Inicio Biblioteca Complutense Catálogo Cisne Colección Digital Complutense

En la cima del mundo

Pilar Gómez Bachmann 29 de Mayo de 2009 a las 09:48 h

En 1988 Alec Le Sueur tenía veinticinco años y su trabajo en un hotel en París se le había hecho monótono: quería ver mundo. Pensó que la mejor manera de hacerlo sería conseguir un puesto en un establecimiento de lujo en Asia. Pero su experiencia no era mucha y su única oferta fue un empleo como director de ventas en el Hollyday Inn de Lasa, en el Tibet. Joven, atrevido y seducido por imágenes de cimas inhóspitas, castillos inexpugnables y palacios mágicos, aceptó lo que le ofrecieron.

 

El periplo de su nueva vida comienza en China; no hay vuelos directos a Lasa  y no tiene más remedio que hacer escala en Chengdu (Sichuan). Ya tenía cierta experiencia con la burocracia y el carácter de la China maoísta por sus líneas aéreas, pero poco se imagina lo que le espera: nada menos que una lucha constante por mantener un hotel occidental en un país invadido por una potencia extranjera comunista, devastado por la miseria y con uno de los climas más extremos del mundo.

De forma muy divertida Le Sueur nos relata el choque, a menudo cómico y chusco, pero también amargo y triste, entre el carácter oriental y el occidental. Así, a pesar de contar con la mejor lavandería de China occidental, la ropa se lava en el río, las camareras barren con escobas porque los aspiradores se han estropeado (no saben que hay que cambiar las bolsas y nadie se lo ha dicho) y ¡qué manía la de los occidentales con el orden en el que hay que servir los platos en el comedor!

 

En su relato, el autor, no pretende otra cosa que contarnos sus peripecias durante su estancia en Tibet. No busca estudiar las condiciones sociales o políticas y, efectivamente, su narración se ciñe casi exclusivamente al hotel, los clientes, sus compañeros, los directivos chinos; pero Le Sueur posee una gran percepción y las pinceladas que da sobre la situación del país son excelentes. No en vano pasó cinco años en Lasa y vivió momentos memorables. En su opinión, existen dos tipos de extranjeros en el Tibet: "Algunos expatriados sucumben a la altura los primeros días. Otros que llegan con expectativas equivocadas se marchan sin siquiera deshacer el equipaje" Pero él, él sobrevivió. Se enamoró de Tibet.

Bookmark and Share
Ver todos los posts de: Pilar Gómez Bachmann

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]