El presidente del Poder Judicial pide en el Parlamento 954 jueces

La justicia es lenta pero buena, según Delgado

EL PAÍS, Madrid 28 de Junio de 2000
Javier Delgado Barrio, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), evaluó ayer en 954 las nuevas plazas de jueces necesarias durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso para presentar la Memoria de 1998, que actualizó con datos de 1999 y de los primeros meses de 2000. Delgado admitió que la justicia española es lenta, "pero tiene una calidad alta", aseguró.

El presidente del CGPJ explicó que con las 954 plazas de jueces que reclama se alcanzaría un total de 4.298, con lo que la relación sería de un juez por cada 9.000 ciudadanos, lo que nos aproximaría a las cifras de Italia o Francia.

En cuanto a las medidas transitorias recogidas en el plan de choque para la agilización de la justicia recientemente aprobado por el Gobierno, las valoró positivamente, ya que atenuarán temporalmente el problema, dijo, mediante el retraso de la edad de jubilación de los jueces y la reducción de la estancia en la Escuela Judicial.

Delgado reconoció que la lentitud sostenida es la nota dominante de la justicia española -dato que estimó compatible con la calidad-, pero resaltó que en la jurisdicción contencioso-administrativa, que tradicionalmente acumula el mayor atasco, la entrada en funcionamiento de los nuevos juzgados unipersonales ha permitido que en los primeros cinco meses de este año hayan resuelto 15.000 asuntos más de los que ingresaron.

En materia disciplinaria, el presidente del CGPJ llegó a la conclusión de que los jueces ofrecen un alto grado de cumplimiento de sus deberes a partir del hecho de que de un total de 1.454 denuncias recibidas en 1998, sólo 42 desencadenaron expediente disciplinario, y de éstas, sólo 21 terminaron en sanción.

Delgado informó de que España ocupa en la UE el puesto 12 en cuanto a credibilidad de su justicia, por delante de Francia, Italia y Bélgica.