TRANSGÉNICOS CON NOMBRE Y APELLIDOS

El conglomerado EuropaBio, que agrupa a las principales multinacionales de la alimentación que utilizan cultivos transgénicos o productos derivados de los mismos que operan en Europa (Monsanto, Novartis, etc.) encargaron un estudio a la consultora Burston-Mastellers para responder a la marea creciente de ecologistas, agricultores, consumeristas, etc., que atacan los transgénicos. Una de sus conclusiones es rotunda: hay que romper la cadena, a la gente puede caerle mal que una multinacional de nombre raro les quiera vender productos de cuya inocuidad no están seguros; pero lo que es mortal para el lobby de los transgénicos es que la gente sepa exactamente qué productos de consumo los utilizan, porque ése es el eslabón débil de la cadena. Hablaremos más de los transgénicos en Corriente Alterna, pero para ir abriendo boca, ahí va una lista de productos de alto consumo que utilizan almidón o lecitina procedente de maíz o soja genéticamente modificados, para que les demos donde más les duele: no comprándolos, alertando a la gente que conocemos sobre los peligros que implica la inaplicación del principio de prevención en su cultivo y sobre la incidencia que tiene en el expolio y la dependencia del Sur:
CALVÉ: Todas las salsas y bechameles
DHUL, YOPLAIT, PASCUAL, CLESA, RENY PICOT, DANONE: Natillas
PALADÍN: chocolate a la taza
ROYAL: Cacao a la taza, natillas instantáneas, Ritmuss, postre cremoso, arroz con leche, crema catalana
MANDARÍN: Mousses
GALLINA BLANCA: Vichyssoise, cremas de pollo y de champiñón
UNCLE WILLIAM: Salsas
ORLANDO: Ketchup
HEINZ: Todas las salsas
MAGGI: Salsa Top2
YBARRA: Salsas ligera y de roquefort
FRUDESA: Croquetas de pollo y Paninis
LA COCINERA: Canelones, escalopes, pollo, pizza, lasagna
FINDUS: prácticamente todos los productos
MAHESO: Canelones, Rollitos y lasagna
EL DÁTIL: Cacao a la taza
PRINGLES: Patatas fritas
GREFUSA: Papa Delta
KRAFT: Mayonesa y salsa extra ligera
OLD EL PASO: Nachos
McDONALD´s: Todas las salsas
La clave: si tenéis vista microscópica, leed en la etiqueta si contiene Almidón modificado o maíz genéticamente modificado o lecitina de soja modificada.
Venga, no os deprimáis: las natillas, caseras; las croquetas, de lo que sobró del cocido; el arroz con leche, con arroz y con leche; las patatas fritas, las de la churrería; además, se puede tomar como una batalla más de la larga guerra contra la globalización del capital. Que os aproveche.