Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Del cálculo numérico a la creatividad abierta

Gumersindo Villar García-Moreno 1 de Junio de 2012 a las 14:52 h

Desde el primero de junio hasta el 12 de julio permanecerá abierta en el Centro Arte Complutense la exposición Del cálculo numérico a la creatividad abierta, que se propone sumergir al visitante en el ambiente y actividad de los años dorados del Centro de Cálculo, que se extendieron entre las décadas de los sesenta y ochenta.

La muestra presenta el CCUM (Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid) "como un foco productor de patrimonio de todo tipo (artístico, científico y literario)", en palabras de su comisario, Aramis López Juan, y como un generador de distintas líneas de investigación, en algunos aspectos todavía vigentes.

En este último sentido de producciones inmateriales, y desde un punto de vista estrictamente biblioteconómico, es necesario recordar que en el CCUM se gestó un prototipo de software para automatización de bibliotecas impulsado por Ernesto García Camarero y Luis Ángel García Melero, director y bibliotecario, respectivamente, del Centro. Este proyecto, pionero en su género, y llamado a llenar un vacío nacional, pudo haber desembocado en un modelo de informatización para el entonces invertebrado sistema bibliotecario español, de no haberse visto frustrado en su fase de implantación y desarrollo por cambios en la política universitaria del momento.

Pero además de todo ese patrimonio intangible, el Centro de Cálculo produjo muchos experimentos que pueden verse en esta exposición: avances en el terrerno de las artes plásticas, musicales, de la arquitectura y de la lingüística. Los resultados de esta colaboración entre científicos, artistas, profesionales e informáticos se exhiben aquí junto con la maquinaria que los hizo posibles. Y en esto se produce un interesante contraste porque los ordenadores parecen muy antiguos y sus outputs, mucho más modernos.

La exposición abunda, de inicio a fin, en juegos y guiños que ilustran un momento fundacional de la informática que tenía un carácter lúdico y explorador. Todas las piezas reunidas y las obras de artistas como Javier Seguí, José María Iturralde y Luis Alexanco reflejan esta libertad.

Volviendo a las bibliotecas, la de Informática participa en la exposición con el préstamo de un millar de volúmenes que tratan de reproducir cómo pudiera haber sido la Biblioteca del Centro de Cálculo de aquella época. Esa biblioteca se cerró definitivamente en 1995 y permaneció inaccesible hasta que sus fondos se integraron en la Biblioteca de Informática en 2003.

Una de las aportaciones de la Biblioteca es el antiguo libro de registro donde se anotaban las adquisiciones bibliográficas. Se trata del clásico dietario apaisado con hojas pautadas y, además, escrito con letra de pendolista. Su presencia sirve para anclar todo ese universo de innovación en los tiempos adversos en que realmente se originó. La distancia que separa este memorial y las piezas que lo rodean es tal que produce el efecto de convertir esa simultaneidad en casi imposible.

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Gumersindo Villar García-Moreno

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]