Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 1 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Mitos y verdades de la electroestimulación muscular

Esta técnica se conoce desde hace muchos años, sin embargo, no estaba disponible para el público en general. Pero el tiempo de espera por fin terminó y ya salió a la calle para ofrecernos sus numerosos beneficios. No obstante, por ser tan reciente, se han creado miles de mitos a cerca de su aplicación, pero no te preocupes porque el día de hoy te vamos a esclarecer todos los mitos y verdades que alberga este método.

Primero tenemos que saber que es la electroestimulación  muscular (o EMS por sus siglas en inglés). Es una técnica que utiliza un nivel adecuado de corriente eléctrica para crear una contracción muscular; estas son muy parecidas a los impulsos que nuestro sistema nervioso central envía para controlar las acciones y movimientos de la musculatura. Para su realización, se utiliza un traje especial que contiene electrodos, que a su vez están conectados a una máquina que regula los diferentes entrenamientos.

Es capaz de activar todos los músculos, incluso hasta los más pequeños que no son trabajados con un entrenamiento convencional; activa hasta las fibras musculares más difíciles de trabajar. Francisco Sánchez Diego, director del centro femenino VIVAFIT de Santander, lo denomina como “una simulación de entrenamiento intervalo de alta intensidad o HIIT”.

Verdades de la electroestimulación muscular

Lo más probable es que te surjan muchas dudas acerca de esta nueva técnica y no exista mucha información acerca de la misma. Pero no te preocupes, porque en el artículo de hoy te vamos a responder todas las preguntas acerca de la electroestimulador. Checa todas las verdades y los beneficios que este nuevo método puede hacer por ti, por tu cuerpo y por tu vida fitness:

  • Centra el ejercicio a un músculo en específico: cuando realizas ejercicio convencional, los resultados solo van a ser visibles si cumples al pie de la letra con una dieta sana y tu rutina de ejercicios, los cuales deben estar pensados en las metas que quieres lograr.

No obstante, a todos nos ha pasado que por más que seamos rigurosos con nuestro entrenamiento, hay algunas zonas de nuestro cuerpo que no se desarrollan o los resultados son mínimos por más que las trabajemos. Esto se puede dar por la mala alimentación o hasta por la genética (esta puede ser la responsable de que ciertos músculos no se desarrollen con normalidad) Ahora bien, la EMS va a trabajar un grupo muscular, pero pude ser enfocada en esa zona con “deficiencias” y notarás resultado increíbles.

  • No es un entrenamiento diario: es capaz de activar hasta 400 músculos en solo 20 minutos, y trabajarlos todos por igual, significando un entrenamiento de fuerte impacto. Sin embargo, nuestro cuerpo no está en capacidad de recibir este tipo de esfuerzo físico todos los días. Lo recomendable es realizarlo dos días a la semana o tres, en caso de tener muy buena condición física, puesto que después de una sesión, los músculos se mantendrán activos durante unas 72 horas.

Si llegas a realizarlo diariamente, corres el riego de lesionarte las fibras musculares, puesto que no están preparadas para tal impacto. Por ende, se recomienda complementarlo con ejercicios cardiovasculares en tus días de descanso. Sin duda alguna, vas a poder ver los mismos resultados de una jornada extensa de ejercicios de alto impacto con solo 10 a 15 minutos de ejercicios enfocados a grupos musculares distintos con la implementación de esta novedosa técnica. Es la mejor opción para las personas que necesitan estar constantemente en forma.

Mitos de la electroestimulación muscular

Son muchas las “afirmaciones incorrectas” que han surgido a partir de este método de entrenamiento. Como no queremos que tengas creencias erróneas, te vamos a esclarecer todas las dudas acerca de esta técnica. Esta lista contiene los mitos más escuchados sobre la electroestimulación muscular:

  • Te pondrás en forma sentado desde el sofá de tu casa: “no hace falta trabajo complementario ya que esta técnica hará todo el trabajo por mi” No, a pesar de que el equipo por sí solo te ayuda a trabajar toda la musculatura, quemar calorías y generar testosterona, necesita estímulos para que los resultados sean más efectivos.

Debes ayudar al equipamiento realizando una serie de movimientos y posturas adecuadas a las metas que quieres lograr. Así, vas a ganar fuerza y resistencia muscular que no se logran estando sentado.

  • No necesitas llevar una vida fitness: para poder someterte a este tipo de tratamiento, vas a necesitar cierta condición física para que así se disminuyan los niveles de riegos de lesiones o problemas en la salud, a consecuencia de un elevado entrenamiento al que tu cuerpo no está acostumbrado.

Se deben acatar ciertas especificaciones para poder ser candidatos para la electroestimulación, como el estar completamente hidratado. Esto va a reducir consecuencia negativas por esta actividad tan exigente.

  • Lo puedo hacer en mi casa, sin ayuda de nadie: no, esto es uno de los errores más graves. Siempre debes someterte a la EMS bajo la supervisión de un profesional, puesto que ellos están en la capacidad de valorar y conocer las condiciones físicas de cada persona. Así, te van a controlar la electroestimulación dependiendo de tus requerimientos, fallas, genética, organismo, entre otros, para así reforzar solo lo que sea necesario.
  • Se pierde peso: es verdad que quemas ciertas calorías, pero no vas a perder varios kilos con su uso y sin una buena alimentación. Lo principal que va a realizar es moldear tu cuerpo, pero si tu objetivo es bajar de peso, vas a tener que realizar mucho cardio en tus días libres de EMS, realizar una serie de ejercicios y tener una alimentación correcta para este fin.
Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias