pastaza. Revista Amazónica: Ciencia y Tecnología. [en línea], n° 2, 2, 2013, pp. 89-103 [13 de julio del 2014]. Disponible en Internet: http://biblat.unam.mx/es/revista/revista-amazonica-ciencia-y-tecnologia. ISSN 1390-5600.

REYES VARGAS, M. V.; ORTEGA OCAÑA, Á. F. y MACHADO CHAVIANO, E. L. (2015) Integración y sostenibilidad del turismo comunitario en Pastaza Ecuador. Retos turísticos. [en línea], n° 2, 14, 2015 [12 de agosto del 2015]. Disponible en Internet: http://retos.mes.edu.cu/index.php/retojs/article/view/167. ISSN: 2224-7947.

RIBEIRO DE MELO, M. y PULIDO FERNÁNDEZ, J. I. (2010) La gestión cooperativa del turismo en Brasil. El caso de la cooperativa paranaense de turismo. Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa, [en línea], n°67, 2010 pp. 243 - 268. [26 de julio 2011]. Disponible en Internet: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=17413327010. ISSN.0213-8093.

RUIZ, E.; HERNÁNDEZ, M.; COCA, A.; CANTERO, P. y DEL CAMPO, A. (2008) Turismo comunitario en ecuador. Revista de turismo y patrimonio cultural Pasos, [en línea], n° 3, v 6, 2008, pp. 399-418 [29 de octubre del 2010]. Disponible en Internet: http://www.pasosonline.org . ISSN. 1695-7121.

RUIZ, E. (2011) Socio-ecological resilience and community-based tourism. An approach fron Agua Blanca, Ecuador. Revista Tourism Management, [en línea], n° 32, 2011, pp. 655-666 [29 de enero del 2016]. Disponible en Internet: DOI 10.1016/j.tourman.2010.05.021.

ROUX, F. Turismo comunitario ecuatoriano, conservación ambiental y defensa de los territorios. Federación Plurinacional de Turismo Comunitario del Ecuador-FEPTCE.

SÁNCHEZ MIDENSES, L. y VICTORINO RÁMIREZ, L. (2012) Guatemala: cultura tradicional y sostenibilidad. Revista Agricultura Sociedad y Desarrollo. [en línea] n°9, 2012, pp. 297-313. [9 de octubre del 2013]. Disponible en Internet: http://www.colpos.mx/asyd/volumen9/numero3/asd-12-003.pdf. ISSN1870-5472.

SANCHO PÉREZ, A. (2005) Impactos del turismo sostenible sobre la población local. Revista Turismo y Sociedad. [en línea], 4, 2005, pp. 7-38. [16 de mayo del 2012]. Disponible en: http://revistas.uexternado.edu.co/index.php/tursoc/article/view/2237. ISSN. 0120-7555.

SEPÚLVEDA MEDINA, H.; BASURTO ZAPATA, R. y VIZCARRA GUTIÉRREZ, Y. (2010) Plan estratégico para el desarrollo del turismo rural comunitario en la región cusco, Tesis para obtener el grado de magíster en administración, Otorgado por la Pontificia universidad católica del Perú.[en línea], 2010, p. 202 [18 de enero del 2012]. Disponible en Internet: http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio.

TREJOS, B. (2009) Redes de apoyo al turismo comunitario en Costa Rica. Revista de Investigación en Turismo y Desarrollo, [en línea], Vol. 2, n° 6, 2009, [31 de enero del 2010]. Disponible en Internet: http://www.eumed.net/rev/turydes/08/sdrmv.htm. ISSN 1988-5261.

 

Anexo 1: Matrices de correlación de tipo de relaciones entre actores del cantón Arajuno.

 

Matriz de Correlación entre los contratos económicos existentes.

Variable

Sector Público

Empresa privada

Entidades de apoyo

Comunidades

Ente Rector

Sector Público

1

0.30

-0.47

-0.30

-0.18

Empresa Privada

0.30

1

0.19

0.35

0.44

Entidades de apoyo

-0.47

0.19

1

0.80

0.37

Comunidades

-0.30

0.35

0.80

1

0.30

Ente Rector

-0.18

0.44

0.37

0.30

1

Fuente: Elaboración propia a partir de datos procesados en el programa SPSS

 

Matriz de Correlación entre trabajo en conjunto de los actores.

Variable

Sector Público

Empresa Privada

Entidades de apoyo

Comunidades

Ente Rector

Sector Público

1

0.40

0.05

0.04

-0.59

Empresa Privada

0.40

1

0.55

0.56

-0.21

Entidades de apoyo

0.05

0.55

1

0.56

-0.29

Comunidades

0.04

0.56

0.56

1

0.19

Ente Rector

-0.59

-0.21

-0.29

0.19

1

 Fuente: Elaboración propia a partir de datos procesados en el programa SPSS

 

Matriz de Correlación entre trabajo de acuerdo a un objetivo compartido.

Variable

Sector Público

Empresa Privada

Entidades de apoyo

Comunidades

Ente Rector

Sector Público

1

0.38

0.39

-0.12

-0.14

Empresa Privada

0.38

1

-0.12

0.57

0.57

Entidades de apoyo

0.39

-0.12

1

0.38

-0.12

Comunidades

-0.12

0.57

0.38

1

0.39

Ente Rector

-0.14

0.57

-0.12

0.39

1

 Fuente: Elaboración propia a partir de datos procesados en el programa SPSS

 

Matriz de Correlaciones interpersonales entre un actor y otro.

Variable

Sector Público

Empresa Privada

Entidades de apoyo

Comunidades

Ente Rector

Sector Público

1

-0.33

-0.26

-0.40

-0.23

Empresa Privada

-0.33

1

0.30

0.55

0.16

Entidades de apoyo

-0.26

0.30

1

0.69

0.14

Comunidades

-0.40

0.55

0.69

1

0.39

Ente Rector

-023

0.16

0.14

0.39

1

 Fuente. Elaboración propia a partir de datos procesados en el programa SPSS



[1] Master en Gestión Turística, Docente titular de la Universidad Estatal Amazónica. Dirección de correo electrónico: mreyes@uea.edu.ec.

[2] Master en Gerencia de Proyectos Eco turísticos, Docente titular de la Universidad Estatal Amazónica. Dirección de correo electrónico: fortega@uea.edu.ec.

[3] Doctora en Ciencias Económicas, Docente de la Universidad Central “Marta Abreu” de las Villas. Dirección de correo electrónico: esthermc@uclv.edu.cu.

[4] Actores sociales de la actividad turística: ente público, empresa privada y sector comunitario.