Miércoles, 28 de marzo de 2001

Los rectores creen que la reforma universitaria cercena su autonomía

El PSOE presentará una ley alternativa en el plazo de un mes

N. C. / S. P. D. P.

Las profundas reformas educativas anunciadas por Aznar con las que se pretende, entre otros objetivos, dar un giro radical al modelo universitario desató ayer una fuerte polémica. Los rectores temen que se fomente el 'control político' sobre las instituciones académicas y critican el 'oscurantismo' del Gobierno en este proceso. El PSOE anunció ayer que presentará una ley alternativa a la comunidad educativa dentro de un mes.

El rector de la Universidad de Valencia, Pedro Ruiz, reprochó en primer término la 'falta de consideración' del presidente del Gobierno al anunciar el pasado lunes una reforma de gran envergadura 'sin plantearla ni consultarla con los afectados', lo que ha generado 'absoluta desorientación'. Aznar reveló en Valencia que la ley universitaria busca, básicamente, dos objetivos: 'cambiar los órganos de gobierno' y someter a las universidades a 'una efectiva rendición de cuentas ante la sociedad'.

Ruiz considera que 'la universidad es la institución pública que rinde cuentas a la sociedad más que ninguna otra Administración pública, por la cantidad de controles y auditorías que recibe'. El rector valenciano denunció que 'en la actualidad las intituciones académicas padecen una falta de planificación absoluta por parte de los poderes públicos, que se suple con propuestas incoherentes e intentos de control político', como por ejemplo, el polémico anteproyecto de ley de consejos sociales que tramita el Gobierno valenciano, en el que se blinda el exceso de representación política y de los sectores económicos y se aumentan sus competencias.

El rector de la Universidad de Castellón, Fernando Romero, cuestionó el 'control ideológico' y advirtió que 'el mecanismo para regular 'el binomio autonomía-rendición de cuentas pasa por arbitrar un debate profundo y una reflexión alejada de todo control político'.

El presidente de la CRUE, Saturnino de la Plaza confió en que la reforma del ministerio 'no vaya en la línea de cercenar la autonomía universitaria reforzando las competencias de los consejos sociales'. El proyecto valenciano, explicó 'va en contra de uno de los pilares de la autonomía universitaria, como es la autogestión económica y financiera'. De la Plaza confirmó que la ministra Pilar del Castillo 'se inclina por mantener los consejos sociales' y adelantó que 'éste será el punto más crítico de la ley universitaria'.El PSOE se opondrá 'tajantemente a la ley de consejos sociales valenciana' y presentará en el plazo de un mes una ley universitaria alternativa al proyecto del Gobierno 'que respetará la autonomía universitaria y contemplará medidas efectivas para combatir la endogamia', manifestó ayer la secretaria federal de Educación, Carme Chacón.

Los socialistas criticaron a Aznar por 'regañar a la comunidad escolar sin recordar que todos los informes oficiales señalan que la educación ha mejorado' y denunciaron que 'el Gobierno programa reformas con un gran oscurantismo, sin convocar a la Conferencia Sectorial de consejeros y sin tener en cuenta que la mayoría de la gestión de la educación española no pertentece al PP', añadió Chacón.

También los sindicatos CC OO, UGT y STEs rechazaron en bloque el 'oscurantismo' y 'falta de transparencia' del Gobierno en todo el proceso de elaboración de leyes y reformas.