Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 3 de julio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué es el acoso sexual o ‘molestation’?

acoso sexual

Cuando se trata de abuso, hay muchos términos que pueden usarse para identificar los diferentes tipos de agresiones que pueden atentar contra la dignidad y el espacio personal de una persona. El acoso sexual, conocido en inglés como 'molestation', es solo uno de ellos.

Según las estadísticas de diferentes organismos, el acoso sexual ha registrado una cantidad de casos alarmante a nivel mundial. 

En el caso de Europa, por ejemplo, a través de una encuesta realizada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en 2014, se pudo conocer que entre el 45% y el 55% de las mujeres de la Unión Europea han sido víctimas de acoso sexual desde los 15 años de edad.

Por otro lado, en Medio Oriente y el norte de África, entre el 40 y el 60% de las mujeres han experimentado algún tipo de acoso sexual en las calles, en su mayoría relacionados con comentarios de alto contenido sexual, persecuciones y miradas fijas o morbosas.

Para evitar que las cifras de este tipo de abuso sigan creciendo, es importante que la población conozca realmente la definición de acoso sexual, para que así sepan cómo detectarlo y en dónde se puede denunciar, en caso de llegar a ser víctima de esta agresión sexual.

 

¿En qué consiste el acoso sexual?

El acoso sexual es un tipo de abuso que engloba todas las acciones que no requieren de contacto físico, pero que aún así atentan contra la integridad de una persona, como por ejemplo comentarios sexuales sobre alguna parte del cuerpo, silbidos, petición de favores sexuales, miradas morbosas, seguimiento y persecución, entre otros.

Además, también existen algunos casos en los que puede haber contacto físico, pero sin llegar a la penetración sexual. Estos casos pueden incluir tocamientos en partes íntimas, pellizcos o roces contra una persona de una forma sexual.

Según las estadísticas, este es uno de los tipos de abuso más comunes a nivel mundial, llegando a afectar a una enorme y preocupante cantidad de personas sin distinción de sexo ni género.

 

¿Cuáles son los tipos de acoso sexual que existen?

Dentro del acoso sexual se pueden diferenciar tres tipos de acoso diferentes, los cuales pueden manifestarse de diferentes formas y a través de distintas actitudes que puede atentar contra la integridad de una persona.

Los principales tipos de acoso sexual que se pueden identificar son los siguientes:

  • Agresión sexual en el trabajo

El acoso sexual en el trabajo, conocido también como coacción sexual o acoso 'quid pro quo', se refiere a aquel que se realiza en un entorno laboral, en el que una persona, valiéndose de su posición de poder en una empresa, se aprovecha sexualmente de un empleado, incluso prometiéndole un ascenso a cambio de favores sexuales.

En los Estados Unidos, el diario The Washington Post y la cadena ABC llevaron a cabo en 2017 una encuesta en la que se consultó a mujeres trabajadoras sobre situaciones de acoso sexual que hayan presenciado en su área de trabajo.

El resultado de esta encuesta fue que al menos un tercio de las mujeres encuestadas afirmó haber sido víctima alguna vez de insinuaciones sexuales no deseadas en su lugar de trabajo, perpetradas por compañeros de trabajo superiores.

Además, el mismo estudio indicó que 6 de cada 10 mujeres que señalaron haber sufrido de acoso sexual en el trabajo, nunca lo reportaron a ningún supervisor o instancia legal.

  • Atención sexual no deseada

Otro de los tipos de acoso sexual que puede manifestarse en la actualidad, son los casos de atención sexual no deseada. Estos pueden incluir tocamientos, abrazos, caricias y besos sin consentimiento y con una connotación sexual.

Además, también son comunes los casos en los que una víctima es presionada constantemente para tener una cita o incluso relaciones sexuales con el perpetrador. 

El acoso sexual callejero también se encuentra dentro de este tipo de abuso, incluyendo los casos en los que una persona recibe comentarios de contenido sexual y morbosos, silbidos, sonidos de besos, tocamientos indebidos, masturbación pública, o incluso cuando es obligada a ver los genitales de una persona o contenido pornográfico.

La mayoría de estos casos suelen ocurrir en lugares públicos, muchas veces generando sentimientos de miedo y frustración en las víctimas. 

Según un estudio realizado en España, por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona, el 57% de las usuarias del transporte público indicaron haber sido víctimas de acoso sexual en alguna oportunidad mientras se dirigían a sus trabajos u hogares.

  • Comentarios sexistas

Por último, este tipo de acoso sexual se refiere más a comentarios que buscan ofender a una persona por su sexo, pero sin ningún tipo de interés sexual. Por ejemplo, comentarios o imágenes cuyo único propósito sea humillar o insultar a una persona por su cuerpo, su forma de ser o su apariencia física, como los casos en los que una mujer es llamada 'puta' o un hombre 'marica'.

Además, también están los comentarios despectivos alimentados por el pensamiento e ideas del sistema del patriarcado, como por ejemplo que las mujeres no están hechas para ser líderes y los hombres no deben realizar tareas domésticas ni cuidar a los niños.

Este tipo de acciones califican dentro del acoso sexual porque están basadas en el sexo de una persona, pero no por tener que ver temas de contenido sexual.

 

¿Cómo se relaciona el acoso sexual con el género de una persona?

Según varios estudios realizados por instituciones internacionales, los casos de acoso sexual suelen estar en su mayoría relacionados con el género de la persona acosada, por lo que suele considerarse también un acto discriminatorio.

En una investigación realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se indica que "el acoso sexual está indisolublemente ligado al poder y, a menudo, tiene lugar en sociedades que tratan a las mujeres como objetos sexuales y ciudadanas de segunda clase".

Y es que, a pesar de que los hombres también pueden ser propensos a sufrir de acoso sexual, las cifras mundiales visibilizan una amplia mayoría de mujeres que han sufrido de algún tipo de acoso sexual en un momento de sus vidas.

 

¿Qué debo hacer si soy víctima de acoso sexual?

Al sufrir un caso de acoso sexual, es importante que la víctima reaccione de inmediato y denuncie el caso ante las autoridades competentes, para así evitar que pueda convertirse en un posible caso de abuso sexual o violación.

En el caso de los Estados Unidos, una persona que sufra de acoso sexual puede comunicarse a la línea de emergencias 911 o reportar el hecho ante la comisaría local de la policía, para así denunciar el caso e iniciar una investigación contra el perpetrador.

También existen diferentes líneas telefónicas dispuestas a atender emergencias de abuso o acoso sexual, como por ejemplo las siguientes:

  • Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto (RAINN) al 1-800-656-HOPE (4673)

  • Línea de Crisis Nacional de Violencia Doméstica 1-800-799-SAFE (7233) o 1-800-787-3244 (TTY)

  • Si la víctima es un menor de edad: Línea Nacional de Abuso Infantil Childhelp USA: 1-800-4-A-CHILD (422-4453)

Además, también existen movimientos que día a día luchan contra todo tipo de abuso que ponga en riesgo la integridad y el bienestar de una persona, permitiendo que puedan compartir sus experiencias para evitar que el silencio fortalezca más el problema, y así evitar que las cifras de víctimas sigan creciendo a nivel mundial.

 

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias