Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 24 de febrero de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Explicación del pasaje bíblico salmo 91

Es muy común que al referirnos a religiones como el judaísmo y el catolicismo, y doctrinas un poco más antiguas como el anglicanismo o el protestantismo, lleguemos a oír que alguno de sus practicantes recite un salmo. Esto se debe a que las escrituras los Salmos ubicado en la Biblia, forma parte de las liturgias de cada una de las creencia anteriores.

El libro de los Salmos conforma la primera parte del Ketuvim o Escritos y la tercera sección de la Biblia hebrea, lo que lo convierte en un libro del Antiguo Testamento cristiano. El nombre de “Salmos" proviene de psalmoi que a su vez va a significar “música instrumental” y  “las palabras que acompañan la música”.

El Salmo del amparo Divino: Salmo 91

Comúnmente se le conoce como el salmo de protección, al cual recurren sus creyentes en busca de resguardo ante cualquier mal; se utiliza para recitarlo en tiempo difíciles, con la creencia de que este va a servir como resguardo. Para poder comprender el significado de este importante escrito, tenemos que conocer sus líneas que encontramos recitadas en las páginas de la Biblia. “El que habita en el Abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo Jehová: esperanza mía y castillo mío; mi Dios, en quién confiaré”. La mayoría de los creyentes, podemos notar que este verso se refiere al Señor Jesucristo. Estas líneas comprende el primer y segundo versículo del salmo. “Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y protección es su verdad. No temerás al terror nocturno ni a la saeta que vuele de día”.

En el versículo 3 al 5, recitado con anterioridad, nos demuestra que el Todopoderoso siempre nos protege ante cualquier peligro, sin importar el día ni la hora en la que nos encontremos. Al leer estas líneas, nos sentimos protegidos y logramos conseguir un poco de paz en tiempos de guerra. “Ni a la pestilencia que ande en la oscuridad, ni a mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil y diez mil a tu diestra; más a ti no llegarán. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos”.

Estas líneas comprenden del versículo 6 al 8, demostrándonos que debemos seguir el ejemplo de nuestro Salvador, ya que durante su vida fue muy obediente a la palabra de su padre, por lo que Satanás nunca lo pudo apresar. Gracias a su intachable conducta, recibió el reconocimiento de los que practicaban y rechazaban su palabra. “Porque has puesto al Señor, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación. No te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada”.

En el versículo 9 y 10 del salmo 91, vamos a preciar el siguiente significado: cuando nos habla de que ha puesto al Señor se refiere a la baja de Cristo para limpiar nuestros pecados. A su vez, también hace referencia a que si practicamos con fervor nuestra fe, este nos librará de cualquier peligro. “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos sus caminos. En las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra. Pisarás al león y la víbora; pisarás al joven león y al dragón”.

Como ocurrió con Cristo, los versículos 11 al 13 hacen referencia a debemos seguir su ejemplo divino. No flaquear ante las tentaciones, lo cual se nos hará un trabajo sencillo ya que siempre nos encontramos acompañados por los ángeles celestiales que velan por nuestro bienestar. Los versículos 11 y 12 fueron citados por el diablo durante la tentación de Cristo.

Por cuanto en mi ha puesto su amor, yo también lo liberaré; lo podré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo liberaré y lo glorificaré”. En los últimos versículos, 14 y 15, nos advierte sobre la escena de la muerte y resurrección de Jesucristo. Simboliza que al aceptar a Dios en nuestros corazones y predicar su palabra, este nos acompañará en cualquier momento.

Versículo 9 del Salmo 91. Conoce más acerca de su significado

Al recitar esta oración, es indudable que cada uno de sus versos nos llenan de fe, alegría y tranquilidad. No obstante, existen unas líneas que nos llaman la atención más de lo que pueden hacerlo las demás. Por esta razón, queremos hacer una importante mención al versículo 9 del Salmo 91.

Este nos dice “porque has puesto al Señor, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación”. Su significado va más allá de lo que esta literalmente escrito. Al leerlo podemos apreciar que este se refiere a la protección que siempre nos brida el Todopoderoso, en todo momento de nuestra vida, a cada instante.

Sin importar las dificultades por las cuales estemos atravesando o los errores que cometamos, siempre que entreguemos nuestro corazón a Dios, nuestra fe se sincera y solo esté enfocada en su doctrina, el Omnipotente nos brindará su manto de resguardo y amor, logrando que los problemas desaparezcan de nuestra vida.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias