España dedica la mitad que la OCDE a becas universitarias

El 16,5% de las ayudas en otros países son préstamos del Estado

JUANJ.GÓMEZ , Madrid (29-05-00)

Las ayudas económicas a universitarios suponen el 10% del presupuesto público español para educación superior, menos de la mitad del 21% de media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), según datos de 1997 que ofrece el informe La educación, de un vistazo . Los préstamos del Estado, inexistentes en España, son el 16,5% de las ayudas en otros países.

España dedica a ayudas financieras para sus estudiantes universitarios el 0,09% de su producto interior bruto, menos de un tercio de la media en los países de la OCDE (0,29%). Las familias españolas -a través del pago de matrículas en centros públicos y privados- son las que más proporción del presupuesto total de las universidades asumen, un 21%. En el reparto del gasto público en ayudas por estudiante, sólo México, Portugal y Polonia aparecen por detrás de España.

El estudio refleja que la mayor parte de las ayudas son en forma de becas o de préstamos. Los préstamos, una tendencia en alza, tienen la ventaja de que el gasto se recupera y permite ayudar a más estudiantes; pero sus detractores sostienen que son mucho menos atractivos que las becas para los estudiantes con escasos recursos económicos. En 1997 había 11 países (España excluida) que concedían préstamos del Estado a los estudiantes. Estos préstamos suponían de media el 16,5% de toda la ayuda públicas a universitarios en la OCDE. Algunos Gobiernos ofrecen un subsidio indirecto, que consiste en avalar los préstamos privados a los estudiantes. Canadá invierte en estos avales la mitad de su presupuesto. Créditos bancarios

El Gobierno español no concede préstamos a los universitarios. Algunos bancos y cajas cuentan con créditos diseñados para estudiantes con condiciones flexibles. El Ministerio de Educación ofrece desde hace dos años a los estudiantes de último curso (de diplomaturas o licenciaturas) facilidades para solicitar préstamos bancarios de 670.000 pesetas. Son préstamos a bajo interés (el estudiante paga un 1%) que se devuelven en cuatro años. La ayuda del ministerio consiste en pagar el 50% de los intereses. Sólo 2.000 estudiantes se han beneficiado hasta ahora de estos préstamos. Las universidades públicas catalanas, mediante un acuerdo alcanzado hace dos cursos con bancos y cajas, permiten a sus alumnos pagar la matrícula en 11 mensualidades, con un interés del 5,25%.

También hay centros privados que acuerdan con entidades bancarias préstamos cómodos para sus alumnos. A partir del próximo curso, los alumnos de la Universidad Europea CEES de Madrid podrán pagar hasta el 70% del coste de sus estudios después de terminar la carrera, hasta un máximo de 10 años, y verán reducido el interés del préstamo hasta dos puntos en función de sus logros académicos.