Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

Rota antología nueva

Andoni Calderón Rehecho 21 de Marzo de 2011 a las 16:57 h

Desde hace mucho tiempo León Felipe forma parte de mi acervo personal, por ejemplo con un mi abuelo que ganara una batalla, la piedra pequeña como tú cantada por Paco Ibáñez o los gritos de angustia del hombre ahogados con cuentos (ver poema final). Por eso cuando se planteó la iniciativa de este día, decidí leer y comentar Nueva antología rota recién entregada con un periódico de fin de semana.

Abarca desde Versos y oraciones de caminante (1920) hasta 1967, con un poema/carta dirigido a Franco como verdugo de Grimau.

El León Felipe que siempre ha recordado es un poeta directo y claro, muy ligado al hombre llano; aunque en algunas partes de esta antología lo he sentido más opaco. Utiliza temas recurrentes, como D. Quijote, Prometeo, Dios/Cristo, el sueño o el Viento ("es quien nos mueve y nos empuja, quien nos trae y nos lleva sin descanso en este trasiego incesante de la Vida"), que está en todas partes. Prometeo es el poeta que trae la luz/poesía (sistema luminoso de señales). Ésta también es objeto de sus desvelos y se convierte en protagonista de sus versos. Como ejemplo, estos que -no entiendo por qué- siempre he pensado que pertenecían a Juan Ramón Jiménez:

Deshaced este verso.
Quitadle los caireles de la rima,
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía,
eso,
será la poesia.

Y por supuesto España, finalmente tomada por el lobo, vista desde dentro y desde el exilio en el que vivió (y murió) 30 años.

Franco, tuya es la hacienda,
la casa
el caballo
y la pistola.
Mía es la voz antigua de la tierra.
Tú te quedas con todo y me dejas desnudo y errante por el mundo...
Mas yo te dejo mudo... ¡mudo!
y ¿cómo vas a recoger el trigo
y alimentar el fuego
si yo me llevo la canción?

Donde me encuentro con el León Felipe que más fácilmente identifico es al principio y hacia el final de la antología donde tenemos por ejemplo dentro de Un signo... ¡Quiero un signo!:

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen los cuentos...
Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos...
Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos...
Que los huesos del hombre los entierran con cuentos...
Y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos...
Y sé todos los cuentos.

Para despedirnos un último apunte. Algunas bibliotecas tienen nombre propio (como la nueva Biblioteca María Zambrano). La Biblioteca de la Facultad de Farmacia es una de ellas. Su nombre: Biblioteca León Felipe (farmacéutico).

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Andoni Calderón Rehecho

Comentarios - 1

Carlos González

1
Carlos González - 31-03-2011 - 18:56:10h

Gracias por tu post. Como para ti, también para mí León Felipe forma parte de mi historia y de mi vida.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]