Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Leer en la escuela durante el franquismo

Carlos Lombas 27 de Marzo de 2009 a las 11:55 h

La aún no superada distribución del tiempo dedicado al estudio del dios cristiano arrastra su estela desde 1938 hasta hoy.


Un profundo manejo de los privilegios eclesiásticos a través de la protección del estado para obrar sobre la vida de los españoles durante la dictadura de Franco, han colocado a la educación dentro una sima, que después de la década de los años 70 adolece de las huellas de una doctrina reaccionaria, equiparable a las estalinistas.

 

Clavando decretos, el franquismo encerró la enseñanza entre crucifijos y procesiones, reglas de madera y azotes, ilustrándolo todo bajo la unidad de España, en unos libros de tacto áspero y monocromático cuyos contenidos diluían la realidad con beatíficos ejemplos, dibujos con cabezas inclinadas o erguidas, siervos y héroes, con o sin hábitos, pero todos adictos al régimen. Partiendo de un altísimo índice de analfabetismo, convirtieron la lectura y la escritura de sus manuales en caligrafía pautada impartiendo en amplios horarios el ancho fervor de padres y maestros.

Los libros escolares como material histórico pasan a ser parte de estudio por los investigadores partiendo del objetivo ideológico de los poderes en cada etapa histórica. En cada época la sociedad pide que se enseñe en la escuela lo que el sistema dominante quiere.

Analizar los que utilizamos en cuatro decenios franquistas, es la aportación a la historia de la educación de este manual de Carlos Sánchez-Redondo Morcillo, que va entonando las escalas hasta llegar al actual período de higiene educativa.

En huella queda aquel prospecto legislativo de 1953 que prescribía un entorno épico de unidad nacional moral circunscrito a un espacio geográfico de católico territorio, orgullo de la unificación de España, por el Cid pasando por "la gesta numantina" para Isabel y Fernando.
Aquella letra que con sangre entraba, orlada con estampas éticas ligadas a santos y vidas ejemplares, separando a niños y niñas por virtudes y predestinaciones, él al trabajo ella a ser sólo madre, estaban cargados de personalismos que nos hacían identificarnos con el personaje del texto, aprobado por el gobierno.
¿Estamos limpios? Pregunta que perdura.

Este libro se parte en cuatro, analizando las ideas pedagógicas de las etapas del franquismo. La década de los cuarenta, guerra y posguerra, depurando a los maestros, los libros, los folletos, todo lo que tuviera que ver con el periodo educativo republicano, y por tanto llevando a la escuela las esencias del ejército, la patria y la cruzada católica. Se izan las tradiciones, la lengua nacional se exige y la censura draconiana mata el laicismo, la coeducación, y la enseñanza de las lenguas cooficiales. En los cincuenta aparece la lista de libros que se han de leer, delimitando los contenidos, y las leyes que consolidaron el bloque educativo obligatorio en la escuela. Y en esos dos decenios siguientes se asienta la cartilla de lectura, la enciclopedia oficial, el catón del poder con adenda para un eficaz castigo del educador que no lo aplicase.

 

Editoriales como Magisterio Español y Escuela Española, hacían libros escolares de autor, de gran durabilidad, con tapas de cartón y cosidos, de muy bajo costo y con ilustraciones en dos primeras décadas en tinta negra, y luego aparecen algunas fotografías e ilustraciones en color, siempre como decoración ejemplificadora, rodeada de textos narrativo-descriptivos o diálogos, con un claro lenguaje diferenciador para los niños y las niñas. Todos ellos con la aprobación estatal y de la iglesia católica redentora.

 

El libro nos pone en el centro de la historia de esa dura etapa educativa con tan abundante bibliografía analizada, que despunta por todas partes el contexto social, las ideas explicitas o implícitas del régimen, y los contenidos que condicionaron la vocación y el desarrollo intelectual de maestros y alumnas/os que viven, enseñan y gobiernan entre nosotros.
Esta dirección, os refrescará la memoria: http://www.uned.es/manesvirtual/ExpoTema/sentim/lec_sentim01.html

 

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Carlos Lombas

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]