MADRID Miércoles, 18 de marzo de 1998

Veinte «ultras» agreden a tres estudiantes de izquierda dentro de la facultad de Derecho

Tuvieron que ser atendidos de diversas contusiones en el hospital

JOSE LUIS MARTIN
MADRID.- Una veintena de jóvenes, presuntamente de ideología ultraderechista, agredió ayer a tres estudiantes en la facultad de Derecho de la Universidad Complutense. El grupo de ultras irrumpió en el vestíbulo de la facultad a las 11.00 horas. Convenientemente distribuidos, comenzaron a retirar todos los carteles de la Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierda (UEPI), una asociación estudiantil. A continuación, se dirigieron al local de la UEPI, en la segunda planta, y agredieron a P. I., de 19 años, y estudiante de segundo de Derecho; a R. G. , de 19 años, quien cursa primero de carrera; y a M., todos miembros de la asociación. Los jóvenes fueron atendidos de varias contusiones en la cara y extremidades en el Hospital San Carlos, y fueron dados de alta a las pocas horas.

Los agresores, quienes aseguraron pertenecer a la asociación Tornasol, con local en la misma facultad, y de ideología ultraderechista, huyeron del recinto sin dificultad, según señalaron a este periódico varios testigos presenciales. Un profesor de Filosofía de Derecho, de quinto curso, observó la llegada de los ultras a la facultad. «Eran alrededor de 20, de complexión fuerte la mayoría de ellos, y con cara de malas pulgas. De repente empezaron a arrancar los carteles, la mayoría de los cuales se oponía a la designación de Pinochet como senador vitalicio en Chile», dijo ayer este profesor, quien prefirió omitir su nombre. DIVERSAS CONTUSIONES.- Con los carteles en las manos, los intrusos se dirigieron a la zona donde están los locales de las asociaciones, en la segunda planta. «Yo estaba en el local con P., cuando alguien entró a decirnos que estaban arrancando nuestros carteles de las paredes. Salí para ver qué ocurría y me los encontré de frente», explicaba ayer R. G. a su salida del hospital, con fuertes contusiones en el rostro y en la pierna derecha. En ese momento, según los testigos presenciales, uno de los ultras comenzó a agredirle de forma contundente.

Después salió P. I., a quien otros intrusos le propinaron una paliza. A M. le rompieron la camisa y, además, le robaron el reloj. «No paraban de darnos puñetazos, empujones y patadas, eran 20 contra tres», decían ayer los agredidos. En medio de la refriega, a uno de los agresores se le cayeron al suelo unas tijeras de gran tamaño, y en varias ocasiones amenazaron de muerte a los tres estudiantes. «Nos llamaron "rojos de mierda" y "melenas asquerosos", y también dijeron que la próxima vez nos iban a rajar de arriba abajo», manifestó ayer R. La agresión finalizó con la intervención de Paulino, uno de los bedeles de la facultad de Derecho, quien amenazó con denunciarles en el decanato. Los atacantes, según testigos presenciales, «tenían pinta de fachas: vestían bien, algunos con gafas de sol y con el pelo muy engominado».

El origen del incidente se remonta al pasado lunes. Ese día, los estudiantes de izquierdas retiraron un cartel anónimo que decía Gracias, Pinochet. Un miembro de la UEPI manifestó ayer a este periódico: «Lo quitamos porque contradecía los principios democráticos fundamentales de cualquier asociación universitaria y porque no estaba firmado». Los diez carteles de la UEPI retirados ayer por los ultras contenían la opinión de la asociación sobre el ex dictador chileno, el aborto, unas jornadas sobre el Sáhara y un documento acerca del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. ASOCIACION FASCISTA.- Los estudiantes agredidos apuntaban ayer directamente a la asociación Tornasol como responsable de los hechos. «Al menos han dicho que pertenecían a Tornasol, y esta asociación es de carácter fascista, muy próxima al Sindicato Nacional de Estudiantes, también ultraderechista», indicaban. En la mañana de ayer, ningún miembro de esta organización se encontraba en el local que tienen en el mismo centro universitario en el que se produjeron los incidentes. Como declaración de principios, un folleto clavado en la puerta arremetía directamente contra las universidades «como centro de difusión de movimientos guarro-anarquista, okupa, pacifista, insumiso, etarra, etcétera». Los estudiantes agredidos decidieron ayer denunciar en la comisaría las agresiones y amenazas sufridas.

Los alumnos denuncian la pasividad del decano

La Unión de Estudiantes Progresistas y de Izquierda criticó ayer «la pasividad del decanato y del rectorado» por la actitud antidemocrática de algunas asociaciones universitarias. Los agredidos se dirigieron ayer al decanato, donde fueron atendidos por el secretario, José Rubio San Román. Este tuvo, a juicio de los estudiantes, «una actitud chulesca y desconsiderada; no se preocupó por lo que había pasado y se limitó a decir que mandemos un escrito». Las quejas de los alumnos también se refieren al rector de la Complutense, Rafael Puyol, y al decano de Derecho, José Iturmendi, quienes «no tienen ninguna actitud con las posturas antidemocráticas, las ignoran». La facultad de Derecho es lugar de reunión habitual de grupos universitarios de extrema derecha, como CEDADE y Bases Autónomas.

«Esta facultad está plagada de asociaciones fascistas, como Tornasol, y otras que se enmascaran bajo la apariencia de entidades culturales», decían ayer los alumnos. Ayer, únicamente el responsable de Seguridad de la Complutense se dirigió a los miembros de la UEPI, a los que recomendó «evitar cualquier tipo de provocación». El pasado día 20 de noviembre, fecha en la que la ultraderecha española conmemora los fallecimientos de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera, los jóvenes de la UEPI denunciaron la presencia de ultraderechistas con porras ante la puerta de su local. «La respuesta que nos dieron en el vicerrectorado es que hasta que no hagan algo, no se puede actuar», dijo ayer uno de los estudiantes. El decanato de la facultad animó ayer a la UEPI a denunciar los hechos en comisaría para, a continuación, abrir una investigación interna sobre lo ocurrido y el trasfondo ideológico de las asociaciones.