Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 21 de noviembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Abre los ojos (1997)

España, Francia, Italia, Sogecine, 1997

En la celda de un psiquiátrico penitenciario, un joven de veinticinco años (César) empieza a relatar a su psiquiatra (Antonio) los hechos que, según él, le han llevado hasta allí...
Heredero de una considerable fortuna, bien parecido, con éxito entre las mujeres, César es un muchacho al que la vida sonríe. Una noche, su mejor amigo, Pelayo, le presenta a Sofía. César se enamora de ella al instante, y no tiene el menor reparo en quitarle el ligue a su amigo.
Tampoco le resulta difícil. Al parecer Sofía y él conectan perfectamente.
Pero esa misma noche, César se encuentra con Nuria, una chica aferrada a él de un modo obsesivo y casi enfermizo. César intenta desembarazarse de ella, pero finalmente acepta que lo lleve a su casa en coche. Nuria, deshecha por los celos se lanza por un precipicio con César a bordo. Tras el accidente, ella muere y él queda completamente desfigurado.
Pasan los meses, y los cirujanos, a pesar de la fortuna que César, convertido ahora en un monstruo, invierte en ello, son incapaces de reconstruir su rostro. Un día, César, se encuentra con Sofía a quien no había visto desde la noche del accidente. La actitud de ella ya no es la misma: Lo rehuye, ni siquiera es capaz de mirarle a la cara.
César se da cuenta de cómo el cambio de aspecto físico -algo que siempre fue a su favor- puede arruinar completamente su vida. Amargado y sin esperanza, se emborracha y acaba durmiendo tirado a la calle. Sin embargo, a la mañana siguiente las cosas empiezan a mejorar de improviso: Sofía vuelve a él, arrepentida, asegurando que lo quiere. Y días más tarde, los médicos le garantizan que pueden devolverle su antiguo aspecto físico, por medio de una nueva operación poco menos que milagrosa.
De nuevo la vida le sonríe; pero una noche Sofía, desaparece, y ante el estupor y la indignación de César, Nuria, a quién creía muerta, se presenta en su casa afirmando que ella es Sofía. La situación adquiere tintas de pesadilla cuando César se ve incapaz de convencer a la policía de que Nuria, a la que ha denunciado, es una impostora. En realidad, ella tiene su documentación en regla y acredita que es Sofía.
Incluso Pelayo le da la razón. A partir de entonces, César, desesperado, dudará de su propia cordura, considerará la posibilidad de que todos estén conspirando contra él, e, incluso, acudirá consoladoramente a la idea de que todo sea un mal sueño...

 

NOTA DEL DIRECTOR


"Imagina que un día te levantas por la mañana sales a la calle, no hay nadie, llegas a la Gran Vía de Madrid, por ejemplo, y está absolutamente vacía, estás sólo en el mundo. Eso es lo que se puede sentir a lo largo de ABRE LOS OJOS" (A. Amenábar).
"ABRE LOS OJOS habla sobre la alienación. Sobre todas las alienaciones. ¿Qué sabemos de lo que nos rodea? ¿De cuántas maneras diferentes se puede percibir una misma realidad? En este sentido ABRE LOS OJOS es para mí, más que nunca, un reto en lo que respecta a la colocación de la cámara, al punto de vista a adoptar como director. Jamás había dudado tanto sobre mi papel como observador.
En esta película se habla mucho sobre las apariencias, sobre lo que creemos que es real o no. Todo lo que ocurre en la película está siempre en la mente del personaje que interpreta Eduardo, que además está recluido en un psiquiátrico penitenciario. Pero, ¿quiénes son todos los demás personajes? En esta historia se plantean un montón de preguntas que se responden sólo al final.
César, es un personaje con varias personalidades. Se mueve al menos en una dualidad, hay un triángulo que serían Nuria, Sofía y César. Nuria para César representa el deseo, la pasión, la inestabilidad, la aventura. Y Sofía representa absolutamente todo lo contrario, la estabilidad, la ternura.
De alguna manera puede decirse con humor que César, el personaje que interpreta Eduardo Noriega en ABRE LOS OJOS, es un castigo al personaje pijo que interpretaba en TESIS, como decía José Luis Cuerda, es un personaje al que le ponen en jaque su personalidad.
Lo que podría haber sido una amable comedia de enredo se convierte en la peor de las pesadillas. ABRE LOS OJOS es un thriller con muchos elementos: amor, suspense, terror, ciencia ficción...
En esta película la emoción está desde que arranca la historia, cuando ves que se tienen que separar y no quieren... La película ha quedado mucho más emocionante que el guión. A ello han contribuido los actores, la fotografía, la música...
Muchas veces hemos tenido la sensación de que ya hemos vivido algún momento y lo que yo pregunto es: ¿Y si realmente ya lo hemos vivido?".
Alejandro Amenábar


FICHA ARTÍSTICA
Eduardo Noriega César
Penélope Cruz Sofía
Chete Lera Antonio
Fele Martínez Pelayo
Najwa Nimri Nuria
Gerard Barray Señor de T.V. / Man on T.V.


FICHA TÉCNICA


Producción / José Luis Cuerda
Productores ejecutivos / Fernando Bovaira - José Luis Cuerda
Productores Asociados:  Ana Amigo, Alain Sarde, Andrea Occhipinti, Alejandro Amenábar, Mateo Gil
Director de Producción / Emiliano Otegui
Director de Fotografía / Hans Burman
Director de Arte / Wolfgang Burmann
Director de Sonido / Goldstein & Steinberg
Montaje / María Elena S. de Rozas
Vestuario / Paca Almenara
Maquillaje Mariano Marín
Música / Alejandro Amenábar

Género al que pertenece la obra: Guión
Bookmark and Share

Comentarios - 1

Javier Valladolid Antoranz

1
Javier Valladolid Antoranz - 12-04-2011 - 23:17:23h

Es una magnifica pelicula. Al verla en la tele hace varios años eché en falta que en la mayoria del cine español hicieran peliculas tan interesantes y tan imaginativos.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias