ELEMENTOS DE MATEMÁTICA ACTUARIAL SOBRE PREVISIÓN SOCIAL Y SEGUROS DE VIDA
Cargando
III. LA PLANIFICACIÓN A TRAVÉS DEL MÉTODO DE LAS PROYECCIONES
Aplicaciones
Bibliografía
Enlaces de Interés

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Home - La planificación a través del método de las proyecciones - Fundamento y técnica de las proyecciones

Atrás - Siguiente

10. FUNDAMENTO Y TÉCNICA DE LAS PROYECCIONES

10.2 Proyecciones económico-financieras

En este apartado se presenta la secuencia completa de una proyección económico-financiera de un sistema de Protección Social, lo que supone, determinar la metodología, hipótesis de trabajo y bases técnicas generalmente utilizadas.

10.2.1 Descripción general de la metodología aplicable

Un estudio económico-actuarial sobre el comportamiento futuro de un sistema de pensiones de un sistema de protección social, referido a un período a largo plazo de 40 ó 50 años, suele efectuarse sobre la base de un modelo mixto de proyecciones demográficas y financieras de cada uno de los colectivos afectados.

La extensión y profundidad que requiere todo estudio sobre el equilibrio actuarial de un colectivo hace necesario, una vez definidas las contingencias objeto de protección, considerar en el tiempo los análisis siguientes:

- Un análisis demográfico en el que partiendo de la descripción estadística proporcionada por los censos de activos y pasivos, se pasa a la ordenación y clasificación de estos datos en los subcolectivos que comprende, para que sirvan de base a las valoraciones económico-actuariales. A continuación, se efectúa un tratamiento demográfico por edades en el que se estudia la evolución, como colectivos separados, del número de pensiones de pasivos supervivientes procedentes de los existentes al principio del período y del número de los que se incorporarán posteriormente en cada período, según las particularidades que existen para cada tipo de prestación. Igualmente se considera el censo de activos por edades y su evolución.

- Un análisis económico que permita efectuar las valoraciones económico-actuariales de los colectivos de activos y pasivos de forma separada. Para los primeros se calcula el volumen total de cotizaciones, mientras que para los segundos se evalúa el coste de las pensiones: primero, de las existentes y las de sus supervivientes y luego el de las nuevas incorporaciones. Este cálculo debe efectuarse por clases de pensiones y en función de las hipótesis correspondientes a las variables que las condicionan.

- La justificación de las bases técnico-actuariales aplicables a todo tipo de previsión social para señalar las que afectan al colectivo protegido.

Para realizar las valoraciones económico-actuariales, en primer lugar, se recoge la situación actual del colectivo de pensionistas existente en el momento origen del estudio para, mediante un proceso de sistematización y análisis, conocer la situación demográfica y económica, su estructura y posibilitar el tratamiento actuarial como colectivo cerrado.

En segundo lugar se efectúa el tratamiento del colectivo de activos del que se deducen las nuevas altas de pensiones causadas a partir del momento actual y para el período de estudio, tanto en su aspecto demográfico como económico, así como el número de afiliados que actuarán como financiadores en su época de actividad. Teniendo en cuenta que el factor "edad" es uno de los determinantes de la pensión, debe partirse de un "estado de activos", clasificado por edades, compuesto por los potenciales beneficiarios de pensiones y que, en la actualidad, abarca a los actuales afiliados susceptibles de ser beneficiarios de prestaciones.

Los datos de base mencionados son los imprescindibles para examinar el comportamiento de los fenómenos estadísticos, económicos y actuariales, en las vertientes cuantitativa y cualitativa de una proyección económico-financiera. Las proyecciones elaboradas a partir de dicha información se tratan en términos de aleatoriedad.

Utilizando las probabilidades de muerte y supervivencia, de invalidez y de jubilación, se determinan las probabilidades de transición que se obtienen a partir de las tablas correspondientes y del comportamiento de cada colectivo. Además, para estimar la evolución del colectivo se emplea el método de las componentes.

Por ello, en el tratamiento demográfico es necesario realizar, previamente, el siguiente trabajo técnico:

- Elaboración de tablas continuas de mortalidad, por edad y sexo acordes con la mortalidad registrada en el colectivo de asegurados para cada tipo de subcolectivo.

- Elaboración de tablas de probabilidades de acceso a invalidez permanente por edades.

- Determinación de la probabilidad de entrada en jubilación a cada edad.

Los resultados obtenidos en la proyección demográfica se pueden contrastar con diversos ajustes estadísticos, de los que se obtienen sus correspondientes tablas de análisis de la varianza para la elección del ajuste que se considere válido. Los ajustes se efectúan mediante regresiones múltiples sobre distintos colectivos de la población general, así como de otras variables, en función de las características de cada tipo de pensión que se estudia.

En un horizonte temporal de proyección suficientemente amplio, suelen considerarse dos intervalos, uno a corto o medio plazo, en el que como se ha indicado las proyecciones demográficas son altamente fiables, y otro a largo plazo en el que deben interrelacionarse las proyecciones demográficas con otros métodos estadísticos.

Para el primer intervalo, el resultado se obtiene para cada uno de los dos colectivos descritos. Se trata de proyecciones demográficas y económicas procedentes de un análisis detallado de todas las variables. La proyección demográfica se efectúa en función, por un lado, de las probabilidades de mortalidad, invalidez y jubilación obtenidas de la experiencia propia y, por otro, de la aplicación y conocimiento de los factores de normativa interna que influirán en la evolución de las variables del sistema en el futuro. Ello conduce al cálculo de lo que se ha denominado probabilidades de transición, base técnica en la que se apoyan las proyecciones. En realidad, ello supone trasladar un vector inicial del tiempo t-1 al t, a partir de datos que pueden estar agrupados en dos tipos esenciales de variables: exógenas y endógenas.

Para el segundo intervalo temporal se aplican, generalmente, métodos de ajuste estadístico como forma más adecuada para llegar al final del horizonte propuesto.

Atrás - Siguiente