MADRID Lunes, 31 de mayo de 1999

Universidad RAFAEL PUYOL, FAVORITO PARA REPETIR EN EL CARGO

El primer rector del siglo XXI
Tres catedráticos se presentan el próximo miércoles a las elecciones de la Complutense

PEDRO SIMON

MADRID.- A pesar de haber cumplido 500 años, la vieja señora tiene gancho y vuelve a acumular pretendientes. Tres novios, tres, se disputarán el próximo 2 de junio el trono del rectorado de la Universidad Complutense de Madrid: Rafael Puyol, actual rector; José Carrillo, y Arturo Romero. Más de 90.000 alumnos, alrededor de 6.000 profesores y 3.000 miembros de personal esperan vencedor. Quien lo haga será el primer rector, nada más y nada menos, del siglo XXI. La Complutense, ¿qué tendrá la princesa?

Los tres candidatos ya llevan semanas calentando motores. Guiño a los alumnos por aquí, acto con los catedráticos por allá... Si no saltan sorpresas, el actual mandatario, Rafael Puyol, reinará en la Complutense durante cuatro años más.

El combate entre los contendientes se presume leve y caballeroso. El estilo centro-derecha de Puyol ha calado hasta el tuétano de la secular institución académica y, casi con toda seguridad, la mayoría de los miembros con derecho a voto (los 637 integrantes de la Junta de Gobierno entre profesores, alumnos y personal) acabará optando por el conservadurismo continuista.

Si ningún candidato obtiene mayoría absoluta en la primera ronda, se realizará una segunda sesión el 4 de junio a la que sólo concurrirán los dos hombres más votados. En el campus ya se barrunta que la alternativa de izquierda, como siempre, volverá a morder el polvo.

¿Quién ganará?

El regente actual -Puyol-, el aspirante progre -Carrillo- y el pretendiente in extremis -Romero presentó su candidatura un par de horas antes de que se acabara el plazo para hacerlo- juegan sus cartas. ¿Quién ganará la partida? Para estos comicios el rector Rafael Puyol (Asturias, 1945, catedrático de Geografía Humana) enarbola la bandera del llamado plan estratégico, un macroproyecto basado en varias inyecciones que esperan revitalizar la sangre de seis arterias claves complutenses. A saber: recursos humanos, oferta educativa, investigación y desarrollo, organización universitaria, oferta cultural y captación de recursos. «Esta es la joya de la Corona, el producto estrella con el que me presento a las elecciones», afirma Rafael Puyol. «¿Mi labor durante estos últimos cuatro años? He cumplido en un 89% el programa electoral con el que me presenté y, además, hemos mejorado la situación económica: en el 95, el presupuesto era de 41.800 millones de pesetas; en este último curso es de 56.500», añade orgulloso.

A pesar de las ínfulas más o menos justificadas, los adversarios políticos critican lo de siempre: la masificación en las aulas, la falta de participación del alumnado, que la institución pinta muy poco en los foros interuniversitarios, que la derechización va engulliéndolo todo...

«La Complutense produce pocas ideas, no pesa lo que tendría que pesar, no hemos generado un debate interno y luego vamos a los organismos de rectores sin aportar ninguna idea», afirma José Carrillo (París, 1952, catedrático de Matemática Aplicada), cabeza visible de las fuerzas progresistas. «Abogo por una universidad pública de calidad en la docencia, en la gestión y en la investigación». En el pequeño circo de las elecciones del próximo 2 de junio, el tercer aspirante en lo referido a posibilidades de triunfo es Arturo Romero (Soria, 1946, catedrático de Ingeniería Química), un novio que le salió a la Complutense justo cuando estaba a punto de cerrarse la ventanilla de candidatos.

¿División del voto?

¿Ganas de dar emoción hasta el final? «Puedo imaginarme por qué se presenta, pero serían especulaciones por mi parte», afirma el aspirante Carrillo.

Según sus propias palabras, las bazas de Arturo Romero son el «capital humano», el «fomentar canales de participación», «mejorar la calidad docente» y conseguir una «mayor vinculación con la sociedad». ¿Quién se pondrá la corona en el reino de la Complutense? El lunes, los tres novios cerrarán su campaña electoral. El martes será la jornada de reflexión. El miércoles, la vieja señora conocerá el nombre de su nuevo galán.

Los candidatos

Rafael Puyol (Conservador)
Rector durante los últimos cuatro años. Ofrece un «plan estratégico» de inversiones».

José Carrillo (Progresista)
Catedrático de Matemáticas que aboga por fomentar el peso innovador de la Complutense.

Arturo Romero (Progresista)
Catedrático de Ingeniería, se ha presentado en último momento con un programa renovador.

Los problemas de Derecho

Se estrecha el cerco a los grupúsculos de ultraderecha que se ocultan tras asociaciones universitarias. «Evitar que desarrollen actividades alejadas de sus objetivos fundacionales» es uno de los fines de los tres candidatos, sobre todo en la Facultad de Derecho. El secular problema de este centro ocasiona que muchas organizaciones supuestamente estudiantiles utilicen impunemente locales para actividades políticas neonazis.

«En la facultad todos sabemos quiénes son, sólo hay que pasarse por el pasillo de la planta segunda para verlo», comenta un alumno amenazado de la Unión de Estudiantes Progresistas que prefiere ocultar su nombre.

La masificación, la estabilidad del profesorado -que amenaza con una huelga de celo en la corrección de exámenes- y la investigación son otras ofertas electorales.