Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 29 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cosas que debes saber sobre la donación de libros

Es muy común, para los que somos amantes de los libros, tener nuestra casa atestada de textos que hemos considerado interesantes durante algún momento de nuestra vida. Creamos nuestra colección recogiendo, comprando y hasta intercambiando diferentes reproducciones que adquirimos con el pasar de los años, indistintamente del motivo.

Sin embargo, llega un momento donde nuestra biblioteca personal se hace más grande que el espacio que tenemos destinado para ella. En este momento debemos tomar la decisión de deshacernos de algunas obras que ya hayamos leído o ya no sean de “utilidad”. No obstante, no los vamos a tirar al basurero, el mejor decreto es darles una segunda vida útil, por lo cual no hay mejor opción que donarlos a una biblioteca donde puedan ser disfrutados por diversas personas.

¿En qué consiste la donación de libros?

Se refiere a la acción de otorgar gratuitamente una serie de documentos o uno solo, para que puedan ser utilizados en las instalaciones de una biblioteca o centro de lectura.

Al donar libros, es una actividad que beneficia tano a las instituciones públicas encargadas de aportar conocimiento a los ciudadanos como a los donadores, los cuales pueden ser personas naturales como instituciones. Sin embargo, esta causa benéfica no es tan sencilla como se cree: ir a la biblioteca y llevar varios documentos para que puedan ser utilizados. Al contrario, existen una serie de parámetros que deben ser respetados para que los libros puedan ser aceptados y estar en disponibilidad para que otros usuarios puedan hacer uso de ellos, gratuitamente.

Pasos a seguir para una donación segura

A pesar de que las bibliotecas siempre son agradecidas por las diversas donaciones para agrandar su colección de textos, debes prever ciertas pertinencias. Debes acatar al pie de la letra cada una de estas indicaciones para que tus libros puedan ser aceptados en estas instalaciones y el proceso sea lo menos tedioso posible. Esta lista te facilitará el trabajo a la hora de obsequiar tus preciados documentos:

  1. No todos los libros serán bien recibidos: antes de ser aceptados, todos los libros sufrirán una requisa minuciosa en la que la institución se asegure de que se encentran en buen estado para poderlos colocar en sus estantes. Es decir, no puedes donar libros que se encuentre rotos, sucios, rayados, mal encuadernados, viejos, entre otros.

También serán rebotados aquellas obras que no sean idóneos para la colección de textos existentes en la librería, por lo cual las enciclopedias, libros de texto y  anuarios no será admitido. Asimismo, también puede influir el espacio disponible y si ya se encuentra ese ejemplar las estanterías.

  1. Elaborar un listado de los libros que quieres donar te va a facilitar la visita a este establecimiento. Ahórrate el llevar cajas y cajas, y ser rechazado al llegar porque algunos libros no puedan ser aceptados. Lo primero que debes hacer es preguntar por información en el mostrador de la biblioteca a la que vayas a asistir.

Lo segundo es realizar la lista de todos los libros que quieres aportar. La mayoría de las bibliotecas tienen una planilla de donación, la cual debes llenar con título, autor, editorial, edición, año de publicación y todos los datos que identifiquen al libro, además de tus datos personales; la institución se comunicará contigo dependiendo del interés que tenga en alguno de ellos. Tú mismo deberás acercarlos hacia la puerta de la misma, ya que ellos no van a ir hasta tu casa a buscarlos.

  1. Cuando ya hayas pasado el proceso de aceptación de todos los libros y ya sepas cuáles puedes donar y cuáles no, vas a tener que firmar una carta de aceptación por este proceso o una carta de donación. En este documento se especifica que voluntariamente has decidido entregar ese recurso a la biblioteca y que la misma puede disponer de ellos como mejor le convenga. Además, al firmar renuncias a tu derecho como propietario de los libros y se lo otorgas a la institución de lectura.

Asimismo, existe una clausula en este contrato que estipula que la biblioteca se reserva el derecho a utilizar los fondos como ella considere. Es decir, que tiene el derecho legal a ordenar, mantener, donar a terceros, expurgar, ubicar y utilizar todos los libros como mejor le parezca. También existen casos donde estas instituciones reciben las donaciones para traspasarlas a otras bibliotecas, donar a personas o venderlos a asociaciones de lectores.

  1. Los libros que son donados se identifican con un sello para señalar que fueron concedidos. También se le agrega el nombre del donador pero solo si este se encuentra de acuerdo. Esto se utiliza como forma de agradecimiento por el aporte y para informar a los lectores que se pueden unir a esta bonita causa.
  2. Todas las donaciones son sin fines de lucro. Esto se refiere a que no debes dar dinero a la hora de conceder tus texto y mucho menos la biblioteca te tiene que pagar por aceptarlos como fondo.

No lo pienses dos veces y dona los libros que no necesites, así colaboras con la colección de tu biblioteca más cercana. Es una excelente razón para ofrecer conocimiento a todos los individuos de la comunidad y fortalecer la lectura en personas de distintas edades. Recuerda que realizar una donación siempre va a ser un acto que refleje tus valores humanos.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias