Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Lecturas (agradablemente) ahumadas

Javier Pérez Iglesias 11 de Febrero de 2009 a las 08:55 h

María Jesús, me han encantado tus comentarios sobre Voces de humo y me han revuelto una lectura que hice hace unos meses y sobre la que quería comentar en el blog. ¡Y es que en el libro que yo traigo el humo está en el título y el tren es el hilo conductor del discurso! En fin, como decía Fred Astaire, en no me acuerdo qué película, "casualidad llaman los tontos al destino".

Los trenes recorren todo el siglo XIX convirtiendo el mundo en un lugar cada vez más pequeño y creando una intensa sensación de velocidad y modernidad.

Mucho se ha estudiado la relación entre el ferrocarril y el avance del capitalismo o entre aquel y la explotación colonial de otros pueblos (por parte de los rostros pálidos).

Pero en el libro que quiero comentaros, Pintura de humo, de lo que se habla es de la relación entre los trenes y el mundo del arte, especialmente con la pintura. La autora, Rocío Robles Tardío, ha realizado una tesis doctoral sobre este mismo tema, Episodios de la abstracción del arte a ritmo de tren, que está disponible, para todo aquel que quiera consultarla, en el Archivo Institucional E-pritns Compluten. La tesis tiene mucho interés pero en Pintura de humo tenemos el aliciente de que está escrito para que cualquiera disfrute, con un estilo impecable y una manera de afrontar el asunto, con rigor pero sin academicismos, que hace su lectura tan agradable como provechosa.

A partir de la obra de los impresionistas, se engarzan los cambios que ocurren en el arte moderno con las transformaciones que acontecen en la técnica y la vida diaria. Algunas de las cosas de las que habla Rocío Robles ya las conoce cualquiera que haya estudiado Historia del Arte pero aquí, vistas a través del hilo conductor que dibuja el humo de las locomotoras, adquieren otra dimensión.

En este libro, que tiene 130 páginas, hay un enorme esfuerzo de síntesis. La autora ha consultado muchísimas fuentes de la época y ha sabido servirse de la erudición para crear un relato lleno de anécdotas jugosas. Es muy curioso, por ejemplo, leer las noticias, entresacadas de periódicos y revistas, sobre los peligros del tren o sobre la nefasta desaparición de las distancias y la alteración del tiempo. ¡El siguiente paso es llegar a la luna!, dicen los horrorizados cronistas de la época. El ferrocarril se equipara a otros excitantes que hacen la vida más entretenida pero también más peligrosa. Así, fumar en el tren se convierte en lo más de lo más para los modernos.

En el libro se crea un paralelismo entre la propaganda que se construye alrededor del ferrocarril y la que tejen los propios artistas sobre sí mismos y su obra. Los impresionistas se dotan de un programa, pero también de mecanismos económicos y de organización, para asaltar la Academia. Es muy divertido, e ilustrativo, seguir el discurso de Rocío Robles y ver como se va tejiendo esa complicada relación entre dinero, argumentos literarios y justificaciones intelectuales que es el arte actual. Los gérmenes de todo lo que conocemos estaban ya a finales del XIX.

En medio de un panorama de creciente velocidad, de desarrollo industrial, de aparente progreso ilimitado, la pintura se desvanece, envuelta en el humo de las estaciones y en la estela que se pierde en la lejanía de los campos.

No solo es un libro para disfrutar con la lectura del texto porque está también lleno de imágenes. Hay una gran cantidad de fotografías, grabados y reproducciones de pinturas (en color y blanco y negro) que ilustran el discurso y permiten comprobar las argumentaciones sin acudir a otras fuentes. Por si esto fuera poco, el formato es adecuado para transportarse en el bolsillo y leerse en el vagón (del metro).

Además, el humo sigue animando la pintura.

¡A gozar con las volutas!

Pintura de humo de Rocío Robles Tardío, está publicado en la editorial Siruela (2008) dentro de la colección La Biblioteca Azul, serie mínima.

Javier Pérez Iglesias

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Javier Pérez Iglesias

Comentarios - 7

kekin

7
kekin - 25-04-2009 - 03:43:39h

roxirusesu

xb43456

6
xb43456 - 25-04-2009 - 03:43:24h

afe00a | [url=http://0655b8.com]a50d3b[/url] | [link=http://90bc23.com]b33963[/link] | http://1f46d1.com | 657416 | [http://b36b3a.com e182f5]

Alberto Pina

5
Alberto Pina - 16-02-2009 - 11:16:10h

El libro me ha parecido muy ameno e interesante. Entre todos los temas que trata en un momento tan interesante de la historia reciente del Arte, creo que es especialmente revelador en estas fechas de Ferias (donde estamos y de donde venimos ) todo lo referente a la estructura comercial y el planteamiento capitalista de los tan queridos (por aficionados y burgueses coleccionistas) pintores impresionistas.
Es curioso recordar lo reaccionarios y patriotas de algunos de ellos ( Degas por ejemplo) o lo prudentes o cuando menos "pasotas" que fueron en momentos clave de su historia (La Comuna). Es curioso también la mala opinión que tenían sus propios compañeros de grupo, de Pisarro, el único que era un poco más progresista , . Hay muchas cosas de hoy que podemos entender mirando tan solo un poco al pasado. se repite todo tanto.
Os recomiendo un libro muy bonito. Quizá difícil de encontrar. Las cartas de Pissarro. Ni recuerdo el título exacto y la editorial creo que es Alianza. Pero en muchas bibliotecas públicas está. O estaba cuando lo leí. Un saludo a todos. Lectores!

Ana

4
Ana - 15-02-2009 - 20:27:05h

Y mi sugerencia para los apasionados de trenes y locomotoras, "Locomotive symphonie" del citor húngaro Lászlo Sáry.

Javier Pérez Iglesias

3
Javier Pérez Iglesias - 11-02-2009 - 10:39:50h

María Jesús, tiene gracia que yo, un ex fumador recalcitrante, que disfruta como pocos de los aires limpios, esté tan literariamente ahumado últimamente.
Resulta que la revista Litoral ha publicado un monográfico, titulado “Humo en el cuerpo”, cargado de cuadros, fotos, poemas, cuentos, ensayos y comentarios para mayor gloria del humo tabaquero. No coincido, en absoluto, con la apología del cigarrillo que se hace en muchos de los artículos. ¡Como si fumar fuera el acto más elevado de libertad! Lo que ellos consideran persecución del fumador a mi me parece respeto a los que no queremos tragar humo. Está muy bien que se quieran sentir Bogart o Marlene (aunque a píe de calle no comparto el glamour de los dientes sucios y el aliento cargado) pero son cosas que uno debe hacer en la intimidad de sus aposentos, o al aire libre, pero no en el mismo espacio de los que no fuman.
En todo caso, más allá de los discursos reivindicativos del vicio fumador, es un número estéticamente muy bonito, como suele ocurrir con Litoral, da para algunas lecturas gozosas y sirve para seguir con esta estela de humo que inauguró MJ del Olmo.
Por cierto, ayer me compré "Voces de humo" y lo tengo en el disparadero para este fin de semana:

Esther Revuelta

2
Esther Revuelta - 11-02-2009 - 10:35:25h

Un día lo estuve ojeando en El Prado, me atrajo por su buena edición y atractiva selección de imágenes. Destacaba del resto de cosas que se venden en esa triste tiendita, "descolocada" en mitad de la nada de la ampliación del museo. El texto lo empecé a leer y lo fiché. Si tan buena crítica tiene de usted cuyas lecturas sigo y a esto se suma que está escrito por Rocío Robles. Ya es lectura segura. Gracias por recordármelo
Saludos

mariajesus del olmo

1
mariajesus del olmo - 11-02-2009 - 10:32:51h

!Muy interesante libro! y utilizar un hilo conductor tan tenue y contundente a la vez como el humo me parece un acierto increíble. Por cierto, os aviso de otra curiosa coincidencia ahumada: a finales de diciembre vi el anuncio de la primera novela de Gonzalo Manglano que se titula nada menos que Crónicas de Humo, vamos a tener que leerla. Y digo, ¿no será todo esto un contubernio de los fumadores recalcitrantes que aún quedan para restaurar el buen nombre del humo?


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]