Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 6 de diciembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La mente, la memoria y el uso de móviles

Creo no ser el único que utiliza el móvil para apuntar cosas. Allí tengo desde la clásica lista del supermercado, tareas a realizar y las anotaciones varias. Estas últimas son tan variopintas que siempre olvido que las tengo anotadas.

Lo cierto es que he notado que mi memoria ha empeorado si la comparo con momentos previos a la irrupción de los smartphones. Busqué información en internet y me he topado con varios estudios interesantes donde lamentablemente corroboraban mi hipótesis: el uso de móviles perjudica la memoria.

Al encontrarme con ello, me propuse dejar de depender de la tecnología para apuntarme cosas. Ahora tomo un lápiz y papel para dejar anotado todo. Por otra parte, me estoy proponiendo una serie de retos diarios para ejercitar mi memoria.

Retos fáciles para el cerebro

El cerebro es vago. Sí, así de claro te lo digo. Cuando no te esmeras en hacerlo trabajar él se queda muy plácidamente descansando. La única manera de tenerlo en forma es obligándolo a trabajar. Al principio te puede costar un poco pero luego de la primera semana verás que cada vez es más fácil.

El primer reto que me he propuesto fue dejar de hacer una lista de productos para comprar en el supermercado. Me esfuerzo por memorizar todo aquello que preciso. Como te imaginarás las primeras veces fui un verdadero desastre. Olvidé una buena parte de lo que precisaba comprar.

Como me imponía el castigo de retornar al supermercado a comprar todo aquello que olvidaba mi cerebro comprendió que era mejor prestar atención y guardar esa información.

Un mes después de iniciado el plan puedo retener en mi mente la lista completa. Serán unos 20 productos aproximadamente.

El segundo reto es no abusar de google cuando debo buscar algo. Si no sé el significado de una palabra, acudo a mi biblioteca y utilizo un diccionario para solventar mi duda. Te puedo asegurar que los resultados son evidentes. Las palabras cuyo significado lo busqué en un diccionario quedaron grabadas en mi mente. Aquellas palabras para las cuales utilicé google para entender qué eran se han borrado.

¿Te preguntarás por qué sucede esto? Porque el cerebro comprende que es mucho más cómodo buscar en Google que hacerlo mediante un diccionario físico. Entonces se esfuerza por mantener en la memoria aquellas palabras cuyo significado le ha costado más conseguir.

Sé que suena complicado pero sería muy bueno para tu cerebro que encuentres la manera de hacerlo trabajar de manera cotidiana. No le brindes información fácil, haz que este se esfuerce. Deja que tu materia gris trabaje te traerá muchos beneficios.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias