ELEMENTOS DE MATEMÁTICA ACTUARIAL SOBRE PREVISIÓN SOCIAL Y SEGUROS DE VIDA
Cargando
I. ELEMENTOS BÁSICOS DE LA METODOLOGÍA ACTUARIAL
Aplicaciones
Bibliografía
Enlaces de Interés

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Home - Elementos básicos de la metodología actuarial - El elemento demográfico

Atrás - Siguiente

2. EL ELEMENTO DEMOGRÁFICO

 

La demografía es la rama de la ciencia que tiene como objeto el estudio de la población, su volumen, composición, estructura, etc.

La metodología del análisis demográfico tiene dos aspectos: el cuantitativo, que mide tanto el estado de la población y sus características, como su movimiento (los nacimientos, defunciones y migraciones) y el aspecto cualitativo, referido a las políticas demográficas, sanitarias, de previsión social, etc.

La palabra demografía apareció, por primera vez, en la obra de Achille Guillard titulada “Éléments de statistique humaine on démographie comparée” en 1855. No obstante, las bases técnicas parten del siglo XVII, fundamentalmente con los trabajos del astrónomo Edmund Halley y de otros científicos que sintieron la necesidad de explicar los fenómenos de la población a través de las matemáticas y la estadística, reduciendo la realidad a elementos cuantificables.

La evolución de la población constituye desde hace muchos años una preocupación de los Estados. Ya en el siglo XVIII, la teoría mercantilista centra en el crecimiento de la población la base para lograr una mayor renta y bienestar general. Adam Smith parte de la armonía natural entre economía y demografía, haciendo depender el tamaño de una población tanto de su mano de obra como de la productividad de la tierra.

Thomas Maltus defendía la necesidad de poner freno al crecimiento de la población ya que, en otro caso, esta crecería en progresión geométrica mientras que los medios de subsistencia lo hacen en progresión aritmética. Para Marx, cada modo histórico de producción tiene su propia ley de población.

Los procesos demográficos determinan la estructura de una población y su evolución y están referidos a los nacimientos, defunciones y migraciones. Estos procesos están condicionados en parte por fenómenos sociales, culturales, económicos, políticos, religiosos, sanitarios, etc. Por tanto, la demografía estudia las características y evolución de un colectivo bajo determinados supuestos sociales.

Se entiende por colectivo un conjunto de elementos que poseen, al menos, una característica común. Según esto, para poder hablar de colectivo será imprescindible que exista cierta homogeneidad entre sus elementos, al menos en torno a esa característica común a que se ha aludido. En nuestro caso, el estudio se limitará al tratamiento de colectivos humanos, esto es, de grupos de individuos sobre los que se construyan las hipótesis y se verifiquen las distintas fases del proceso estadístico.

Además, de todas las posibles subdivisiones que sobre tales colectivos pueden efectuarse, en función de la característica buscada como elemento diferencial, en principio sólo se considerará una, la que responde a un criterio de "vida". Esto es, el objetivo principal va a ser tratar colectivos humanos atendiendo al hecho de que sus componentes vivan o no en un determinado momento.

Podemos también preguntarnos si nuestro estudio se realiza tomando como variable el tiempo o al margen de éste; en otros términos, si se realiza un planteamiento estático o dinámico. Antes de nada, debemos decir que se puede considerar la variable tiempo en una doble acepción:

a) Como tiempo "físico". Es decir, como soporte de la existencia; así se habla de una fecha determinada, de un instante concreto, etc.

b) Como tiempo "biométrico". Esto es, como "medida de vida" de los elementos integrados en el colectivo. Por supuesto que esa "medida de vida" es la edad.

Lo que se ha llamado tiempo biométrico, la edad, será el elemento fundamental en todo lo que sigue; efectivamente, será ésta la característica diferencial para los distintos grupos humanos. Es claro que una edad x puede tenerla, en cierta fecha, un número dado de individuos pero esa misma edad x la habrán alcanzado, en un momento anterior, otro número de individuos y otros la alcanzarán en un instante futuro. De manera que se tiene que precisar en qué momento t del tiempo físico se sitúan los individuos con tiempo biométrico x.

Atrás - Siguiente